Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-11-2018

Otra vez por debajo de lo previsto: nuestra economa en 2018 crecer en un 1%, la mitad de lo que se planific
Bueno, bueno le dijo la mula al freno

Juan Triana Cordov
OnCuba


Los que ms o menos tienen mi edad y escuchaban la radio cubana de los aos sesenta recordaran aquella famosa serie radial que se llamaba Leonardo Moncada. En la serie radial haba un personaje de equilibrio cuyo nombre era Bejuco Ramrez, campechano y dicharachero, y tena una frase muy especial para determinadas situaciones extremas: Bueno bueno, le dijo la mula al freno y sigui caminando.

Pues bien, ya sabemos, porque ha sido confirmado oficialmente, que nuestra economa en este ao 2018 crecer en un 1%, la mitad de lo que se planeo crecer, 2% con relacin al ao anterior.

Bueno, bueno

Sin embargo en el 2017 el monto de Inversin Extranjera Directa contratado supera el de otros aos.

Desde octubre de 2017 hasta octubre de este ao se aprobaron 40 negocios con inversin extranjera que sumaron un capital comprometido de mil 500 millones de dlares. Segn Cubadebate, 35 de ellos ya estn en su fase de procesos inversionistas.

El promedio de crecimiento de los ltimos seis aos se mantendr en el 2%, una magnitud muy lejos de aquel 5% deseado y necesario para alcanzar esa visin de seguir siendo independientes y socialistas, prsperos y sostenibles. Y absolutamente necesario para poder emprender la senda del desarrollo econmico y social que nos hemos propuesto.

Las razones, de corto plazo, que han determinado esa tasa baja de crecimiento para este ao 2018 fueron identificadas con la reduccin de los ingresos procedentes de las exportaciones de azcar, del nquel y del turismo.

Esas tres fuentes de ingresos externos estn todas asociados a ventajas naturales de nuestro pas. No son para nada una maldicin, son en realidad en gran regalo de la Naturaleza, o de Dios, o del Destino, da igual. Estn ah, aprovecharlas mejor, utilizarlas con inteligencia y respeto para con nuestro medio ambiente, sacarles ms provecho, depende solamente de nosotros mismos.

Veamos primero esos factores. Coyunturales?

La reduccin de los ingresos por las exportaciones de azcar tienen en la disminucin de la produccin su razn principal. Aqu el movimiento de los precios en el mercado mundial no es el principal responsable, pero la disminucin drstica de los volmenes de produccin s lo es.

Las causas de esa disminucin son ms complejas, van desde un cicln que objetivamente afect los rendimientos de caa, hasta otras de mas larga data asociadas a factores tecnolgicos, organizativos, sociales y lgicamente de tipo regulatorio que afectan los rendimientos industriales.

No descubro nada, solo apunto el hecho de que hoy Cuba, con 56 centrales modernos, con una capacidad de produccin que rebasa los 3 millones de toneladas, apenas alcanz a producir la misma cantidad de azcar que producan los ingenios de la poca de la colonia en la dcada de los aos noventa del siglo XIX.

Bueno, bueno

El nquel, ese otro sector clave de nuestras exportaciones enfrenta un panorama ms complejo. De una parte, precios mundiales que se han mantenido en niveles muy bajos, de otra, la disminucin de la produccin por diversos factores entre los que habra que apuntar el deterioro tecnolgico y la falta de inversiones para acometer la explotacin de nuevos yacimientos son causas objetivas que han impedido mejorar en los ingresos. De todas formas habra que tener en cuenta que el cobalto, que acompaa a nuestro nquel, tiene hoy precios que rebasan los 90,000 dlares la tonelada.

Bueno, bueno

Y entonces llegamos al turismo, esa otra ventaja natural nuestra. Luego de crecimientos de dos dgitos cuando el Obama soft, el sector turstico cubano vuelve a tasas de crecimiento ms moderadas, que de alguna forma recuerdan las tasas de inicios de la segunda dcada del presente siglo.

La poltica Rubio-Trump caus la cada del turismo norteamericano y de alguna manera ha puesto en tela de juicio la expansin hotelera emprendida.

Sin dudas, en el corto plazo, con la situacin financiera del pas, congelar recursos en las paredes de hoteles nuevos cuando los existentes estn a niveles de ocupacin significativamente bajos mientras otros ya establecidos requieren de mejoras constructivas y modernizacin significativa para ponerlos a los niveles de calidad de sus competidores regionales, genera siempre incertidumbres.

Tambin es cierto que los precios de las habitaciones en Cuba nada tienen que ver, ni con los precios de los competidores en la regin, ni tampoco con la calidad del servicio y de algunas instalaciones hoteleras del pas.

Bueno, bueno

Ahora miremos el largo plazo.

En estas tres actividades decisivas en nuestros ingresos por exportaciones cabe la idea de la transformacin productiva y la necesidad de otro tipo de insercin internacional.

Miradas desde la perspectiva de la cadena de valor, la posicin de Cuba est ms hacia los segmentos de bajo valor agregado en las tres, exportamos azcar cruda bsicamente (en la nueva cartera de exportaciones aparece adems azcar orgnica y azcar refino ensacada, junto a melaza orgnica), exportamos snter y sulfuro de nquel ms cobalto y recibimos casi cinco millones de turistas cuyo destino principal es sol y playa.

No est mal, si aprovechramos todas la potencialidades que tenemos en estos renglones. Hoy tendramos ingresos por exportaciones mucho mayores, incluso sin variar en la posicin en la cadena de valor. Pero pensando en el desarrollo, Cuba debe debe moverse hacia arriba en esas mismas cadenas de valor.

Tal cual aparece en los ejes estratgicos: la transformacin productiva y la insercin internacional son vitales en las aspiraciones de desarrollo del pas, no es abandonar nuestras ventajas comparativas, es convertirlas en mucho ms. Entendida la transformacin productiva como el desplazamiento hacia arriba en la cadena de valor de un producto o servicio cualquiera sea este, en un incremento del valor agregado del mismo va mejoras paulatinas o saltos tecnolgicos radicales, entonces aun queda un camino largo por andar.

En la nueva Cartera de Oportunidades de inversin extranjera, no encontramos nada asociado al procesamiento y transformacin del nquel y cobalto en productos de mayor valor agregado, o a la produccin de algn tipo de productos que ocupen un lugar en cadenas de valor importantes a futuro, como las bateras de litio; nada aparece que promueva la transformacin de los productos del azcar en productos terminados (diferentes tipos de azucares) de mayor valor agregado (los fructosacaridos y el sorbitol son productos de hace varias dcadas).

Mientras, la industria en general, la no azucarera, sigue aprovechando poco las oportunidades del desarrollo turstico, de la misma manera que la agricultura no acaba de explotar adecuadamente esa enorme demanda que significan casi cinco millones de turistas anuales, casi la mitad de la poblacin del pas con ingreso N veces superior a nosotros y deseosos todos de degustar productos cubanos y no de consumir productos de otros pases en Cuba.

Bueno, bueno

Esta vez, sin embargo, se puede notar en la Cartera de Oportunidades que muchas de las propuestas estn mejor direccionadas hacia ese destino.

No parece que el producto estrella del turismo cubano deje de ser sol y playa, y menos que el turismo de ciudad o el histrico puedan desplazarlo, ni aun el asociado al medio ambiente. Pero sin dudas sol y playa puede dar ms y ser la base de otros servicios asociados al turismo en los que Cuba esta bien habilitada.

La combinacin de las fortalezas como destino turstico y pas con una indiscutible y demostrada capacidad en servicios mdicos aparece con mayor fortaleza esta vez, pero comparado con las potencialidades en ambos sectores, y con la indiscutible solidez de la industria biotecnolgica farmacutica, queda un gran trecho por aprovechar.

Haber ordenado las propuestas de la Cartera de Oportunidades de acuerdo a los ejes estratgicos es sin dudas un loable esfuerzo del Ministerio de Comercio Exterior pero no significa que se haya interiorizado, a nivel de decisiones empresariales, ese concepto. En realidad los ejes estratgicos no son esencialmente, un criterio de ordenacin de negocios, ya sean con capital extranjero o sin l [1]. Fueron concebidos como los resortes para impulsar el desarrollo. Entender que el eje estratgico transformacin productiva e insercin internacional es solo aplicable a la Zona Especial de Desarrollo del Mariel es una forma bastante especial de entender este asunto.

Bueno, bueno

Es cierto que nuestros empresarios estatales estn ms presionados por el da a da, es cierto que la innovacin y los nuevos productos no ocupan una posicin privilegiada en la evaluacin de la empresa y el empresario, ni en los incentivos. Es cierto que tomar riesgo est, en la prctica, prohibido. Es cierto que nuestro mecanismo de planificacin, ms que contribuir, entorpece. Es cierto que la permisologa agobia, traba y enlentece cualquier nuevo negocio. Es cierto que la burocracia se ha convertido de estructura en s en estructura para s.

Y es cierto tambin que seguimos siendo un pas bloqueado que enfrenta un cambio drstico de su entorno inmediato y no para bien. Pero tambin es verdad que mucho podemos hacer an con aquel bloqueo y que para enfrentar ese entorno la fortaleza de nuestra economa es imprescindible.

Nuestras empresas todas, las estatales, las cooperativas, aquellas otras privadas que an no son consideradas legalmente empresas, pero que tambin son parte de la economa de la nacin, deben jugar un rol decisivo.

Cun bueno sera ver surgir empresas mixtas nacionales que pudieran combinar esas fortalezas y se liberaran de la tenaza ministerial.

Cun bueno sera que nuestros empresarios fueran incentivados a pensar como empresarios y se les permitiera hacerlo adems.

Cun bueno sera que la transformacin productiva fuera entendida como lo que realmente es y que resultara un concepto aplicable a todos y cada uno de los agentes productivos del pas.

Cun bueno sera que la mula rompiera el freno.

Nota:

[1] De la misma manera, haber podido agrupar los proyectos por las diferentes provincias del territorio nacional, algo muy til, no significa que los territorios estn incorporados de manera activa en el pensamiento estratgico sobre la IED y logren algn protagonismo. Pero ello no es un problema del MINCEX, ni de su Direccin de Inversin Extranjera es un problema asociado a nuestra cultura ministerial o sectorial.

Fuente: http://oncubanews.com/opinion/columnas/contrapesos/bueno-bueno-le-dijo-la-mula-freno/?fbclid=IwAR0FhDlhkqSFfz0deo3rp88SIlUa3vIrEQ6jGP1pmZhCL3vXgggM7j91ZDI



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter