Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-11-2018

La caravana migrante
Migracin, violencia y soberana nacional

Editorial de Fragua


El 13 de octubre de este ao inici una caravana migrante desde Honduras rumbo a Estados Unidos, consecuencia de las condiciones de violencia y pobreza que asolan la regin. Esta situacin responde, en gran parte, a las polticas neoliberales de despojo y a la intervencin norteamericana que busca mantener un rgimen servil a sus intereses.

La crisis de la regin se ha agravado desde el ao 2009. Tan slo en el ao 2016, 49 activistas fueron asesinados por defender su tierra, entre los que se encontraba Berta Cceres, incansable defensora indgena del agua y los pueblos indgenas, cuya muerte repercuti en todo el continente. Junto con el despojo y violencia provocado para obtener recursos naturales, vino una grave crisis de desplazamiento forzado que arroj a miles de hondureos a buscar nuevas tierras no por un sueo, sino simplemente para sobrevivir.

Al mismo tiempo, las polticas migratorias en Estados Unidos se han ido endureciendo: el gobierno de Barack Obama aument el presupuesto fronterizo, increment el nmero de efectivos de la patrulla fronteriza (la odiada migra), aument el nmero de detenciones y expuls a casi tres millones de migrantes. En estos mismos aos los gobiernos serviles de Felipe Caldern y Enrique Pea Nieto desataron una ola generalizada de violencia en contra de migrantes centroamericanos, de modo que Mxico se convirti en la gran lnea de defensa que evita la migracin, lo que fue reconocido por las autoridades norteamericanas al afirmar de manera contundente que el flujo migratorio se redujo casi 40% en los ltimos aos.

Estas cifras se deben nicamente a las polticas de miedo impuestas por Estados Unidos y a que cientos o miles de migrantes acaban su viaje en Mxico, no de la mejor manera: tan slo recordemos el caso de los 72 migrantes asesinados en San Fernando, detenidos por agentes de migracin y entregados al narcotrfico, que simplemente los asesin. Estas acciones parecen no tener sentido, pero en realidad es la lgica paramilitar mediante la que se echan a andar las polticas migratorias imperialistas: detener el flujo de personas a toda costa.

En este contexto es que surge la caravana migrante, esas cuatro mil personas que han recorrido ms de mil kilmetros con la nica intencin de encontrar una tierra un poco mejor para sobrevivir. Frente a esta avalancha humana, la respuesta del gobierno mexicano nuevamente ha sido servil. El mismo da que la caravana llegaba a nuestro pas, Mike Pompeo, ex director de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos y actual secretario de Estado del incmodo vecino del Norte, se entrevistaba con Enrique Pea Nieto, quien le aseguraba que el gobierno mexicano hara lo posible por detener el paso ilegal de los centroamericanos. Como si fuera una orden directa al parecer s sucedi se realiz un despliegue policiaco de cientos de granaderos en la frontera sur.

Llenos de desesperacin, los miles de centroamericanos se lanzaron contra las puertas fronterizas y contra el cerco policiaco, los cuales lograron abrir por momentos, pero fueron repelidos con gases lacrimgenos y toletes, sin importar la presencia de cientos de nios y ancianos, de mujeres embarazadas y adultos agotados por la largusima caminata.

Despus de los hechos represivos y de las dolorossimas imgenes que vimos en las noticias y redes sociales, Enrique Pea Nieto sali a decir que no permitira la entrada violenta a nuestro pas. Es decir, Mxico sera el gran muro de contencin para evitar una crisis migratoria y humanitaria en Estados Unidos. Parece que para los gobernantes realmente seguimos siendo el patio trasero.

Frente a esta actitud servil, nuestro pueblo despleg la solidaridad: en Chiapas muchos comercios ofrecan comida, ropa y hasta juguetes a los migrantes. Organizaciones de derechos humanos se manifestaron por la defensa del derecho a la protesta y a la solidaridad de los pueblos representado en la caravana. Pueblo en general mostr su mano amiga; la mano proletaria que ha visto partir a nuestros familiares para buscar una oportunidad de vivir mejor, ahora se volcaba para ayudar a nuestros hermanos de clase.

Sin embargo, en medios de comunicacin se manifest un discurso racista y de odio, el cual desafortunadamente fue replicado por muchas personas: mugrosos, maras, violadores todo de lo que acusan a nuestros paisanos en el gringo, ahora se le achacaba a los migrantes hondureos.

Frente a esta grave crisis en la regin, nuestro pueblo debe mostrarse solidario y exponer que las causas de la pobreza y violencia en Honduras, Centroamrica y en todo el continente no tienen otra causa ms que el afn de los grandes capitalistas por obtener ms ganancias, por saquear los recursos naturales que pertenecen a los pueblos y por explotar a cada vez ms gente.

La lucha por la defensa de la caravana migrante se vuelve, en este sentido, la defensa de nuestra propia soberana nacional, la defensa en contra de ser simples peones del imperialismo, as como la defensa de nuestro derecho humano a la solidaridad entre los pueblos y la vida digna. Si en verdad queremos recuperar nuestra soberana, debemos exigir y luchar porque sean canceladas todas las polticas que criminalizan y judicializan a los migrantes, exigir que se desmantelen los grupos paramilitares permitidos, promovidos y tolerados por el Estado.

Los migrantes son nuestros hermanos de clase y por ellos debemos luchar y ser solidarios. Tenemos que luchar por un pas donde no se criminalice ni asesine al pobre, por un pas donde seamos nosotros los que decidamos nuestras polticas pblicas, un pas socialista.

Proletarios de todos los pases, unos!

Nota:

Este artculo fue publicado como parte de la seccin ANLISIS del No. 38 de FRAGUA, rgano de prensa de la Organizacin de Lucha por la Emancipacin Popular (OLEP), Noviembre-Diciembre 2018.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter