Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-11-2018

Huelga de hambre en el Buen Pastor!

Rebelin


Las prisioneras polticas actualmente recluidas en el pabelln 6 de la reclusin de mujeres de Bogot (Buen Pastor), le comunicamos por medio de la presente que a partir del da de hoy domingo 11 de noviembre a las 2:00p.m. daremos inicio a una protesta pacfica, entraremos en una huelga de hambre por las razones que a continuacin expondremos.

La Reclusin de Mujeres de Bogot est dividida en nueve pabellones, cada uno, en la medida de lo posible, atendiendo al artculo 3 adicionado a la Ley 65 de 1993 por el artculo 2do de la Ley 1709 del 2014 donde sin discriminar diferencias entre la poblacin carcelaria se reconocen las distinciones y se nos separa de acuerdo a edad, religin, identidad de gnero, orientacin sexual, raza, etnia y situaciones de discapacidad, todo ello para facilitar y hacer posible el tratamiento penitenciario que como reza en el artculo 10 de la ley 165 de 1993 su finalidad es alcanzar la resocializacin del infractor o sindicadas por delitos afines a la rebelin o polticos, como tambin personas sometidas a los diferentes acuerdos con la justicia como lo son la jurisdiccin especial para la paz y la ley de justicia y paz. Aplicando leyes como el artculo 3 adicionado ya citado, segn el cual, el gobierno nacional establecer especiales condiciones de reclusin para los procesados y condenados que hayan sido postulados por este para ser beneficiarios de la pena alternativa establecida por la Ley 975 del 2005 o que se hayan desmovilizado como consecuencia de un proceso de paz con el gobierno nacional.

Smese que la mayora de presas de este patio tenemos un llamado a sentencias altas, por lo que necesitamos espacios que permitan una vida digna, sin perjudicar nuestra seguridad.

A pesar de la pobre infraestructura de la reclusin, el espacio que se nos asigna nos permite diferenciarnos del resto de la poblacin carcelaria, es as como durante muchos aos el patio seis (6) ha sido reconocido como el patio en el que las presas polticas han mantenido un espacio libre de consumo de drogas, rias y hurtos, nosotras mismas lo hemos pintado y arreglado, as mismo han sido las prisioneras polticas que nos antecedieron y actualmente nosotras quienes hemos conformado una biblioteca, ya que al ser consideradas personas privadas de la libertad de seguridad no podemos ir a la biblioteca de la reclusin, as como tampoco podemos asistir a los talleres ni a las aulas educativas. Por nuestro perfil no nos han permitido salir del patio, es por esto que en este espacio contamos, adems de la biblioteca, con un rea de reparto de alimentos, un taller con mquinas de coser, un expendio y una cancha para realizar actividades fsicas.

A pesar de todo esto, el pasado 30 de octubre, la Capitn Yenny Casas, encargada del comando de vigilancia de la reclusin, ingres al patio y tras hacernos formar en la cancha nos anunci que la Ministra de Justicia estaba adelantando un Plan Bandera consistente en acabar el patio destinado a presas polticas y convertirlo en pabelln exclusivo de maternidad, en consecuencia, seramos trasladadas a un tramo de seguridad en el patio cinco (5).

No se consider tampoco que el pabelln seis (6) tiene 15 celdas habitables y un alojamiento comunitario en el primer y en el segundo piso, 8 celdas, por lo que tendra capacidad para 72 internas en condiciones normales, dado que las madres deben vivir cada una en su celda con sus menores y por el cuidado de los mismos no viviran en el segundo piso, habra capacidad para 15 madres sin contar que en el pabelln ya viven 5 menores de edad y una embarazada en la planta baja de patio, as que segn lo informado por la capitn, si el patio ser destinado a las madres, en el pabelln solo hay 10 cupos disponibles sin perjuicio de las dems madres.

A pesar de que comprendemos que tanto las reclusas gestantes como los nios y nias requieren un espacio adecuado para vivir, consideramos que esta condicin debe cumplirse sin que se pongan en vilo nuestras garantas. Ms cuando lo que el establecimiento carcelario nos ofrece hoy es un traslado al tramo de seguridad del patio 5, un pabelln sin acceso a cosa distinta que la celda y el bao, ya que segn la capitn Casas, la forma en la que se asegurara nuestra seguridad sera el encierro permanente en dicho pasillo. Es decir que perderamos todo aquello que hace digna nuestra vida en la crcel. Recibiramos entonces un castigo ms, como si no fuera suficiente la privacin de la libertad.

Con la prdida del patio destinado a prisioneras polticas, se vulneraran entonces, nuestros derechos a la vida digna, al libre desarrollo de la personalidad, a la salud, a la resocializacin, al descuento o reduccin de la pena (ttulos VII y VIII de la ley 65 de 1993) y a la educacin, entre muchos otros. Mientras que tampoco se garantizara en mayor medida la proteccin de los nios y nias, ni de las internas gestantes, pues ellas ya cuentan con un espacio destinado para su uso exclusivo.

Es importante recalcar que el estatus y los derechos que del reconocimiento de presos polticos se derivan es reconocido internacionalmente por la CIDH y tratados suscritos por Colombia y que hacen parte del bloque de constitucionalidad.

As las cosas, ante la amenaza a nuestras condiciones de vida digna estando privadas de la libertad y ante la falta de respuestas puntuales a nuestras inquietudes por el posible confinamiento y aislamiento, la anunciada huelga de hambre ser levantada solo cuando:

1. La Ministra de Justicia se haga presente en el patio 6 y nos escuche. Exigimos interlocucin directa.

2. Se desista formal y materialmente de la idea de acabar con el patio de prisioneras polticas de la reclusin de mujeres de Bogot, el Buen Pastor.

3. Se desista oficialmente del proyecto de trasladarnos y se nos brinde garantas de permanencia en el patio seis en las condiciones que nosotras mismas histricamente nos hemos encargado de defender y presenciar.

4. Que no haya represalias en nuestra contra por parte del establecimiento, esto es traslados, operativos y dems.

5. Solicitamos la presencia de organizaciones defensoras de los derechos humanos como garantes y testigos del curso de esta accin pacfica

Atentamente

Internas Reclusin de Mujeres de Bogot, Patio 6.

Anexo: listado de firma de las internas

P.D.: Las siguientes mujeres privadas de la libertad, firman manifestando su apoyo a esta huelga pacfica, pero no dejarn de ingerir alimento ya que se encuentran en estado de embarazo o lactancia:

Claribel Mosquera

Luisa Pemberty

Johana Lpez

Merly Anglica Mojica

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de las autoras mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter