Portada :: Mundo :: Afganistn
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-11-2018

La lucha de una mujer afgana contra la violacin reflejada en el documental Mil muchachas como yo

Al Jazeera English

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


En este pas, cada mujer tiene cien dueos. Siempre ha sido as. Padres, hermanos, tos, vecinos. Todos creen que tienen derecho a hablar en nuestro nombre y a tomar decisiones por nosotras. Esa es la razn de que nuestras historias no se escuchen nunca y acaben enterradas con nosotras
Sahra Mani Mosawi, directora de cine.


Pero, qu sucede cuando las historias de las mujeres se escuchan? Qu pasara si tuvieran xito en su combate frente a las fuerzas culturales, familiares y legales que se empean en mantenerlas en silencio? Y si las palabras que pronuncian representan una demanda de justicia?

Khatera teme por el futuro de su hija Zainab. (Foto: Al Jazeera)

Kathera, de 23 aos, acude a un programa de la televisin nacional para acusar a su padre de abusar fsica y sexualmente de ella.

Lleva 13 aos violndola, lo que ha hecho que se quedara embarazada en varias ocasiones. La mayora de esos embarazos terminaban abruptamente cuando l la obligaba a abortar, pero dos de ellos llegaron a trmino, aunque su padre se llev a uno de esos bebs, abandonndolo en el desierto para que muriera.

Zainab, la hija de tres aos de Khatera, se salv de ese destino. Pero ahora, de nuevo embarazada por su padre, teme por el futuro de su hija y del beb nonato si no consigue persuadir a las autoridades de que lo procesen.

No es la primera vez que lo intenta. El programa de televisin es un intento desesperado y es consciente de que podra tener graves consecuencias en un pas donde el sistema judicial incrimina frecuentemente a las mismas mujeres que buscan su proteccin.

Pero ser procesada por delitos morales no es el nico riesgo al que se enfrenta al hablar.

Los tos de Khatera creen que ha avergonzado a la familia y que la solucin est en su muerte y la muerte de su hija.

En el galardonado film A Thousand Girls like Me [Mil muchachas como yo], la cineasta afgana Sahra Mani Mosawi sigue a Khatera mientras esta vive escondida, movindose de casa en casa cada vez que teme que su identidad haya quedado expuesta o que sus tos puedan estar acercndose a ella.

Sin embargo, a pesar del miedo, del peligro y de la incertidumbre, est decidida a llevar a su padre ante la justicia, a protegerse a s misma y a sus nios y a ser un ejemplo para otras jvenes como ella.

Punto de vista de la directora Sahra Mani Mosawi

Formo parte de una sociedad que presenta las tasas ms altas de violencia domstica y desigualdad de gnero del mundo. Puedo verlas. Puedo sentirlas. Y puedo exponerlas en un formato que otros no pueden.

Lo importante para m no es solo centrarme en el sufrimiento sino en cmo ese sufrimiento puede convertirse en una llamada a cerrar filas; en cmo nosotras, como mujeres, estamos luchando por el cambio.

Hago pelculas para dar esperanza a las mujeres de mi pas y para orientar a quienes desean conocerlo mejor. Hago pelculas para ayudar a construir una sociedad segura para la prxima generacin y para dejar testimonio de nuestra travesa hacia esa meta.

En Afganistn casi todos los das se producen historias de violaciones y asesinatos de mujeres. Los medios cubren algunos de esos casos pero la mayora permanecen ocultos.

A Thousand Girls like Me destaca la necesidad de dar a conocer los casos desconocidos.