Portada :: Conocimiento Libre
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-11-2018

Entre 1999 y 2016 han muerto 351.000 personas por la epidemia de opiceos en EEUU
Una familia multimillonaria, sealada por la epidemia de opiceos en EEUU

Joanna Walters
El Diario


Miembros de la familia multimillonaria Sackler, dueos de la empresa fabricante del analgsico recetado OxyContin y conocidos filntropos en EEUU, se enfrentan a una gran demanda en los tribunales y a una posible investigacin criminal por la crisis de opiceos que asola EEUU.

Algunos de los Sackler son dueos de Purdue Pharma, la empresa que fabrica y vende el narctico legal OxyContin, un medicamento situado en el centro de la epidemia de opiceos que est relacionado con la muerte de cerca de 200 personas al da en EEUU.

El condado de Suffolk, en Long Island, Nueva York, ha denunciado a varios miembros de la familia por las muertes por sobredosis y la adiccin a los analgsicos que estn echando a perder muchas comunidades locales. Los abogados advierten que esta accin servir de catalizador para que otras ciudades, condados y estados sigan sus pasos.

Al mismo tiempo, y segn diversas informaciones, fiscales de Connecticut y Nueva York estn investigando un posible fraude penal y acusaciones de crimen organizado contra destacados miembros de la familia por la forma en que presuntamente se ha recetado su medicamento en exceso y por haber engaado a doctores y a la poblacin durante aos en su comercializacin, segn cuentan fuentes jurdicas a The Guardian.

"Esto es bsicamente una familia criminal... traficantes de drogas con buenos trajes y vestidos", seala Paul Hanly, un abogado de Nueva York que representa al condado de Suffolk y que tambin es el principal abogado en una gran accin civil que se desarrolla en un tribunal federal de Cleveland, Ohio, y que implica a productores y distribuidores de opiceos.

20 millones de pastillas en un pueblo de 3.000 habitantes

En 2016 murieron 115 personas al da por sobredosis de opiceos, unas 80 de ellas causadas directamente por medicamentos legales para aliviar el dolor como el OxyContin. La epidemia est directamente vinculada a la venta excesiva de este tipo de medicamentos. Entre 1999 y 2010, a pesar de que no hubo ningn aumento en el nmero de pacientes tratados por dolor, el nmero de opiceos vendidos a farmacias, clnicas y hospitales se multiplic por cuatro. La epidemia de opiceos ha matado a 351.000 personas entre 1999 y 2016.

El Congreso de EEUU abri una investigacin sobre este asunto el ao pasado y descubri, por ejemplo, que en un periodo de 10 aos, las farmacuticas haban enviado 20,8 millones de analgsicos a dos farmacias separadas por cuatro manzanas de distancia en un pueblo de Virginia Occidental de unos 3.000 habitantes. Virginia Occidental es el estado ms golpeado por la epidemia y una de sus zonas vio un aumento del 600% en la cantidad de opiceos recentados entre 2000 y 2008.

En Kermit, un pequeo pueblo de 406 habitantes de Virginia Occidental, una de sus farmacias recibi 4,3 millones de dosis en un solo ao. A una prescripcin por minuto, segn confes posteriormente el dueo del establecimiento.

Actualmente en EEUU la adiccin a opiceos recetados es ms comn que cualquier otro uso de drogas ilegales, excepto la marihuana. De hecho, hay ms adictos a medicamentos psicoteraputicos que adictos a la cocana, herona y alucingenos combinados.

Los Sackler son un clan rico, pero con muchos enemigos. Su apellido est directamente vinculado a instituciones culturales y acadmicas en EEUU y Reino Unido a las que han donado millones. Sin embargo, varios miembros de la familia estn actualmente denunciados acusados de "participar de forma activa en una conspiracin y fraude para retratar los analgsicos como no adictivos".

Su analgsico, el OxyContin se comercializ en un principio como un medicamento seguro y milagroso por su sistema nico de liberacin lenta de la sustancia activa, la oxicodona. Sin embargo, result ser muy adictiva.

El juez federal Dan Polster tiene ahora en sus manos las denuncias presentadas por ms de 1.200 ciudades, condados y municipios en todo EEUU contra Purdue. Los primeros juicios empezarn el ao que viene. La empresa tambin ha sido denunciada por al menos 30 estados en tribunales estatales, el primero de ellos empezar la prxima primavera en Luisiana.

"La codicia y los beneficios por encima de las personas"

Hanly afirma que el coste econmico de la crisis de opiceos en EEUU, desde costes sanitarios a productividad perdida, fue de un billn de dlares entre 2002 y 2018, segn algunos estudios lderes en su materia. "Otras estimaciones calculan que son 500.000 millones de dlares al ao", afirma el abogado.

Segn una fuente familiar con el caso judicial, Purdue Pharma alega a puerta cerrada ante el juez Polster que no se puede permitir una indemnizacin a gran escala por daos. "Por supuesto que la compaa no tiene mucho dinero porque los Sackler lo han sacado todo", asegura la fuente. Los demandantes quieren que los Sackler paguen, aunque su patrimonio est repartido en propiedades, fundaciones caritativas, grupos de empresas y cuentas bancarias en el extranjero.

Purdue y algunos destacados ejecutivos, pero no los Sackler, fueron juzgados y se declararon culpables en un tribunal penal federal en 2007 por engaar a los reguladores, a los doctores y a los pacientes.

Los sackler tambin salen mencionados por su nombre en una denuncia presentada por el estado de Massachusetts en junio. El estado alega que Purdue, sus directores y sus dueos "engaaron a los doctores y a los pacientes para conseguir que ms gente consumiese sus productos opiceos en mayores cantidades y durante periodos de tiempo ms largos", alegando incluso que el OxyContin, derivado del opio, era ms seguro que el paracetamol o el ibuprofeno.

La fiscal general de Massachusetts, Maura Healey, cuenta a The Guardian que los expertos estiman que la epidemia cost al estado solo en 2017 15.000 millones de dlares en productividad perdida, seguridad pblica y sanidad, por no decir la tragedia humana que ha supuesto la prdida de miles de vidas solo en ese estado.

Healey cree que los Sackler estaban "bien al tanto" del dao que estaba haciendo su medicamento. "Pero para ellos era la codicia y los beneficios por encima de las personas... Me siento muy segura al nombrar a los miembros de la familia", asegura.

"Estoy centrada en utilizar mi autoridad legal para asegurarme que conseguimos una indemnizacin para las familias, as como un castigo por la conducta ilegal. Seguiremos buscando esto en los tribunales", afirma. "En la medida que ellos han hecho su fortuna a costa de personas enfermas y vulnerables, deberan devolverla. No siento empata por ellos".

La fotgrafa artstica estadounidense Nan Goldin estuvo a punto de morir por su adiccin al OxyContin y actualmente est en rehabilitacin. Goldin lidera una campaa para convencer a las instituciones culturales que no acepten las donaciones de la familia Sackler y que rechacen el "lavado de reputacin", tal y como ella y otros crticos han apodado su filantropa.

Publicado originalmente en https://www.eldiario.es/theguardian/multimillonaria-senalada-epidemia-calmantes-EEUU_0_837467083.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter