Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-11-2018

Oriente Prximo es la regin menos igualitaria del mundo

Lydia Assouad
Orient XXI

Traducido del francs para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


Contrariamente a lo que dejan creer las cifras recopiladas por las organizaciones internacionales, la diferencia entre ricos y pobres bate todos los rcords en Oriente Prximo. Y en parte permite comprender mejor las causas profundas de los levantamientos rabes.

Pan, libertad y justicia social: el clebre eslogan de la plaza Tahrir en 2011 situaba la justicia social en el centro de las reivindicaciones de los movimientos populares egipcios. Sin embargo, de creer las cifras oficiales, el Egipto pre-Mubarak era tan igualitario como los pases escandinavos en la dcada de 1980! Y todos los estudios existentes documentan unos niveles de desigualdad de ingresos histrica e internacionalmente bajos: por consiguiente, habra que buscar en otra parte la fuente del descontento de las poblaciones. Las organizaciones internacionales de desarrollo han denominado esta sorprendente observacin el enigma de las desigualdades en Oriente Prximo. En efecto, cmo explicar unos niveles de desigualdad que se cuantifican tan bajos y la emergencia de un movimiento de contestacin tan vasto que, entre otras cosas, busca redistribuir mejor los ingresos?

En un nuevo estudio del Laboratorio sobre las Desigualdades Mundiales (LIM, por sus siglas en francs) de la Escuela Econmica de Pars, Measuring lnequality in the Middle East 1990-2016:The Worlds Most Unequal Region? [Cuantificar la desigualdad en Oriente Prximo 1990-2016: La regin ms desigual del mundo?], realizado con Facundo Alvaredo y Thomas Piketty, demostramos que el enigma ha podido persistir a causa de una falta de datos en la regin. En efecto, todos los estudios existentes se basan nicamente en datos de encuesta, que a veces solo contenan informacin sobre el consumo y que subestiman sistemticamente los ingresos, sobre todo, los de las personas ms ricas.

Medir mejor

Para evitar este problema hemos recopilado todos los datos existentes sobre los ingresos y los patrimonios: cuentas nacionales, encuesta sobre los hogares, listas de millonarios publicadas en las revistas Forbes y Arabian Business, y datos fiscales recientemente disponibles. Al proponer nuevos mtodos y medir las desigualdades a escala de Oriente Prximo en su conjunto, desde Egipto a Irn y desde los pases del Golfo a Turqua (excluyendo Israel), llegamos a unas conclusiones radicalmente diferentes: Oriente Prximo aparece como la regin menos igualitaria del mundo.

La decisin de aadir los resultados a escala regional proviene, precisamente, de la ausencia de datos para hacer un anlisis satisfactorio de las desigualdades en el seno de cada pas. As, actualmente es posible calcular de forma creble la evolucin del reparto de los ingresos en Lbano solo entre 2005 y 2014, ya que es el nico pas del que se dispone de datos administrativos fiscales

Esta agregacin tiene sentido por varias razones. En primer lugar, la percepcin del carcter justo o injusto de determinado reparto de los ingresos no est determinada nicamente por las desigualdades en el seno de los pases, sino tambin por las desigualdades entre pases, a escala regional. A continuacin, el concepto de Estado nacin no es el nico ngulo a travs del cual puede resultar interesante estudiar las desigualdades: las escalas regional y mundial permiten comprender de forma diferente los determinantes de las desigualdades. Por ejemplo, el LIM trabaja sobre el clculo de las desigualdades a escala europea, pero tambin en Amrica del Sur. Y cuando se aaden los pases de Europa del Este y de Europa del Oeste (por ejemplo, Dinamarca y Rumana), sin duda las desigualdades aumentan mecnicamente, pero en una medida mucho ms baja que para Oriente Prximo. Por consiguiente, este aumento no es evidente y es determinante comprender de dnde viene para proponer unas polticas pblicas eficaces.

Por supuesto, nuestro estudio no pretende identificar este nivel extremo de concentracin de ingresos como nica explicacin de la agitacin de Oriente Prximo. Los orgenes de los conflictos que lo sacuden son complejos y mezclan los antagonismos socioeconmicos con factores religiosos y polticos. Con todo, las desigualdades pertenecen a una serie de mecanismos que contribuyen a generar estas numerosas crisis polticas. El intento de anexin de Kuwait por parte de Iraq en 1990 (dos pases cuyos niveles de ingresos y de riqueza difieren enormemente) es un ejemplo elocuente de los efectos de un reparto desigual de los ingresos y del establecimiento de mecanismos de redistribucin (en este caso en la violencia) que puede suscitar este reparto.

Enormes disparidades entre pases

Entre 1990 y 2016 el crecimiento demogrfico fue particularmente fuerte en Oriente Prximo: la poblacin pas de 240 millones de personas a 410 millones, esto es, un aumento total del 70 %. El aumento de los ingresos medios corregido con la inflacin fue ms modesto, de aproximadamente un 15 % ya que pas de 9.000 a 10.000 euros entre 1990 y 2016 en tasa de cambio de mercado, esto es, aproximadamente el 30 % de la media de Europa occidental en ese periodo.

El nivel y evolucin de los ingresos medios de la regin reflejan unas realidades muy diferentes segn los distintos grupos de pases. Irn, Turqua, los pases rabes (salvo los pases del Golfo) tiene unos ingresos medios que se han estancado por debajo de la media regional y representan entre el 10 % y el 25 % de los ingresos medios europeos. Los pases del Golfo se distinguen claramente del resto de la regin: en paridad de poder adquisitivo sus ingresos medios por adulto son tres veces ms altos que la media de Europa occidental en 1990 y dos veces ms altos en 2016. Por lo tanto, hay una diferencia importante de ingresos entre los pases del Golfo y el resto de la regin, pero esta diferencia se ha reducido durante el perodo.

Esta reduccin refleja unas fuerzas complejas y contradictorias, con unas implicaciones diferentes en trminos de desigualdad. En parte se debe a la evolucin del precio y de los niveles de produccin del petrleo, pero tambin al crecimiento relativo de determinados pases, como Turqua. Tambin proviene del aumento de la cantidad de personas trabajadoras extranjeras en los pases del Golfo, principalmente en los sectores de la construccin y del servicio domstico. Este amplio flujo de personas migrantes ha provocado un aumento mayor de la poblacin de los pases del Golfo respecto a sus ingresos totales y, por lo tanto, ha llevado a un empobrecimiento global de estos pases acompaado de un aumento de las desigualdades internas. En todo caso, a pesar de esta reduccin de las diferencias de ingresos entre pases, estas siguen siendo muy grandes: en 2016 los pases del Golfo representan el 15 % de la poblacin de la regin, pero reciben ms del 50 % de los ingresos.

Reparto desigual de la riqueza del petrleo

Oriente Prximo aparece, por lo tanto, como la regin menos igualitaria del mundo. El 10 % de personas ms ricas recibe el 64 % de la riqueza regional, frente al 37 % en Europa occidental, el 38 % del conjunto de Europa, el 47 % en Estados Unidos, el 55 % en Brasil y el 62 % en Sudfrica. Se suele presentar a estos dos ltimos pases como los menos igualitarios del mundo. La proporcin de los ingresos totales que posee el 1 % de personas ms ricas es del 27 % en Oriente Prximo, frente al 12 % en Europa occidental, el 20 % en Estados Unidos, el 28 % en Brasil, el 18 % en Sudfrica, el 14 % en China y el 21 % en India. El 50 % ms pobre gana un 9 % de la renta regional en Oriente Prximo, frente a un 18 % en Europa.

En este sentido resulta impactante constatar que las regiones menos igualitarias del mundo estn marcadas por un enorme pasivo de discriminaciones raciales, lo cual es cierto para Estados Unidos y Sudfrica, donde el sistema de apartheid est vigente hasta 1991 y donde el 10 % de personas ms ricas todava corresponde aproximadamente a la minora blanca de la poblacin, pero tambin para Brasil, que cuando se aboli la esclavitud en 1887 contaba con aproximadamente un 30 % de personas esclavas. En Oriente Prximo, por el contrario, las desigualdades tienen un origen ms moderno y se explican en primer lugar por el desigual reparto geogrfico de la propiedad de los recursos petroleros y de su transformacin en dotaciones financieras permanentes, lo cual explica las enormes diferencias de ingresos entre los pases abundantemente dotados de petroleo y los pases muy poblados demogrficamente.

Las personas inmigradas: un 60 % de la poblacin

En este sentido nuestros resultados no son sorprendentes: al agregar Yemen a Arabia Saud aumenta el nivel de desigualdad. No obstante, la extrema concentracin de ingresos en la regin tambin se explica por las grandes desigualdades en el seno de los pases, que todava se subestiman enormemente dada la calidad de los datos disponibles (sobre todo para trazar la estructura de propiedad y la dinmica entre capital pblico y privado, que a menudo sigue siendo poco clara en la regin). El problema es particularmente grave en los pases del Golfo, donde las estadsticas oficiales son poco fiables y no dan cuenta de aspectos importantes de su economa poltica, empezando por la proporcin cada vez mayor de personas trabajadoras extranjeras entre la poblacin, las cuales viven en unas condiciones extremadamente difciles y reciben una parte muy baja de la renta nacional.

El flujo de personas trabajadoras extranjeras hacia los pases del Golfo aument constantemente a o largo del periodo: representan casi el 60 % de la poblacin adulta total en 2016 frente al 50 % en 1990. En los Emiratos rabes Unidos, Kuwait y Qatar incluso constituyen casi el 90 % de la poblacin adulta total, contrariamente a Arabia Saud, Omn y Bahren donde representan el 40 %.

Los datos de encuesta en los pases del Golfo solo cubren entre el 20 % y el 30 % de la renta nacional total, tal como est cuantificado por las cuentas nacionales y reseado en las bases macroeconmicas de la ONU o del Banco Mundial (en los pases desarrollados la cobertura es del orden del 70 %-80 %). En la medida en que las personas nacionales probablemente se benefician ms que las extranjeras de los ingresos no cubiertos (empezando por los beneficios no redistribuidos de las empresas petroleras y los ingresos del capital acumulado de los fondos soberanos) proponemos diferentes escenarios de desigualdades segn se atribuya solo a las personas nacionales el 50 %, el 70 % o el 100 % de los ingresos que faltan. El 10 % ms alto vara ahora entre el 65 % y el 85 % de la renta nacional total en los diferentes pases e incluso llega al 90 % en Qatar, el pas con mayor proporcin de personas trabajadoras migrantes. Esto hace que pase a casi el 70 % la proporcin de la renta regional que reviene al 10 % de las personas ms ricas.

El los dems pases de la regin, salvo Lbano, los datos no permite establecer con exactitud unas tendencias concernientes a las desigualdades. Con todo, se puede decir que en Turqua disminuyeron entre 2003 y 2007, antes de volver a aumentar entre 2007 y 2016. En Egipto disminuyeron entre 1990 y 2010, y despus tambin aumentaron entre 2010 y 2015. En Lbano aumentaron entre 2005 y 2008, y despus se han estabilizado.

Redistribucin y responsabilidad democrtica

Estos niveles extremos de desigualdad ponen de relieve la necesidad de pensar y desarrollar formas regionales de integracin poltica y de redistribucin en Oriente Prximo. Sin duda estos mecanismos de redistribucin entre pases existen ya en parte: ejemplos de ello ms o menos extremos y violentos son los prstamos de los Emiratos rabes Unidos concedidos a Egipto, los ingresos realizados por los trabajadores libaneses instalados en Arabia Saudi, los flujos migratorios de los refugiados sirios hacia otros pases de la regin o incluso los movimientos de invasin, como la guerra de Kuwait en 1990. Sin embargo, es necesario que las transferencias financieras existentes se hagan en un marco ms democrtico y menos catico (en trminos de previsibilidad y de regularidad), a semejanza de los fondos regionales europeos, los cuales aseguran unas transferencias permanentes de los pases ms ricos a los ms pases pobres del orden de varios porcentajes del PIB de estos ltimos.

En segundo lugar, estos niveles de desigualdad solo se podrn abordar con unas reformas profundas de la fiscalidad en la regin. En la mayora de los pases esta se basa ms en un gravamen indirecto (IVA) que en uno directo (sobre los ingresos, el capital), lo cual es muy regresivo. En los pases del Golfo ni siquiera existe un gravamen directo. Por otra parte, el impuesto de sucesiones es un medio eficaz para luchar contra las desigualdades de riqueza, pero tambin de ingresos, y, una vez ms, no existe en la mayora de los pases. Por ltimo, es importante aumentar el acceso a los datos sobre los ingresos y patrimonios en la regin, condicin sine qua non de un debate pblico transparente y de la construccin de Estados de derecho.

Bibliografa:

Facundo Alvaredo, Lydia Assouad, Thomas Piketty, Measuring Inequality in the Middle East, 1990-2016 : The Worlds Most Unequal Region ?, WID.world Working Paper Series, no. 2017/15, 2017.

Facundo Alvaredo, Lydia Assouad, Thomas Piketty, Emmanuel Saez, Gabriel Zucman, World Inequality Report 2018, Harvard University Press, 2018.

Lydia Assouad, Rethinking the Lebanese Economic Miracle: The Extreme Concentration of Income and Wealth in Lebanon, 2005-2014, WID.world Working Paper Series, no. 2016/13, 2016.

Lydia Assouad, Lucas Chancel, Marc Morgan, Extreme Inequality: Evidence from Brazil, India, the Middle East and South Africa, American Economic Association P&P, enero de 2018.

Sami Bibi, Mustapha Nabli, Equity and Inequality in the Arab Region, ERF Policy Research Report no. 33, enero de 2010.

Ban co Mundial, Inequality, Uprisings, and Conflict in the Arab World, MENA Economic Monitor, octubre de 2015.

Lydia Assouad est haciendo un doctorado en la cole dconomie de Pars, cole des hautes tudes en sciences sociales (EHESS); es investigadora asociada en World Inequality Lab y World Inequality Database.

Fuente: http://orientxxi.info/magazine/le-proche-orient-region-la-plus-inegalitaire-au-monde,2775

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a la autora, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter