Portada :: Cuba :: Hasta siempre Comandante!
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-12-2018

Lenin y Fidel: la hereja como un himno

Javier Larran
Cambio


Yo he preferido hablar de cosas imposibles,

porque de lo posible se sabe demasiado.

Silvio Rodrguez


Evitar que todo se pudra

La maana del sbado 23 de diciembre de 1922, Vladmir Ilich Lenin despert con la mano y pierna derechas, adems de una parte del cuerpo, paralizadas, a causa de una recada y un nuevo infarto cerebral. Con autorizacin de sus mdicos, diariamente por el tiempo de cinco minutos profiri dictados a sus secretarias. Entre aquel sbado 23 y el domingo 31 elabor un conjunto de notas, las que conforman su testamento.

Consciente de la gravedad de su estado, el lder bolchevique se apresur en ocuparse de los problemas fundamentales de la Revolucin: 1) Gestin econmica; 2) Democratizacin del partido; 3) La cuestin nacional georgiana; 4) Sucesin.

A espaldas de Stalin y del Bur Poltico, y en complicidad con sus secretarias, esposa y mdicos, Lenin se consagr a investigar un confuso incidente entre el miembro del politbur bolchevique Ordzhonikidze y el comunista georgiano Kabanidze. Qu descubri? Que el dirigente moscovita agredi fsicamente al segundo, en otro impasse derivado del modo de entendimiento de la autonoma de las naciones. Al enterarse de los detalles del caso, Lenin escribi: se pudri todo. Das antes, el propio Stalin insult telefnicamente a la esposa de Lenin, Nadezhda Krpskaya. As, tristemente evidenciaba que los coletazos de la guerra civil se hacan sentir entre los dirigentes y militantes de base bolcheviques, aparentemente algunos desprovistos ya de principios y respeto con sus camaradas. De ah que tal vez Lenin se decidiera por numerar las cualidades imprescindibles de un cuadro comunista: leal, respetuoso, educado, carismtico, con una slida preparacin cientfica y mirada global, con capacidad organizativa y administrativa.

A 77 aos de esos angustiantes hechos, en el acto de celebracin del Primero de Mayo, desde la Plaza de la Revolucin de La Habana, con inquietudes similares a las del ruso, el comunista cubano Fidel Castro, a fin de advertir ante cualquier amenaza de podredumbre, apunt: [Revolucin] es ser tratado y tratar a los dems como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es modestia, desinters, altruismo, solidaridad y herosmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jams ni violar principios ticos.

Socialismo de todos o de nadie

Enterado de las desavenencias entre dos de los ms altos jefes soviticos aparte de arbitrarias actuaciones del Bur Poltico, y espantado por las luchas intestinas entre camarillas, fracciones y dirigentes veleidosos, desde su cama, en una pequea habitacin del Kremlin, el lunes 24 de diciembre Vladmir Ilich dict a una de sus ayudantes: El camarada Stalin, llegado a Secretario General, ha concentrado en sus manos un poder inmenso, y no estoy seguro que siempre sepa utilizarlo con la suficiente prudencia.

De cara al XII Congreso del Partido Comunista de la Unin Sovitica, a realizarse en abril de 1923, Lenin se prepar durante 75 das para demandar la reestructuracin del poder poltico y gubernamental, con el nimo de garantizar estructuras colectivas de discusin y decisin, a modo de impedir la concentracin del poder. De este modo, propuso elevar el nmero de miembros del Comit Central de 20 a 100, crear una Comisin Central de Control compuesta por otros 75 miembros y, por ltimo, impulsar una Conferencia del Partido con el conjunto de los 175 miembros electos. La Revolucin socialista rusa de todas y todos no poda ser secuestrada por unos pocos!

Por su parte, el forjamiento de una revolucin socialista democrtica y humanista, profundamente participativa, perteneciente a las y los trabajadores, desprovista de burocratismos y mezquindades de cualquier tipo, ocup tempranamente un sitial preferencial en las cavilaciones de Fidel Castro. Por eso, en la plenaria provincial de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), el jueves 3 de septiembre de 1970, en clave leninista se explay sobre su concepcin del socialismo: El socialismo si no es de masas fracasa, porque tiene que trabajar para las masas y los problemas slo los puede resolver con las masas Sin las masas el socialismo pierde la batalla: se burocratiza, tiene que usar mtodos capitalistas, tiene que retroceder en la ideologa. As que no puede haber sociedad ms democrtica que la socialista sencillamente porque sin las masas el socialismo no puede triunfar. Las batallas slo se ganan, dentro de una sociedad colectivista, con la ms amplia participacin de las masas en la solucin de sus problemas. Recurdese esto.

Lecciones de ayer, para el hoy

Este 25 de noviembre se cumplieron dos aos de la partida fsica de Fidel Castro, mientras que el prximo 21 de enero se cumplen 95 aos de la partida fsica de Vladmir Ilich Lenin.

Ambos capitanearon dos de las revoluciones socialistas ms trascendentes de la historia humana. Ambos depositaron su fe en las inmensas capacidades de las mujeres y hombres para construir una sociedad comunista. Ambos compartieron una concepcin historicista del marxismo y promocionaron la educacin y la cultura, dos condiciones imprescindibles para un estatuto civilizatorio superior al capitalista. Nos cabe a nosotras y nosotros apropiarnos de las experiencias pasadas y presentes de la lucha de la clase trabajadora por su emancipacin, extraer las lecciones de ayer, para el hoy.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter