Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-11-2018

El noble arte de la caza

Francisco Lozano Sanz
Rebelin


El pasado viernes 23 de noviembre leo en la seccin Oriente de La Nueva Espaa (peridico de Asturias) una crnica del viaje realizado a Amieva (en el Oriente de Asturias) por el portavoz de Agroganadera del PP en el Parlamento Autonmico, el seor Luis Venta.

Su sentencia: La caza es ms necesaria que nunca resulta ser muy oportuna, ahora que han surgido problemas con la caza en dicho municipio y que ya ha comenzado la larga campaa electoral que terminar con elecciones municipales y autonmicas en mayo de 2019... Seor Venta.

Antes de que -a principios de los ochenta- el ecologismo se pusiese de moda y apareciesen grupos ecologistas por doquier (otros, los que siempre lo fueron, emergieron de la menosprecio de la prensa y los poderes pblicos que los ignoraban o despreciaban). Antes... los cazadores argumentaban ante las crticas que algunos de estos colectivos les realizaban y solan responder que: es una actividad legal o pagamos nuestras licencias y ms an la caza siempre existi y en inherente al desarrollo y evolucin del hombre. Sin embargo, en tiempos del ecologismo emergente, su discurso cambi: los cazadores somos los mayores ecologistas (recuerdo haber ledo por entonces en una revista especializada en caza a Manuel Fraga Iribarne). S, el sector cinegtico se acomod a los tiempos que corran y ya eran una pieza esencial del equilibrio ecolgico. La mayora de los cuales no haban ledo y/o entendido El origen de las especies por medio de la seleccin natural, o la preservacin de las razas preferidas en la lucha por la vida, publicada en 1859, y avalada y actualiza por eminentes cientficos y zologos. Obra que le recomiendo al diputado Luis Venta y que debera ser materia obligada en la Educacin pblica y privada.

Peor an: La caza no debera regularla la Administracin. Tendran que ser los propios cazadores sentencia el portavoz del PP. Descubroseor Venta que tambin a la gestin de La Naturaleza ha llegado el virus del neo liberalismo que se ha adueado de la derecha espaola. No slo hay que privatizar y hacer negocio con los cuatro pilares del Estado: Sanidad, Educacin, Justicia y Asuntos Sociales tambin hay que privatizar La Naturaleza y ser los cazadores quienes la gestionen? Otro negocio ms? No se sorprendan estimados lectores: S hay negocio. Y si no siempre est la Administracin, El Estado, el dinero pblico que nos rescate de la ruina como se est haciendo con: Cajas de Ahorro, Autopistas de Peaje, negocios privados ruinosos Para eso s que est el Estado!

En Sierra Morena, Montes de Toledo, en Extremadura y Castilla la Mancha hay inmensas fincas de explotacin industrial de la caza. De ellas obtienen pinges beneficios econmicos y polticos sus propietarios. Tengo el honor de haber podido recorrer y trabajar en esos territorios. All conoc los enormes latifundios de los seores: Botn, Mario Conde, el Duque de Baviera y su finca La Garganta en Sierra Madrona (ahora propiedad del duque de Westminster, el cuarto hombre ms rico de Reino Unido) que tambin tuve que visitar en mi trabajo del 2 IFN. Es uno de los mayores latifundios de Europa, tiene 15.000 Ha. Se hizo famosa por las excursiones cinegticas de: Guillermo y Enrique de Inglaterra en sus visitas a Espaa o porque, supuestamente, fue donde se conocieron el Rey Emrito Juan Carlos y Corinna. All han cazado las escopetas ms conocidas de la poltica (Federico Trillo, Francisco lvarez-Cascos, Esperanza Aguirre), miembros de la realeza europea (los prncipes de Inglaterra, el prncipe de Gales) o personalidades de las altas finanzas. Recuerdo a ilustres benefactores del Reino de Espaa como Luis Brcenas, lvarez Cascos que viajaba a Rumana a cazar osos, porque aqu en Asturias no poda-, Miguel Blesa (que se suicid con su escopeta de caza, Qu irona!) el dimitido tras haberse descubierto que particip en una de estas caceras, junto al Juez Garzn- Ministro de Justicia Mariano Fernndez Bermejo y un largo etctera Mira por dnde! El sano ejercicio de la caza, el de las clases nobles y/o pudientes, PP o PSOE vertebra la Sociedad. En estos naturales y ecolgicos eventos se unen: plebeyos Paco el corto- con caciques: el Seorito Ivn (Los Santos Inocentes) con la nobleza antes citada y la viejas glorias de nuestro pasado: Manuel Fraga Iribarne, una plyade de ministros y capitostes del antiguo Rgimen, con el jefe, amo y Dios Todopoderoso de todos ellos: el pescador de salmones en los ros asturianos, cazador de: ciervos, corzos, caza mayor, rojos y conspiradores judeo-masnicos enemigos de la Espaa Eterna Creo que ya saben a quin me refiero (Adivina Adivinanza La Mandrgora. Sabina, Alberto Prez y Javier Krahe) S seor Venta, a quien yace bajo una losa de varias toneladas, efigie de bustos, nombrado y ensalzado en placas de calles y plazas de toda Espaa, adulado por la Santa Iglesia Catlica, varios de cuyos ministros fundaron Alianza Popular ms tarde PP, su partido seor Venta-. De gatillo fcil y firma mortfera y certera, mientras tomaba caf.

Pero no quiero irme por las ramas del rbol envenenado, por mucho que sea el relato de la Espaa feudal, caciquil y aeja, bajemos a la tierra frtil por la que grcilmente transitan, pastan y viven: corzos, ciervos, rebecos, jabales, perdices, conejos, liebres y un muy largo etctera. No quiero quedarme con la iconografa y esttica del noble arte de: franquistas, reyes y condes, empresarios de tarjetas black y trepas y pelotas que hacen de Paco el Corto por si les cae un Cargo de Libre Designacin.

Al abatir a los machos con mejores y espectaculares cornamentas, hacemos una seleccin natural a la inversa (me repito: lean la obra de Charles Darwin) y las poblaciones de algunos ungulados y piezas de caza mayor entran en declive. Otro tanto habra que de decir de un buen nmero de especies cazables.

Y qu decir de la introduccin de especies forneas y/o exticas para mayor gozo y divertimento de cazadores?

En el antiguo Coto de Doana (ahora se denomina Espacio Natural Doana y es Parque Nacional desde 1969 tambin la Reserva Biolgica de Doana-) En dicho latifundio... contino, se introdujeron a finales del S XIX- avestruces, dromedarios y gamos. An recuerdo haber visto con vida en los 80- al ltimo dromedario pastando con las vacas, los avestruces desaparecieron enseguida. Quedan miles de gamos trados de frica- que son un grave problema al aumentar la presin de los herbvoros vacas y yeguas incluidas- sobre las castigadas herbceas de Doana. Ya ven esto de la caza es un bucle: En tierra de Niebla ha una, tierra que Las Rocinas, e es llana, e es toda Sotos, e ha siempre puercos... non se puede correr esta tierra sinon en invierno muy seco, que non sea llovioso, e en verano non es de correr, porque es seca e muy dolentrosa. (Alfonso XI en su Libro de la Montera, entre 1342 y 1348.) Se refiere a Doana. Latifundio de: reyes, nobles, acaudalados bodegueros de Jerez de la Frontera y lugar de veraneo de esta nueva nobleza que son los presidentes de gobierno, desde Felipe Gonzlez I que particip en un lanceo de jabales en Doana, en los ochenta, para mayor gozo y satisfaccin, que dira el emrito rey de Espaa- a: Aznar, Zapatero, Rajoy y sus ministros, corte y cohorte.

Adems de en Doana, tambin he tenido la suerte? de haber visto el resultado de la introduccin del Arru (Ammotragus lervia) en la Sierra de la Espua Murcia- y los efectos de la sarna (Sarcoptes scabiei) de la que fueron vctima y vectores de trasmisin.

En la Sierra de Cazorla asist al grave problema de la sarna (que an persiste) sobre la poblacin de la cabra monts autctona (Capra pyrenaica hispnica) acentuado por la debilidad de sus poblaciones, desplazadas estas a las zonas ms altas y rocosas de las Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas, por los muflones (Ovis musimon). Nativo de Crcega y Cerdea aunque no existe unanimidad cientfica sobre el origen de la especie. A Espaa llegaron los primeros ejemplares en los aos cincuenta, accin impulsada por el desaparecido Servicio Nacional de Pesca Fluvial y Caza.

En la Reserva Nacional de Caza de Riao se ha introducido la cabra monts. Segn la revista Trofeo: La exitosa reintroduccin de cabra monts en reservas de caza de Castilla y Len es un hecho. A la de Riao en el ao 1991, donde en primavera se ha batido el rcord del mundo al cazarse un macho de 303 puntos CIC, sigui en 1999 la de los Ancares.

Nada se dice del aumento de la presin de la carga ganadera, tambin de los herbvoros que ya es muy elevada-, de la sarna la cabra introducida favorece la trasmisin- que est afectando a cabras domsticas, y fauna silvestre. De lo que se trata es de matar ejemplares con una cuerna medalla de oro. Ms Seleccin Natural?

El Derecho Natural que creen tener los cazadores sobre la fauna silvestre, las aves que vuelan y todo bicho viviente que se mueva y se me ponga en el punto de mira de mi objetivo de x-mil euros, montado sobre mi fusil importado de otros tantos tropecientos mil euros, me lo cargo. Hago fotos del bicho abatido con la bota sobre su cuello/cabeza o sujetando la cornamenta y me siento orgulloso de `haber matado al ms grande. Me recuerda a una pelcula de ciencia-ficcin de muy peculiar color y esttica, de dudosa calidad que suelen emitir en la televisin. Hay una raza los Necrferos- que viajan por el Espacio destruyendo planetas y civilizaciones bajo el mantra de: Eres dueo de lo que matas.

Afortunadamente desaparecieron hace aos, en un negocio de Potes (Cantabria), unas fotografas en blanco y negro que mostraban entre cuatro y seis osos no recuerdo con exactitud el nmero- de osos muertos y apilados cual langostinos a la plancha sobre la hierba, tras una cacera. Las fotos aparentaban ser de principios del S XX. Aos permanecieron en el escaparate del negocio, sin que el dueo del mismo o sus clientes se percataran y le advirtiesen de los comentarios que hacan turistas: espaoles, britnicos, alemanes y franceses ante la exhibicin de tal barbarie reflejo de la Espaa Profunda.

Propongo como alternativa a las monteras de testosterona armada, y con cerveza y vino regadas, que enseemos a los nios a amar la vida, La Naturaleza, explicarles el viaje del Beagle y lo que signific. A preservar, a travs del conocimiento y la observacin tranquila, con prismticos en vez de escopetas, con un lpiz y una carpeta de dibujo los ojos abiertos, los odos atentos y la mente proclive a tanta belleza, y no la muerte por satisfaccin. Y pedir exigir- a las administraciones competentes que sean ellas, con personal especializado y medios, los que protejan nuestro patrimonio natural, modulen y corrijan las explosiones demogrficas de: jabales, zorros, gamos, muflones por ejemplo- y otras especies silvestres, que han llegado a esta situacin, casi siempre, por la accin del hombre cazadores los primeros- y que continen luchando para erradicar: venenos, cepos y lazos que estn directamente relacionados con la caza, los cotos de caza y la actividad cinegtica; prcticas: ancestrales, obsoletas y antinaturales, prohibidas por la ley. Muchos cazadores se justifican y consideran alimaas a especies silvestres por el simple hecho de alimentarse de: las perdices, codornices, conejos, liebres etc. que ellos cazan por divertimento insano gozo el matar por satisfaccin?

Reflexionemos todos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter