Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-12-2018

Chalecos amarillos
El cambio es ahora y no en 6 meses

Atawallpa Oviedo
Rebelin


La casi totalidad de comentarios y opiniones a partir de la revuelta de los chalecos amarillos van dirigidos contra Macron, sealando que ha fracasado como presidente de la Repblica Francesa. Lo cual, es una verdad a medias, pues no es solo el fracaso de Macron, sino de los partidos polticos, del sistema de participacin poltica, de la democracia, del capitalismo, de la civilizacin, etc. Es una cadena de fracasos desde Macron hasta el origen y la base de todo ello, pasando por el pueblo francs que eligi a Macron.

Simplemente el sistema no funciona, y no se trata de que aparezca un iluminado para salvar a los casi 70 millones de franceses. Cmo se puede poner la responsabilidad y la esperanza en un solo individuo. Cmo es posible que todos dependamos de la buena o mala decisin de una sola persona. Se supone que con la revolucin de 1789 se termin con la monarqua o el gobierno de un solo personaje; pero no, seguimos en lo mismo, y en que ahora -el denominado presidente de la repblica- sigue de igual manera tomando las decisiones por y para todos.

La democracia es otro mito, la que se basa en la representacin y en la que el pueblo pasa las decisiones y responsabilidades a un puado de personas. La democracia-de-un-dia se transforma en el democratismo de 5 aos hasta las prximas elecciones. Los partidos polticos no representan ni contienen a la sociedad civil, son grupos electorales que se han apoderado de la poltica, son los nicos que pueden intervenir en las decisiones polticas, mientras la sociedad civil organizada no tiene ninguna participacin directa. Lo que significa que vivimos en una dictadura de los partidos polticos, como las nicas entidades calificadas para la toma de las grandes decisiones nacionales.

Los ricos cada vez ms ricos, gracias a este sistema piramidal de funcionamiento econmico y financiero, que tiende cada vez ms a estirarse hacia arriba y ensancharse hacia abajo. La ley de la competencia es la lucha de clases, pero al pueblo le hacen creer que es el mercado el que decide el desarrollo, el crecimiento y el progreso. La libertad de empresa y de comercio, es para que el pueblo trabaje ms duro y sea pagado menos, as el producto final sea ms barato y el gran empresario pueda vender ms y l pueda subir ms en la pirmide. Para los que estn debajo de la cima, su existencia se desenvuelve en 8 horas de trabajo por casi toda una vida (y sin contar con los estudios) para terminar su vida sobreviviendo, mientras unos pocos acaparan todo lo producido por la sociedad. Es decir, la civilizacin ha fracasado, todo el conjunto creado, el que se asienta y se construye en las mismas races que dan origen y funcionamiento a cada una de sus partes o instituciones.

Necesitamos una trans-civilizacin, que reconstruya todo, y no se puede postergar 6 meses como dice el Primer Ministro Philips, ni 3 aos hasta que se acabe este gobierno, es ahora, o si no seguiremos en el mismo gatopardo por 230 aos ms de libertad, igualdad y fraternidad, haciendo cambios de maquillaje para que al final no cambie nada. Se necesitan cambios estructurales y raizales. Hay que fundar una nueva nacin, y ello es, haciendo todo lo contrario al actual sistema, a todo lo que hemos sealado anteriormente. Al establecer las causas constitutivas se estn determinando las reacciones a tomar.

Obviamente, a la derecha y a la izquierda no les conviene perder sus feudos, por lo que los chalecos amarillos deben rebasarlos y plantear una asamblea constituyente para desmontar a todas las instituciones que sostienen a este piramidalismo. Se necesita una revolucin que no solo desmonte a los reyes y los reemplace por otras formas de monarquismo, sino la creacin de un poder comunal, donde el pueblo organizado por sectores de vivienda, deciden su propio destino. Necesitamos un estado, en donde los alcaldes de cada pequeo sector de vivienda, recoge mediante asambleas populares las decisiones fundamentales o trascendentes que son necesarias, y que hoy con el sistema digital es muy fcil y rpido. Para ello, en cada regin debe haber una asamblea o cmara, pero no de diputados sino de alcaldes de pueblos y de ciudades. Buscando agrupar a la poblacin en las mas pequeas jurisdicciones posibles, para lograr la mayor participacin de la poblacin, y as cada uno se responsabilice en el destino de su vida.

Necesitamos una economa que anteponga el inters social por el individuo. Tiene que primar la economa cooperativa, asociativa, comunal, grupal; sobre la individual, la privada, y la estatal. Es decir, todo lo contrario, a lo que se hace actualmente en que se principaliza al individuo sobre la sociedad. Esto no tiene nada que ver con el comunismo, pues eso es estatismo, en donde sigue la monarqua en manos del secretario del partido comunista, como en Cuba o en China. Ni capitalismo ni socialismo-comunismo, sino una mutualidad basada en el equilibrio y armona como modelo de sociedad y de vida. No estamos hablando de igualitarismo (izquierda) ni jerarquismo (derecha), sino de equidad entre los seres humanos y de ellos con la naturaleza.

Entonces, no se trata de que mejoren los partidos polticos, la democracia, el Estado, etc., sino de cambiar las instituciones y todo el funcionamiento social por otras diferentes, no es el problema de los individuos per se sino de todo el sistema. No hay ms tiempo, la hora del planeta est detrs de nosotros. No podemos dejar pasar esta oportunidad. El pueblo est despertando y tiene que ir hasta el fondo sino nuevamente ser atrapado por la ola, la que le arrastrar nuevamente en sus aguas turbulentas.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter