Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-01-2006

Japn: Aldeanos contra nueva represa

Suvendrini Kakuchi
IPS


Ganaron un fallo judicial histrico, pero no bajan la guardia. Los habitantes de Higashi-Omi, 500 kilmetros al occidente de Tokio, desafan las nevadas y los vientos helados en sus reuniones para impedir la construccin de una nueva represa en el ro Echigawa.

"No hay tiempo para descansar. Estamos determinados a tener xito", dijo Kiyoshi Noda, miembro del concejo local de la aldea de Ichihara, en Higashi-Omi, y lder de un movimiento contra los planes de construir una represa. El 8 de diciembre el alto tribunal de la occidental ciudad de Osaka orden archivar dicho proyecto ante sus potenciales peligros ambientales.

En su dictamen, el tribunal concluy que el Ministerio de Agricultura haba elaborado el proyecto de la represa sin los estudios geolgicos apropiados, tal como requiere la ley.

Pero la vigilancia continua de la sociedad civil es considerada necesaria porque el 20 de este mes el gobierno apel el fallo ante la Suprema Corte de Justicia.

Segn el gobierno, la decisin de construir una nueva represa, adoptada en 1994, no puede ser modificada porque la presa existente, en uso desde 1973, no puede satisfacer las demandas de los productores agrcolas en Higashi Omi y de otras cuatro localidades.

En Japn es inusual que los tribunales intervengan para detener proyectos del gobierno.

La represa planeada, de 90 metros de altura en un tramo corriente arriba del ro Echigawa creara un embalse con capacidad para almacenar 25,7 millones de metros cbicos de agua destinados a paliar la escasez de riego.

Noda y otros residentes de la zona, como pescadores y operadores tursticos, llevan 11 aos luchando contra la obra y estn determinados a lograr su objetivo.

"Nuestro compromiso nunca flaquea", dijo Noda, quien pas toda su vida junto al ro.

A l se unen otros cientos en busca de clarificar varios aspectos del proyecto, como la presunta falta de consideracin sobre los costos financieros --estimados en 400 millones de dlares-- que recaeran sobre los habitantes de la zona luego de que la represa sea construida.

"Funcionarios del Ministerio vinieron a casa y explicaron que la represa beneficiara nuestras tierras agrcolas", dijo Shigeichi Fukao, de 65 aos, un cultivador de arroz y vegetales que vive en la aldea de Mitsuya.

Pero Fukao est en desacuerdo. "Ellos me dijeron que la represa nos proveera de una cantidad de agua para la agricultura, y que los costos seran menores que los beneficios. Pero yo pienso que no necesito tanta agua. Las bombas instaladas en el rea, que transportan agua de la represa existente, son suficientes", dijo.

Fukao y su esposa Kazuko son agricultores en Mitsuya siguiendo una tradicin de muchas generaciones. En la aldea hay cinco bombas compartidas por los 55 hogares de productores agrcolas. Sus facturas rondan los 200 dlares mensuales, cobrados por el concejo local que administra la represa existente.

Fukao est preocupado por el futuro, dado que l y su esposa estn envejeciendo, y el gobierno comenz a reducir los subsidios al arroz a medida que aumenta la presin internacional para liberalizar los protegidos mercados arroceros de Japn.

"Con el futuro tan incierto, por qu deberamos ser forzados a pagar ms por una represa que no cumplir un propsito real? Por primera vez nos unimos a Noda y a otros activistas para detener la represa", explic.

Takeji Fujiwara, uno de los cinco abogados que representan a los 40 residentes que presentaron la demanda, dijo que la inesperada victoria en el tribunal de Osaka representa un aumento de la fuerza de la comunidad en una sociedad dominada por la burocracia.

"Desafiando y venciendo la posicin del gobierno sobre la represa y probando que la burocracia estaba equivocada, la comunidad de Higashi-Omi ha mostrado el poder del pueblo", dijo.

El fallo del tribunal Osaka sostuvo que algunos de los estudios topogrficos y de perforacin compilados por los funcionarios para la construccin de la represa tenan graves errores, y desestim un dictamen anterior de un tribunal de menor rango, segn el cual no era legalmente posible detener un proyecto ya aprobado por el gobierno.

Noda record que se desempeaba como obrero cuando se construy la primera represa, en 1934, y que entonces crey en la explicacin de las autoridades acerca de la necesidad del embalse para irrigar las tierras de labranza.

"Casi 30 aos despus, cuando el segundo proyecto fue anunciado, dije no. Me haba dado cuenta del lado negativo de esas costosas represas", dijo.

El caso contra la represa, segn Fujiwara, simboliza el creciente descontento pblico con el nfasis japons de la posguerra en costosos planes de obras pblicas en reas rurales para ganar votos y beneficiar a las corporaciones.

"El desarrollo econmico japons debe respetar los deseos de la poblacin, y ganar la demanda contra el gobierno ha impulsado nuestra lucha para proteger nuestras vidas de dainos proyectos", dijo Fujiwara.

http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=36192


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter