Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-12-2018

Triunfo campesino sobre Monsanto / Bayer

Rodrigo Bernardo Ortega
Alainet


panel_votacion.jpg

El 3 de octubre de 2018 ser un da histrico para el reconocimiento de los campesinos y campesinas del mundo. Ese da el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra adopt por unanimidad la Declaracin sobre los derechos de los campesinos y otros trabajadores rurales. Aunque el documento fue el resultado de un arduo proceso iniciado a mediados de 2001 e impulsado por organizaciones como la Va Campesina, tuvo una frrea oposicin desde diversos sectores, entre ellos, el gobierno de Gran Bretaa, uno de los pesos pesados en el Consejo de Seguridad de la ONU. Al observar de cerca el texto es posible reconocer el porqu de esa actitud. En efecto, el documento contiene una serie de principios que buscan proteger los derechos de las poblaciones rurales que, segn estimaciones, ascienden a la mitad de la poblacin mundial pero cuyas condiciones de pobreza y necesidades bsicas insatisfechas son cercanas al 80% ( https://www.cetim.ch/derechos-para-los-campesinos/ ). Para Gran Bretaa y otros de sus socios econmicos, la declaracin puede poner en peligro los intereses de las multinacionales de alimentos pues dentro de los valores consignados se promueve la libertad de siembra, asociacin, opinin y expresin de los campesinos, algo que resulta desafiante para los emporios alimenticios.

De acuerdo con el relator especial sobre el derecho a la alimentacin, Oliver Schutter, la declaratoria sugiere una enorme contribucin en materia de bienestar para los campesinos en al menos cuatro dimensiones. Primero, contribuir a la lucha contra el hambre en las zonas rurales; segundo, permitir proteger la agricultura familiar de pequea escala de las intenciones depredadoras de las grandes empresas agroindustriales; tercero, aumentar el acceso a los medios productivos por parte de los campesinos; y finalmente significar un instrumento regulatorio enmarcado en el derecho internacional lo que implica un avance notorio en el reconocimiento de los trabajadores del campo ( https://www.righttofoodandnutrition.org/files/declaracion_de_las_naciones_unidas_sobre_los_derechos_de_los0acampesinos.pdf ). Con todo, la declaracin sugiere un paso significativo para los campesinos y campesinas del mundo en la continua lucha por la afirmacin de sus derechos. No obstante lo anterior, por qu la resolucin de Ginebra simboliza un duro golpe a las empresas multinacionales como Monsanto-Bayer? Tomando como base los principales puntos de la declaracin, el presente documento busca desentraar las consecuencias que tendr para los emporios econmicos en caso de que a finales de 2018 la Asamblea General de la ONU decida aceptar el contenido total del texto.

El primer paso fue la aceptacin en el Consejo de Derechos Humanos donde hubo 33 votos a favor liderados por Cuba y Ecuador, 11 abstenciones entre las que se destacan los casos de Alemania (casa matriz de Bayern) y Brasil, este ltimo en vilo con el reciente triunfo a la presidencia del ultraderechista Jair Bolsonaro. Finalmente, tres Estados se opusieron a la declaracin: Australia, Hungra y Gran Bretaa. Este panorama muestra que, a pesar de contar con las mayoras necesarias para la aprobacin en la Asamblea en pleno, el camino estar lleno de obstculos por cuenta de las empresas y gobiernos cuyos negocios estarn comprometidos. Adems, debe tomarse en consideracin la tendencia mundial del ascenso de gobiernos de derecha, cada vez ms radicales, lo que significa una afrenta a los derechos humanos. Sin duda, la democracia est en peligro.

 

Ahora bien, la declaracin comienza con la definicin de campesino, entendido como un hombre o mujer que tiene una relacin directa y particular con la tierra y la naturaleza a travs de la produccin de alimentos u otros productos agrcolas (art. 1). Dentro de esta categora se incluyen las comunidades locales, familias y dems grupos que trabajan la tierra, as como las personas indgenas dedicadas a dichas labores. Tambin son campesinos los individuos que por distintas circunstancias no poseen territorio y cuya nica alternativa es vender su mano de obra. Generalmente, los campesinos y campesinas son personas sin acceso a condiciones dignas de supervivencia, razn por la cual, la declaracin propone una serie de derechos a ttulo individual y colectivo que sugieren la proteccin de la libertad en un marco de igualdad fundada sobre la no discriminacin por su condicin econmica y sociocultural (art.2).

Un punto fundamental en relacin con lo anterior es la soberana alimentaria que comprende el derecho a una alimentacin saludable y culturalmente apropiada, producida mediante mtodos ecolgicamente racionales y sostenibles, y el derecho a definir sus propios sistemas de alimentacin y agricultura ( www.ecologistas.cl/2018/10/13/onu-declaracion-sobre-los-derechos-de-los-... ">http:// www.ecologistas.cl/2018/10/13/onu-declaracion-sobre-los-derechos- ..."> www.ecologistas.cl/2018/10/13/onu-declaracion-sobre-los-derechos-de-los-... ">http:// www.ecologistas.cl/2018/10/13/onu-declaracion-sobre-los-derechos- ...). Este concepto que ha sido construido a lo largo de los aos por organizaciones campesinas es fundamental para entender sus luchas y demandas y, al tiempo, significa un temor latente para las multinacionales alimentarias como Monsanto-Bayer. En efecto, al hablar de soberana alimentaria se hace referencia al reconocimiento de sistemas ancestrales y autctonos en la produccin de alimentos y en la explotacin pesquera sostenible, algo que va en claro detrimento de los intereses de las grandes empresas cuya motivacin es la maximizacin de las ganancias. Mientras un sistema local promueve la diversidad en la produccin de alimentos, Monsanto insiste en la compra de amplias extensiones de tierra para sembrar monocultivos que generen excedentes y vender a otras regiones del mundo. Los alimentos como negocio y no como derecho. De ah que, la declaracin signifique un avance notable en el reconocimiento de los productores locales.

As mismo, el artculo tercero de la resolucin plantea una serie de derechos relacionados con la vida, la dignidad y un nivel adecuado de desarrollo que incluye el hecho de que ningn campesino pueda ser acosado, desalojado, perseguido o detenido arbitrariamente. Esta circunstancia se relaciona con las condiciones en las que viven millones de trabajadores del campo en el mundo quienes debido a su situacin econmica han adquirido grandes deudas, han tenido que vender sus riones o incluso han llegado a suicidarse. Todas estas circunstancias han sido documentadas por la activista india Vandana Shiva, una importante voz en medio de la lgica depredadora de Monsanto ( www.elperiodico.com/es/mas-periodico/20180127/vandana-shiva-la-revolucio... ">https:// www.elperiodico.com/es/mas-periodico/20180127/vandana-shiva-la-r ..."> www.elperiodico.com/es/mas-periodico/20180127/vandana-shiva-la-revolucio... ">https:// www.elperiodico.com/es/mas-periodico/20180127/vandana-shiva-la-r ...). A propsito de la multinacional, uno de los puntos de declaracin sostiene explcitamente que los campesinos tienen derecho a vivir una vida saludable y no ser afectados por la contaminacin de productos agroqumicos como los pesticidas y fertilizantes qumicos. Este pargrafo tiene un destinatario especfico: la empresa norteamericana que con sus productos ha generado una crisis mundial en la manera de producir y distribuir los alimentos.