Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-11-2018

Black Friday, la penltima ocurrencia negra para el clima y el planeta

Miriam Leirs
El Asombrario


 Foto: Pixabay.

Foto: Pixabay.

Hoy se nos echa de nuevo encima el penltimo invento de esta sociedad hiperconsumista: el Black Friday. En El Asombrario nos sumamos a iniciativas como las de Greenpeace y Desafo Green Friday para introducir las 3C en nuestro carrito de la compra: Consumo Con Conciencia. Razonado, sostenible, equilibrado, sano, de temporada, de proximidad. Y nos sumamos con este artculo de Miriam Leirs, profesora de Primaria en un colegio pblico de Galicia que ha puesto en marcha con sus estudiantes proyectos pioneros que unen Cultura y Ecologa como Plasticoff y Cooltureco. Abre as una serie mensual sobre cmo educar para alcanzar otro tipo de sociedad, claves para que las nuevas generaciones no imiten lo peor de este sistema e intenten cambiarlo.

En muchas pelculas policacas se revisan los cubos de basura de los investigados para conocer sus hbitos mediante sus desperdicios. Si nuestros hbitos de consumo se hubiesen modificado lo suficiente, o lo correspondiente a una actitud sostenible, esos policas poco podran saber de nosotros, pero me temo que al igual que en los aos 80 seguimos llenando cubos de basura y generando residuos ms all de lo que necesitamos.

Nos acogimos enseguida a una cultura de usar y tirar con el nico criterio de la comodidad, y nos mantuvimos en ella argumentando la falta de tiempo, el progreso y, reconozcmoslo, por modernidad. Camos en la trampa mercantilista del consumo sin reparo. Tiro y vuelvo a comprar. Resultaba cool. Pero no nos percatamos de que cada vez que tirbamos generbamos residuos, basura. Basura? Hay empresas que se encargan de eso, no? Lo cierto es que s, hay empresas que tienen que enviar sus camiones emisores de CO2 a recoger nuestra basura, separarla en una planta de tratamiento y gestionarla; si se puede, se recicla; si no, se incinera, generando CO2 y metano. A mayores, nuestro pas se encuentra entre los pases de la Unin Europea que no alcanzar el objetivo de 50% de reciclado de los residuos slido urbanos para 2020, por lo que en septiembre se han publicado nuevos planes de actuacin para que otros Estados miembros en la misma situacin que Espaa puedan cumplir la legislacin europea sobre residuos en la fecha marcada.

Adems de esta cultura de usar y tirar, vivimos en una sociedad consumista en la que fiestas como la Navidad se transforman en fechas de consumo, incluso se crean fiestas o actos con la nica finalidad de consumir, ah tenemos el Black Friday que nos llega este viernes, una jornada cuyo nico objetivo es comprar; a este acontecimiento adoptado de EE UU se ha incorporado el Ciber Monday, una jornada de descuentos exclusivos para compras por Internet. Lo ltimo, el Singles Day, procedente de China, donde el orgullo de estar soltero se celebra consumiendo.

Frente a esta inercia comercial y consumista surgen movimientos alternativos de diferentes asociaciones y organizaciones; llamativos son el Desafo Green Friday que impulsa el comercio sostenible y la propuesta alternativa de Greenpeace para este Black Friday. La organizacin hace diferentes propuestas desde su web y ha organizado eventos en 5 ciudades espaolas y 22 de todo el mundo. Porque, como dicen en su pgina, el tiempo de inercia y de mirar hacia otro lado ha terminado.

La necesidad de educar a las nuevas generaciones en consumo responsable es crucial, ya que la primera de las tres R en ecologa es la reduccin. Vivimos en un sistema consumista, y es hora de aprender a cambiar el ms por el mejor. Ensear a nuestros hijos e hijas que es preferible invertir en algo de mejor calidad y no en lo efmero es una responsabilidad con la que deberamos cumplir no slo como padres, sino como sociedad. Nuestros hijos e hijas son tambin vctimas de esta inercia comercial. Se ven sometidos a impactos publicitarios constantes que repiten clichs y que imponen unas modas que se ven obligados a seguir para no quedarse fuera del sistema. La moda cambia temporada tras temporada y lo adquirido por moda se convierte rpidamente en residuo que hay que gestionar. Segn Igor Gonzlez, presidente de la asociacin Ecotextil, Cada ao, ms de 900.000 toneladas de residuos textiles acaban en los vertederos en Espaa.

La educacin para el consumo pasa por explicar las consecuencias que supone que las fbricas estn trabajando en proceso continuo, pasa por explicar tambin que una camiseta de bajo coste implica una baja calidad de la materia prima, una explotacin laboral y una explotacin de los recursos. Una camiseta de bajo coste tiene poca durabilidad, una moda que pasa tambin, as que hay que poner en marcha de nuevo el ciclo: volver a producir, a transportar, a vender, etc. Mantenemos este ciclo de forma incansable mientras los residuos que generan la ropa que ya no queremos y los objetos que ya no nos gustan se acumulan, se transportan de nuevo y se incineran, y en todo este proceso seguimos emitiendo CO2 que, quiz por ser gas, no pesa en nuestra conciencia.

El consumo responsable lo abarca todo, tambin la forma en que consumimos alimentos. Comprar menos, tirar menos. Consumir lo necesario y no slo en cantidad, tambin en calidad. Queremos que nuestros hijos e hijas estn sanos, nos preocupamos por su educacin, por su nivel de ingls, por sus actividades extraescolares, pero el fin de semana los premiamos con hamburguesas en alguna cadena de comida rpida tirando por la borda todo nuestro argumento de salubridad que durante la semana habremos usado mientras sostenamos el brcoli en el tenedor. Los nios y nias que toman comida rpida sern adolescentes y seguirn siendo clientes de ese tipo de establecimientos, sern cmplices de ese sistema consumista de paga poco, consume mucho (y que perjudica nuestra salud y la del planeta).

Por otro lado, la globalizacin ha favorecido este consumismo. Nos permitimos comprar mangos importados que nos traen en avin, porque queremos el punto de dulzura dado por el sol, y de nuevo no reparamos en la huella de carbono que ese mango tiene tras de s. Nos permitimos comer fresas en enero, porque tampoco hemos pensado en el coste ecolgico que supone la calefaccin en los invernaderos para que esas fresas lleguen a nuestro plato en pleno invierno. Compramos en grandes plataformas online para que todo llegue a la puerta de casa aunque provenga de miles de kilmetros. Nos permitimos esto y mucho ms, muchas veces por desconocimiento o porque no nos paramos a pensar. Si lo hicisemos tan solo un momento, nos percataramos de la gran huella ecolgica que tiene cada uno de estos actos. Esta huella ecolgica, esta factura la pagarn nuestros hijos e hijas, pues es a ellos a quienes les restamos oxgeno, recursos y calidad de vida.

Por todo esto tenemos la obligacin de educar en un consumo responsable, y por supuesto de ejercerlo, as como la responsabilidad de frenar el consumismo de hiperproduccin y pasar a un consumo consciente y sostenible. Como subray Jos Luis Sampedro, este desarrollo bsicamente cuantitativo y economicista, consistente en producir cada vez ms bienes y servicios y no en mejorar cada vez ms a los seres humanos, tuvo su utilidad y su valor. Nos ha deparado muchos beneficios, pero su poca est llegando a su fin.

Desde la familia podemos trabajar para favorecer este consumo responsable. Cmo? Varios ejemplos. Ante el deseo manifiesto de los hijos o hijas debe haber un tiempo prudente hasta la realizacin, intentando que se lo ganen para que lo valoren. Los ms pequeos tienen dificultades para entender el valor del dinero, pero se les puede ayudar mostrndoles equivalencias materiales concretas: este juguete cuesta lo mismo que la compra de comida de toda la semana. A los adolescentes debemos ayudarles a entender ciertas estrategias de marketing, ensearles que la publicidad es muchas veces engaosa, que en ocasiones existen contradicciones en el eslogan, o cmo se juega con su necesidad de imagen o pertenencia a grupo social. A la hora de viajar, elige opciones de viaje que generen beneficios para la poblacin local, evita comprar en las grandes cadenas de franquicias, busca lo autntico del lugar apoyando el comercio local, respeta los recursos de la zona que visitas y, por supuesto, mantn limpio el lugar.

La educacin para el consumo ha de ir unida siempre a la responsabilidad con el planeta, con el medioambiente y un modelo de desarrollo sostenible; por lo tanto, debemos ensear que va ligado a un estilo de vida saludable, que consume alimentos y bebidas sanas en envases sin residuo. Enva la merienda de tus hijos en tupper y sustituye la botella de plstico por cantimplora.

Para quienes quieran profundizar ms sobre este tema, pueden consultar Educacin para el consumo, de Dolceta Online Consumer Education, o leer Consumir sin consumirse, de Ediciones Pirmide. Carro de combate tambin te ayudar, aparte de en las 3 R, en las 3 C: consumir con conciencia.

Fuente: https://elasombrario.com/black-friday-clima-planeta/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter