Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-12-2018

Jess (Zeus, Dios) era conocido como "El Caballo" en la Roma Imperial del siglo II por un grave e "inocente" error de los Padres de la Iglesia

Javier Cortines
Rebelin




El personaje de Jesucristo sigue siendo un enigma, "un gran desconocido" que hizo su aparicin pblica, como salido de la nada, cuando frisaba con los 30 aos. Mientras en Grecia la razn, el espritu cientfico, la filosofa, etc., llenaban el alma de todas las academias, la religin lo impregnaba todo en Tierra Santa y era frecuente -de ello da numerosos testimonios La Biblia - el surgimiento de profetas y mensajeros que hablaban a travs de la boca de Dios, inspirados por el Creador, o simplemente porque se sentan elegidos para realizar grandes misiones que transformaran el mundo. Entre "los enviados" haba personas de todo tipo (de lo que hace una parodia genial los Monty Python en su obra "La vida de Brian") e incluso, lo que es normal en esa atmsfera, individuos con trastornos mentales que, aunque no precisaban tratamiento mdico, necesitaban reposo en lugares santos, con mucha paz y msica celestial.

Las teoras ms conocidas -siguen siendo teoras porque no han podido ser demostradas- muestran a Jess como a un gran rabino que conoca el Antiguo Testamento; un hombre influido por los esenios, secta que predicaba el amor a los dbiles, a los pobres y a los esclavos; "un pastor" que denunciaba la brutalidad de Roma y llamaba a la rebelin contra la injusticia; un nacionalista antirromano, como afirma el historiador de las religiones Fernando Bermejo Rubio en su libro "La invencin de Jess de Nazaret" (Ed. Siglo XXI, 2018) obra que est teniendo una excelente acogida internacional y acaba de ser presentada en las Universidades de Salamanca y de Cambridge, etc.

Al parecer los estudiosos de la figura del Nazareno coinciden en que los Cuatro Evangelios del Nuevo Testamento: El Evangelio segn San Mateos; El Evangelio segn San Marcos; El Evangelio segn San Lucas y el Evangelio segn San Juan, que hablan de los milagros y obra de Jess, son "una falsificacin, una adulteracin" de escritos cristianos que se escribieron con multitud de firmas cuando las enseanzas de Los Emisarios (Sheliyajm, Apstoles), todava estaban frescas. Entre otros, el escritor Fernando Conde Torrens asever en su obra "Simn, pera Prima" (Ed. Alta Andrmeda, 2005) -trabajo que le llev diez aos de investigacin- que "ese legado primitivo" sirvi de "corpus doctrinal para construir "al gusto de la Iglesia polticamente correcta" las enseanzas de San Mateo, San Marcos, San Lucas y San Juan (borrando todas las firmas y dejando slo las del cuarteto, afn de edificar un mensaje "unificado y compacto".

Fernando Conde ha declarado repetidas veces que "hubo una manipulacin monstruosa" y que "no soy la nica persona ni la primera que conoce eso. Estoy convencido de que El Vaticano sabe que son falsos" (Los cuatro Evangelios").

Para los descendientes de los esenios de la poca de Jess no hay duda de que "los escritos originales, los primitivos", se encuentran en una biblioteca secreta de El Vaticano. Yo no s si esa afirmacin (tambin sospecha eso Fernando Conde) no es ms que humo o una terrible realidad que, tanto los seguidores de Cristo como los amantes de la verdad histrica, deberan saber para no vivir "engaados hasta el final de sus das". Si "esos evangelios primitivos" (y peligrosos) hablan de Jesucristo "sin ningn tipo de censura", el Papa y la Santa Sede deberan rendir cuentas porque todo, pronto o tarde, sale a la luz. Si no hay nada que ocultar, nada, todos felices y comiendo huesos de santo y perdices.

Como se sabe, la figura de Jesucristo se construy en el Concilio de Nicea (celebrado en el 325 d.C. siendo emperador Constantino). En ese cnclave al que asistieron unos 320 obispos se decidi -utilizando leyendas de otras religiones orientales, como el mitrasmo, crear a Cristo Rey. A un Dios trinitario, (En Egipto ya estaban Osiris, Isis y el Nio Horus; En India, Brahma, Visn y Shiva, etc.,) nacido de una madre virgen en una cueva, etc. Al final, la frmula funcion y Constantino dio unidad religiosa a su imperio para que se eternizara con un mensaje divino.

A Jess los paganos le pusieron el apodo de "El Caballo", y por ese mote se le conoca en el siglo II. Eso se debi a un grave error de los Padres de la Iglesia. Los apologistas del Mesas quisieron helenizar el nombre hebreo del Nazareno, a saber YaHShajH, y lo dejaron en IE"SS, escrito en grafa griega. La idea era identificar a "IeSS" con "Zeus, Dios", pero no se percataron de que el vocablo "SS" en lengua hebrea se pronuncia como "Caballo". En el dibujo de portada se dice: "Alexamenos, (que deba ser el nombre de un cristiano y al mismo tiempo una alegora de la cristiandad) venerando a su Dios" (Un caballo, aqu para ms mofa, un burro).

El error de los apologistas del cristianismo, que tuvo un efecto contrario al esperado en aquellos tiempos, ha sido objeto de serios estudios. La helenizacin del nombre hebraico de Jess fue recogida por el clebre telogo estadounidense James Strong (1822-1894), en su magnfica obra "La Concordancia Exhaustiva", en la que codifica el vocablo hebraico para "Caballo": "SS", con el nmero H5483. El trabajo del Doctor Strong se ha considerado durante ms de un siglo la mejor herramienta de trabajo para interpretar la Biblia.

"El grafiti" de burla de "los cristianos adorando a un burro" tiene un profundo significado hermenutico. La cruz, en la antiqusima cultura faranica, era un smbolo flico (sexual) del ocultismo. Alexamenos abriendo los brazos "quiere saber la verdad entregando su corazn a un asno". La pintada, que refleja la irreverencia romana hacia Jess, es al mismo tiempo un guio a la vieja cultura griega que se mofaba de los egipcios por su mana de adorar a los animales.

Tras el Concilio de Nicea los cristianos prohibieron la crucifixin en todo el imperio, pero no otros castigos brutalmente crueles como obligar a los condenados a beber, con la boca bien abierta, plomo derretido.


Blog del autor: http://www.nilo-homerico.es/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter