Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-12-2018

La nueva lectura de Marx de Michael Heinrich (IV)

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Toca hoy comentar la presentacin del traductor del libro, Csar Ruiz Sanjun [CRS]. El ttulo: La nueva lectura de Marx, pginas 19-42. Recogemos algunas de sus ideas (son muchas!), siete en total, de un texto que muestra el profundo conocimiento y la no menos profunda identificacin de CRS con la obra del filsofo alemn.

 

1. La exposicin de MH pone de manifiesto la magnitud intelectual de la obra de Marx y su singularidad como una nueva forma de teora en la historia del pensamiento. Pero constata asimismo que Marx no siempre fue coherente en la articulacin de su nueva concepcin terica y en ocasiones desarroll sus planteamientos sobre la base de sistemas conceptuales anteriores, lo que tiene como resultado que determinadas partes de El Capital presenten un carcter ambivalente (p. 19).

Conviene retener la idea-fuerte de este paso: la obra terica de Marx significauna nueva forma de teora en la historia del pensamiento. Qu tipo de nueva teora? Esta es la cuestin.

 

2. [] tambin es frecuente la afirmacin de que el determinismo histrico de la teora de Marx se basa una concepcin especulativa de la historia que carece de base cientfica y simplifica la complejidad de los procesos histricos, y que la explicacin de todos los fenmenos sociales a partir de causas econmicas resulta asimismo demasiado simple para dar cuenta de la complejidad de la estructura social. En este caso se confunde el anlisis terico de Marx con la doctrina ideolgica que ha recibido el nombre de marxismo, una concepcin simplificada de la sociedad y de la historia que presuntamente se basa en la teora de Marx, pero que en muchos casos no tiene demasiado que ver con ella y que ha estado al servicio de otros fines muy distintos al de la explicacin terica del modo de produccin capitalista. La teora de Marx es rechazada basndose en estas afirmaciones con un nfasis que [...] suele ser directamente proporcional al desconocimiento que se tiene de El capital (pp. 20-21).

El paso tal vez generalice en exceso al hablar de marxismo, una doctrina ideolgica en opinin de CRS (y tambin MH). No se est claro cul es el referente de marxismo en este contexto y no estn claros esos fines externos a los que hace referencia CRS. La defensa de la URSS? La justificacin terica-poltica del llamado o mal llamado socialismo real? Recordemos lo de la concepcin simplificada de la sociedad y de la historia. Por lo dems, qu concepcin, qu teora, qu filosofa no lo es?

Salvo error por mi parte, los ltimos escritos de Engels y las aportaciones complementarias (y coincidentes) de Karl Kautsky seran las causas fundamentales de la incomprensin que presenta el marxismo.

 

3. El objeto de su exposicin [de la de Marx] no son las relaciones capitalistas tal y como se presenten en su momento histrico sino las determinaciones esenciales que definen al capitalismo y que, por consiguiente, tienen que ser comunes a toda forma histrica del capitalismo en tanto que se defina como tal. La exposicin de Marx se desarrolla, pues, a un altsimo nivel de abstraccin. El material emprico le sirve para ilustrar su exposicin terica... pero no se trata en ningn caso de analizar una determinada forma del capitalismo presente empricamente, sino de investigar la estructuras fundamentales que estn a la base de toda forma de capitalismo (p. 22).

Esta es una de la tesis fuertes de MH en su lectura de El capital: el objeto de investigacin marxiano no es el capitalismo ingls o francs del siglo XIX ni la evolucin del capitalismo en una determinada poca histrica, sino el anlisis de la forma capital, aquello que hace que una sociedad pueda ser calificada, etiquetada o pensada como sociedad capitalista. La investigacin emprica ilustra, confirma (o no) en ocasiones, lo pensado y establecido en la teora.

 

4. Frente a esta comprensin restringida de la crtica, cabe entenderla a un nivel ms esencial como una crtica de los fundamentos tericos sobre los que se levanta la totalidad de la economa poltica, una crtica de los presupuestos sobre los que se establece como ciencia. Y en tanto que esta ciencia es la instancia central a partir de la cual la moderna sociedad burguesa se comprende a s misma, se est criticando al mismo tiempo tal autocomprensin. Esa critica constituye el camino a travs del cual se lleva a cabo el anlisis de las estructuras y de los procesos econmicos de la sociedad moderna (p. 23).

Otra tesis fuerte del autor y del traductor. Y al criticar esos fundamentos tericos, parece apuntarse que se critica la totalidad de la economa poltica (nuestra ciencia econmica), sus mismas pretensiones de ser una ciencia, sus pretensiones de ser un saber que no es tal. La teora de Marx, por tanto, no sera una teora alternativa de teora econmica, otra teora ms (mejor, ms elaborada, ms contrastada, ms ajustada a su objeto de estudio) dentro del mbito de las teoras econmicas sino otra cosa, algo distinto.

Esa crtica sera, por ende, una crtica, a la totalidad por as decir, de la autocomprensin (ideolgica, falsa consciencia) de la sociedad burguesa de s misma. Con mala metfora, dos pjaros de un solo tiro O tres: de las teoras econmicas, de la autocomprensin burguesa de la sociedad, y de los mecanismos de explotacin de esa misma sociedad.

CRS apunta finalmente que esa crtica es el camino a travs del cual se lleva a cabo el anlisis de las estructuras y de los procesos econmicos de la sociedad moderna. Parece, pues, que en el caso del proyecto marxiano, crtica y construccin alternativa van cogidas de la mano. No hay divorcio, hay intimidad terico-prxica.

 

5. Los elementos fundamentales de este marxismo ideolgico son: una visin economicista de la sociedad, que reduce la explicacin de todos los procesos sociales a causas econmicas; una concepcin determinista de la historia, segn la cual el modo de produccin capitalista colapsar inexorablemente como resultado de sus contradicciones internas; una concepcin mecnica de la dialctica, entendida como un conjunto de leyes que determinan el curso de la naturaleza, la sociedad y el pensamiento. Qued as constituido definitivamente el marxismo como ideologa que permitira explicar todos los procesos posibles e institua una cosmovisin vinculante para el conjunto de la clase obrera (p. 26).

Si el marxismo ideolgico incorpora todas esas caractersticas (determinismo, economicismo, la dialctica como ciencia del movimiento de la totalidad), muchas corrientes marxistas estaran fuera de ese marxismo ideolgico. Ni la obra y praxis de Lenin o de Gramsci, por ejemplo (entre mil ms) podran incluirse en ese tipo de marxismo. Tal vez sea sta una etiqueta que englobe demasiado y una lo que no permite ni debe ser unido.

 

6. En esta recepcin de la obra de Marx, la teora del valor ya no se interpreta simplemente como una teora que analiza las relaciones de intercambio de las mercancas, a partir de la cual se debe explicar un sistema de precios relativos, ni la teora del plusvalor se reduce a la explicacin del proceso de explotacin del trabajador en las condiciones capitalistas. La teora marxiana es interpretada con mayor amplitud como la explicacin y la crtica de la forma general que adopta el proceso social en el modo de produccin capitalista y de las distintas formas de pensamiento invertidasque se desprenden de l, que determinan tanto la concepcin espontnea de las personassometidas a las relaciones capitaistas como la perspectiva terica de la economa poltica que tata de explicar esas relaciones (pp. 31-32).

El traductor usa normalmente la expresin plusvalor, no el tradicional plusvala de las traducciones castellanas. Tal vez mejor, ms ajustada al concepto.

La anterior es una consideracin central sobre el papel (esencial) de la teora del valor (una concepcin no sustancialista de la teora) en la lectura de MH. Por detrs, conceptos como inversin, fetichismo y mistificacin. Lo esencial y ms fructfero y filosfico de su aproximacin.

 

7. La lectura de MH comprende la obra [de Marx], por el contrario, como una construccin conceptual que reproduce tericamente la conexin objetiva de las relaciones econmicas que se presentan en la sociedad capitalista desarrollada. Esta construccin terica no se deriva en ningn caso del anlisis del desarrollo histrico de las sociedades, por lo que no puede existir una correspondencia determinada entre el orden de sucesin histrico de las relaciones econmicas y el orden lgico de deduccin de las categoras. Este est referido a la relacin que tienen las categoras en la sociedad capitalista, no al orden en que han aparecido histricamente las relaciones que se expresan en ellas (pp. 35-36)

Otro de los puntos esenciales de la lectura de MH y de CRS. Convendr detenerse en su momento. No es asunto marginal ese de las relaciones entre la historia y lo terico, entre desarrollos histricos y desarrollos conceptuales. Manuel Sacristn, por ejemplo, habl de ello en sus grandes artculos: El trabajo cientfico de Marx y su nocin de ciencia.

Entremos ya en el libro de MH. Vamos al captulo I, Capitalismo y marxismo, y a su primer apartado: Qu es el capitalismo?.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter