Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-12-2018

Vox y el prolapso rectal del 78

Santiago Alba Rico
Ctxt

Slo la conservacin de los ayuntamientos de Barcelona y Madrid podra frenar realmente el ascenso ultraderechista. A Podemos habra que pedirle que, si no se le ocurre cmo ayudar, al menos deje de poner obstculos.


Me ha parecido inquietante que El Mundo, reflejando anoche en portada los resultados de las elecciones, aadiera a la distribucin por partidos el reparto por coaliciones electorales, dando por supuesto que son dos las que naturalmente se enfrentaban en estos comicios y las que naturalmente deben luchar por el gobierno: por un lado la compuesta por PSOE y Adelante Andaluca, con 50 escaos, y por otro la formada por el PP, C's y Vox, con una mayora de escaos a su favor (59). Es una apuesta del peridico? Una tentativa de sealar el camino? O una declaracin ideolgica que recupera una visin de Espaa muy de derechas, casi guerracivilista, que en realidad no se corresponde o no se corresponde todava con la realidad? Sea como fuere, asusta pensar que un sector de la derecha y del electorado tiene ya en la cabeza esta distribucin ideolgica de las fuerzas polticas.

La verdad, de momento, es otra. La irrupcin de Vox es lo que se llama en medicina un prolapso; es decir, la salida parcial de un rgano fuera del cuerpo que lo contena. Se habla as de prolapso uterino o de prolapso rectal. La ultraderecha se le ha salido de dentro al PP y, en general, al rgimen del 78, que en Andaluca se va a recomponer en el exterior y hacia la derecha contra Podemos. Pese a la visin de El Mundo, pese a las circunstancias excepcionales que llevaron a Snchez al Gobierno, la coalicin natural de la situacin presente es la que sigue vinculando al PP, el PSOE y C's. Podemos y Vox son los extremos. Susana Daz, en su primera declaracin tras la debacle, invocaba esa naturaleza al anunciar que se reunira con las fuerzas constitucionales para frenar el paso a la ultraderecha. Cualesquiera que sean los resultados de esas conversaciones, en Andaluca se gobernar con Vox o contra Vox, pero sin Podemos. Las elecciones andaluzas liberan Andaluca de Adelante Andaluca y restan suelo tambin al radicalismo de Snchez a nivel nacional.

Espaa ya no es una excepcin; se ha europeizado, como nos temamos, a toda prisa. De momento la ultraderecha servir, como en otros sitios, para derechizar el neoliberalismo gobernante so pretexto de contener el extremismo y suprimir cualquier sombra de alternativa por la izquierda. Luego, por la inercia misma de las fricciones y las componendas, la ultraderecha se robustecer y se conformar como la nica oposicin poltica real al rgimen del 78. Esa oposicin, que hasta ahora estaba ms o menos dentro y que ahora se le est saliendo al PP en forma de prolapso rectal, en Espaa se llama franquismo. El franquismo menuda paradoja ser muy pronto la nica alternativa al rgimen del 78 surgido del franquismo. No habr ruptura sino prolapso. Se le saldrn los rganos ocultos a la transicin por todos los orificios y tomarn desde fuera el cuerpo entero.

Podemos est muerto. Andaluca era el muro de carga del rgimen del 78, que se viene abajo por fin, pero no del modo en que soamos en 2014. Habr que echar la culpa al neoliberalismo, que sin duda la tiene; y a la socialdemocracia, que tambin la tiene; y a los partidos y medios de comunicacin que prefieren volver al siglo XIX antes que buscar una salida democrtica a la descomposicin. Pero a nadie se le escapa que Podemos ha facilitado mucho las cosas como las ha facilitado el fraudulento independentismo oficialista en Catalunya dejando en el camino jirones de ilusin. No es que Podemos haya empujado a sus propios votantes a Vox, es verdad, pero no slo no ha sabido protegerlos a sus votantes sino que no ha sabido tampoco recoger ningn voto de la abstencin, donde siguen enquistados los ms despolitizados y socialmente castigados y a donde han vuelto los ms politizados y culturalmente preparados. No creo que se pueda reprochar nada a la campaa de Teresa Rodrguez, como lo demostrarn los prximos comicios en los que no estar ella. Pero ni su carisma personal ni sus forcejeos descentralizadores han bastado para que Adelante Andaluca se librara de la sombra de Podemos, una marca que hoy slo llama y a gritos a la abstencin. En otros sitios, mucho me temo, ser bastante peor.

Lo ms difcil es medir ahora el impacto que estos resultados pueden tener en las prximas elecciones municipales. Slo la conservacin de los ayuntamientos de Barcelona y Madrid podra frenar realmente el prolapso ultraderechista. A Podemos habra que pedirle que, si no se le ocurre cmo ayudar, al menos deje de poner obstculos.

Santiago Alba Rico es filsofo y escritor. Nacido en 1960 en Madrid, vive desde hace cerca de dos dcadas en Tnez, donde ha desarrollado gran parte de su obra. El ltimo de sus libros se titula Ser o no ser (un cuerpo).
@SantiagoAlbaR

Fuente: http://ctxt.es/es/20181129/Firmas/23204/vox-regimen-del-78-santiago-alba-rico-elecciones-andaluzas.htm

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter