Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-12-2018

Los chalecos amarillos

Luis Casado
Politika


Una chispa suele encender la pradera, es un tpico. Sobre todo cuando la chispa la origina el aumento del precio de los carburantes. Ciudadanos hastiados de verse exprimir como limones mientras el riquero escapa a todo impuestos, restricciones, inseguridad, contaminacin, limitaciones de todo tipo decidieron movilizarse. Solos. Sin la intervencin de ningn sindicato, ningn partido poltico, ninguna asociacin, ninguna estructura social.

Francia amaneci paralizada por ms de 2.300 manifestaciones de bloqueo de rutas, incluyendo los Campos Elseos, organizadas por cientos de miles de ciudadanos movilizados contra lo que estiman un saqueo organizado del pobrero.

Al medio da haba un muerto (una manifestante atropellada por una automovilista), 47 heridos, de los cuales tres graves. Las manifestaciones continan, los politlogos se precipitan a los canales de TV a explicar el porqu del cmo, y el cmo del porqu, sin comprender ellos mismos lo que ocurre.

Sin embargo es simple: los miserables se cansaron de pagar con sus dificultades financieras los excesos de los poderosos.

El tema viene de lejos. Llegado al poder, una de las primeras medidas de Sarkozy consisti en reducir los impuestos de las grandes fortunas en ms de 15 mil millones de euros, al tiempo que aumentaba los impuestos que paga la inmensa mayora. Su gobierno, de derecha, de esos arrogantes que dicen saber cmo manejar la economa, se sald por un incremento de la deuda pblica de ms de 600 mil millones de euros.

Le sucedi Hollande, un socialista, en fin un socialdemcrata, un picha floja, un tipo que declar mi nico enemigo es el mundo de las finanzas, para luego, llegado al palacio de gobierno, reducir los impuestos de los privilegiados en un monto superior a los 10 mil millones de euros. Para compensar, congel las pensiones de los jubilados durante cinco aos. No satisfecho, invent un programa de ayuda a las empresas para facilitar la creacin de empleo. Costo del programa: 50 mil millones de euros al ao. Intil precisar que del milln de empleos prometidos las grandes empresas no crearon ni uno. Pero se quedaron con los 50 mil millones de euros anuales.

Quin era el consejero econmico de Hollande? Un banquero de negocios venido directamente del Banco Rothschild, un cierto Emmanuel Macron. Que traicion a Hollande y, financiado por las grandes fortunas, se lanz en una carrera presidencial como candidato ni de izquierda, ni de derecha sino de todo un poco.

La burda maniobra funcion: el PS francs se deshoj como una margarita: sus dirigentes ms mediocres y ms ambiciosos corrieron a abrazar la candidatura del conejo que la derecha econmica sac de la chistera de la caricatura de un banquero. Lo mismo ocurri con los cuadros de la derecha tradicional, los mal llamados gaullistas, que no resistieron ni 24 horas: tambin se precipitaron a socorrer la victoria, con la esperanza rpidamente satisfecha de dirigir al gobierno. El Primer Ministro sali de sus filas, as como el ministro de Finanzas. La progresa transente y venal, los socialistas vergonzantes, lograron algunos cargos sin importancia ejecutiva.

Al asumir el cargo, Macron tom una medida urgente: eliminar el impuesto a la fortuna, con el objetivo declarado de darle plata a los ricos para que estos inviertan, y as creen empleo. Reduccin total del impuesto: ms de 5 mil millones de euros. Puede parecer inimaginable, pero este discurso para imbciles aun da el pego, cala en algunos sectores aburridos de no salir de perdedores, y que buscan alguna salida a las dificultades de la vida cotidiana. El desempleo aumenta, a pesar de que los ricos son ms ricos.

Para compensar, hay que equilibrar los presupuestos del Estado como exige Bruselas Macron le aument los impuestos a los jubilados, re-congel las pensiones, y cometi el error excesivo: aument las tasas e impuestos de los carburantes. La gota que desbord el vaso...

Pasa que el pobrero, al que se le exige movilidad para encontrar empleo, debe utilizar un automvil, o una moto, para ir a trabajar. O para trabajar. Y en el presupuesto domstico del pobrero 20 o 30 euros al mes equivalen a darle de comer a la familia durante dos o tres das. Peor aun: muchos hogares modestos tienen calefaccin a fioul, un carburante cuyo precio no cesa de aumentar. El costo de la calefaccin para una familia de 4 personas gira en torno a los 2 mil euros anuales.

Emmanuel Macron, apodado justamente el presidente de los ricos, no conoce esa realidad. En su distinguida arrogancia de banquero de negocios, cuando un joven diplomado de horticultura le explica que no encuentra empleo, Macron le responde: Yo, atravieso la calle y le encuentro empleo inmediatamente. Se refera a un empleo de lavador de vajilla en un restaurant, o a un empleo de servidor de copas en el bar de la esquina.

El desprecio por los esfuerzos de quien estudia para dotarse de un oficio calificado, fue demasiado. Vino de un seorito que, en un discurso en una estacin de ferrocarriles dijo, literalmente: En las estaciones de ferrocarril uno encuentra todo tipo de personas. Unos cuantos que han tenido xito, y muchos que no son nada (sic).

Esa es la genealoga del movimiento espontneo de estos ciudadanos que para identificarse se ponen el chaleco amarillo que exige la seguridad rutera.

Y en eso estamos. El gobierno sabe que la represin no resuelve porque sera arrojarle carburante al fuego. Y es consciente de que la calle est en manos de los ciudadanos, lo que augura mal de su futuro. Una vez ms Francia hace gala de sus particularidades. La toma de la Bastilla comenz as.

Cuando un pequeo grupo de ciudadanos estim que ya no daba para ms.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter