Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-12-2018

La raza no existe, pero el racismo s

Julio Csar Guanche
OnCuba


La pregunta parece vlida: Por qu un negro vota por Bolsonaro? Su punto de partida lgico es el sostenido ataque de Bolsonaro a los negros, de quienes ha dicho que no sirven ni para procrear.

Hace una dcada la discusin sobre la pelcula Tropa de lite (Jos Padilha, 2007) anunci parte del debate actual sobre el fascismo en Brasil. El film tena como protagonista al capitn Nascimento, un hroe torturador, jefe del BOPE, unidad de lite que haca limpieza social (y tnica) en las favelas de Ro.

La actuacin abierta del capitn en contra de los derechos humanos fue recibida con entusiasmo por una parte del pblico carioca, que convirti la pieza en la ms vista de la historia en ese pas. Una multitud de habitantes de las favelas celebraron al hroe que asesinaba, por encima de la ley, a sus propios vecinos.

Padilha tambin documentalista neg la acusacin sobre su pelcula como fascista: Hay que ser muy ignorante para decir que la pelcula es fascista. Los que dicen eso no saben lo que es el fascismo. El fascismo es un partido poltico organizado con una agenda poltica para todo el pas, que intenta controlar el Estado, los medios de comunicacin y el sistema educativo. Los del BOPE no tienen ningn inters poltico ni son regidos por una agenda poltica. Esa declaracin no tiene ningn sentido, es pura estupidez decir eso.

En Brasil ahora ha ganado las elecciones un ex capitn que luce parecidos con el capitn Nascimento. Celebra la tortura, aora la dictadura, pero tiene un partido, apoyo social, agenda poltica y control del gobierno.

El apoyo negro a Bolsonaro

La pregunta parece vlida: Por qu un negro vota por Bolsonaro? Su punto de partida lgico es el sostenido ataque de Bolsonaro a los negros, de quienes ha dicho que no sirven ni para procrear.

La respuesta no es simple. Primero, no se trata de un negro. En la primera vuelta electoral el entonces candidato a la presidencia de Brasil, Jair Bolsonaro, ahora presidente electo, consigui cerca de 37% del electorado negro, un apoyo considerable.

La prensa que ha reportado los motivos de personas negras para votar por el ex capitn, al que llaman El Mito, no recoge muchos posicionamientos del tipo yo soy negro y por eso voto por Bolsonaro.

En un contexto de violencia estructural, un negro no tiene por qu verse a s mismo como tal. Puede ver como negro al que en sus palabras, roba, mata, causa inseguridad y no recibe respuesta dura de las autoridades. De ese modo, no se siente interpelado de igual manera por el racismo. Ello, unido a demandas contra la corrupcin gubernamental y un importante grado de rechazo al Partido de los Trabajadores ou Partido dos Trabalhadores (PT), habran dado apoyo a Bolsonaro entre sectores afrobrasileos.

Adems, Bolsonaro supo capitalizar dos grandes descontentos.

Primero, frente a la crisis global iniciada en 2008, cuyos efectos siguen golpeando en Brasil, sobre todo, a los sectores ms vulnerables. Dentro de ellos, ocupan importante espacio negros y mestizos, sealadamente en lugares como Ro de Janeiro y Sao Paulo. Contra la pretensin del marxismo dogmtico (la crisis facilita una situacin revolucionaria), no ser la primera vez que opciones de derecha ganan en la coyuntura de una gran crisis. Recordemos los casos del fascismo, en los 1930, y del neoliberalismo en los 1970.

Segundo, Bolsonaro, a pesar de llevar casi tres dcadas en la poltica (como un diputado mediocre, pero congresista al fin), logr que varios sectores lo imaginaran como un outsider, capaz de enfrentarse frontalmente a la mentira y la demagogia de la poltica tradicional y a la prisin de la correccin poltica, que obliga a la hipocresa social. En ese contexto, es probable que las demandas perentorias de comida, empleo y seguridad hayan recibido prioridad frente a las amenazas racistas de Bolsonaro.[1]

Qu significa ser negro?

La pregunta inicial de este texto sugiere un problema de connotaciones mayores a las de la coyuntura: la nocin de negro no tiene un nico significado.

La historia del negro no es la de ser negro sino la historia de cmo se convirti en negro. Es la historia, tambin, de las diferencias entre las razas y al interior de la raza.

Sea dicho de antemano: la raza es un concepto de la zoologa. En l, por ejemplo, las razas no son interfecundas. La especie humana es inclasificable en razas. Pero si bien no existe la raza, s existen los usos sociales de la raza, como el racismo.

Quizs resulta ms fcil entender nociones que consideran las razas como entidades diferenciadas entre s. Eso hicieron el racismo cientfico y la doctrina fascista.

En las primeras dcadas del siglo XX cubano, el racismo cientfico en la criminologa de Israel Castellanos y en la obra del primer Fernando Ortiz identific al igo como una reminiscencia africana. Para Castellanos, los brujos estaban en ese momento en el mismo estado antropolgico, que cuando fueron introducidos a Cuba desde frica. Tal argumento trataba al negro igo como barbarie.

La idea ofreca un argumento cientfico para expulsar a esenegro de la nacin cubana. Tambin, lo sacaba de su frica natal, un espacio diverso donde nunca fue considerado un negro.

El presidente Jos Miguel Gmez, para justificar la masacre del Partido Independiente de Color (1912), generaliz la idea de Castellanos hacia todos los negros insurgentes, que segn l se haban colocado fuera del radio de la civilizacin.

Para el nazismo, las razas eran entidades radicalmente separadas entre s. Tenan origen en troncos diferentes, con nada en comn. Los discursos fascistas decan: no todo lo que tiene rostro humano es un hombre. Uno de los propsitos de esa idea era negar la universalidad de la humanidad, en tanto gnero humano.

Ese era uno de los legados ms poderosos de la ideologa igualitaria revolucionaria de 1789, aunque parte de sus hacedores no fuesen antiesclavistas ni antirracistas.

Para los nazis, si no exista la humanidad no exista ninguna norma moral universalmente vlida ni algn derecho humano. Tampoco podra existir el Derecho Internacional. Para quedar obligados solo a ella, subrayaban la originalidad de su nueva doctrina. Goebbels asegur que el mayor triunfo nazi haba sido borrar el ao 1789 de la historia alemana.[2]

Las diferencias al interior de la raza

El modo de produccin capitalista acumula poder y renta, pero tambin acumula diferencias. Sus sujetos privilegiados usan el racismo para establecer fronteras de exclusin entre blancos y negros, y para fomentar divisiones dentro de la misma raza.

Todos los negros no son iguales, como tampoco lo son todos los blancos o todas las mujeres. La idea de la opresin comn de los negros, que espera que todos reaccionen de la misma manera, esconde las diferencias al interior de la poblacin negra y las situaciones de ventaja a las que algunos de ellos acceden y necesitan proteger.

Durante el nazismo, Himmler tuvo particular obsesin contra los mestizos, esa amenaza frente al orden natural del mundo, que disolva lo bueno en lo mediocre. Sin embargo, la imagen positiva del mulato, por encima del negro, ha sido el resultado de un largo proceso de acumulacin de diferencias. Por ejemplo, fue importante para combatir el impulso antirracista de la revolucin haitiana.

A principios del siglo XX, el trmino mulato tena an connotaciones negativas en Cuba: los negros son hijos del amor, pero los mulatos lo son del abuso, hijos de su madre con el amo. La sangre mulata est maldesa!

Dcadas despus, al gran msico Miguelito Valds Mr. Babal, no le bast ser mulato para evitar la discriminacin contra lo que se entenda en general como negro, esto es, como no blanco. En una fiesta celebrada en una sociedad de blancos, en Morn (1939), se arm una ria tumultuaria cuando una rubia contundente insisti en bailar con el famoso msico y una banda de enrgicos caballeros blancos se opuso a semejante afrenta.

La explotacin de la raza para legitimar desigualdades sigue siendo un hecho muy actual. A raz de la eleccin entre Donald Trump y Hillary Clinton, Nancy Fraser acu la frase neoliberalismo progresista, para denunciar la complicidad entre neoliberalismo y multiculturalismo.

Segn Fraser, una zona del neoliberalismo (representada por Obama y Hillary Clinton) gan consensos y legitimidad cuando a la defensa de su proyecto neoliberal en torno al mercado, la poltica econmica, la cuestin social, etctera, sum cierta defensa de la diversidad, el empoderamiento de las mujeres y de los afroamericanos, y los derechos LGBTQ.

Ms problemas con Bolsonaro

La victoria de Bolsonaro ha sido leda como una derrota de la izquierda, aunque otros anlisis muestran que la mayor derrotada all es la centroderecha. No obstante, acaso hay derrotas que durarn ms tiempo que el periodo que dure la presidencia del ex capitn.

La cuestin central radica en las soluciones que se ven representadas por Bolsonaro: la celebracin de la violencia y el combate frente a toda deliberacin y procesamiento colectivo de las diferencias, la renuncia radical a la centralidad que debera tener la ley y el Derecho, la naturalizacin de la acumulacin de las diferencias entre las razas, y la renuncia consciente al lenguaje de los derechos como fundamento de la vida poltica.

Pensando en el futuro, no puedo dejar de pensar en el pasado: Brasil fue el pas que ms tarde (1888) aboli la esclavitud en todas las Amricas.

Notas

[1] Agradezco los comentarios de Amlcar Prez Riverol sobre este texto, particularmente en este punto.

[2] Ver Johann Chapoutot, La revolucin cultural nazi, traducido del francs por Elena M. Cano e igo Snchez-Paos, Alianza Editorial, S. A., Madrid, 2018

Julio Csar Guanche, jurista y filósofo político cubano, miembro del Consejo Editorial de Sin Permiso, muy representativo de una nueva y brillante generación de intelectuales cubanos partidarios de una visión republicano-democrática del socialismo.

Fuente: http://oncubanews.com/opinion/columnas/la-vida-de-nosotros/la-raza-no-existe-pero-el-racismo-si/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter