Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-12-2018

Tierras malgaches y elecciones presidenciales

Colectivo para la Defensa de las Tierras Malgaches
Umoya


RESUMEN

Porque las tierras son de una importancia primordial para los malgaches, cuya mayora vive en zonas rurales, el Colectivo TANY llama a cada ciudadano a tener en cuenta los posicionamientos y los proyectos de los candidatos que afectan a las tierras en su eleccin el da del voto.

En Madagascar existen diferentes tipos de acaparadores de tierra y expolian los derechos de las comunidades locales: Malgaches, operadores econmicos de diversas nacionalidades que residen desde hace tiempo en Madagascar, sociedades a menudo con capitales de origen mayoritariamente extranjero que alquilan tierras, pero desde 2003, las leyes autorizan tambin la venta de terrenos a sociedades extranjeras. Los ciudadanos deberan pues elegir a un candidato que se comprometa en la proteccin de las tierras malgaches, particularmente para los campesinos en vistas al desarrollo de la agricultura familiar.

Las poblaciones vctimas resisten de diferentes maneras para proteger sus bienes y para defender sus derechos legtimos, pero las nuevas leyes plantean muchos problemas. Segn el Colectivo TANY, una de las primeras etapas importantes que debera figurar en los proyectos del prximo presidente a elegir debera ser un cambio de la Constitucin vigente, adoptada en 2010 bajo el rgimen de Transicin. El punto a dar prioridad ser una frase del artculo 1 segn el cual: Las modalidades y las condiciones relativas a la venta de terreno y al contrato de arrendamiento vitalicio en provecho de los extranjeros estn determinadas por la ley. Porque abre la puerta a la legalizacin de la venta de las tierras de los antepasados y a la expulsin de las comunidades locales de las tierras de las que obtienen su subsistencia y sus fuentes de ingresos. El contenido de la futura Constitucin deber ser objeto de un debate que implicar a todos los ciudadanos.

Introduccin

Mientras que la atencin de los medios de comunicacin y de la opinin pblica se focaliza actualmente en las elecciones presidenciales que se celebrarn dentro de algunos das, ciudadanos de varias regiones de Madagascar son objeto de amenazas inminentes de prdida de sus tierras, y corren peligro de compartir la suerte de los que ya han sido vctimas en el transcurso de los meses y los aos pasados. Cualesquiera que sean los bonitos discursos que los diferentes candidatos despliegan para hacerse elegir, el Colectivo TANY querra subrayar que su posicionamiento y sus proyectos sobre las tierras malgaches, o su silencio sobre el tema, revisten una importancia capital para el desarrollo del pas y el futuro de cada familia, y apela a cada uno a mostrar vigilancia sobre el tema en la preparacin de la realizacin de su deber de ciudadano.

Los diferentes tipos de acaparadores de tierra en Madagascar

Los ciudadanos de todas las regiones de Madagascar conocen casos o son vctimas directas de acaparamientos de tierra por malgaches , originarios o no de la vecindad, descendientes de grandes familias o personajes que se han enriquecido a una velocidad inaudita, o que han adquirido poder incluso una impunidad gracias al acceso a un puesto poltico. El conflicto que opone a 300 familias de Soavinandriana en la regin de Itasy a un antiguo Ministro es el ms famoso (1), mientras que Fokonolona d Amparihibe en la regin Analanjirofo est confrontado con el Alcalde y con otras autoridades locales (2).

Operadores econmicos de diversas nacionalidades, que residen desde hace tiempo en Madagascar , en connivencia con los sucesivos dirigentes, controlan y bloquean desde hace tiempo prcticamente todos los sectores de la economa del pas y han expoliado los derechos de los ciudadanos sobre las tierras. Si la memoria colectiva recuerda a menudo los casos FILATEX (3) en diferentes regiones, un proceso opone actualmente al fokonolona de Salazamay en Tamatave a la sociedad TELMA (4).

Los alquileres de tierra a sociedades a menudo de capitales de origen mayoritariamente extranjero por el Estado en el marco de contratos de arrendamiento vitalicio son numerosos y todava corren peligro de aumentar, teniendo en cuenta la poltica de los dirigentes y aspirantes al poder que conceden prioridad a la bsqueda de inversores en sus proyectos de desarrollo del pas. Las consecuencias negativas sobre las poblaciones expulsadas de sus tierras son idnticas a las provocadas por ventas (5). Sin embargo, es obligado constatar que a menudo las consecuencias de estos proyectos llamados de desarrollo no benefician en absoluto a las poblaciones locales y reportan intereses irrisorios para el pas.

Hay tambin ventas de tierras a sociedades extranjeras desde 2003 cuando las leyes autorizaron en lo sucesivo estas ventas antes prohibidas por el cultivo tradicional y la legislacin. Oficialmente, los dirigentes a menudo juran a sus grandes dioses que no venden la patria y la tierra de los antepasados pero el nmero y la eficacia de las bsquedas en aumento estos ltimos meses acabarn por aportar pruebas indiscutibles de estas malas acciones cometidas bajo la cobertura de diferentes subterfugios como la utilizacin de testaferros Malgaches .

La mayora de los malgaches vive en zonas rurales y practica la agricultura, la ganadera y la pesca. La inseguridad territorial agravada por la inseguridad ligada al bandolerismo generalizado en todo el territorio (6) y por el cambio climtico, del que Madagascar est reconocido entre las principales vctimas (7) agrava la inquietud de las poblaciones rurales y las condiciones de trabajo de los campesinos.
El empobrecimiento de la mayora de los Malgaches vivido y denunciado por todos los ciudadanos contrasta con el enriquecimiento inaudito de una nfima minora de habitantes entre los que se encuentran los nombres de los 10 ms ricos segn ha publicado Forbes (8), y en las primeras filas de las cuales se encuentra un candidato y muy allegados de candidatos a la eleccin presidencial del 7 de noviembre.

Para la eleccin de un dirigente comprometido en la proteccin de las tierras malgaches

En Madagascar, los propietarios reconocidos por la ley son los poseedores de ttulos y certificados territoriales, cuya equivalencia acaba de ser reforzada por los responsables (9), en respuesta a varios aos de conflictos sobre su respectivo valor. Pero la prctica sobre el terreno frente a la corrupcin(10) y a los problemas de actualizacin de los datos y de usurpacin (9) no garantiza de manera firme una seguridad territorial a los poseedores de estos documentos formales Y a pesar de las operaciones de expedicin de ttulos por el Ministerio de tutela (11) y la aceleracin de la apertura de ventanillas territoriales, con vistas a una expedicin agrupada de certificados territoriales (12), el porcentaje de terrenos provistos de un ttulo o de un certificado sigue siendo baja.

Los ocupantes desde generaciones de propiedades privadas no tituladas en los 1.000 municipios que no disponen de ventanilla territorial no poseedores de ttulos corren el riesgo de perder sus tierras sin reconocimiento de sus derechos. Por otro lado, zonas de vastas superficies en varias regiones estn todava calificadas de terrenos coloniales y de reservas indgenas y las familias que las han puesto en valor desde hace varias dcadas no pueden pedir ni ttulos ni certificados territoriales. Los pastos de vastas superficies para los que la reforma territorial de 2005 haba previsto una ley sobre los terrenos con estatuto especfico son atribuidos a los extranjeros por contratos de arrendamiento vitalicio sin reconocimiento de los derechos de los ganaderos que les utilizan porque no forman parte de asuntos prioritarios del Estado en la regulacin.

Porque los sucesivos dirigentes han optado por la liberalizacin y la prioridad a los inversores como modelo de desarrollo del pas, y porque recurren a los extranjeros para alquilar y ocupar las tierras malgaches particularmente desde el proyecto Daewoo de 2008, la posesin de las tierras segn las costumbres ancestrales de las diferentes regiones es demasiado a menudo considerada como inexistente, los ciudadanos que no formalizan sus derechos sobre las tierras por uno de los dos documentos, por diferentes razones, algunas veces independientes de su voluntad, son tratados de okupas por los ricos y los poderosos, un calificativo inaceptable desde diversos puntos de vista .

En las reflexiones sobre su voto del 7 de noviembre, cada elector debera pues adoptar como criterio de eliminacin en sus elecciones el desprecio experimentado con respecto a la mayora de los ciudadanos por algunos candidatos que han autorizado en el pasado o previsto en sus visiones y programas futuros la expropiacin y la expulsin de familias malgaches de sus tierras y la destruccin de sus viviendas, que implicarn la prdida del nico medio de produccin del que disponen para vivir, pues esto no constituye un programa de desarrollo sino un programa de empobrecimiento.

La bsqueda activa de soluciones y el diseo de leyes a favor de la mayora de las poblaciones , tendente a hacer reconocer de manera legal los derechos consuetudinarios y los terrenos comunitarios y a poner trmino por fin al sistema colonial se revelan urgentes en el transcurso de los prximos aos. Los candidatos que predican visiones y proyectos de sociedad que pretenden hacer de Madagascar una nueva colonia de las empresas y estados extranjeros deberan ser relegados. (13)

Frente al crecimiento demogrfico nacional y a la exigidad de las parcelas de las que disponen los campesinos malgaches inferiores a una hectrea por trmino medio (14) los futuros dirigentes deberan facilitar y multiplicar la atribucin de tierras a las familias malgaches en lugar de alabar la disponibilidad de millones de hectreas en el exterior para atraer a los inversores.

Para una agricultura familiar que asegure la alimentacin de la poblacin primero y la exportacin despus.

Las familias campesinas expulsadas de sus tierras y desanimadas por la inseguridad emigran hacia otros lugares, particularmente hacia las aglomeraciones urbanas donde esperan encontrar trabajo (15).Pero su supervivencia sigue siendo precaria porque las ciudades rebosan ya de ciudadanos pobres sin tierra ni domicilio, y el nmero de pequeos empleos es limitado. Esta situacin flagrante en numerosos lugares de Madagascar ha llevado a algunos candidatos a las elecciones presidenciales a anunciar que iban a atribuirles tierras a los Malgaches. Sin embargo, no han precisado

Si se tratara de una medida excepcional o de una poltica pblica a largo plazo,

Y quienes seran los beneficiarios: los campesinos malgaches que practican la agricultura familiar o los inversores malgaches y\o extranjeros?

El futuro presidente debera conceder absolutamente la atencin y la importancia a la autosuficiencia alimentaria en su poltica econmica para erradicar la pobreza y la desnutricin en Madagascar.

Desde 2012, el Colectivo TANY preconiz la puesta a disposicin en cada municipio de terrenos dedicados al desarrollo local y en particular a la agricultura familiar y slo capaz en nuestra opinin de garantizar la seguridad alimentaria y de asegurar la soberana alimentaria de las generaciones actuales y futuras (16).

La atribucin de tierras a los malgaches, jvenes y menos jvenes, segn diferentes modalidades, debera servir para aumentar las superficies cultivadas con vistas a la subsistencia de las familias y del mercado nacional en prioridad, y a la exportacin luego. Los programas de instalacin de familias sobre nuevas tierras tienen inters en aprender de los fracasos encontrados en el pasado y de las experiencias (17) acertadas actuales en trminos de formacin / consejo y acompaamiento para la disponibilidad de diversos servicios pblicos e indispensables. La responsabilidad del Estado en la seguridad de las zonas rurales para no desmotivar a los nuevos recin llegados es ineludible.

Las condiciones de vida y de trabajo de los campesinos malgaches son difciles mientras que deban asegurar la satisfaccin de las necesidades en alimento de las poblaciones de las ciudades y de los campos. Sus esfuerzos merecen pues el apoyo de todos los ciudadanos, en la primera fila de ellos el futuro Presidente de la Repblica. Tambin, los proyectos presidenciales que amenazan actualmente con destruir los campos y las viviendas de millares de hectreas, como en el proyecto Sahanivotry de la sociedad Hydelec / Tozzi Green en Vakinankaratra (18), as como las declaraciones de utilidad pblica en provecho de compaas y sociedades privadas tales como Toliara Sands/Base Toliara (19) en la Regin Sudoeste deberan ser cuestionados muy seriamente porque destruyen y aniquilan el trabajo de varias generaciones.

Conclusin

El Colectivo TANY subraya desde hace aos la necesidad de cada ciudadano de demostrar vigilancia y de contribuir activamente a la gestin y al seguimiento de las tierras malgaches. Sus propuestas de incluir el anlisis de los principios y los proyectos de los candidatos a las elecciones presidenciales con relacin al territorio y a la Agricultura en la decisin de cada elector en el momento de su voto forman parte de esta lnea de conducta. Solo la participacin y la expresin de todos los ciudadanos por su voto en las elecciones luego por su vigilancia e interpelacin a lo largo del ao, llevaran a los responsables a actuar antes para los intereses de la mayora de la poblacin. . El Colectivo TANY espera que los habitantes amenazados de expulsin de sus tierras mencionados en este documento, as como los que no han sido citados, ganen en su lucha por una mejor justicia social.

Desgraciadamente, todos los recursos naturales malgaches son objeto de acuerdos en detrimento de la poblacin entre los responsables malgaches e inversores extranjeros. Como todas las instituciones y las organizaciones que piden la anulacin del proyecto de explotacin de los recursos pesqueros en las costas malgaches por un consorcio chino con la ayuda de una flota de 330 barcos de pesca, el Colectivo TANY considera que este proyecto debe ser desterrado porque sin lugar a dudas aportar la destruccin y arruinar los ingresos de los pecadores malgaches (20).Numerosos pases del mundo preparan el futuro de la alimentacin de su poblacin buscando recursos naturales en el exterior de su territorio, no escojamos dirigentes que corren peligro de liquidar el contenido de nuestros mares, as como de las tierras, uno de nuestros bienes comunes ms preciosos. Estos proyectos amenazan con matar de hambre a los Malgaches en los prximos aos.

El Colectivo para la Defensa de las Tierras Malgaches TANY
[email protected] ; https://www.lakroa.mg/item-1501_art et http://www.terresmalgaches.info/spi
(19) http://www.terresmalgaches.info/spi et http://www.terresmalgaches.info/spi
(20) http://www.midi-madagasikara.mg/eco ; http://matv.mg/accord-sur-la-peche-

Texto original en francs:http://terresmalgaches.info/spip.php?article237

Traducido para UMOYA por: M. Isabel Celada Quintana

Fuente: https://umoya.org/2018/11/29/tierras-malgaches-y-elecciones-presidenciales/#more-61148

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter