Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-11-2018

Entrevista a Chris Hedges
Las elecciones, los fascistas cristianos y la podredumbre del sistema estadounidense

Jeremy Scahill
The Intercept/Intercepted Podcast

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


 
 

Imagen: Elise Swain/The Intercept; Fotos: Getty Images (1)

A los polticos les encanta decirnos que cada eleccin es la ms importante de nuestra vida. Con Donald Trump en el poder, a muchos votantes esa frase les parece muy cierta. Esta semana en Intercepted tenemos a Chris Hedges, que se ha pasado los ltimos quince aos tratando de hacer sonar las alarmas sobre los peligros del sistema poltico estadounidense y el impacto del golpe de Estado corporativo y financiero llevado a cabo hace tiempo. Est denunciando, asimismo, el creciente poder de los fascistas cristianos, previendo una gran crisis financiera y ofreciendo ideas sobre cmo enfrentar todas estas realidades.

Dont Be a Sucker (1947): Estados Unidos, mucho espacio, mucha gente. Todo tipo de gente. Gente de diferentes pases, con religiones diferentes y piel de color diferente . Pueden vivir juntos y trabajar juntos y construir juntos E stados Unidos . Porque son libres. Libres para votar, aunque hay a tipos que se pasan la noche despiertos pensando en cmo quitarles todo eso.

Donald J. Trump (DT): Mientras estamos aqu hablando, los demcratas estn abiertamente animando a millones de extranjeros ilegales a que violen nuestras leyes y asalten nuestro pas, y adems quieren registrarlos para que reciban asistencia social gratuita, atencin mdica gratuita y educacin gratuita. Y, por supuesto, el derecho al voto, el derecho al voto!

[Dont Be a Sucker] Hombre 1: He escuchado este tipo de conversacin antes, pero nunca esper escucharla en Estados Unidos.

Hombre 2: Qu pasa con el resto de la gente en este pas?

Hombre 3: No tenemos otra gente, todos somos estadounidenses, todos nosotros.

DT: Algo est sucediendo, algo nuevo. Creo que est sucediendo algo. Y hay algo ah afuera y creo que saben a qu me refiero. Algo est pasando. Est sucediendo algo muy interesante. Hay algo que est pasando, estoy seguro. Hay algo que est pasando. Hay algo que est pasando. Hay algo que est pasando, Phil. Hay algo que est pasando aqu. Algo est sucediendo que es realmente increble en este pas.

[Interludio musical: Frida canta I Know There's Something Going On  ( S que algo est sucediendo )

Estamos en Intercepted. Soy Jeremy Scahill trasmitiendo desde la sede de The Intercept en la ciudad de Nueva York y este es el episodio 73 de Intercepted.

Barack Obama (BO) : Van a votar en la que creo es la eleccin ms importante de nuestra vida.

DT: Esta es una de las elecciones ms importantes de nuestra vida.

Jeremy Scahill (JS): A los polticos les encanta decirnos que cualquier prxima eleccin ser la ms importante de nuestras vidas. Pero con Donald Trump como presidente, esa lnea discursiva de su campaa electoral tiene realmente enjundia. Sobre todo si tienes ataques neonazis y fascistas contra judos porque son judos o contra afroamericanos porque son afroamericanos. Cuando se envan bombas caseras por correo a algunos de los lderes del Partido Demcrata y a sus percibidos financiadores. Cuando te confirman a Brett Kavanaugh para un puesto vitalicio en el tribunal ms importante de los Estados Unidos. Cuando el presidente alienta abiertamente la violencia y emite propaganda racista seguida de intentos de legalizar ese odio violento. La presidencia de Trump agrega urgencia a todas las batallas que la gente ha estado emprendiendo durante dcadas contra demcratas y contra republicanos. Se empieza a sentir como algo inmediato. Seamos honestos, para las personas ms vulnerables de nuestra sociedad, el peligro est aqu ya.

Pero votar a los demcratas no soluciona nada. En el mejor de los casos, es tan solo un esfuerzo importante para mantener las cosas como estn, de luchar para que no vayan a peor. Pero el acto de Yo vot por los demcratas solo nos lleva hasta el momento actual. La podredumbre en el sistema poltico estadounidense no la cre Donald Trump. l es un producto de ese sistema, un beneficiario del mismo. Si siempre nos colocamos en la rueda del hmster de la poltica electoral estadounidense, nada va a cambiar de manera fundamental en este sistema.

El periodista Chris Hedges se ha pasado los ltimos quince aos intentando hacer sonar las alarmas sobre los peligros del sistema poltico estadounidense y el impacto del golpe de Estado corporativo y financiero llevado a cabo h ace tiempo en este pas.

Antes de que Hedges se embarcara en esta misin, fue corresponsal de guerra del New York Times. Form parte del equipo ganador del Premio Pulitzer que cubri los ataques del 11- S y su s consecuencias. El libro de Hedges War is a Force that Gives Us Meaning [ La guerra es una fuerza que nos da sentido ] sigue siendo una obra clsica para estudiar el periodismo de guerra. Chris Hedges renunci al New York Times tras ser reprendido por denunciar pblicamente la invasin de Iraq por parte de la administracin Bush. Y eso puso fin en gran medida a la relacin de Chris Hedges con las organizaciones grandes y poderosas de los medios.

En la actualidad es columnista de Truthdig, presenta un programa sobre la televisin rusa en RT America e imparte clases universitarias en una prisin estatal de New Jersey. En 2012, Hedges demand al presidente Barack Obama en un caso conocido como Hedges versus Obama motivado por la Seccin 1021 de la Ley de Autorizacin de Defensa Nacional. Hedges dijo que ese acto permitira la detencin o entrega de ciudadanos estadounidenses. Hedges gan el requerimiento en ese caso, pero la decisin fue finalmente revocada tras una apelacin presentada por el gobierno de Obama.

El ltimo libro de Chris Hedges es America: The Farewell Tour [Estados Unidos: La gira del adis] . En estos momentos se rene conmigo. Chris, bienvenido a Intercepted.

Chris Hedges (CH): Gracias, Jeremy.

JS: En tu opinin hay alguna diferencia entre los Partidos Demcrata y Republicano teniendo en cuenta lo que estamos viendo ahora en la etapa de Trump?

CH: Desde luego que hay diferencias. Se trata de cmo quieres que te hagan llegar el fascismo corporativo. Quieres que te lo haga llegar un licenciado por Princeton, un criminal de Goldman Sachs o un racista, nativista y fascista cristiano? Porque esta es esencialmente la ideologa que la administracin Trump ha aceptado de buena gana porque Trump no tiene ideologa. Por eso tratan de llenar su vaco ideolgico.

Pero sabes bien, y has expuesto ya esta cuestin, que ambos partidos estn haciendo avanzar los motores fundamentales del poder corporativo oligrquico global y uno de ellos intenta presentar es t o de forma multicultural e inclusiva. El otro es, ya sabes, algo as como verse abrazado por un hato de trogloditas. Pero no hay forma alguna dentro del sistema poltico estadounidense que pueda domesticar o desafiar a la maquinaria de la guerra o a Goldman Sachs o ExxonMobil.

El asalto de los demcratas contra las libertades civiles, de nuevo bajo Barack Obama y como bien sabes, fue peor que bajo George W. Bush. La expansin de la guerra con aviones no tripulados, sobre la que tambin has informado, se produjo con la administracin de Obama. La reinterpretacin de la Ley de 2002 para Autorizar el Uso de la Fuerza Militar fue interpretada por la Casa Blanca de Obama para otorgarles el derecho a asesinar a los ciudadanos estadounidenses Anwar al-Awlaki y su hijo de 16 aos. Tambin asesinaron a su hija verdad? Es ese viejo libro escrito hace 30 aos, ya sabes, el fascismo amistoso. Depende de cmo quieres que se sirva.

Y la prensa, por supuesto que la prensa comercial tiene intereses creados para hacer esto, pero hemos personalizado el problema en Trump sin darnos cuenta de que Trump es el producto de una democracia fallida. Trump es lo que brota desde las entraas de un sistema descompuesto y degenerado. Y puedes deshacerte de Trump, pero no vas a deshacerte de lo que el socilogo mile Durkheim llam la anomia, que es lo que impulsa a las sociedades a participar en conductas profundamente autodestructivas.

Aunque mi ltimo libro se llame America, the Farewell Tour, examino estas patologas. Lo que los socilogos llaman enfermedades de la desesperacin, sosteniendo que hasta que esos lazos sociales no se recuperen, hasta que no se enfrente la anomia, no solo las cosas no van a mejorar, sino que van a empeorar ahora que estamos en el umbral de otra crisis financiera.

JS: Noam Chomsky ha venido diciendo de forma constante y abierta, eleccin tras eleccin, que la nica opcin es apoyar a los demcratas. Y ms recientemente, ha declarado que el GOP -Partido Republicano- es la mayor amenaza para la estabilidad global o la paz en el mundo.

Noam Chomsky: El Partido Republicano es, de forma abrumadora, la mayor amenaza existente no solo para el pas sino para la supervivencia humana. Creo haber dicho ya en el pasado que son la organizacin ms peligrosa en la historia humana.

CH: No estoy de acuerdo con Noam en ese tema. Creo que el problema es que me involucr mucho en la campaa de Nader cuando se postulaba para presidente. Redact algunos de sus discursos y nadie luch contra el poder corporativo con ms integridad, coraje y visin que Nader. Pero qued excluido del proceso legislativo cuando se produjo el golpe de Estado corporativo que hemos padecido y que expuls al ala liberal del Partido Demcrata. Porque Ralph redact un cuerpo de legislacin, creo que escribi 24 leyes: la Ley de Minas y Seguridad, la Ley de Administracin de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en ingls), la Ley del Agua Limpia... todo esto fue escrito por Nader, leyes que se aprobaron gracias a los liberales. Y creo que el problema es que nosotros, en la izquierda, no adoptamos una posicin. La poltica juega con el miedo, y el argumento de Ralph fue que si cinco, diez, quince millones de personas abandonan a los demcratas, estos acabarn sintiendo esa presin y cambiarn.

De la misma manera que los demcratas con Roosevelt, a causa del colapso del capitalismo en la dcada de 1930, sintieron la presin no solo del Partido Progresista y del antiguo CIO [siglas en ingls de Congreso de Organizaciones Industriales], sino tambin del Partido Comunista. No soy comunista, pero quiero decir que el Partido Comunista jug un papel muy importante a la hora de ejercer presin sobre los centros de poder.

Hay algo ahora en lo que Noam es particularmente prudente, que es en cmo entiende el papel de la clase liberal en una democracia capitalista. La clase liberal funciona como un tipo de vlvula de seguridad que mejora el sistema al abordar las quejas y las injusticias, de forma especial cuando devienen particularmente pronunciadas entre la clase trabajadora.

E n la correspondencia privada de Roosevelt , publicada despus de su muerte, utiliza en realidad la palabra revolucin. D ice: Si no respondemos a nte esta crisis, como el sector privado no puede poner a la gente a trabajar, debe ser el gobierno quien lo haga porque si no tendremos que experimentar una revolucin. Esa s son las palabra s de Roosevelt. Y tambin dijo que su mayor logro fue salvar el capitalismo. Ese es el papel de la clase liberal.

En estos momentos, los movimientos radicales han sido eviscerados y destruidos en Estados Unidos. Y tuvimos, como saben, movimientos radicales muy militantes, especialmente en vsperas de la I Guerra Mundial: los antiguos movimientos anarquistas, los Wobblies, las grandes figuras como Mother Jones y Big Bill Haywood.

As pues, los movimientos radicales quedaron destruidos y todo esto se aceler despus en la dcada de 1950. Ellen Schrecker ha escrito un par de buenos libros sobre esto y no entend su alcance hasta que la le. Entonces tenas al FBI entrando en las escuelas secundarias con listas de maestros sin presentar pruebas. La mayora de aquellas personas ni siquiera eran comunistas, pero eran progresistas. Y se les despidi y luego se les incluy en una lista negra. Nunca pudieron ensear de nuevo.

Presentador: Si una persona defiende las actividades de las naciones comunistas mientras ataca sistemticamente la poltica interior y exterior de EE. UU., entonces es que es comunista. Pero hay otros comunistas que no muestran sus rostros verdaderos, que trabajan ms silenciosamente.

CH: La purga en la sociedad estadounidense de cualquier persona con conciencia social fue bastante profunda. Luego lleg la dcada de 1960, pero durante ella el trabajo se divorci de los movimientos radicales, algo que result fatal. Entonces el corporativismo dio realmente un gran impulso, con el memorando de 1971 de Powell. Y as, en su miopa, la clase capitalista destruy no solo los movimientos radicales sino que eviscer las instituciones liberales que creaban una especie de equilibrio dentro del sistema capitalista al ofrecer capacidad para abordar los problemas ms graves.

Y ah es donde hemos terminado, con la mayor desigualdad de ingresos en la historia de Estados Unidos, la toma del poder por los especuladores, ni siquiera son capitalistas tradicionales, que ya no hacen nada, son especuladores globales. Eso es lo que hace Goldman Sachs. Se han apropiado del control de nuestra economa y de la mayora de las economas. La descomposicin que estamos experimentando es bipartidista. Por supuesto, Clinton fue el smbolo de todo esto. Clinton entendi que si ofreca una licitacin corporativa, obtendra dinero corporativo. Y en la dcada de 1990, la paridad en la recaudacin de fondos con los republicanos fue igual. Y cuando Barack Obama se present por primera vez en 2008, consigui ms. Por tanto, lo que tenemos que considerar son problemas estructurales. Quiero decir, encuentro a Trump tan repugnante y repulsivo como todo el mundo. Pero nuestro problema no se encarna en la personalidad de Donald Trump.

JS: Humm, creo que hay dos debates distintos que estn relacionados, pero hay que abordarlos de forma separada. Por una parte, pienso que t y yo compartimos el punto de vista de que no va a cambiar nada fundamentalmente en este pas, ningn cambio que merezca la pena, hasta que se destruya el monopolio bipartidista sobre la vida de nuestra poltica. Pero luego nos topamos con esta otra realidad que aparece en todas las elecciones y esto fue lo que Obama dijo esta semana, que era la ms importante de nuestra vida.

BO: Las elecciones ms importantes de nuestra vida. S que los polticos siempre decimos esto pero esta vez es realmente as porque Estados Unidos est en una encrucijada.

JS: No hay duda de que Hillary Clinton no habra colocado a Brett Kavanaugh en su tribunal ni tampoco a Neil Gorsuch. Es probable que hubiera podido meterse en ms guerras que Trump en este momento, habra tenido una postura mucho ms militarista en una variedad de temas. Pero, cmo reconcilias esas dos discusiones? Por un lado, la necesidad de dar finalmente un golpe significativo contra el sistema bipartidista y, por otro, mantener las cosas como estn para que no se agraven. Es difcil imaginar un escenario peor que tener a Donald Trump y creo que la gente debe recordar siempre esto, y que Mike Pence es un idelogo radical cristiano de derechas que tiene sus propias formas de corrupcin. Pero cmo reconcilias esas dos cosas?

CH: La relacin de causalidad. Qu fue lo que ha causado esta situacin? Y lo que ha causado este estado de cosas fue la decisin del Partido Demcrata de traicionar a los hombres y mujeres trabajadores. Por eso es que el Partido Demcrata corre cerca de los mrgenes en cada eleccin. Es decir, que Trump no debera ser una figura poltica que suponga un desafo creble para un partido que realmente represente los intereses de los trabajadores y trabajadoras. Pero Pelosi, Schumer, estn todos vinculados con Wall Street y no abordarn el problema fundamental, que es la desigualdad social.

Y como no lo abordarn, actan en los mrgenes y es e es un juego muy peligroso. Sobre todo teniendo en cuenta como somos; incluso The New York Times public un editorial hace un par de semanas diciendo que vamos de cabeza hacia... el trmino amable sera hacia un ajuste. Pero, lo ms probable es que nos dirijamos hacia un crack que ser tan grande como el de 2008, es cuanto puedo decir.

Y entonces qu pasa? Que los monstruos aparecen realmente. Lo vi en Yugoslavia.

Barrie Dunsmore: No ha sido una Pascua feliz en Sarajevo. Esta capital de Bosnia Herzegovina sigue siendo el foco del ltimo captulo de la guerra civil en Yugoslavia. En los ltimos das, el pueblo de Sarajevo ha sido sometido a ataques de artillera y mortero por parte de milicianos serbios y el ejrcito regular yugoslavo, sobre todo del ejrcito serbio.

CH: Y eso es un beneficio a corto plazo. El problema es que aquellos de nosotros que nos preocupamos por una sociedad abierta y por promover los intereses de los pobres y de la clase trabajadora e incluso de la clase media, nos sometemos al Partido Demcrata en cada ciclo electoral, y as somos totalmente ineficaces. Y deberamos haber apoyado a Nader cuando se present en el 2000, pero se retir y por eso es cada vez peor. Es solitario. Es difcil. Tienes razn sobre Kavanaugh. Pero si realmente queremos detenerlo, tendremos que enfrentarnos a la maquinaria y esos primeros pasos tentativos sern muy difciles.

No vamos a poder sanear todo esto en un ciclo electoral, y ni siquiera hemos hablado del cambio climtico... Quiero decir que estamos observando una forma de ecocidio porque el ltimo informe sobre el clima revel que los ocanos han almacenado mucho ms calor an. Eso significa que si hoy detuviramos todas las emisiones de carbono, sufriramos igualmente efectos catastrficos. Me refiero a los casquetes polares, hay un iceberg que se ha desprendido que es ms o menos el doble del tamao de Manhattan.

Quiero decir que el planeta se est desintegrando ante nuestros ojos y que el Partido Demcrata no est haciendo nada al respecto, nada significativo. S, a nivel retrico reconocen esta realidad, pero es una forma de pensamiento mgico creer que vamos a adaptarnos, o que la tecnologa va a salvarnos.

Por lo tanto, nuestros problemas son mucho ms graves, y aunque el liderazgo demcrata no es tan extremista como los cleptcratas y el Partido Republicano, se mueve en la misma direccin. Solo que se van a un ritmo ms lento. Pero ya no tenemos tiempo para jugar a este juego.

JS: Creo que una de las lneas legtimas de preocupacin que escucho en la gente de color y en las mujeres respecto a la idea de no votar a los demcratas es que no podemos permitirnos involucrarnos en el tipo de pensamiento que Chris Hedges est componiendo aqu, o que Jill Stein est uvo exponiendo , o que Ralph Nader est postuland o, porque la amenaza es inmediata para nosotros . En el caso de las mujeres y el derecho al aborto, es algo inmediato. En los casos de la brutalidad policial y los asesinatos extrajudiciales de personas negras, es inmediato. Por tanto , escuchar s este nivel de preocupacin o enojo muy intenso ante la idea de que est s utilizando esta s elecci ones sobre todo para decir algo as como: La revolucin comienza ahora y debemos desmantelar este sistema a toda costa.

Pero, qu le diras a la gente que declara : S, lo entiendo. Pero no puedo permitirme hacer todo eso porque estoy preocupada por el hecho de perder el acceso al aborto el prximo mes .

CH: Bien, comencemos con el sistema de encarcelamientos en masa y el terror policial. Enseo en una prisin y la mitad de mis estudiantes no estaran all si no fuera por Bill Clinton. Biden y Clinton se apoderaron de todo lo relativo a la Ley y el Orden" mientras transformaban al Partido Demcrata en Partido Republicano y empujaban tanto al Partido Republicano hacia la derecha que ha sido una locura. As que, en relacin con las personas de color, los responsables fueron los autoidentificados liberales del Partido Demcrata y estos fueron los tres golpes que dieron: endurecer la poltica penal, triplicar y cuadruplicar sentencias, Proyecto de Ley Omnibus del Delito de 1994, que verti 300 mil millones en el sistema penitenciario. Todo eso fue fruto de la labor de los demcratas.

Bill Clinton: Las peleas se han terminado hoy. La era de las excusas se ha acabado. Los ciudadanos respetuosos de la ley de nuestro pas han hecho or su voz. Nunca ms Washington debera poner a la poltica y al partido por encima de la Ley y el Orden.

C H: Respecto al aborto, esa es una preocupacin legtima.

JS: Quiero decir que vamos a tener a esos tipos en este tribunal durante un par de generaciones.

CH: Est claro. Quiero decir, Kavanaugh fue empujado por la derecha cristiana porque va a abolir claramente el contenido de   Roe versus Wade . Quiero decir, que es por eso por lo que est ah y la ultra derecha cristiana se lo dej muy claro a la administracin Trump: Tienes que ponerlo a l. Pero, vamos a rectificar esta disidencia poltica, econmica y social que se rinde en cada ciclo electoral ante el Partido Demcrata? Creo que si nos fijamos en lo sucedido en las ltimas dcadas, la prueba est ah: cada vez es peor, y peor, y peor; tenemos que derrocar al Estado corporativo. Tenemos que conseguir que el poder vuelva a nuestras manos.

Si realmente el Partido Demcrata abordara la desigualdad social de una manera real, de la forma en que Bernie Sanders... quiero decir el tema de Sanders y Trump, aunque Trump sea un estafador, es que ambos han hablado de la realidad que la mayora de los estadounidenses experimentan. Y sin embargo, si enciendes la CNN , te contarn que hay un boom econmico. Bueno, boom para quin? Me refiero a que un mercado de valores sobrecalentado no es una seal de salud financiera. Hay que volver y leer el libro de John Kenneth Galbraith El Crack de 1929.

Me refiero a que los valores en bolsa ya no estn relacionados de ninguna manera con los valores de las empresas. Hemos bombeado 26 billones de dlares en dinero fabricado y se lo hemos entregado a los bancos. Con eso podramos haber pagado las matrculas universitarias , brindado atencin sanitaria universal para todos, creado unos cuantos millones de puestos de trabajo y proyectos de infraestructura, que es, por supuesto, lo que Roosevelt hizo con la Depresin. Por lo tanto, estos problemas estructurales, que los medios corporativos comerciales no abordan nunca porque son propiedad y estn completamente controlados por corporaciones como General Electric, son los problemas reales.

Y no pretendo minimizar el problema de quitarle a las mujeres el control de su propio cuerpo. No quiero minimizar eso de ninguna manera, pero no se puede continuar reaccionando a travs del miedo, y eso es lo que realmente hacen ambas partes. Lo nico que tienen para vendernos es miedo, pero mi argumento, especialmente despus de haber cubierto Yugoslavia y haber visto aquello , es que con una lite gobernante irresponsable y el inminente colapso financiero -ahora mismo vivimos en un perodo de relativa estabilidad-, entonces nosotros, que nos preocupamos por el imperio de la ley y nos oponemos a los actos de violencia y disparos en masa anrquicos y nihilistas, estamos acabados . Y eso es exactamente lo que sucedi en Yugoslavia porque no nos levantamos realmente ni luchamos por nada. Quiero decir, cul es el mantra del Partido Demcrata? Es bsicamente No somos Trump y Hillary Clinton lo intent y no funcion muy bien. Y dada la inestabilidad que est a punto de envolvernos, es hora ya de que salgamos y luchemos, y va a ser difcil, y va a haber mucha gente que no se una a nosotros , pero creo que es nuestra nica esperanza.

JS: Cuando hablas de salir afuera, de contraatacar o de confrontar esa toma del poder corporativa, o este golpe de Estado que dieron hace mucho tiempo las corporaciones, qu quieres decir?

CH: Me refiero a lo que vi en la Europa del Este: actos sostenidos de desobediencia civil masiva, de no cooperacin, en palabras del Congreso Nacional Africano respecto al apartheid en Sudfrica.

Nelson Mandela: El ideal de una sociedad democrtica y libre en la que todas las personas puedan vivir juntas de forma armnica y con igualdad de oportunidades. Es un ideal para el que confo vivir y ver realizado. Pero, Dios mio, si fuera necesario, es un ideal por el que estoy preparado a morir.

CH: Se trata de hacer todo lo posible para interrumpir los mecanismos de la maquinaria. Y eso funciona. Quiero decir, cubr la cada del Estado de la Stasi en Alemania del Este. Y cuando haba 500.000 personas que acudan da tras da a la Alexanderplatz y de forma no violenta... Quiero decir que esta ha sido mi batalla persistente con Bloque Negro y Antifa, que son un regalo para el Estado de seguridad y vigilancia. Porque como han escrito los tericos de la revolucin -y esto es lo que estoy pidiendo, revolucin- Crane Brinton, Geoffrey Davies y otros, ninguna revolucin tiene xito a menos que una parte significativa de los aparatos gobernantes deserte. Ests apelando a las conciencias.

As, en Leipzig, en septiembre de 1989, Erich Honecker, el dictador comunista, envi una divisin de paracaidistas de lite con la intencin de disparar contra los manifestantes. Y cuando llegaron all, las autoridades comunistas locales se negaron a permitir que se desplegaran en las calles. Y Honecker estuvo fuera del poder en una semana. Lo mismo en la revolucin rusa. Quiero decir, lee a Lenin sobre la violencia anarquista. Quiero decir que el tipo no tena corazn y, estoy con Chomsky, era un contrarrevolucionario, destruy a los soviticos y todo eso. Pero comprenda sin duda la mecnica de la revolucin. Y vio cmo esos actos de violencia le daban ventaja al Estado zarista.

As pues, tenemos que construir ese tipo de movimientos que vi en Standing Rock, sera un buen ejemplo. Y no va a pasar como en la Marcha de las Mujeres en Washington. Cuando realmente desafas sus intereses, como lo hicieron los protectores del agua en Standing Rock, entonces se vuelven rabiosos. Llevaron a cabo setecientos arrestos, se infiltraron de forma constante, con drones volando sobre el campamento, perros de ataque, caones de agua con gas pimienta, pero eso fue todo. Y si reducimos todo solo al cambio climtico, no nos queda tiempo.

JS: Cuando Obama era presidente, presentaste una demanda en un proceso contra Barack Obama.

Amy Goodman: Hay que presentar una querella en el Tribunal de Distrito del Sur de EE. UU. contra Barack Obama y el Secretario de Defensa Leon Panetta por desafiar la legalidad del Acta de Autorizacin de la Defensa Nacional [NDAA, por sus siglas en ingls]. Su demandante no es otro que el veterano corresponsal de guerra y ganador del Premio Pulitzer Chris Hedges.

JS: Se refiere a la Ley de Autorizacin de Defensa Nacional y creo que es una historia especialmente importante como para que la expliques, dado que Trump y su administracin parecen indicar que van a acabar con la Posse Comitatus.

CH: Ya est destruida. Eso es lo que Obama hizo.

JS: Eso es algo que est ahora en la mente de la gente, pero en el contexto de Donald Trump. Explica por qu presentaste esa demanda, a la que se unieron Dan Ellsberg, Noam Chomsky, la periodista Alexa OBrien... Haba toda lista de personas que eran figuras pblicas, periodistas, intelectuales y otros. Por qu demandasteis a Obama por la Ley de Autorizacin de Defensa Nacional?

CH: Porque anul la Ley de Posse Comitatus de 1878 que prohiba a los militares actuar como fuerza policial interna. Aprob la ley alrededor de la medianoche del 2011. La Seccin 1021 le permite al gobierno federal, o al poder ejecutivo en particular, llevar a cabo una entrega extraordinaria para capturar a un ciudadano estadounidense que apoye a los talibanes, a Al Qaida o algo llamado fuerzas asociadas -sea lo que sea esto- y mantenerlo indefinidamente en detencin sin el proceso debido hasta el fin de las hostilidades que, como hemos visto en 17 aos de guerra, es para siempre. Se trataba de una seccin que era parte de la Ley de Autorizacin de Defensa Nacional, que se renueva cada ao porque las lites comprenden lo precaria que es la situacin. Est diseada como ltimo recurso para utilizar a los militares para aplastar cualquier tipo de agitacin interna y creo que eso se debe a que, en ltima instancia, no confan en que la polica los proteja.

Solo a nivel de ancdota, cuando hace unos aos hubo una huelga de maestros en Chicago, cuando los maestros marchaban por sus calles entraban en el recinto de la polica para utilizar los aseos y la polica les ovacionaba. Algo as aterroriza a la lite. O cuando hace unos aos fui arrestado frente a la Casa Blanca junto a 133 veteranos de Vietnam, Iraq y Afganistn -result que la mayor parte de la polica de Washington est en la Guardia Nacional-, mientras nos esposaban nos decan sigue protestando. Por este tipo de cosas tenemos la seccin 1021.

Ganamos en el Tribunal del Distrito Sur en Nueva York. Y entonces la administracin de Obama solicit de inmediato que se levantara la orden judicial provisional, y hay que decir en favor de la jueza Katherine B. Forrest que se neg. Despus pasaron a la apelacin o 2 Circuito, el siguiente tribunal, y levantaron la orden judicial en nombre de la seguridad nacional. Result fascinante porque, despus de eso, hubo un proceso legal de dos aos y fue fascinante observarlo porque se trataba de una cuestin de o blanco o negro, al igual que la privacidad. Quiero decir, una vez que tuvimos las revelaciones de Snowden, cada vez que quieras mostrarte muy clido e impreciso respecto a los demcratas, recuerda lo que hicieron para restaurar nuestro derecho a la privacidad: nada de nada.

Y lo que terminaron haciendo es lo que siempre hacen: encontrar una forma de negar mi derecho, mi posicin, mi capacidad de presentar el caso porque yo tambin era demandante en Clapper versus Amnista Internacional antes de las revelaciones de Snowden en las que cuestionamos la vigilancia gubernamental general, donde los abogados del gobierno se incorporaron a la Corte Suprema y no solo negaron que se estaba llevando a cabo, sino que le dijeron tambin a la Corte que si alguno de nosotros estuviera siendo vigilado, seramos informados. Y esperamos meses para el 2 Circuito. Ese fallo se vino abajo. Fue rechazado. El Tribunal Supremo lo desech, negando en esencia nuestra posicin. Y despus el 2 Circuito dijo: Bien, no tiene capacidad procesal en Clapper versus Amnista Internacional. Por lo tanto, tampoco la tiene en Hedges versus Obama y por eso lo denegamos.

Presentamos un certiorari o peticin ante el Tribunal Supremo y no lo aceptaron. Pero durante ese proceso de dos aos, los abogados contactaron con los lderes demcratas y Pelosi dijo que como se renovaba cada ao, todo lo que haba que hacer era agregar all que esto no se aplica a los ciudadanos estadounidenses, y perdimos el caso. Bien, no agregaron eso porque eso es lo que est anotado.

JS: Y eso ha quedado aprobado en la Ley de Autorizacin de Defensa Nacional bajo Trump?

CH: S.

JS: Explica claramente lo que significa.

CH: Lo que estoy viendo es todo ese ridculo despliegue, ya sabes, cul es la ltima cifra? 15.000?

JS: 15.000 soldados enviados a la frontera entre Mxico y EE. UU.

CH: As es.

JS: Los alambres de pas pueden ser muy hermosos si se colocan correctamente, eso es lo que Trump estaba diciendo.

DT: Nosotros somos diferentes. Tenemos a nuestro ejrcito ahora en la frontera [el pblico aplaude]. Y vi cmo iba subiendo todo ese hermoso alambre de pas. Un alambre de pas usado correctamente puede constituir una hermosa vista.

CH: Todo lo que tienes que hacer es declarar que esas personas son terroristas. Ya sabes, hablando de fascistas cristianos. Las nicas veces que veo televisin es en el gimnasio o en el aeropuerto, pero la encend en el Club 700 con Pat Robertson.

JS: Igual que nosotros.

CH : Correcto; senta algo de curiosidad de ver cmo estaban abordando el tema. Y, por supuesto, fue justo lo que esperaba cuando vi que iban empalmando fotografas de un jihadista vestido de negro marchando y sosteniendo armas automticas con la caravana que se encuentra a mil millas de Texas. Vamos a ver, y ya estamos viendo, a activistas por los derechos de los animales, a activistas del medio ambiente, todos enjuiciados por las leyes de terrorismo. Y esta seccin de la Ley de Autorizacin de Defensa Nacional realmente en ese momento le da al poder ejecutivo la capacidad de militarizar completamente nuestra sociedad de manera muy formal. Quiero decir que ya tenemos a la polica militarizada en las comunidades marginadas. Casi son paramilitares que no estn vinculados en modo alguno al imperio de la ley. Creo que el 3,1 de nuestros ciudadanos, casi todos personas pobres de color, mueren asesinados cada da en las calles de las ciudades estadounidenses. Casi todos ellos desarmados. Pero esto lleva el problema a un nivel completamente nuevo y es solo una herramienta ms que los totalitarios corporativos pueden utilizar.

JS: Encuentro apasionante que cuando Bush era presidente se escuchara hablar tanto del tipo de naturaleza teocrtica de su administracin. Creo que se podra argumentar de manera muy efectiva que estos momentos son la poca dorada de los fascistas cristianos teocrticos de derechas.

Jeff Sessions: Les citara al apstol Pablo y su clara y sabia orden en Romanos 13, de obedecer las leyes del gobierno porque Dios ha estatuido el gobierno para sus propsitos.

JS: Con alguien como Trump, ya sabes, que ha estado casado equis veces, que representa gran parte de lo que dicen estar en contra en trminos de moralidad personal, pero el simple hecho de que de alguna manera pronuncie el discurso: Acepto a Jess, consigue que todo se le perdone y resulta que Trump fue enviado por Dios. Creo que la gente est cometiendo un error al no considerar tambin la deriva teocrtica de Mike Pence, al que la gente aup con Trump, y a l hecho de que Trump gan una eleccin que probablemente nunca hubieran podido ganar por su cuent a sin la derecha cristiana radical y las lites del partido republicano. Creo que Allan Nairn lo dijo mejor.

Allan Nairn: Trump arrastr al poder a los oligarcas de la ultraderecha pataleando y gritando. Nunca hubieran podido ganar una eleccin por su cuenta.

JS: Mike Pence no iba a salir elegido presidente en 2016 ms de lo que saldra en 2020.

CH: Como saben, hace diez aos escrib un libro sobre la derecha cristiana titulado American fascist: The Christian Right and the War in America . Vengo de una tradicin religiosa. Mi padre era pastor. Mi madre se gradu en el Seminario y fue profesora, y yo me gradu en la Harvard Divinity School. Estoy empapado en esa tradicin. Y no us la palabra fascista a la ligera.

De hecho, cuando termin el libro, pas varias horas con Fritz Stern, uno de los grandes eruditos del fascismo, que escribi The Politics of Cultural Despair y huy de la Alemania nazi cuando era un adolescente. Adems de Robert Paxton, el gran erudito de Vichy en Colombia, que escribi Anatomy of Fascism . Antes que nada son herejes cristianos. Quiero decir, no necesitas pasar tres aos en la Harvard Divinity School, como hice yo, para darme cuenta de que Jess no vino al mundo para hacernos ricos, ni para baarnos en productos de consumo, ni para bendecir el lanzamiento de bombas de fragmentacin por todo Oriente Medio.

Y dentro de estas megaiglesias, que funcionan como cultos y con todos esos pastores blancos varones que se apoderan de la desesperacin de sus congregantes para hacerse ricos . Ya sabes, personas como Joel Osteen , multimillonarios.

Joel Osteen: Y aqu est la clave de todo, despus de todo lo que Dios ha hecho por nosotros, liberarnos de la esclavitud, derrotar a nuestros enemigos, si no eres capaz de ver por ti mismo el camino justo, te mantendr a salvo de tu destino.

CH: De la misma manera que Trump se aprovech de la desesperacin de las personas dentro de sus casinos. La gente plantea bien el tema, cmo puede la derecha cristiana construir una alianza con Trump? Yo dira que, en realidad, son completamente iguales. Son estafadores. Manipulan la miseria y la desesperacin de los otros . Perpetan una forma de pensamiento mgico, un Jess mgico. Atacan la ciencia basada en la realidad y las noticias basadas en la realidad. Todo esto sale de... los que precedieron a Trump. Constituyen un fascismo, como escribe Paxton en Anatomy of Fascism , que siempre viene envuelto en una iconografa y lenguaje familiares, incluso reconfortantes.

As que el fascismo italiano rememora la antigua Roma y la gloria del Imperio romano. El fascismo alemn se remonta a los mitos teutnicos. Y retomamos la iconografa y el lenguaje del cristianismo, la fusin, la sacralizacin del Estado. Mi gran mentor en la Harvard Divinity School , James Luther Adams, estuvo en Alemania en 1936 y 1937 en la Universidad de Heidelberg

Vio a Martin Heidegger comenzar sus conferencias con el saludo nazi. Y abandon todo eso. Se uni a la Iglesia de la Confesin con Niemller, Bonhoeffer, Schweitzer, Karl Barth y otros. E hizo un montn de pelculas con un video casero hasta que fue descubierto por la Gestapo y le expulsaron de Alemania un ao despus. V i esa pelcula mientras la narraba en su apartamento en Cambridge, Massachusetts, pero gran parte de ella era de la llamada Iglesia Cristiana Alemana, que tena en un lado del altar la cruz cristiana y en el otro la esvstica nazi. Y Adams me dijo -y esto fue a principios de los 80- o nos dijo, cuando tengis mi edad, l tena 80 aos, estaris todos luchando contra los fascistas cristianos. Porque comprendi que cuando desposees a la clase trabajadora, como hemos hecho, y esto era evidente cuando escrib el libro sobre la ultra derecha cristiana, el mundo real se vuelve muy opresivo.

Hice docenas de entrevistas a sus seguidores, tendras que tener un corazn de piedra para no sentirte conmovido ante sus luchas contra la adiccin, el subempleo, el abuso sexual y el abuso domstico. Y as, ese Jess mgico, ese pensamiento mgico es la ltima proteccin que tienen. Estuve en Detroit haciendo un End Times Weekend con Tim LaHaye, quien escribi la serie The End Times y lujuria es la nica palabra que pued e describir eso , lujuria por la violencia apocalptica. Y creo que finalmente entend que eso pro ceda del deseo eufrico de destruir el mundo que casi los destruy a ellos . Y al final del libro, me dije que no iba romper este movimiento intentando discutir con estas personas fuera del creacionismo. E ste movimiento solo puede romperse reintegrando a estas personas en la economa y reconstru yendo los lazos sociales que han sido destruidos para que tengan la posibilidad de encontrar un trabajo significativo, de una autorrealizacin. Ya sabes que Juan Pablo II escribi una muy buena encclica sobre el trabajo.

Y el libro de Emile Durkheim sobre el suicidio habla de cmo las sociedades e individuos que tienen una propensin a la autoaniquilacin son aquellos para quienes estos vnculos sociales ya no funcionan. Y claro, diez aos despus, todo est mucho peor.

Por tanto, tenemos que ir a la raz de la situacin. Tenemos que reconstruir esos lazos sociales si vamos a salvarnos y, en ltima instancia, capitulando ante el Partido Demcrata en cada ciclo electoral, aseguramos nuestra propia esclavitud y, sin ser melodramticos debido al cambio climtico, finalmente, la extincin de la especie humana.

JS: Ha sido interesante y me parece extremadamente inquietante observar a Trump, Pence, y ciertamente Jeff Sessions, su audiencia preferida, aunque en el caso de Trump no son precisamente las tropas . Todava tiene que poner un pie en una zona de guerra extranjera, lo cual es bastante inaudito, sobre todo despus del 11- S, para el comandante en jefe. Pero l siempre est hablando con los alguaciles o con los oficiales de polica en algn lugar. Y t y yo sabemos por nuestros reportajes de dcadas atrs, que hay un gran contingente de supremacistas blancos en el ejrcito estadounidense. Y, ciertamente, entre los oficiales de polica, los alguaciles y otros. Pero lo que Trump y compaa estn haciendo es mostrando realmente que... , Trump lo dijo el otro da donde ya sabes: dnde estn mis motociclistas, mis policas? Tienes la sensacin de que saben que tienen a sus camisas pardas , que en realidad estn dentro de los uniformes oficiales, que cuando llegue el da estarn a su lado sin que importe lo que el afroamericano haya aportado mientras su capitn les diga qu hacer o qu no hacer.

CH: S, eso es cierto, la retrica es importante. Estamos viendo que Trump incita a la violencia porque ninguna de sus polticas cuenta con apoyos. Sus recortes de impuestos no tienen apoyo, su asalto al Obamacare, su negativa a aumentar el salario mnimo. Nada de esto tiene ningn apoyo. Todo lo que tiene es odio y esa es la nica arma que utilizar. Y veo que este intento de decapitar, en esencia, de asesinar a los lderes demcratas a travs de estas bombas caseras es algo muy, muy siniestro, porque ya lo vi en Yugoslavia. Y esto no solo va a continuar y a expandirse , el problema es que finalmente tenga xito.

Y ese es el nico lenguaje que tienen porque no son un movimiento mayoritario. Incluso los nazis no fueron nunca un movimiento mayoritario. Creo que el porcentaje ms alto de votos que obtuvieron fue de alrededor del 43% y despus fue disminuyendo.

JS: Por qu dices que va a tener xito?

CH: Porque pueden reunir las fuerzas de la violencia y pueden decapitar movimientos de oposicin extremadamente debilitados ya. Ya sabes, el nico movimiento de oposicin real que tuvieron los nazis fue el partido comunista, pero ni siquiera tenemos un partido comunista. No tenemos una reaccin militante. Somos mucho ms dbiles y mucho ms vulnerables. Nuestros sindicatos estn desgastados. Me refiero a huelgas laborales, incluso los nazis, que eran muy antisindicales, tuvieron que apoyar las huelgas en Berln porque saban que si no lo hacan, todos se iran a los brazos de los comunistas. Pero aqu ni siquiera tenemos eso.

Estamos en una situacin mucho ms frgil y debilitada porque los movimientos populares que ofrecen resistencia son casi inexistentes. Prcticamente tenemos que empezar desde cero. Entonces, me temo que somos muy fciles de controlar.

Los medios de comunicacin son una caricatura. Son ridculos y ciertamente incluyo a la MSNBC. Y toda la idea de que Trump fue elegido con robots rusos es absurda. Fue elegido porque la clase obrera estaba agotada. Y mientras ms se niegue el Partido Demcrata a abordar ese tema, tanto ms apoyo veremos, o al menos aceptacin, hacia estos fascistas cristianos de derechas. Quiero decir que definitivamente habr una reaccin violenta, pero lo que temo es que sea una reaccin protofascista y de ultraderecha, y veamos, como ya hemos visto, la demonizacin de los trabajadores vulnerables e indocumentados. Como pas con el ataque en Pittsburgh, los judos estn en la lista, tambin las feministas, los intelectuales, los afroamericanos.

JS: Te conoc justo cuando estabas rompiendo con el New York Times y quera preguntarte, especialmente porque te vengo observando el ltimo par de aos hablando por todo el pas, organizando y comprometindote tambin en la accin directa, debatiendo tcticas con Antifa o Black Bloc, qu lecciones has aprendido que crees podran ayudar a otras personas en la transicin de elaborar la informacin de guerra para el New York Times a estar bsicamente todo el tiempo en carretera, ya sea hablando sobre las ideas que has presentado en tus libros, o compartiendo la historia o el anlisis que hayas encontrado, o asistiendo a manifestaciones, o en comunidades asediadas a nivel econmico poltico? Cules son algunas de las lecciones que has aprendido que podran ser tiles para las personas que tratan de dar sentido a sus propias vidas en el contexto del momento poltico-histrico en el que nos hallamos?

CH: La leccin ms importante que se desprende de las sociedades en dificultades, de sociedades en proceso de desintegracin, es que todas las sociedades son extremadamente frgiles. Y que es posible que la fachada de esa sociedad parezca a menudo monoltica y poderosa, pero se derrumbar desde dentro y ah es donde estamos nosotros. Y creo que las personas tienen dificultades emocionales para comprender que lo que parece tan slido y permanente es, de hecho, efmero, especialmente entre las lites educadas. No estuve en Sarajevo al inicio de la guerra, sino en Pristina, la capital de Kosovo, de donde sal hacia el campo y el Ejrcito de Liberacin de Kosovo me par y me hizo volver atrs. Regres y les cont a mis amigos en Pristina que eran multilinges, muy educados, que me haban detenido y me dijeron: No, no existe el Ejrcito de Liberacin de Kosovo. Es algo creado por los serbios para justificar la opresin. No tenan ni idea de lo que estaba sucediendo hasta que, literalmente, los paramilitares serbios los sacaron de sus apartamentos y los metieron en vagones hacia Macedonia. Y creo que esa es la leccin ms importante.

Al salir de lugares como Sarajevo, puedo entrar enun supermercado, y no lo llamara un flashback, y ver todas las ventanas rotas y nada en los estantes y basura por todo el piso; no somos inmunes a eso. Vi a aquellos personajes ridculos y bufonescos como Radovan Karadzic, que era tan bufn como Donald Trump. Recuerda que los nazis tambin eran bufonescos.

JS: El lder serbobosnio?

CH: En efecto, el lder serbobosnio. A menudo resultaba divertido. Quiero decir que eran divertidos. Milosevic, por cierto, era bastante divertido, algo que mucha gente no saba.

Creo que estamos en una situacin que es mucho ms peligrosa de lo que la gente capta y creo tambin que las lites son particularmente incapaces de ver cun peligrosa es. Toda esa idea de que el Partido Demcrata va a ser un instrumento que va a protegernos es una especie de ceguera voluntaria. En primer lugar, no saben quines son y, en segundo lugar, tampoco son conscientes de cun precario es este momento en la historia de Estados Unidos.

JS: Chris Hedges, muchas gracias por tus aportaciones.

CH: Gracias a ti, Jeremy.

JS: Acabamos aqu.

Chris Hedges es un periodista de Truthdig . Es tambin profesor y escritor. Ha escrito doce libros, entre los que destacan: Days of Destruction, Days of Revolt, American Fascists: The Christian Right and The War on America y War Is a Force That Gives Us Meaning. Su libro ms reciente, publicado este ao, es America: The Farewell Tour.

Jeremy Scahill es un periodista de investigacin estadounidense. Es autor del bestseller Blackwater: The Rise of the World's Most Powerful Mercenary Army, sobre el auge de la empresa militar privada ms poderosa del mundo, con el que gan el premio George Polk. The Intercept es una publicacin de First Look Media que se puso en marcha el 10 de febrero de 2014.

Fuente: https://theintercept.com/2018/11/07/chris-hedges-on-elections-christian-fascists-and-the-rot-within-the-american-system/?campaign=homepage-podcast-intercepted

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y a Rebelin.org como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter