Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-12-2018

Lydia Lunch, ruido y anarquismo

Rafael Calero
Rebelin


La poesa no viene del placer sino del dolor. La mujer que hizo esta afirmacin se llama Lydia Lunch. Durante un tiempo fue la figura ms revolucionaria del arte neoyorquino. Desde mediados de los aos setenta, ha sido cantante, poeta, novelista, fotgrafa, actriz, guionista, artista multimedia y otras mil cosas que un ser humano pueda ser. Es la figura ms destacada del movimiento No Wave. Artistas de la talla de Nick Cave, Henry Rollins, Jon Spencer, Kim Gordon o Thurston Moore beben los vientos por su arte.

Durante un breve espacio de tiempo lider al grupo Teenage Jesus and The Jerks antes de iniciar su carrera en solitario, completamente ajena a las estructuras de la msica comercial e inventndose a s misma en cada paso que da. Valentn Ladrero, en su libro Msicas contra el poder, seala que Su primera preocupacin fue la de liberar a la mujer de los estereotipos de la escena rock norteamericana, evitando los tpicos sexuales, aunque fuera expresando la misma frustracin, furia y energa que los hombres. El periodista Brad Cohan habla de ella en estos trminos: Anarquismo, una bofetada en la cara, una artista bestial, iracunda, enardecida. Una suerte de poeta que es capaz de sumergirse en los hoyos fangosos del interior humano y salir victoriosa expresando palabras de redencin. Y Rafa Cervera dice de ella que se mueve tanto y tan rpido que es difcil llegar a todo lo que hace incluso teniendo la ayuda de internet.

A lo largo de una carrera que llega hasta nuestros das, Lydia Lunch se ha enfrentado con uas y dientes a las estructuras patriarcales dominantes en el mundo de la cultura, denunciando a travs de su canciones ha compuesto ms de trescientas, de sus poemas, de sus libros, de sus pelculas o de sus fotografas, la violencia ejercida contra las mujeres, desde distintos mbitos del poder. Es una personalidad idolatrada por numerosas artistas, y su trabajo influy a decenas de bandas femeninas que aparecieron a finales de los ochenta y principios de los noventa, como Pussy Galore, Hole, Bikini Kill o Babes in Toyland, aunque ella no se responsabiliza de esta influencia: Yo tengo un sonido que nadie me puede robar, porque es tan putamente horrible que slo yo podra inventarlo, seala con orgullo.

Sus propuestas tericas sobre el rol que ha de jugar la mujer en el arte contemporneo pusieron los cimientos para el feminismo ms avanzado y revolucionario de finales del siglo XX. Sin ella y sin su trabajo probablemente nunca habran existido grupos como Sonic Youth o Pixies. Una artista nica conectada al dad, al surrealismo, a Duchamp, a los situacionistas, que cambi en 2004 Nueva York, la ciudad donde haba vivido y trabajado la mayor parte de su vida, por Barcelona no hay mejor lugar en el mundo para estar sola, que una ciudad como Barcelona, a donde vino buscando el anonimato y desde donde sigue perpetrando sus ataques artsticos.

Lydia Anne Koch naci el da 2 de junio de 1959, en la ciudad de Rochester, en el estado de Nueva York, y fue la segunda hija de una ama de casa y un vendedor de aspiradoras. Desde pequea fue una nia con un fuerte carcter, rebelde y contestara, lo cual no impidi que sufriera malos tratos por parte de su padre, desde que apenas tena seis aos, como ella misma denunci en su poema, Daddy Dearest.

En 1973, con apenas 13 aos cumplidos, se escapa del hogar familiar y pone rumbo a Nueva York, con la idea de conocer a los miembros del grupo New York Dolls, a quienes adoraba. Despus regres a casa y cuando consegu reunir algo de dinero me march definitivamente, contaba en una entrevista en la revista Ruta 66. Nueva York en 1976 era un autntico polvorn musical y potico, con el movimiento punk a punto de explosionar. Las nuevas bandas estn por todas partes: Television, Talking Heads, Ramones, The Patty Smith Group, Suicide, Mink DeVille, y otros muchos ya han empezado a socavar los cimientos culturales de la sociedad de consumo norteamericana con sus guitarras elctricas y su nihilismo vital. As que cuando la chica llega a Nueva York no tarda mucho en encontrar lo que va buscando: almas gemelas, deseosas de experiencias al lmite, de exprimir cada uno de los minutos de las 24 horas del da. Pronto entra en contacto con el cantante Alan Vega, el teclista Martin Rev o el saxofonista James Chance, con quien se va a vivir a un pequeo apartamento y forma Teenage Jesus and The Jerks (algo as como Jess el adolescente y los pajilleros), grupo de vida corta apenas dos aos pero de gran influencia, que va dejando su reguero de actuaciones bestiales sobre los escenarios de distintos garitos, como el CBGB, donde trabaja como camarera durante una temporada y donde cuenta la leyenda que Willie DeVille le puso el apodo de Lunch, porque era habitual verla robando almuerzos para sus amigos que graba algunos singles, con temas como Orphans pequeos hurfanos caminan por la nieve ensangrentada, canta en uno de sus versos ms sublimes, o Baby Doll, y a los que la crtica coloca en el cajn de la No Wave, ese estilo inclasificable que solamente se puede definir como la ausencia ms absoluta de estilo, donde cabe todo: el ruido ms demoledor, la locura ms feroz, la poesa ms extraa y violenta, las visiones ms apocalpticas, la ausencia de notas musicales, de ritmo, de tradicin, la disidencia ms extrema. O como dijo en una entrevista al diario 20Minutos la propia Lydia lunch, lo suyo es rock experimental con un poco de jazz noir. Lo nico que tengo de punk es la actitud. Me considero parte de la No wave porque est ms all de los gneros y las definiciones.

El final de la dcada de los setenta es una poca para vivir deprisa, apurando el tiempo, derrochando intensidad en cada movimiento. As que la banda se desintegra con la misma rapidez con que la que se haba formado (Teenage Jesus era la puesta en escena de mi locura personal valindome de mi instinto. Tena 17 aos pero no era una nia.) y ella emprende una carrera en solitario, huyendo siempre de los convencionalismos artsticos, buscando los elementos ms innovadores, aquello que intuye que no va a dejar indiferente a nadie, y rodendose en todo momento de la gente que ella considera ms idnea para expresar lo que ansa comunicar en ese instante preciso. De esta manera graba su primer disco en solitario, el extraordinario Queen of Siam (1980), un lbum que mezcla en sus surcos viejos estndares de jazz y de blues con composiciones propias, en el que el music-hall se da la mano con la poesa ms visceral, mientras el espritu de The Velvet Underground sobrevuela todo el disco. Con este lbum ampla el nmero de seguidores, pero est lejos del xito masivo de otros artistas coetneos. A Queen of Siam, le siguieron otros discos en solitario: 13.13 (1981),Honeymoon in Red (1987), Unearthly Delights (1992), Twisted (1992), Matrikamantra (1997), Smoke in the Shadows(2004), Retrovirus (2013) o Urge to Kill (2015).

Adems de estos trabajos bajo su propio nombre, Lydia Lunch ha participado en otros proyectos colectivos como Beirut Slump, 8-Eyed Spy, Harry Crews o Big Sexy Noise. Con este ltimo grupo ha publicado dos lbumes demoledores, Big Sexy Noise (2009), y Trust the Witch (2011).

Lydia Lunch es una artista hiperactiva, capaz de trabajar en mil y un proyectos a un tiempo: compone y canta, escribe poemas, relatos y obras de teatro; ha actuado en varias decenas de pelculas de serie B, y ha desarrollado una interesantsima carrera dentro del universo del Spoken Word, donde est considerada como una de las personalidades ms carismticas del gnero. Uno de sus libros ms interesantes y probablemente el que ms xito ha cosechado esParoxia: diario de una depredadora, publicado en 1997. En esta obra, transgresora y violenta como pocas, la autora cuenta cmo fueron aquellos primeros aos en Nueva York, donde el sexo jugaba un papel tan importante como las drogas o la msica. Relaciones sadomasoquistas, prostitucin, sexo de usar y tirar. Un libro que mama de la prosa descarnada de Charles Bukowski, Jean Genet, Williams Burroughs, Henry Miller o incluso de la del Marqus de Sade. Un libro en el que no existe la redencin por la sencilla razn de que tampoco en sus pginas hay arrepentimiento. As fueron las cosas y as hay que contarlas, parece querer decir su autora. En castellano tambin se pueden encontrar su obraMedidas desesperadas. Aunque la mayor parte de su obra literaria est an sin traducir, incluido su libro de recetas de cocina, The Need to Feed: Recipes for Developing a Healthy Obsession with Deeply Satisfying Foods , del ao 2012.

Al mismo tiempo, tambin ha participado en numerosas pelculas de serie B, ya sea como actriz, compositora, guionista, o simplemente como narradora. The Wild Word of Lydia Lunch , (1983), Vortex (1983), Fingered (1986), Kiss My Grits: The Herstory of Women in Punk and Hard Rock (2001), Kill Your Idols (2004) o Mutantes: punk, porn, feminism (2011) son algunas de las ms destacadas.  

Pero si existe una cualidad que haya caracterizado a esta mujer desde sus comienzos es que nunca ha tenido pelos en la lengua. Desde hace mucho tiempo se ha convertido en una pacifista a ultranza, se ha manifestado cientos de veces contra el belicismo y el imperialismo que caracteriza a su pas natal, al que no duda en calificar como un Estado fascista. Esto es lo que opina sobre las guerras:

Comenc a hablar sobre la guerra cuando el presidente era Ronald Reagan y nada ha cambiado. Cmo puedo dejar de hablar de la guerra si la guerra nunca termina? Nunca termina, por eso sigo hablando de lo mismo. La estupidez y la avaricia, mi dios es ms grande que tu dios, el hombre, el petrleo y todas esas mamadas que no significan nada.

Y cuando en una entrevista le preguntaron sobre la actitud de determinadas mujeres cantantes, como Beyonc, Taylor Swift, y otras por el estilo, ante el uso que de ellas y de su sexualidad hace el capitalismo, se mostr as de tajante:

A ellas las usan porque son herramientas, las prostitutas que promueven msica mala de las disqueras grandes que ellas mismas no escriben. La msica es tan terrible...yo no quiero ver a mujeres de edad media correr en el escenario con leotardos para vender discos y hacer al gran papi de la disquera grande ms rico. Eso no es feminismo. Son mujeres que de nuevo estn vendiendo de todo, desde pasta de dientes hasta autos. No veo un avance en la pornificacin pop de las mujeres. No es que se estn adueando de su sexualidad, estn actuando como conejitas de Playboy con coreografas. No pienso que sea progreso, pienso que lo nico que logran es que las nias de 12 aos se quieran volver prostitutas. No creo que sea la manera de ir adelante. La msica es terrible, est sobre-producida y sobre-coreografiada; no llegaran a ningn lado sin su estilista. Es una mquina para hacer dinero donde las mujeres son la grasa en los engranajes. Es mierda... puedes quedarte con tu Lady Gaga, yo me llamar Lady Gaza.

A da de hoy, Lydia Lunch est rebosante de vitalidad y energa. Tiene en marcha varios proyectos musicales, talleres de feminismo, talleres de escritura creativa, actos de recuperacin de la memoria histrica, actuaciones de Spoken Word, y muchas otras historias.

Ahora mismo tengo varios proyectos ms, Big Sexy Noise, mi grupo de hard rock pervertido; tengo Retrovirus; () tengo un tro de improvisacin de mujeres llamado Medusas Bed que slo toca en Berln. Siempre estoy haciendo muchas cosas, por lo menos cinco o seis cosas a la vez.

Al mismo tiempo realiza talleres de empoderamiento femenino en diferentes lugares del mundo, a los que ella denominaTaller Catastrfico Colaborativo (taller artstico por y para las mujeres), donde ensea a todas aquellas que lo deseen a enfrentarse con xito al patriarcado y al machismo imperante en las sociedades occidentales. Y mientras tanto contina con su base de operaciones en Barcelona, viajando por los lugares ms recnditos de la Pennsula Ibrica, actuando en cualquier escenario del mundo que se preste a ello, escribiendo, cocinando, pensando, viviendo, y sobre todo, hablando, de lo divino y de lo humano, pues como ella muy bien dice: No me harn callar salvo que me entierren.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter