Si la nobleza de toga en Brasil legitim el impeachment de Michel Temer, est claro que el mundo desarrollado no. La presencia brasilea en el G-20 pas casi desaperciba. Lejos qued el pas respetado como participante en el liderazgo de los grandes asuntos globales que llev a Obama en portugus decirle a Lula: este es el hombre. Habr que ver ahora si cuando asuma Jair Bolsonaro en enero, Brasil recupera ese indito destaque, o si su brillo para los dems pases se apaga.

La BBC s not la opacidad de Brasil: "En la foto de la familia de los lderes del G20, Michel Temer qued aislado en uno de los laterales, justo debajo del cuestionado prncipe heredero saudita ... El presidente brasileo, finalizando el mandato, tuvo una presencia apagada en la reunin, a diferencia del protagonismo desempeado por el gigante sudamericano en cumbres previas. Aunque fue bajo Lula que la posicin brasilea en el escenario internacional adquiri mayor destaque, ese momento, de todas formas, fue posible porque el pas contaba con considerable respeto, no slo por causa de su importancia estratgica, sino tambin por una poltica externa que evitaba enfrentamientos innecesarios y valoraba las instancias multilaterales. A pesar de los momentos de inestabilidad econmica o poltica domstica, la diplomacia brasilea era internacionalmente reconocida por el profesionalismo y por la capacidad de proyectar un nivel de influencia del pas que trasciende a sus recursos estrictamente materiales.

Por eso mismo, la primera impresin es que, por los posicionamientos de Bolsonaro, Brasil seguir borrndose. Sin haber asumido, sus declaraciones ya generaron enfrentamiento con sus principales socios comerciales China, Mercosur, mundo rabey disgustos con los que defienden el medio ambiente y los derechos humanos. Sobre la controvertida decisin, trasladar la Embajada de Brasil de Tel Aviv a Jerusaln, el embajador y ex ministro de Hacienda y Medio Ambiente, Rubens Ricupero, afirm es mucha ideologa, una ideologa tosca, mal trabajada. Cul es la razn de comprar la pelea de Israel? De atacar a Irn? Irn y los pases rabes juntos representan el 49% de la importacin de carne de pollo y carne.

La cuestin del medio ambiente ser un tema que le mostrar al G-20 el nuevo brillo de Brasil. Su servicio exterior, Itamaraty, a pesar de las limitaciones relativas del pas, supo posicionarse destacadamente en este asunto. Dice en su sitio que desde 1992, cuando Brasil fue sede de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo...la accin diplomtica brasilea tuvo como objetivo contribuir positivamente a la creacin de un consenso internacional sobre la promocin del desarrollo sostenible, teniendo en cuenta no solo los aspectos relacionados con la proteccin del medio ambiente, sino tambin su dimensiones econmicas y sociales. En 2012, Brasil fue anfitrin de la conferencia ms grande en la historia de las Naciones Unidas, Ro + 20, y renov su compromiso con la promocin del desarrollo en sus mltiples aspectos, en particular la erradicacin de la pobreza.

En contraposicin, para el prximo canciller de Bolsonaro, Ernesto Arajo, el calentamiento global no es un hecho cientfico, sino una conspiracin marxista. En su blog Metapoltica 17 afirma que "la izquierda secuestr la causa ambiental y la pervirti hasta llegar al paroxismo, en los ltimos 20 aos, la ideologa del cambio climtico, el climatismo ... Este dogma viene sirviendo para justificar el aumento del poder regulador de los Estados sobre la economa y el poder de las instituciones internacionales sobre los Estados nacionales y sus poblaciones, as como para sofocar el crecimiento econmico en los pases capitalistas democrticos y favorecer el crecimiento de China.

Seal clara que ya est en curso la diplomacia bolsonarista, poco antes del G20, Itamaraty comunic oficialmente que no ser sede la reunin de noviembre de 2019 de la COP-25 (Conferencia de las Partes de la Convencin del Clima de las Naciones Unidas) sobre la aplicacin del Acuerdo de Pars. Quizs por esto el presidente de Francia Macron afirm que no estaba "a favor de firmar grandes pactos comerciales con potencias que ya han anunciado que no respetarn el Acuerdo de Pars", tirando al crner el tan deseado por Macri acuerdo Mercosur-Unin Europea en lo que quizs constituy, aunque indirectamente, la referencia ms clara que Brasil estuvo en Buenos Aires.

Los diplomticos en Buenos Aires le sealaron al medio Valor Econmico que el pas continuaba siendo un actor importante, porque somos aproximadores de posiciones, trabajamos en la construccin de consensos, y tenemos que mantener esa postura. Pocos pases del mundo tienen una diplomacia negociadora tan competente como la nuestra. Brasil, de hecho, hasta aqu maximiz ese soft power (poder suave) cuyo alcance total est limitado cuando, como es el caso, no est acompaado por el hard power (poder duro) de las armas. Pero ese tipo de poder, precisamente, depende del respeto adquirido sobre los dems pases. Sin ese reconocimiento, ese tipo de poder se marchita.

Itamaraty, ya bajo el liderazgo del futuro canciller, inici a contramano de la tendencia mundial su cruzada contra el globalismo porque, segn ste sostiene en su blog: pas a ser pilotada por el marxismo cultural. Esencialmente es un sistema antihumano y anti-cristiano. La fe en Cristo significa, hoy, luchar contra el globalismo, cuyo objetivo ltimo es romper la conexin entre Dios y el hombre, tornado el hombre esclavo y Dios irrelevante.

Para preservar el prestigio internacional de Brasil pre-Impeachment, no slo los diplomticos brasileos tendrn que explicarles a sus pares las posiciones sobre temas sensibles mundiales, sino tambin cuando las motosierras vuelvan a trabajar sin preocupaciones dado que Bolsonaro afirm que va a acabar con la "industria de la multa ambiental". Ah se ver s Brasil est o se borr.

Andr Moreira Cunha yAndrs Ferrari Haines sonProfesores UFRGS (Brasil).