Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-11-2018

El debilitamiento relativo del trumpismo
Lo que dejan las elecciones en EE.UU.

Eduardo Lucita
La Arena


El triunfo de Jair Bolsonaro a la presidencia de Brasil liber fuerzas retrgradas en la regin y acentu su retroceso. En Europa, Viktor Orbn en Hungra y Matteo Salvini en Italia lideran el ascenso de la derecha extrema en el continente, que en Alemania llev a la canciller Angela Merkel, caracterizada como moderada, a anunciar con tres aos de antelacin su retiro de la poltica y a debilitar su liderazgo regional. La situacin en Holanda, Polonia o Francia, o el Brxit en Inglaterra, completan este cuadro que muestra la profunda crisis poltica que arrastra Europa, agudizada ahora por la ausencia de un liderazgo claro que la oriente. Solo el presidente francs, Michel Macron, cuya popularidad est en cada libre, y la debilitada Merkel se muestran como defensores del multilateralismo.

En todos los casos lo que se destaca es, por un lado, una profunda polarizacin que conduce a la virtual desaparicin del centro poltico, que pierde espacios, y por el otro que el pacto y la negociacin, el juego de los partidos y los sindicatos, pierde entidad. Este es el contexto mundial en que se desenvolvieron las elecciones de renovacin de las cmaras de diputados y senadores en EE.UU.

Economa y poltica

Las relaciones entre la poltica y la economa no siempre son directas, mucho menos mecnicas. Esto es lo que parece haberse comprobado una vez ms en las elecciones de medio trmino en EE.UU.
La economa norteamericana terminar este ao con un crecimiento del orden del 3 por ciento, habiendo creado millones de empleos -claro que de baja calidad- que llevaron la tasa de desocupacin a 3,7 -la ms baja en 50 aos- y los salarios reales crecieron, todo con un boom de inversiones producto de desregulaciones y modificaciones tributarias favorables a las corporaciones y a las industrias contaminantes, y con una baja tasa de inflacin. Un combo que articulara positivamente estas cuatro variables macroeconmicas no se vea en el pas del norte desde mediados de los aos cuarenta del siglo pasado.

Sin embargo la economa no fue el eje del debate propuesto por los republicanos -de hecho Donald Trump no la incorpor como tema central de su campaa- tampoco de la oposicin demcrata. Es que en estas elecciones legislativas -se renovaban bancadas en diputados (435) y senadores (35) aunque tambin estaban en juego gobernaciones (39) y numerosos cargos locales- se puso en debate la gestin y el control del Congreso y tambin dos concepciones del pas.
Por un lado una visin de un pas ms volcado sobre s mismo, proteccionista y polarizado internamente que en el plano internacional est reformulando todos los acuerdos alcanzados anteriormente (renegoci el Nafta, cancel el TTP, rompi los acuerdos nucleares con Irn y Rusia, sali del Acuerdo Climtico de Pars, desair al G7), y por el otro una mirada ms global, abierta a la inclusin social y cultural, multilateral en el comercio y en las relaciones entre pases (claro que el carcter de dominador imperial no estaba cuestionada por ninguna de las dos visiones). As estas elecciones fueron profundamente polticas. Fue la poltica la que arrastr el voto y result una suerte de referndum, tanto de la poltica domstica como de la internacional de Donald Trump.

Votos de cambio?

Finalmente el recuento de votos arroj que los demcratas superaron a los republicanos en un 8 por ciento a nivel nacional, apoyados en que la participacin electoral fue mayor que en 2015, en la recuperacin del voto latino y el voto masivo de las mujeres que tendrn una indita representacin parlamentaria (con su agenda de gnero, salud, educacin y cambio climtico). Los demcratas contaron tambin con el declarado apoyo de Wall Street, algo que no suceda desde la crisis del 2008 y el apoyo a Barak Obama.
Recuperaron as luego de ocho aos el control de la Cmara de Representantes (diputados), con una mayora que no se vea desde hace ms de cuatro dcadas. En tanto que los republicanos conservaron y ampliaron su mayora en el Senado, mantuvieron su primaca en la tradicional zona industrial (el llamado cinturn oxidado), en las reas mineras y petroleras (beneficiadas por la desregulacin de los controles ambientales) y lograron conjurar la rebelda de los agricultores con el twiter de ltimo momento del presidente informando que habra un acuerdo comercial con China que se consumara en el marco de la reunin del G20 en Buenos Aires.
El poder estar ahora ms equilibrado. Un triunfo republicano en las dos cmaras hubiera convalidado el avance del autoritarismo, la xenofobia y la avanzada antiinmigratoria del trumpismo y fortalecido a los sectores de extrema derecha en el mundo. Por el contrario su derrota total los hubiera debilitado y condicionado fuertemente una posible reeleccin de Trump en el 2020.

Debilitamiento


Los resultados significan un debilitamiento relativo del trumpismo y su influencia mundial. Los demcratas podrn trabar polticas de estado impulsadas por los republicanos, incluso desempolvar varios juicios al presidente hoy archivados, pero esto no parece que podr alterar la marcha de la economa domstica, tal vez s moderar un poco la poltica exterior. De todas maneras los republicanos perdieron tres millones de votos y el apoyo del sector financiero a los demcratas puede indicar fracturas al interior del poder econmico que ve que la ofensiva arancelaria contra China puede afectar el crecimiento mundial y ms adelante la propia acumulacin de capital en EE.UU.


Esta recuperacin del protagonismo poltico de los demcratas dar aires a su ala liberal (as se les dice en EE.UU. a la izquierda, en algunos casos claramente socialista) que ha obtenido bancas nacionales y estaduales, y mantenido las expectativas de Bernie Sanders rumbo a las presidenciales del 2020. Adems fortalecer las campaas por polticas de salud y educacin pblica.
No es un dato menor que Donald Trump es, segn la Agencia Gallup, el presidente con menor popularidad (40 por ciento) desde 1938. Faltan dos aos para saber si se presentar con posibilidades a un nuevo perodo presidencial. La moneda est en el aire.

Eduardo Lucita: Integrante del colectivo EDI (Economistas de Izquierda).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter