Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-11-2018

La crisis oficial. Nuevo informe de la Agencia Internacional de la Energa

Gerardo Honty
Rebelin


Una vez ms la Agencia Internacional de la Energa (AIE) alerta sobre los problemas de suministro energtico en el futuro cercano, como lo viene haciendo en los ltimos aos. El pasado martes 13 de noviembre fue presentado el World Energy Outlook 2018 por parte de su Secretario Ejecutivo el Dr. Fatih Birol. La situacin es clara: los precios del petrleo no pueden subir ms si se quiere mantener el crecimiento econmico, pero los precios bajos desestimulan la inversin y ponen en riesgo a las economas petroleras. Pero adems, si se lograra abastecer la demanda esperada de combustibles fsiles, las consecuencias del cambio climtico provocado por sus emisiones tendrn impactos devastadores en la economa global. Por eso la agencia insiste en llamar a responsabilidad a los gobiernos por las decisiones que se tomarn en el futuro inmediato en el rea energtica.

Se espera que la demanda de energa crezca en ms de un 25% hasta 2040, lo que requerir una inversin de ms de USD 2 billones (millones de millones) al ao en nuevos suministros de energa. "Nuestro anlisis muestra que ms del 70% de las inversiones mundiales en energa sern impulsadas por el gobierno y, como tal, el mensaje es claro: el destino energtico del mundo reside en las decisiones del gobierno", dijo el Dr. Fatih Birol al momento de la presentacin del informe. "La elaboracin de polticas adecuadas y los incentivos adecuados sern fundamentales para alcanzar nuestros objetivos comunes de garantizar el suministro de energa, reducir las emisiones de carbono, mejorar la calidad del aire en los centros urbanos y ampliar el acceso bsico a la energa en frica y en otros lugares".

Pero los gobiernos no parecen ir en esa direccin. Pocos meses atrs la misma agencia haba presentado un reporte sobre la inversin energtica mundial (World Energy Investment 2018). All se informaba que l a inversin total en energa en el ao 2017 fue de 1,8 billones de dlares. Dentro de ese monto el 59% fue destinado a fuentes fsiles: gas petrleo y carbn. En Amrica Latina en particular, la inversin total fue de 84 mil millones y el 71% se destin a combustibles fsiles. Solamente para la explotacin y exploracin de petrleo y gas fueron destinados USD 41 mil millones, prcticamente la mitad de toda la inversin energtica de la regin.

Volviendo al reporte recientemente presentado, este muestra que el consumo de petrleo crecer en las prximas dcadas, debido principalmente al aumento de la demanda de productos petroqumicos, los camiones y la aviacin. La agencia desestima en crecimiento de la demanda del automvil particular en virtud de las ganancias en eficiencia y los 300 millones de vehculos elctricos que estarn en funcionamiento en 2040. Pero el transporte por carretera de larga distancia, el transporte martimo y la aviacin, no tendrn tecnologas limpias disponibles para sustituir los combustibles fsiles.

Cumplir con el crecimiento esperado en el corto plazo de la demanda de petrleo implicara duplicar la inversin en proyectos de petrleo convencional, y la produccin de esquisto de EE. UU. tendra que agregar ms de 10 millones de barriles por da desde ahora hasta el 2025, lo que a juicio de la agencia sera una hazaa histricamente sin precedentes. Obviamente este crecimiento del consumo de combustibles fsiles conlleva un aumento de las emisiones de gases efecto invernadero incompatible con los objetivos del Acuerdo de Pars.

El petrleo como ingreso

El WEO 2018 tiene un reporte asociado que se present unos das antes. Se trata de la Prospectiva para las Economas Productoras 2018 (Outlook for Producer Economies 2018) que se focaliza en los pases que son grandes productores de hidrocarburos, entendidos como aquellos exportadores de petrleo y gas que son fundamentales para la oferta mundial y dependen de los ingresos de hidrocarburos para financiar una proporcin significativa de sus presupuestos nacionales. El anlisis se centra en seis pases: Irak, Nigeria, Rusia, Arabia Saudita, Emiratos rabes Unidos y Venezuela. Las circunstancias y las perspectivas varan ampliamente, pero estas economas tienden a ser menos diversificadas y ms vulnerables a la volatilidad de los precios de los hidrocarburos que otras economas.

Desde 2014, el ingreso neto disponible del petrleo y el gas ha cado entre un 40% (en el caso de Irak) y un 70% (en el caso de Venezuela), con amplias consecuencias para el desempeo econmico. El informe no analiza economas con similares problemas en nuestra regin como Ecuador y Bolivia, por no tener un peso importante en el mercado global de los hidrocarburos, pero su situacin es similar.

El informe prev que el ingreso neto del petrleo y el gas crecer en el futuro, especialmente despus de mediados de la dcada de 2020, cuando se proyecta que la produccin de petrleo de los Estados Unidos se estabilice. Pero segn la AIE, los riesgos se multiplican en un entorno de menor precio del petrleo. En un caso en el que los precios del petrleo se asientan en un rango de USD 60-70 / barril, los ingresos netos de petrleo y gas nunca se recuperan a los niveles de 2010-15. Sin reformas de largo alcance, esto se traducira en grandes dficit de cuenta corriente, presin a la baja sobre las monedas y menor gasto del gobierno. Los riesgos de una alta dependencia de los voltiles ingresos del petrleo y el gas deberan llevar a varios pases a una revisin de sus estrategias de desarrollo para reformar y diversificar sus economas.

Segn este informe un sistema de energa cambiante est planteando preguntas crticas para muchos de los mayores productores de petrleo y gas del mundo. La revolucin del esquisto en los Estados Unidos, el cambio tecnolgico, el impulso de la eficiencia energtica y la respuesta a largo plazo al cambio climtico implican una presin sostenida sobre los modelos de desarrollo que dependen en gran medida de los ingresos de hidrocarburos.

De alguna manera la AIE est previendo un escenario futuro en el cual el petrleo no supera los USD 70 por barril porque los cambios tecnolgicos y los objetivos climticos desalentarn su uso. Sin embargo, es ms probable que sea porque la economa global no podra seguir creciendo con su principal fuente energtica a mayor precio.  

Emisiones

Las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a la energa aumentaron un 1,6% en 2017 y los datos iniciales sugieren un crecimiento continuo en 2018, lejos de una trayectoria consistente con los objetivos climticos, dice la AIE. Y adems, la contaminacin del aire relacionada con la energa contina dando lugar a millones de muertes prematuras cada ao.

Como ya lo viene haciendo en anteriores reportes, la AIE define dos tipos de escenarios principales: el Escenario de Nuevas Polticas (que Incorpora las polticas energticas existentes, as como una evaluacin de los resultados que probablemente se deriven de la implementacin de las polticas anunciadas) y el Escenario de Desarrollo Sostenible (que describe un enfoque integrado para lograr objetivos acordados internacionalmente sobre cambio climtico, calidad del aire y acceso universal a la energa).

En el Escenario de Desarrollo Sostenible las emisiones globales de CO2 relacionadas con la energa alcanzan su punto mximo alrededor de 2020 y luego entran en un descenso abrupto y sostenido, totalmente en lnea con la trayectoria requerida para alcanzar los objetivos del Acuerdo de Pars sobre el cambio climtico. Pero es un escenario meramente especulativo, ya que la mayora de las emisiones posibles dentro del presupuesto de carbono, ya estn esencialmente comprometidas por las inversiones energticas realizadas en los ltimos aos. En particular, las centrales elctricas de carbn, que representan, segn la agencia, ms de un tercio de las emisiones acumuladas hasta 2040.

"Hemos revisado toda la infraestructura energtica actual y en construccin en todo el mundo, como centrales elctricas, refineras, automviles y camionetas, calderas industriales y calentadores domsticos, y encontramos que representarn aproximadamente el 95% de todas las emisiones permitidas segn los objetivos del clima internacional en las prximas dcadas", dijo el Dr. Birol. Esto significa que si el mundo se toma en serio el cumplimiento de sus objetivos climticos, a partir de hoy, debera existir una preferencia sistemtica por la inversin en tecnologas de energa sostenible. Para tener xito, esto requerir un esfuerzo poltico y econmico global sin precedentes".

Qu esperar

El Acuerdo de Pars no fij lmites de emisiones de gases de efecto invernadero y consecuentemente sus promesas no son ms que palabras al viento. No hay un compromiso verdadero de los pases firmantes en asegurar un clima habitable para los seres humanos y las inversiones continan priorizando los combustibles fsiles. Para ahondar ms el problema, los mayores proveedores de hidrocarburos (que en su mayora son pases en desarrollo) dependen de esos ingresos para sostener su propio crecimiento por lo que lejos estn de pretender reducir su explotacin. La propia Convencin de Cambio Climtico dice expresamente que las medidas para combatir el clima no deben detener el crecimiento de los pases en vas de desarrollo, de manera que tienen la bendicin de Naciones Unidas para continuar con su extractiva faena.

Pero an en ese contexto y previendo una inversin anual de 2 billones de dlares, la oferta energtica no alcanzar a cubrir la demanda. Es decir, la escasez de petrleo y gas en un mundo no preparado para su rpida sustitucin por renovables, hace prever como la propia AIE lo alerta, una crisis de suministro energtico. La produccin y consumo de hidrocarburos crecer lo suficiente como para recalentar el planeta muy por encima de los 3 C pero no tanto como para satisfacer la demanda esperada.

Los gobiernos del mundo no estn a la altura necesaria para hacer el esfuerzo poltico y econmico sin precedentes que reclama la agencia para alcanzar el escenario de Desarrollo Sostenible. Y tengo la sospecha que tampoco los ciudadanos (que en la mayora de los casos votamos a nuestros gobernantes) estamos conscientes del futuro que se avecina. Seguimos viviendo como si la energa fuera infinita y el crecimiento econmico para todos fuera posible en este mundo recursos limitados y ambiente frgil.

Hace ya muchos aos que sabemos esto y probablemente ya pas el tiempo que tenamos disponible para cambiar el rumbo. Los informes se siguen acumulando sobre la mesa pero nadie parece querer leerlos.

Gerardo Honty, analista de CLAES (Centro Latino Americano de Ecologa Social)


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter