Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-11-2018

Comentario a un texto de Luis Emilio Aybar
Qu capitalismo y qu socialismo

Miguel Alejandro Hayes
La Cosa


Todos sabemos que las formas capitalistas van a ganar? Me pregunto, ya que en el artculo de Luis Emilio Aybar as se afirma. Semejante idea lleva escondida par de cosas que leo entre lneas. Si sabemos de antemano que el capitalismo siempre gana, entonces:

1- La superioridad del capitalismo es incuestionable,

2- La legitimidad del socialismo como sistema superior no existe. De otra forma, eso afirma dicho artculo.

Todo indica que el capitalismo es totalmente superior, ms productivo, y el socialismo no puede combatir con l. Lo que refiere que el socialismo solo puede existir ah donde el capitalismo decidi irse, o por la fuerza se le desterr.

Una vez ms, se nos da ms del viejo dilema de la izquierda de echarle la culpa al otro, donde si perdemos no fue por nuestras deficiencias, sino porque nos atacaron. Entonces, queremos el mejor de los mundos posibles, luchamos por construirlo, pero para ello el malo tiene que salir del juego.

Eso lleva tambin  siguiendo lo que plantea el autor  a poner en cuestin: 1- la legitimidad del socialismo y 2- el hecho de pensarlo como estado superior resultante movimiento de la dialctica de la historia. Qu tan superior es el socialismo, cuando no puede vencer al capitalismo, cuando es inferior a este? Apostamos por un sistema que entendemos que es inferior a su rival?

En todo ello, no hay una gota de la tan citada dialctica. Siguiendo la lnea, me pregunto, para qu el socialismo entonces? No puedo pensar que la apuesta revolucionaria sea por algo que no puede con el capitalismo.

Lo revolucionario no es ponerse del lado del ms dbil como regla abstracta y acrtica, porque implicara en el momento de la batalla en que los malos pierden, cambiarse de bando; sino ponerse del lado de las causas justas. David no era el bueno por ser ms pequeo, sino porque defenda a su pueblo.

Tal parece, en el imaginario de muchos, que el socialismo es una especie de voluntarismo que solo puede existir aislado, sin el nio grande y malo que le quita los juguetes. Tales cosas entiendo yo con eso de que el capitalismo ganar, y no creo que sea una buena defensa del socialismo.

Con semejante defensa, no hace falta atacarlo.

Pero como todo ello va de defender al socialismo, entonces sugiero, en vez de victimizarlo para que se le tenga lstima y se le cuide del perverso capitalismo, quedarnos con la idea de pensar cmo hacerlo ms eficiente.

Se olvida la cuestin tan elemental  creo que es la causante de todas esas interpretaciones que entran en el terror cuando escuchan hablar de propiedad privada  : Qu es el capitalismo y qu el socialismo? Cada vez que veo un debate sobre el tema, siento que estn defendiendo una serie de cosas abstractas, de identidades formales sobre el capitalismo y el socialismo.

Qu dialctica hay en decir que el capitalismo busca ms ganancias? Tal ley del plusvalor (no plusvala, que es una mala traduccin) se ha convertido en un principio (metafsico) a la hora de explicar el capitalismo, adquiriendo una connotacin economicista. Por otro lado, muchas veces no se delimita si se habla del capitalismo como forma en general, como capitalismo en los marcos del estado nacin, de la empresa; basta con decir la palabra capitalismo para entrar en pnico.

Todo ello se puede esclarecer. El capitalismo, dialcticamente, no se puede entender cmo marcas identitarias que ofrecen caractersticas para identificarlo, como puede ser la explotacin, etc. Es necesario entenderlo como un conjunto de relaciones. Son relaciones donde se contrata fuerza de trabajo, es decir, se vende la capacidad de un ser humano (jurdicamente libre), donde las condiciones de subsistencia y de reproduccin de cada unidad de produccin material y espiritual, en un contexto de competencia, puede generar que sea necesario ser cada vez ms competitivo y la mayor parte del plusvalor vaya a manos del dueo de los medios de produccin (digo puede, porque sabemos el ejemplo donde empresas capitalistas optan por cooperar). Hay otros casos de empresas en el mundo: empresas que tienen responsabilidad empresarial, no por buenas, sino porque su supervivencia los obliga, por ejemplo, a cuidar el entorno donde estn. Tambin, existen otras que hacen a sus obreros socios, solamente porque lo necesitan.

Lo que se ha entendido es que el sistema se caracterizara por una funcin ascendente de bsqueda de excedente. No es que no sea as, pero lo es en contextos determinados. La dialctica ensea que los fenmenos son producto de relaciones condicionadas, por tanto, ese comportamiento de la bsqueda de infinita ganancias, se experimenta en contextos donde la reproduccin de los poseedores de los medios de produccin lo amerite.

El excedente no es solo una cuanta monetaria, sino todo aquella relacin que permita al capitalista realizar su posicin dominante y privilegiada dentro de la sociedad, aunque ello implique ganar un poco menos de dinero en el corto plazo, cuidar la especialidad donde se ubica, o proteger trabajadores. Hay que recordar que el verdadero fin del capitalismo es conservar su burguesa, y siempre se adaptar en funcin de ello. La alta competencia genera la agresividad de las empresas, pero ese clima no es eterno.

Un ejemplo donde no se experimenta de ese modo, son esas cafeteras y bares de La Habana, que ya llevan 8 aos de instaladas, dominan el mercado, y ni tienen ms filiales ni crecen. No solo por el marco jurdico (porque si ha hecho falta se ha usado un testaferro) sino porque la bsqueda del excedente no es una pulsin, sino algo indexado a circunstancias (que no quiere decir que sean pasajeras, ni niegue su estructuralidad).

Se nos ha hecho creer que cualquier forma capitalista (que contrata fuerza de trabajo), ser un organismo cuya forma de existencia ser ganar y ganar ms, hasta convertir al sistema social en capitalista. Quien haga del pensamiento de Marx esa lgica trascendental del capitalismo, no ha pasado de pensar que la dialctica va de poner elementos en contradiccin. Es decir, no ha entendido mucho.

Por otro lado, que es el socialismo? De la misma manera se han construido una serie de identidades sobre este. Tambin existe una marcada tendencia a explicar el socialismo como un acto de voluntad poltica, donde se nacionaliza, se hace un papel donde dice que el pueblo es propietario, como si fuera una especie de resultado de un ritual poltico.

Para algunos, siendo un poco ms consecuentes con la dialctica, entre ellos Michael Lebowitz, el socialismo es un momento necesario al cual llegan las sociedades.

Ello, cuando la reproduccin de estas, encabezada por su clase dominante, comienza a necesitar en vez de ms y ms ganancias, un mayor bienestar social. Esto, por si parece ciencia ficcin, puede ser el caso donde la reproduccin del capital lleva consigo la reproduccin de fuerza de trabajo altamente cualificada y demanda ampliar el nmero de consumidores de productos de alta factura (incluido el arte).

Es decir, all donde el capital necesita no guardar, sino reproducir obreros con necesidades que llevan consigo redistribuir una buena parte del excedente, ser esto lo que se har. Ese socialismo, no sera ms que esa sociedad capitalista que se niega (se empieza a negar) dialcticamente, para, por su supervivencia (la de su clase dominante), ir haciendo nfasis en los ciudadanos, desplazando el centro de gravedad del sistema.

En todo caso, la idea es que el socialismo es simplemente una sociedad que se centra en la gente, porque lo necesita, como resultado de un sistema orgnico, y no porque otro principio metafsico (poltico especficamente) diga que hace lo contrario. Por eso, quienes lo ven solo como resultado de ese principio le teman tanto al cambio de signo poltico, ya que despus de todo, ven la reproduccin del socialismo solo en la costumbre, la tradicin y en la coercin que se puede hacer a la dinmica social desde el ejercicio poltico.

Algunos sienten la preocupacin de que esos bares y cafeteras, ah, y hostales, por ese principio antes mencionado del plusvalor, harn del cubano un sistema capitalista. Tales juicios desconocen la tesis de Marx de la acumulacin originaria, donde aclara que no es de ese capitalista que ahorr e hizo crecer su capital que naci el sistema.

Por otro lado, si nuestra sociedad transita hacia el capitalismo, elemento con el cual coincido, no es por esos emprendedores, sino por la acumulacin originaria que solo las lites polticas pueden realizar, y porque como grupo social nos alejamos de hacer de las necesidades del hombre el centro del sistema, que se evidencia en el deterioro de algunas conquistas sociales en materia de salud, educacin e ingresos (pobreza).

Si se me preguntara, qu tiene que ver todo esto con la Constitucin, dira que al igual que Marx pienso que el problema bien planteado, garantiza la mitad del xito. Por eso, es necesario que apuntemos hacia las dinmicas que verdaderamente representan un peligro para un modelo social socialista, lo que lleva consigo conocer qu es el capitalismo y qu el socialismo, para no atacar lo que no es, y no pensar en construir lo que no es.

Miguel Alejandro Hayes es colaborador de medios como La Joven Cuba

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter