Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-12-2018

Saludo a la movilizacin social

Cristian Santiago Sandoval
Rebelin


Escuche esta maana en la radio a un periodista refirindose a la crisis social en la que se encuentra actualmente el pas la reforma tributaria, la crisis de la educacin superior y el incumplimiento de los acuerdos con los maestros; sustentaba que la crisis actual no era culpa de Duque sino de quienes entregaron el pas hace tres meses.

Parece que al periodista se le olvida quien es la autoridad poltica e ideolgica del presidente, es posible que la culpa no sea de Duque pero no se nos puede olvidar que l representa el proyecto poltico, econmico e ideolgico de quienes han manejado siempre el pas. Basta ver el manejo del poder que ha ejercido en estos cien das de gobierno; y para ilustrar ello hay tres ejemplos concretos en los que se expresa dicho proyecto:

El manejo de la poltica y la represin al movimiento estudiantil. El gobierno insistente en negar el dialogo a los reclamos populares y reprimir con fuerza la movilizacin social, utiliza la fuerza de las leyes y de las armas (llamase asesinatos, inhabilidades polticas, gases o bombas de aturdimiento) para cerrar e impedir el acceso al poder poltico de sectores de oposicin al gobierno, e impedir que fuerzas disidentes tomen voz en el pas.

Los medios nos han vendido la idea de que la oposicin en el pas est en la misma derecha uribismo-santismo cuando el gobierno entiende muy bien que la oposicin est en las universidades, en el pensamiento crtico, en los campos, en los barrios populares, en los maestros que educan para trasformar, en los sindicatos, en los que se colan en el trasmilenio. Es por eso que reprimen y asesinan a luchadores sociales a diario.

Esto expresa cul es su nocin de democracia; el poder y la poltica es asunto de pocos, en donde se administra a favor de una minora mientras que a las grandes mayoras se les persigue y encarcela por exigir un gobierno que favorezca los intereses de los sectores populares.

La reforma tributaria y el fortalecimiento de sus negocios . Duque es un hipcrita cuando dice que todos los colombianos tenemos que meternos la mano al bolsillo para solventar el dficit presupuestal y darle paso a los grandes proyectos del gobierno que son los proyectos de la minora adinerada del pas: -infraestructura- para sacar sus mercancas y riqueza del pas, -tecnologa- para llevar a todos los rincones del pas su propaganda meditica y, -defensa- impulsar una carrera armamentista justificada en la situacin de Venezuela para fortalecer el aparato militar y paramilitar del Estado para reprimir al pueblo colombiano.

Ni esta ni ninguna reforma tributaria van a darle salud, educacin, vivienda, trabajo a los colombianos; por el contrario nos siguen empobreciendo, aumentando los impuestos a pequeos comerciantes, la canasta familiar, gasolina, peajes, medicamentos, libros, el tiempo de jubilacin, etc. Mientras extraamente el impuesto a las gaseosas no, y las grandes empresas se exoneran de pagar impuestos justificndose en la tonta idea de que hay que incentivar a los empresarios para crear mas empleos.

Es absurdo que los colombianos tengamos que pagar el dinero que ellos se han robado por aos: pensiones, acueductos, salud, educacin, etc. Han robado a todos los colombianos y pretenden que hoy les entreguemos el dinero de nuestras familias, de nuestros mercados para que se lo sigan robando.

As se expresa su proyecto econmico fortalecen sus empresas, sus negocios, su corrupcin mientras los colombianos tenemos que colarnos o dejarnos de comer un pan porque subi $200 el trasporte.

Los indgenas: la ciudad para quin?. Lo que se puede mostrar. Vi con mal humor la noticia de que a ms de 400 indgenas se les haba negado el ingreso a la ciudad. Que abuso de autoridad!, se restringen los derechos polticos y constitucionales que tiene los pueblos para expresarse como lo son las manifestaciones en va pblica.

As de fcil nos restringen el acceso al poder, no dejando entrar a la ciudad a indgenas del choco para manifestarse en la calles por sus justos reclamos. Esto me hizo recordar los controles contra el contrabando en el centro de Bogot, el hostigamiento permanente contra vendedores ambulantes, la casi extincin de las llamadas zorras (vehculos de traccin animal) y, me hace pensar que los ricos quieren ver la ciudad sin suciedad, sin olores fuertes, sin indigencia, sin rebusque. Por eso no dejan entrar a los indgenas a la ciudad porque como se les ocurre que un extranjero que viene a visitar el pas o un acomodado del norte vean a un montn de mujeres y hombres descalzos, mientras gritan en plena calle dispuestos a la pelea.

Por eso, no dejan pasar las marchas de estudiantes ms all de la calle 100 porque no podemos afectar la tranquilidad de quienes NO les importa nuestro futuro. Un ejemplo, no ms mire usted todo lo que han hecho los estudiantes para lograr una cita con el presidente y, este se ha negado constantemente aduciendo que no tiene agenda pero si tiene tiempo para compartir regalos y tomarse fotos con un cantante de reguetn.

Los estudiantes aguantando la represin del esmad mientras el presidente se toma un caf con el hombre de mostrar internacionalmente, alguien que no contribuye en nada a la cultura del pas, por el contrario la degenera ms pero bueno es el hombre de mostrar. El mundo no se puede enterar que hoy en Colombia hay calles sin pavimentar y personas descalzas que se mueren en la puerta de un hospital o de hambre.

Cunto valemos para el gobierno colombiano? Cunto valen nuestras ideas? Cuando ellos se muestran ms interesado en atender a la farndula internacional que a la educacin del pueblo colombiano.

Es hermoso ver las calles repletas de movilizaciones sociales, llenas de pueblo rebelde que no calla, que est inconforme con el estado de las cosas, con la pobreza, con la injusticia. Me llena de aliento saber que mientras encarcelan, desaparecen y asesinan a los luchadores sociales en vez de acabarse se multiplican.

Un abrazo enorme a todxs aquellxs que salen a las calles a protestar, su grito y su movilizacin me fortalecen en prisin pues el estado en su campaa de represin contra las voces de oposicin, nos han privado de la libertad a m y a otros nueve compaeros como lo hacen sistemticamente a cientos de lideres sociales. En un proceso manipulado ferozmente por el poder del Estado con hostigamiento a familiares, robos a la bancada de la defensa, mensajes amenazantes, mentiras mediticas y ausencia de garantas procesales.

Desde la penitenciaria la picota

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter