Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-11-2018

Guerra interna en el basural

Jorge Luis Ubertalli Ombrelli
Rebelin


Hace ya tiempo venimos sosteniendo que las contradicciones antagnicas- en cuanto a oscuros intereses contrapuestos- entre los funcionarios gubernamentales y sus sponsors, son proyecciones de las maniobras de sus patrones internacionales que, ante la falta de un gobierno real que vele por los intereses de la Nacin, la Clase Trabajadora y el pas todo- incluido su territorio- ven el campo organo para continuar y terminar de saquear la Argentina.

A falta de una direccin poltica verdaderamente antiimperialista y revolucionaria, que en Unidad de accin dispute el Poder a la gentuza oficialista que demuele el edificio construido totalmente por los laburantes de ayer y hoy, la guerra entre basuras que pugnan entre s por saquear ms y agradar a los que vienen por todo, sigue acumulando vctimas . Compaeros militantes de la causa de los trabajadores, el pas y el pueblo son asesinados y agredidos sin siquiera provocar un herido entre sus asesinos y agresores.

Las ltimas muertes de militantes populares de Buenos Aires y Crdoba, de jvenes periodistas, sumadas a otras de distintas geografas nacionales, aunadas a las agresiones contra locales partidarios opositores y manifestantes son consonantes con:

- el quehacer de grupos del fascismo vernculo y sus seguidores variopintos que, por una parte, inventan chivos emisarios internacionales en cuanto a que 'solventan' a polticos de distintos signos- unos pro y otros en contra- del gobierno. Recurriendo a la falsa teora, siempre vigente, que sostiene que grupos o personas 'conspiran' secretamente para 'hacerse del mundo', los especialistas en distracciones lanzan los seuelos que intentan encubrir el sine qua non de la crisis imperial-capitalista sin salida en la que se debate el mundo 'occidental'. Segn los 'conspirativos' de ayer, quienes son emulados por los de hoy, Lenin, arquitecto y conductor de la Revolucin Socialista rusa, habra sido financiado por la Banca Loeb(?) y/o estar al servicio de la Alemania del kiser.

- por otra parte, y en relacin con los malandras oficiales locales, la tctica comn es culparse unos a otros, todos emisarios del verdadero terror y la represin, en cuanto a cometer acciones que son verdaderas zancadillas polticas a sus compinches/enemigos. Utilizando nuestros cuerpos, llevan a cabo sus internas mafiosas. En otras palabras, de Macri para abajo, todos los contendientes que esperan recibir o reciben emolumentos para liquidar al pas por parte de los grandes jugadores que vendrn al G20, estn en la picota. Slo son odiados y maldecidos por el pueblo al que castigan. Entre ellos no hay sentimientos ni de amor ni de odio, solo bussiness , que los incitan a una guerra abierta, ocultada o minimizada por los grandes medios de informacin a su servicio, que tiene a nuestros muertos como nicas vctimas.

Por falta de rebeliones populares que hace rato deberan haber terminado con todos ellos, sus mandaderos, sean barras bravas, policas, otros agentes del ' orden' o cualquiera que sea untado por los bandidos tal para embarrar al sector de bandidos cual , nos agreden y asesinan para dirimir sus pugnas.

Lo ocurrido en estos das nos debe hacer reflexionar sobre las futuras acciones a llevar a cabo.

Y la ms importante ahora es el acto del 30 de noviembre contra el G20. Ya se vio, a travs del lente convexo de la perspectiva intraconspirativa de los basura, que no se puede confiar en ninguna 'seguridad' que brinde ningn sector del gobierno. Lo ocurrido en cuanto al fusilamiento de los muchachos-militantes sociales- de Crdoba y Buenos Aires, del periodista malmatado, de las agresiones varias a marchantes y locales polticos, etc., y de lo sucedido en cuanto al partido River-Boca, debe hacernos reflexionar para no ser carne de can de un terror fascista, producto de las internas locales - y las guerras internacionales- que puede manifestarse en estos das.

Por lo tanto, no es posible convocar a un acto masivo en estas circunstancias sin previamente planificar y centralizar la seguridad en relacin con las organizaciones que convocarn y participarn en el mismo. Todo el armado, el desarrollo, la concentracin y dispersin de las columnas, el previo relevamiento del terreno donde se realizar el acto y otras actividades conexas deber estar a cargo de las instancias organizativas de los Partidos Polticos y Organizaciones Sociales concurrentes, sin dejar nada librado al azar.

Planificar y centralizar la seguridad de esta marcha es y debe ser un punto de partida para ejercer el Poder Popular en el marco de una aproximacin a la toma del Poder por el Pueblo, en forma prctica y en el contexto de Unidad en la accin, aunque cada maestro lleve su librito.

La Autodefensa de masas debe estar a la orden del da. Ya se comprob que hay sectores intrabasuras, vinculados a potencias extranjeras, que quieren pudrir la situacin para hacerle cargar las culpas a quien querrn sacarse de encima y matar polticamente, y todo a costa nuestra. Los terroristas de Estados y sus bandas oficiales o paraoficiales ya hicieron de las suyas y estn al acecho.

Basta de que nos amasijen los de arriba.

Por todos nuestros muertos, apaleados, torturados, encarcelados, calumniados, humillados. Organizacin unitaria para el combate ya.

Blog del autor: http://malevayupi.webnode.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter