Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-11-2018

The Baghdad Clock, una novela sobre la juventud iraqu en busca del tiempo perdido

Alex MacDonald
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos.


La primera novela de Shahad al-Rawi, The Baghdad Clock [El reloj de Bagdad], que gan el Premio al Primer Libro del Festival Internacional del Libro de Edimburgo a principios de este mes [de noviembre de 2018], lleva a los lectores a un viaje por la historia de Iraq y examina cmo abordan los iraques los traumas de su pasado tanto reciente como lejano.

The Baghdad Clock evoca lo que supone crecer en Bagadad en las dcadas de 1990 y 2000 a travs de los ojos de una joven protagonista sin nombre. El mundo que conoce cambia irrevocablemente tras la Guerra del Golfo de 1991 cuando los soldados dirigidos por Estados Unidos expulsaron a las fuerzas iraques de Kuwait.

Las sanciones econmicas de la ONU impuestas en represalia por la invasin de Kuwait por parte de Iraq pesan enormemente sobre los personajes del libro. Van socavando gradualmente la vida y el color del barrio de la narradora y finalmente a sus habitantes puesto que las familias emigran en busca de una vida mejor.

Hablando con Middle East Eye (MEE) en su actual casa en Dubai, al-Rawi, de 32 aos, explic que le costaba aceptar las violentas convulsiones que sacudieron a su ciudad natal desde que ella se march a principios de la dcada de 2000. Bagdad es una ciudad viva y maravillosa pero, como sabe, durante dcadas ha padecido desastres sucesivos, afirm .

Desde que se march al-Rawi ha visitado pocas veces Bagdad, la ltima vez fue un breve viaje en 2016 para firmar libros. El Bagdad que ella conoce es el Bagdad en el que creci antes de la invasin de Iraq encabezada por Estados Unidos en 2003 y la subsiguiente destruccin. El Bagdad de esa poca es para m una idea del paraso de mi infancia ms que una ciudad real.

El relato reproduce la idea de una ciudad imaginaria con elementos de realismo mgico a medida que la joven protagonista trata de aceptar los cambios que tienen lugar tanto en su propia vida como en su ciudad.

Nadia, otra chica que vive en el mismo barrio, ofrece la primera forma de escapismo de la novela. Conoce a la protagonista en un refugio antiareo y se hacen amigas. La protagonista empieza entonces a entrar en los sueos de Nadia y a fantasear acerca de romper el restrictivo entorno del Iraq asolado por las sanciones.

Las ciudades cambian y la cohesin social cambia en circunstancias normales, no digamos ya en las condiciones de una ciudad como Bagdad, explica al-Rawi.

Aunque se examine minuciosamente el pasado, lo que ms preocupa a los personajes es el futuro. Al principio de la novela el barrio est conmocionado tras la visita de un adivino de paso que augura la muerte. Tarde o temprano este barco se hundir con todos vosotros a bordo, dice a las mujeres del barrio que se renen a escuchar sus premoniciones. Se refiere a que el barrio se va a vaciar a medida que se hagan sentir los efectos de las sanciones y las guerras, y la comunidad se va a desintegrar lentamente al no ver futuro para s mismos en su atribulado pas. Os reconfortaris con los recuerdos. Vuestro barrio se convertir en nada ms que una cancin que lloraris para recordar. Os veo en caminos oscuros y solitarios mientras deambulis, perdidos, como los exiliados

Superar el pasado

El pasado tambin llega a al-Rawi de otras maneras. Cuando se anunci que haba obtenido el premio en Edimburgo algunos usuarios de las redes sociales empezaron a destacar varios comentarios que ella haba hecho en Facebook y Twitter cuando tena algo ms de 20 aos, incluido uno en el que pareca elogiar a Sadam Husein, el expresidente iraqu que fue ejecutado en 2006. Un rap libans, egipcio y saud para el hroe Sadam Husein, escribi al publicar un rap pro-Sadam Husein en Facebook. Qu Al te bendiga, mi amo. No podemos olvidarte. Te saludo, nuestro amado mrtir.

A medida que aumentaban las protestas y ante las acusa ciones de apoyar al ahora prohibido partido de Sadam, el Partido Baath, borr sus cuentas de Facebook y Twitter.

La sombra de Sadam

A pesar de esos comentarios hechos hace algunos aos, al-Rawi neg a MEE ser partidaria de Sadam y afirm que sus comentarios acerca del rap eran una broma mientras que otros simplemente reflejaban su falta de experiencia. Me encontraba en la situacin de una joven desplazada de su pas y de su cuidad, y sin la madurez y conciencia que tengo ahora, explic. Dej Iraq a los diecisis aos. Casi toda mi vida haba transcurrido durante los aos del bloqueo y despus fui testigo de la ocupacin estadounidense de mi pas y de la destruccin de su infraestructura. No tena una opinin poltica clara ante los acontecimientos, solo reacciones en un momento de profundas discrepancias y violencia social.

Los ataques en las redes sociales empezaron cuando The Baghdad Clock fue seleccionado para el International Prize for Arabic Fiction [Premio Internacional de Ficcin rabe] en febrero. Segn al-Rawi, son intentos de sus rivales de desmoralizarme. Algunos han llegado a pedir mi asesinato y a amenazar la vida de mi familia, seal. Estas cosas se deberan tomar en serio en un pas que ha sido testigo de incidentes similares a plena luz del da, en referencia a la reciente serie de asesinatos de destacadas mujeres activistas y de figuras de las redes sociales en Iraq. Aunque soy una persona fuerte y segura de m misma, todas las campaas anteriores no me han roto y tampoco me derrotarn otras campaas que espero en el futuro, aadi.

La sombra de Sadam Husein, que supervis la muerte de miles de personas de su propio pueblo, incluidos los actos genocidas contra los kurdos iraques, adems de emprender una guerra contra Irn en 1980 e invadir Kuwait, sigue polarizando gran parte del debate en Iraq. Si bien muchas personas le siguen considerando un mero dictador brutal, otras (incluso sus antiguos enemigos) sienten nostalgia de su reinado que, aunque fue autoritario, con todo conoci cierto grado de estabilidad y seguridad.

Aunque The Baghdad Clock hace pocas referencias al gobernante iraqu, hay un pasaje sombro en el que las fuerzas de seguridad secuestran al anciano to Shawkat, que se va volviendo senil a medida que avanza el libro, bajo la sospecha de ser un espa debido a su comportamiento cada vez ms errtico. Cuando vuelve siete das despus est humillantemente adornado con un retrato de Sadam colgando del cuello.

Usted sabe que el rgimen de Sadam era dictatorial, individual y totalitario a la vez afirm al-Rawi. Un escritor dedicado a los valores humanos no puede tener ninguna emocin positiva hacia l.

Una maquinaria rota

Los personajes de al-Rawi en The Baghdad Clock son en su mayora mujeres y chicas de clase media cuyas sus experiencias de momentos difciles, amor y sueos de futuro impulsan la historia.

Un personaje sugiere que el objetivo fundamental de las sanciones es vaciar Iraq de su clase media ya que estas personas son hijas del Estado y si nuestra clase desaparece, el Estado se convierte en una maquinaria rota.

Las mujeres de la novela tiene grandes aspiraciones y pretenden ir a la universidad y convertirse en mdicos y profesionales de otro tipo. Circula entre ellas un ejemplar de la novela de Gabriel Garca Mrquez Cien aos de soledad (una referencia obvia del estilo de la novela) y se quedan absortas en la fantstica recreacin del pasado de Colombia que ofrece la novela.

Tambin se aborda su pujante sexualidad: los romances adolescentes, forjados en el restrictivo entorno del Bagdad de la era de las sanciones, se prolongan hasta la edad adulta y acaban en varios corazones rotos y arrepentimiento por las ocasiones perdidas. Como ocurre en gran parte del libro, se idealizan desde un presente ms desazonado sus primeros amores tanto humanos como geogrficos.

En un momento dado se muestra la amenaza de la violencia patriarcal. Una de las chicas del barrio, Mayada, es asesinada de un tiro por su hermano Hussam por razones que no estn claras, despus de que ella le diga que est planeando casarse. Es una historia que se le cuenta a la protagonista en uno de los sueos de Nadia. Ms tarde, tras haber huido del pas Hussam vuelve como un poltico de la oposicin despus de la invasin encabezada por Estados Unidos de 2003. Tras volver a la casa en la que haba asesinado a su hermana, el fantasma de Mayada aparece para vengarse de su hermano.

En el Iraq contemporneo varios asesinatos recientes han puesto de relieve el peligro que supone ser una mujer que habla claro o prominente. El asesinato de varias esteticistas este ao, adems de la activista de derechos humanos basor Suad al-Ali * y la estrella meditica y modelo Tara Fares, ha provocado el temor de que las mujeres que intentan destacan pueden enfrentarse a abusos, amenazas e incluso a la muerte.

Al-Rawi afirm que las redes sociales en particular se estaban volviendo un centro para difundir noticias falsas y provocar. Existe un entorno cultural que alienta esos crmenes y fomenta campaas de crtica y difamacin de cualquier persona que tenga un estilo de vida diferente utilizando las redes sociales. Afecta a los hombres jvenes y tambin a las mujeres jvenes, aadi.

Las investigaciones de los crmenes recientes no dieron resultado, pero el gobierno acus a los llamados militantes extremistas. Nos queda mucho para aprender a tolerar la diferencia y a respetar la vida de las dems personas.

Esperanza en el futuro

Aunque Iraq acaba de salir de la guerra contra el Estado Islmico y Bagdad contina recuperndose de aos de violencia y corrupcin, al-Rawi afirm que era optimista acerca del futuro de su pas ya que hay gran cantidad de personas jvenes con talento en diferentes campos, especialmente la literatura y el arte. Sin embargo, el pas sigue careciendo de la infraestructura necesaria para la produccin cultural, de teatros, empresas cinematogrficas y editoriales profesionales que tengan un plan de accin institucional, adems de traducciones y comercializacin. La creatividad artstica y literaria es una labor individual, pero sin instituciones modernas tendr que enfrentarse a enormes dificultades.

El reloj de Bagdad, el icnico edificio que es el eje central de la novela, fue destruido durante la invasin de 2003, aunque se reconstruy posteriormente. A pesar de que gran parte de la vida social y cultural de Iraq fue destruida en conflictos sucesivos, al-Rawi mantiene la esperanza de que se produzca un resurgimiento cultural. Si se pregunta si sigue habiendo esperanza y si soy optimista, entonces s, porque la situacin actual de mi pas es mucho mejor que en 2010, afirm al-Rawi. Las cosas estn mejorando, aunque lentamente, y los sucesivos gobiernos tienen que invertir gran cantidad de esfuerzo en infraestructura, educacin y sanidad.

Necesitamos una autntica reconciliacin en la comunidad para superar el pasado.

En The Baghdad Clock de al-Rawi el adivino tambin ofrece un rayo de esperanza y aconseja a los iraques recrear su historia ms all de la destruccin. La geografa es un sino del que no se puede escapar, pero la historia est hecha. Adptate a tu geografa y cambia la historia. La protagonista sin nombre responde: Cmo cambiamos la historia?Quiere decir que la falsifiquemos?. En absoluto, responde el adivino. Simplemente cose con su tela una prenda nueva. Rene las islas buenas y deja fuera las dolorosas.


* Vase La muerte de una activista provoca el miedo a una campaa de asesinatos en Basora, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=247288 (N. de la t.).

Fuente: https://www.middleeasteye.net/in-depth/features/baghdad-clock-1180670477

 

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter