Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-11-2018

Entrevista a Eric Toussaint
Romper el tab sobre las deudas odiosas y su repudio

Nicolas Vrignaud
CADTM


http://www.cadtm.org/local/cache-vignettes/L640xH426/arton16868-a8b1f.jpg?1543484593

 

LVSL. Piensa usted que la deuda es un tema muy poco discutido en los medios tradicionales? Si es as, cules son los motivos en su opinin?

En el CADTM intentamos ante todo preguntarnos de dnde vienen las deudas, si los objetivos perseguidos a travs de la acumulacin de deudas eran legtimos, y si fueron contradas de manera legtima y legal.

E.T. La deuda es evocada a menudo, pero no lo es nunca en el sentido en que el CADTM y yo la abordamos. El discurso de los medios dominantes y de los gobiernos consiste en decir que hay un exceso de deuda, demasiado gasto pblico de los Estados y, en consecuencia, que hay que pagar la deuda y reducir esos gastos pblicos. En el CADTM intentamos ante todo preguntarnos de dnde vienen las deudas, si los objetivos perseguidos a travs de la acumulacin de deudas eran legtimos, y si fueron contradas de manera legtima y legal. Este es el enfoque que intentamos tener y es cierto, en efecto, que no es el que aparece en los medios dominantes. Estos no ven ningn inters en este enfoque y, adems, la cuestin est desconectada de su realidad.

LVSL. Usted establece justamente una tipologa de las deudas segn que estas sean ilegtimas y quizs odiosas. Podra darnos las caractersticas de estos tipos de deudas?

E.T. Est, ante todo, el resultado de la elaboracin de una doctrina sobre la deuda odiosa por un jurista conservador ruso quien ha sido profesor de derecho en la Universidad de San Petersburgo durante el rgimen zarista (Petrogrado, en aquella poca, era la capital del imperio ruso), Alexander Nahum Sack. l la elabor como reaccin al repudio de la deuda a la cual recurri el poder sovitico en 1918. l no estaba de acuerdo, se exili a Francia y comenz entonces a inventariar todos los litigios en materia de deudas soberanas entre fines del siglo XVIII y los aos 1920. Estudi los arbitrajes internacionales, la jurisprudencia, los actos unilaterales. Con todo ello pudo construir una doctrina de derecho internacional ( http://www.cadtm.org/IMG/pdf/Alexander_Sack_DETTE_ODIEUSE.pdf ) que se aplica en parte hoy. Esta establece un principio general que afirma que, aun en caso de cambio de gobierno, de rgimen, hay continuidad de las obligaciones internacionales.

Sin embargo, esta doctrina integra una excepcin fundamental, la de la deuda odiosa, que se funda en dos criterios. El primero se cumple si se puede demostrar que las deudas reclamadas a un Estado fueron contradas contra el inters de la poblacin de ese Estado. El segundo criterio se cumple si los acreedores eran conscientes de este hecho o si no pueden demostrar que se encontraban imposibilitados de saber que esas deudas eran contradas contra el inters de la poblacin. Si estos dos criterios se encuentran as satisfechos, entonces estas deudas contradas por un gobierno anterior son odiosas; el nuevo rgimen y su poblacin no estn obligados a pagarla. Para el CADTM, esta doctrina debe ser actualizada, pues la nocin de lo que es contrario al inters de una poblacin dada ha evolucionado desde los aos 1920, simplemente porque el derecho internacional ha evolucionado ( http://www.cadtm.org/La-deuda-odiosa-segun-Alexander ). Este es el caso sobre todo despus de la Segunda Guerra Mundial, cuando se construyeron instrumentos jurdicos vinculantes como el PIDESC (Pacto Internacional Relativo a los Derechos Econmicos, Sociales y Culturales https://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/CESCR.aspx ), que permiten determinar lo que es conforme o contrario al inters de una poblacin.

A propsito de la deuda ilegtima, esta puede ser definida en trminos menos restrictivos; no existe el objetivo explcito de ir en contra de la poblacin. Esta deuda es calificada de solamente ilegtima por el hecho de que fue acumulada para favorecer el inters de minoras privilegiadas. Es el caso, por ejemplo, de una deuda pblica contrada para salvar a los grandes accionistas de los bancos, mientras que son los bancos los responsables de un marasmo debido a la crisis bancaria. En este contexto, las deudas acumuladas desde la crisis bancaria de 2007-2008 en pases como Francia, Espaa o los Estados Unidos son deudas ilegtimas. El CAC (Colectivo por una Auditora Ciudadana de la Deuda Pblica) determin adems, gracias a sus trabajos, que el 59% de las sumas de la deuda reclamada a Francia es ilegtimo (cc https://www.audit-citoyen.org/2014/05/27/que-faire-de-la-dette-un-audit-de-la-dette-publique-de-la-france/ et https://static.mediapart.fr/files/note-dette.pdf ).

Esta masa corresponde en parte al salvataje bancario, pero tambin a toda una serie de regalos fiscales de los que se benefician las empresas muy grandes, y que no respetan los principios de justicia fiscal y social. Por otra parte, la renuncia de los Estados de la zona euro a financiar la deuda estatal ante el banco central y la puesta en el mercado de la deuda obliga a estos Estados a pagar tasas de inters superiores a las que habran debido pagar si hubieran podido financiarse ante el banco central. Deberamos por tanto deducir el monto de deuda acumulada resultante de esta diferencia de tasas.

LVSL. Cmo son repudiadas las deudas? En su libro, usted cita varios ejemplos de repudio de deuda, de ah que usted vea una continuidad en los contextos polticos que favorecen estos repudios.

E.T. Ante todo, de manera general, hay un cambio de rgimen o de gobierno que desemboca en un cuestionamiento de lo que se ha acumulado como deuda hasta el momento del cambio. Por ejemplo, en 1837 en los Estados Unidos, hubo una rebelin ciudadana en cuatro estados que desemboc en una destitucin de sus gobernadores, acusados por las poblaciones de corrupcin, de haber establecido acuerdos con banqueros para financiar infraestructuras que no fueron ejecutadas. Los nuevos gobernadores repudiaron las deudas y los banqueros afectados por estos repudios recurrieron a la justicia federal de los Estados Unidos. Pero su pedido fue desestimado! Es un caso muy interesante. El repudio fue la resultante de una movilizacin ciudadana, de una denuncia del comportamiento de algunas autoridades por parte de una poblacin indignada y que se sublev contra el pago de las deudas.

En 1837, en los Estados Unidos, el repudio fue la resultante de una movilizacin ciudadana, de una denuncia del comportamiento de algunas autoridades por parte de una poblacin indignada y que se sublev contra el pago de las deudas.

Otro ejemplo, en Mxico, el gobierno del presidente Benito Jurez, liberal en el sentido del siglo XIX, es decir, partidario de la separacin del Estado y la Iglesia, de la enseanza pblica gratuita, laica y obligatoria, fue destituido en 1858 por los conservadores locales. Estos pidieron prstamos a banqueros franceses, suizos y mexicanos para financiar su gobierno ilegal. En 1861, cuando Benito Jurez vuelve al poder con el apoyo del pueblo, repudia las deudas contradas por los conservadores. En enero de 1862, el gobierno francs de Bonaparte declara la guerra a Mxico con el pretexto de obtener el pago de la deuda contrada con los banqueros franceses. Un cuerpo expedicionario francs de 35 000 soldados impone entonces el reino del prncipe austraco Maximiliano I, que es proclamado emperador de Mxico. Pero Benito Jurez regresa al poder otra vez con el apoyo popular y decide el repudio de las deudas contradas por el rgimen de Maximiliano de Austria entre 1862 y 1867. Esto dio buenos resultados para el pas. Todas las grandes potencias reconocieron el rgimen de Benito Jurez y firmaron acuerdos comerciales con l, incluida Francia, despus de la cada de Bonaparte en 1870.
Finalmente, podemos evocar la revolucin rusa. La poblacin se opona a los gastos del rgimen zarista y a las guerras que este llevaba adelante. Y cuando los sviets toman el poder en octubre de 1917, como consecuencia de su toma de poder, uno de los decretos adoptados es, primero, el de la suspensin de pago, y luego el repudio de la deuda.
Estos ejemplos dan testimonio de actos que podemos calificar de unilaterales.

Puede haber tambin otros ejemplos en los cuales se encuentra una intervencin internacional. En 1919, en Costa Rica, hay un derrocamiento de un rgimen antidemocrtico y un retorno a un rgimen democrtico, asociado a una decisin del congreso costarricense de repudiar deudas contradas por el rgimen anterior. Frente a la amenaza de intervencin britnica, Costa Rica pide entonces un arbitraje neutral. Los dos pases se ponen de acuerdo para designar al presidente de la Corte Suprema de los Estados Unidos como rbitro, y esta resuelve a favor de Costa Rica! Es interesante en el nivel de la jurisprudencia, y sirve de referencia a A.N. Sack, pues este es un admirador de los Estados Unidos. Ahora bien, el presidente-juez de la Corte Suprema de los Estados Unidos, William H. Taft, afirma que la deuda reclamada a Costa Rica por un banco britnico, el Royal Bank of Canada, es una deuda acumulada por el Presidente Federico Tinoco para su beneficio personal y contra el inters de la poblacin. El banco no pudo demostrar que no saba que F. Tinoco haba pedido prestado ese dinero en beneficio propio. Sobre todo, en ningn momento durante el juicio, W.H. Taft se refiere al carcter desptico del rgimen, y A.N. Sack concluir en su doctrina que poco importa la naturaleza del rgimen anterior, esto no tiene importancia, lo que cuenta en la apreciacin de la deuda es la utilizacin que se hizo del dinero prestado. Y desde mi punto de vista, esto es fundamental, pues durante aos hubo una interpretacin errnea de la doctrina A.N. Sack, que limitaba la aplicabilidad del repudio de la deuda odiosa a los regmenes dictatoriales. Para A.N. Sack, su doctrina se aplica a un gobierno regular sobre un territorio dado, a un rgimen que ejerce un poder real, y no importa si es legtimo o no.

A.N. Sack, aun cuando no hable de pueblo sino de nacin, y esta es la gran diferencia del contexto histrico con la actualidad y la evolucin paralela del derecho, menciona claramente los intereses de la poblacin, sobre todo a partir de un caso muy preciso: el tratado de Versalles de 1919. Este dice que las deudas contradas por Alemania para colonizar Polonia no pueden imputarse a Polonia, restituida a su existencia en tanto Estado independiente, pues justamente esta deuda fue contrada para colonizar Polonia y, por tanto, contra el inters del pueblo polaco. En el mismo tratado se dice que las deudas contradas por Alemania para colonizar sus territorios de frica (Namibia, Tanganica, Camern, Togo, Ruanda-Urundi) no pueden imputarse a las poblaciones de estos territorios. Interviene aqu la nocin de inters de las poblaciones, con la cual A.N. Sack no simpatiza pero que toma sentido a partir de ese perodo. Efectivamente, el presidente de los Estados Unidos de la poca, Woodrow Wilson, publica en enero de 1918 una declaracin que proclama el derecho de los pueblos a la autodeterminacin https://www.dipublico.org/3669/catorce-puntos-del-presidente-wilson-1918/ y https://es.wikipedia.org/wiki/Catorce_Puntos ). De ah que una deuda acumulada para colonizar una poblacin dada pone en tela de juicio el derecho de ese pueblo a la autodeterminacin. Esta evolucin del derecho justifica mi posicin, que es la siguiente: retomemos los criterios elaborados por A.N. Sack sobre la base de la jurisprudencia, pero tengamos en cuenta la evolucin del derecho internacional.

LVSL. Si se mira entonces el caso de Grecia en 2015, nos encontramos con un cambio de rgimen con la llegada al poder de Syriza y Alexis Tsipras, y un apoyo social importante. Sin embargo, al final, este ignor el trabajo de la Comisin sobre la verdad de deuda pblica griega, que usted integr. Cules son los parmetros polticos que impidieron ese movimiento propicio hacia un posible repudio de una parte de la deuda griega?

E.T. S, es extremadamente importante analizar este caso. Se trata simplemente de la incapacidad de Tsipras para adoptar una estrategia adaptada al contexto real en el que se encontraba Grecia. Si se observa el programa de Tesalnica presentado en septiembre de 2014, gracias al cual fue elegido (vanse fragmentos del programa en mi artculo: http://www.cadtm.org/Desde-el-comienzo-el-tandem ), haba toda una serie de compromisos muy importantes que implicaban especialmente una reduccin radical de la deuda. En efecto, haba medidas que deban provocar cambios radicales con respecto a la austeridad tan brutal que se aplic, con respecto a las privatizaciones y con respecto a la manera como los bancos griegos fueron salvados. Tsipras emprendi una poltica que no era para nada coherente con el programa y los compromisos que haba tomado. Su estrategia fue la de una concesin muy rpida a la Troika , compuesta por el BCE , el FMI y la Comisin Europea/Eurogrupo. El Eurogrupo, adems, era una instancia sin estatus jurdico, que no existe en los tratados. Pero el gobierno Tsipras acept ser encerrado en este ltimo. Varoufakis iba a negociar y firmar acuerdos con el Eurogrupo, presidido entonces por Jeroen Dijsselbloem. A mi entender, esta estrategia es lo que llev a una primera capitulacin el 20 de febrero de 2015, casi de entrada. El hecho de aceptar la prolongacin del memorndum de cuatro meses, de respetar el calendario de pagos y de comprometerse a someter proposiciones de profundizacin de las reformas al Eurogrupo es seguir en la servidumbre (vase http://www.cadtm.org/La-primera-capitulacion-de-Tsipras ). Muchos interpretaron esto como la adopcin de una actitud inteligente, tctica por parte de Tsipras. En realidad, los trminos del acuerdo de febrero de 2015 constituan un renunciamiento. Esto lo acorral definitivamente. Ahora bien, l tendra que haber dado marcha atrs, admitiendo ante su pueblo y ante la opinin internacional que haba sido ingenuo al aceptar los trminos del 20 de febrero. Frente al rechazo de la Troika a respetar los votos emitidos por el pueblo griego, tendra que haber declarado que, al hacer concesiones, haba credo errneamente que el Eurogrupo tambin iba a hacerlo. As, habra podido llegar a la necesidad de cambiar de enfoque. Pero no lo hizo cuando tena la legitimidad para hacerlo y lo vimos luego durante el referndum que l gan. Pero despus del referndum, Tsipras no aplic la voluntad popular, cuando se haba comprometido a hacerlo! Es, por tanto, el propio Tsipras el que impidi que se llegara, entre otras cosas, a un repudio de la deuda.

LVSL. Puede ocurrir hoy una situacin similar con Italia? No hay una voluntad de las instituciones europeas de ser mucho ms firmes con los gobiernos de izquierda, progresistas, que con los dems?

E.T. Con Italia estamos an en un estadio en el cual se tiene la impresin, basada en elementos reales, de que el gobierno de Salvini, por el que no tengo ninguna simpata, evidentemente, es un poco ms firme que el gobierno de Tsipras frente a los diktats de los dirigentes de Bruselas. Sin embargo, hay que relativizar, dado que, durante la campaa, Salvine peda un mandato al pueblo italiano para salir del euro y, desde que empez a participar en la concepcin del gobierno con Di Maio, acept el marco y el yugo del euro. El gobierno italiano parece firme en el rechazo de la estricta disciplina presupuestaria. Pero esperemos a ver cmo sigue, pues lo ms importante queda por venir. Si el enfrentamiento contina y se endurece, cul es la actitud que el gobierno italiano adoptar a fin de cuentas? Nadie lo sabe. En todo caso, es de lo ms lamentable constatar que es un gobierno en parte de extrema de derecha el que desobedece a la UE con un argumento de rechazo a la austeridad a todo precio, mientras que esta postura debera ser la de los gobiernos democrticos y progresistas. Es una pena ver al gobierno polaco desobedecer a la austeridad, al gobierno hngaro desobedecer en otros aspectos y ver que otros gobiernos permanecen dciles con respecto a las polticas injustas dictadas por los dirigentes de Bruselas. Por ejemplo, en Espaa, el gobierno de Pedro Snchez present un presupuesto conforme a las reglas dictadas desde Bruselas.
Por otro lado, es absolutamente cierto que hay una voluntad de las instituciones europeas de ser ms duras con gobiernos de izquierda democrtica y progresista que con los dems. Pero al mismo tiempo, en los primeros, y sobre todo en el caso de Grecia, no hubo desobediencia. Lo que es extraordinario, con todo, es sobre lo que hay que insistir absolutamente en el caso de Tsipras: algunos das despus de su eleccin en enero de 2015 y la constitucin de su gobierno, cuando todava no haba tomado ninguna medida, el 4 de febrero, el BCE cort las liquideces normales a los bancos ( http://www.cadtm.org/Desde-el-comienzo-el-tandem y http://www.cadtm.org/El-tandem-Varoufakis-Tsipras-hacia ). Era una declaracin de guerra. Por otro lado, hay gobiernos de derecha y de extrema derecha que desobedecen, pero dnde estn las medidas fuertes de la UE en contra de ellos? No se las ha visto todava.

LVSL. Justamente, pongmonos en situacin a la manera del reciente artculo de Renaud Lambert et Sylvain Leder en Le Monde diplomatique, Frente a los mercados, el escenario de un brazo de hierro. Tomemos el caso de un pas como Francia, ante la eleccin de un gobierno progresista y resueltamente determinado a romper con el neoliberalismo. El gobierno anuncia rpidamente una moratoria sobre la deuda para encarar el repudio de su parte ilegtima. Cmo evitar el pnico financiero y los daos colaterales, econmicos y sociales, que seguiran?

E.T. Yo no dira que se tratara de evitar el pnico bancario sino: cmo manejarlo? Ocurra lo que ocurra, ese pnico existir y hay que prepararse. Para limitarlo, propongo un instrumento que no es evocado en el artculo de Le Monde diplomatique, y por otra parte tuve un intercambio a este respecto con Renaud Lambert, que no lo haba visto. El BCE en el marco del Quantitative easing (QE) ver el cuadro sobre QE- compr por un poco ms de 256 mil millones de ttulos espaoles a bancos privados. El BCE lo tiene en su balance (sitio oficial del BCE, Breakdown of debt securities under the PSPP https://www.ecb.europa.eu/mopo/implement/omt/html/index.en.html , consultado el 29 de noviembre de 2018). Los compr a los bancos privados, pero es el tesoro espaol el que paga los intereses al BCE, y el capital al vencimiento de los ttulos. Ahora bien, si el BCE amenaza a un gobierno de izquierda en Espaa con adoptar una medida como la que tomo con respecto al gobierno de Tsipras, el gobierno espaol puede decidir no pagar, frente a la voluntad del BCE de impedirle llevar a cabo su mandato democrtico. Es un argumento de una potencia considerable, que invierte la relacin de fuerzas que el BCE pensaba dominar. Me sorprende que ninguno de los economistas consultados por Le Monde diplomatique haya pensado en l. El Quantitative easing no es suficientemente analizado por los economistas en general, incluidos los heterodoxos de izquierda, que no ven esta arma que est en manos de los Estados a partir del momento en que deciden desobedecer. La Troika estara en una situacin terrible.

Quantitative Easing (QE) o poltica de flexibilizacin monetaria
Esta es la poltica aplicada por el BCE desde 2015 en la misma lnea de la poltica liderada por la Reserva Federal de Estados Unidos entre 2008 y 2014. El BCE est comprando deuda pblica y privada a los bancos de la zona del euro, as como a grandes empresas. Al hacer eso, ayuda a los bancos y a otras grandes empresas privadas con dinero en efectivo en mano que estos utilizan para especular aumentando los riesgos de nuevas crisis. La recuperacin econmica no est en el plan. En principio, el BCE debe poner fin a este programa de compra a finales de 2018, pero en realidad ha decidido mantener una cantidad constante en sus balances de cerca de 2,2 billones de euros en valores soberanos que compr a los bancos privados entre 2015 y finales de 2018. Esto significa que cuando los ttulos de deuda soberana lleguen al vencimiento, el BCE comprar ttulos por una cantidad equivalente y continuar as inyectando efectivo en bancos a los que comprar estos valores soberanos. Adems, el BCE utilizar el QE para chantajear a los gobiernos que no lleven a cabo una poltica de austeridad y reformas neoliberales lo suficientemente dura. De hecho, en el caso de que un gobierno decida romper con la austeridad, el BCE podra decidir no volver a comprar valores del pas en cuestin cuando vencen los valores antiguos. El BCE podra perjudicar al gobierno en cuestin al decidir sustituir los valores vencidos por valores emitidos por un gobierno neoliberal puro y duro. Esto dara lugar a un aumento del tipo de inters de la deuda del pas indisciplinado.
Por eso mismo, un gobierno legtimo que quiera romper con las polticas neoliberales no debe dudar, aplicando una poltica de autodefensa, en suspender el reembolso de los valores en poder del BCE.

Por otra parte, comparto con los autores de ese muy interesante artculo del Diplo la estrategia que consiste tambin en querer dividir a los acreedores. Por ejemplo, para volver una vez ms al caso griego, Tsipras podra haberse concentrado, en un primer momento, en el FMI. En efecto los seis mil millones que haba que pagar antes del 30 de junio de 2015 involucraban nicamente al FMI. El gobierno griego habra debido apuntar frontalmente al FMI.

Tambin, cuando se habla de pnico en los mercados y de amenaza de degradacin de la nota de Espaa, si esta afirma querer financiarse en otra parte y no en los mercados, qu importa entonces la nota que las agencias le atribuyan? Hay que implementar una poltica alternativa de financiamiento realizando un prstamo legtimo. El gobierno debera imponer a las empresas ms importantes adquirir un monto dado de ttulos de la deuda espaola a una tasa de inters fijada por las autoridades pblicas y no por los mercados. Esto remite a los que se llama el circuito del tesoro, que funcion entre la Segunda Guerra Mundial y los aos 1970. Para ello, hay que leer la tesis, editada como libro, de Benjamin Lemoine, y titulada El orden de la deuda ( https://www.editionsladecouverte.fr/catalogue/index-L_ordre_de_la_dette-9782707185501.html ). Esta obra dice todo sobre este circuito del tesoro que qued olvidado en la memoria.

Texto original en francs: https://lvsl.fr/59-des-montants-de-la-dette-reclamee-a-la-france-sont-illegitimes-entretien-avec-eric-toussaint

Traducido por Patricia Wilson

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter