Portada :: Cultura :: Cine
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-11-2018

Resea
No les mataron y quisieron volverlos locos

Mercedes Domnech
La Marea

La noche de 12 aos, dirigida por lvaro Brechner, viaja al Uruguay de 1973: El tiempo comienza a volverse cclico, ms propio de la fauna animal. Antonio de la Torre interpreta a Pepe Mujica.


Preestreno de La noche de 12 aos

Uruguay, 1973. Tango y golpes. Es tiempo de aislamiento individualizado, de cautividad y violencia para los integrantes del Movimiento de Liberacin Nacional. La noche de 12 aos se centra en tres de ellos, que pasarn a la historia: Eleuterio Fernndez Huidobro, empleado de banca; Mauricio Rosencof, dramaturgo y poeta; y Jos Alberto Mujica, vendedor en mercados. Estos rehenes de la dictadura militar son brutalmente torturados al ser considerados traidores de la patria. Tienen prohibido intercambiar palabra alguna con sus carceleros; se les impone el silencio.

Sobreviven con extrema dureza en mitad de la nada. Son constantemente trasladados de recinto: en algunos no tienen luz; en ninguno hay espacio ni para pensar. Lo sufre de manera preocupante Mujica, interpretado hasta la extenuacin por Antonio de la Torre, al que una doctora cmplice le diagnostica un trastorno mental mientras le receta libros y le susurra que resista. Esta escena se produce cuando ms intensa es su angustia, generada por la actividad de un cerebro que trata de no rendirse.

Son ellos mismos su enemigo a combatir. Todo les es ajeno: una piedra, el sonido del vuelo de una paloma o el brillo de las estrellas. Es, en los momentos de menos lucidez psquica de los protagonistas, cuando la pelcula cabalga entre el impresionismo y la abstraccin. Brilla la generosidad de sus actores. Chino Darn asegura que lleg a romperse rodillas y manos. Como dice Alfonso Tort, su principal contribucin es ceder su cuerpo, angustia y esperanza en un contexto en el que an hoy existen vacos en los recuerdos. Hay situaciones que nunca sabremos si son hijas del delirio.

Dolor Y dignidad. Tambin la de las mujeres de su vida. Rotundas, son conscientes del soplo de fortaleza que suponen. Especialmente Lucy, la madre de Mujica, que no duda en callar a su hijo delante de miembros del ejrcito para dejarle claro que los nicos derrotados son los que bajan los brazos. No hay margen para desistir. Por conviccin, toca seguir.

Con unos dilogos precisos, una msica conmovedora y los cuerpos de los prisioneros convertidos en huesos, avanza el tiempo de manera difusa Para lvaro Brechner, su director, el tiempo comienza a volverse cclico, ms propio de la fauna animal. El guion exige al espectador estar permanentemente despierto. Y as debe ser. Porque los revolucionarios vencieron. Porque decidieron no odiar. Y porque, si algo deja claro el largometraje, es que la utopa, de una sociedad ms justa y en paz, se puede conquistar.

Fuente: https://www.lamarea.com/2018/11/21/no-les-mataron-y-quisieron-volverles-locos/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter