Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-12-2018

Fascismo sin careta
Macri y Bullrich reglamentaron los fusilamientos por la espalda

Gustavo Robles
Rebelin


El gobierno de los globos amarillos ha reglamentado y blanqueado la "doctrina Chocobar", que permite a las fuerzas represivas asesinar a los que ellos consideren "peligroso".

A partir de ahora, con la Resolucin 956/18, firmada por la Perra Fascista a cargo del Ministerio de (IN)Seguridad, cualquier uniformado podr matar a los "reos" que intenten escapar.

Dejan al libre albedro de las bestias del aparato represivo el criterio para disparar.

Va libre al gatillo fcil.

Implementan de hecho la pena de muerte en el pas, pena que queda en manos no de jueces (lo que ya estara mal), sino de los miembros de las fuerzas represivas, cuyo ejercicio del uso de las armas tiene una historia nefasta en nuestro pas y ni qu hablar en los ltimos tres aos de la administracin Cambiemos. Ah estn los casos de Maldonado, Nahuel, Burgos, Kuloc, Rego, Orellana, Ramrez y centenares de casos no tan trascendentes pero s denunciados por organismos de ddhh como CORREPI.

Y no slo eso: a partir de ahora, cualquier hiena con botas podr sacarse de encima a quien odie o considere molesto, podr disparar y despus preguntar, porque estar libre de culpa y cargo: le bastar decir que "el reo" estaba escapando y no le qued otra opcin que fusilarlo por la espalda...

Esto ya lo vivimos

Esto significa lisa y llanamente el acta de defuncin de las garantas constitucionales, del concepto de "debido proceso", de la presuncin de inocencia.

Esto es, como lo dijimos siempre, la continuidad de la dictadura.

Bullrich -claramente un individuo violento y desequilibrado- se cree omnipotente e impune, y acta como si una resolucin firmada por cualquier ministrucha como ella pudiese estar por encima de la ley, que prohbe lo que ella plantea. Se expone a una lluvia de denuncias y a un futuro de "paseos" por los tribunales y a potenciales condenas que pueden terminar privndola de la libertad... como largamente merece.

Pero no se puede esperar a ese futuro, porque en el "mientrastanto" la vida de las personas corre extremo peligro. Sobre todo la de los que protagonizan las protestas contra las polticas del gobierno, porque la protesta social es la verdadera apuntada por el do Macri-Bullrich.

Hay que parar semejante atrocidad, y hay que hacerlo ahora. Y debemos hacerlo con la unidad en la lucha y en la calle  lo ms amplia posible, porque esto es una Dictadura.

Si no lo hacemos, estos mulos del Proceso Genocida no pararn de avanzar en su destruccin de todo vestigio de derecho humano.

Una Comisin de Defensa de los DDHH, compuesta por intelectuales y luchadorxs reconocidxs por sor su lucha en ese mbito, podra ser la va para oponerse, investigar, enjuiciar y condenar a los que hoy, como ayer las Juntas Militares, pretenden imponer sus criterios fascistas (de eliminacin por medio del asesinato "legalizado" de todo aqul que se les oponga) para poder concretar sus ruines objetivos.

Pero la nica garanta para parar este brote de profundizacin del rostro fascista del oficialismo es el pueblo y sus organizaciones en la calle, dispuestos a luchar y vencer en esta pulseada en la que se juega el futuro de las masas laboriosas de este pas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter