Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-12-2018

La ultraderecha vende la lata de mierda

Ramn Pedregal Casanova
Rebelin


El propsito lo oculta para que no podamos verle. Las palabras con las que lo envuelve son provocativas. Recuerdan aquellas latas cerradas en las que un individuo que se deca artista las venda con el anuncio de mierda de artista? Nadie vea lo que contenan, y aquellas palabras anunciadoras llevaban a comprar las latas y muy caras.

Roco Monasterio, la seora de Vox, emplea palabras provocativas, la lata cerrada, que trae el fascismo de la mano de la injusticia, construida primero en el franquismo y prolongada por sus sucesores y reformistas en el fuego lento del parlamentarismo a su medida. Ya lo hizo el dictador al que admira, dejar el fondo atado y bien atado para que con el rey el contenido de la lata no cambie. La nueva era monrquica canalizara el consumo y con ello el individualismo. Habiendo hecho, poco a poco, crecer el individualismo, que es la rendicin colectiva, despus han ido llevando al conjunto de la clase obrera a una crisis econmica, poltica y social; descomposicin laboral, desarticulacin organizativa, desorientacin social, ya no tenamos fuerzas de defensa. Mientras, afianzaban la corrupcin con avaricia contempornea en las estructuras del Estado, privatizaciones, cesiones, estafas y otros pelotazos. El pueblo contaba en perdidas derechos en salarios, manifestacin y asistencia, y los que quedan nos los han reducido a simples concesiones. La gran burguesa rodeada de sindicatos corruptos, partidos corruptos, gobiernos corruptos creando una economa corrupta, ha continuado en medio del asco general y el individualismo desmoralizador. Es la hora de vender la lata de mierda de artista.

Los fascistas han recogido la desafeccin para hacerse con un espacio poltico desde el que anunciar su mierda enlatada. Desgastada la primera parte del juego los bancos, el mundo financiero, la gran burguesa moderna franquista, mueve ficha, saca la carta guardada en la manga: la carrera ahora la hacen con ms fascistas en la palestra, es lo que ponen en caso de crisis, quieren que anuncien la lata con palabras provocativas.Los fascistas del futuro no van a tener aquel estereotipo de Hitler o de Mussolini. No van a tener aquel gesto de duro militar. Van a ser hombres hablando de todo aquello que la mayora quiere or. Sobre bondad, familia, buenas costumbres, religin y tica. En esa hora va a surgir el nuevo demonio, y tan pocos van a percibir que la historia se est repitiendo. sta es la advertencia que nos hace el gran escritor Jos Saramago.

Mierda enlatada no es arte, y hay quien admira a los estafadores por su palabra vendedora que toca a quien en su pobreza se ha desilusionado, es la palabra de los personajes oportunistas que no se han visto nunca en una necesidad sino que han fomentado necesidades vanas y se han enriquecido con ellas, y ahora se emplean para colocarte su mierda ltima, el propsito oculto.

Si abres la lata vers lo que hay realmente: el fascio, la purulencia del capitalismo, porquera compuesta de razones estratgicas, lo atado y bien atado, el fondo, el ms all, el extremo de la desvalorizacin humana. En el Estado espaol empieza por la negacin de la dictadura franquista y la negacin de la memoria histrica democrtica, segunda potencia mundial en personas desaparecidas por la violencia fascista, detrs de Camboya, lo acompaan con la negacin de los derechos humanos y continuan por la negacin del derecho internacional.

Fjese lo que vende Roco Monasterio: culpa de la situacin a la igualdad de gnero, y declara que la igualdad entre mujer y hombre es parte de proyecto totalitario, quiere decir que promete ms desigualdad de la que sufren las mujeres, aade que no quiere saber nada del Da Internacional Contra la Violencia de Gnero, 25 de noviembre. Si, como ocurre ahora, el Estado espaol incumple el Convenio de Estambul contra la Violencia de Genero, firmado en 2011, ella y sus congneres quieren que la mujer trabajadora retroceda hasta desaparecer de la escena como factor poltico: que la mujer trabajadora se resigne y vuelva a dedicarse a tener hijos, a criarlos, y a servir al hombre, y hasta propone combatir as el bajo nivel de natalidad de las mujeres espaolas; tambin aade que es anti abortista, y vuelve a que la relacin es para que la mujer se embarace y crie; en las dificultades ni cuidados paliativos ni eutanasia. Es necesario repasar lo que deca la franquista Seccin Femenina?. Propaga la idea de que el enemigo son los trabajadores y trabajadoras extranjeras, y principal el odio a la poblacin musulmana, a la que promete expulsar, el cierre de las mezquitas y la negacin de toda atencin por no ser catlica y tacharla de terrorista, el ideario de Trump; hace propaganda del fascista que gobierna Hungra, Viktor Orbn, que encerr en campos de concentracin a los emigrantes, les robaba sus pertenencias y los expulsaba, y ahora ha levantado una doble valla de alambre de espino en su frontera. Centralismo franquista quitando el derecho a la autonoma de las nacionalidades y regiones, y prohibicin de su idioma. Todo sto conlleva propagacin del odio hacia todo lo que no sea ella misma y los suyos, y la consiguiente persecucin social instrumentalizada con su propuesta de rgimen, que prohibira tambin a partidos, organizaciones y hasta ONGs que no comulguen con su ideario catlico ultra.

Cunto ha alimentado al fascismo la corrupcin, y cunta lata de mierda de artista vende el brazo escondido del capital, la ultraderecha, que se va emparentando con la de Francia, Alemania, Hungra, Holanda, Italia, y cruzando el Atlntico se rene con la estadounidense, Trump, con la del Brasil de Bolsonaro, la de Colombia, la ultraderecha que jalea y promociona Almagro, para desprestigiar a los pueblos libres o que intentan liberarse del yugo de los ms ricos -80 de ellos tienen la riqueza de medio mundo- y ahora el fascismo, el capital sin disfraz, agita contra cualquiera que cuestione su explotacin sin lmite, sus guerras y consecuencias, su imperialismo financiero a punto de explotar y caer sobre el mundo.

El programa en realizacin del capital-fascismo teatralizando su libertad, la explotacin humana, es slo una cortina tupida tras la cual desangran la poca democracia conseguida en cada uno de sus pases: es la violencia diaria de la burguesa contra la mayora. El Papa ha declarado los obreros han pasado de un estatus de explotados al de desechos: a Roco Monaterio le parecer que el Papa es comunista y pensar que es necesario un Papa que defienda a los ricos y condene a los pobres, emigrantes o no. Igualmente le parecer que Lpez Obrador, presidente de Mxico, es otro a perseguir, a propiciar su envo a su infierno catlico concebido en la Edad Media, por declarar: Los primeros (en la atencin del gobierno) sern los pobres. Para sostener ese particular odio contra todo lo que califica de comunismo, la seora quiere,por la parte que toca a su clase, la eliminacin de impuestos a la gran burguesa, de patrimonio y sucesin, con lo que no se variar su posicin social, haciendo que la brecha social no pueda reducirse y tan slo pueda aumentarse, a lo que aade la eliminacin de impuestos generales al resto de la poblacin para que no tenga Estado social: esa es una pequea parte del contenido de la lata de mierda de artista. Un periodista a su servicio ha escrito de la tal Roco: vive en un mundo de glamour.

Para todo lo que tiene que ver con un sistema del derecho a la igualdad, a cubrir las necesidades de las mayoras, tiene el adjetivo totalitario; ha aprendido la palabra conducida por el ultraderechista Aznar hasta el director de campaa de Trump, Steve Bannon, que a su vez se relaciona con la ultraderecha europea: hay que advertirlo, el capital globalizador-imperialista de EEUU y su submarino europeo, quieren borrar a los que les cuestionan en medio de la crisis en que se hunden, y por su intencin de flotar robando an ms. Las alianzas mencionadas indican que van a lanzar una ola de fascismo elaborado con una mezcla de lenguajes aparentemente diferentes, pero adaptados a la particularidad cultural, ancestral, subjetiva, irracional, de cada pas, a eso a lo que la mayora vuelve la mirada, con los contenidos que denunciaba el maestro Saramago.

Y a la hora de prestar servicio al fascismo de los grandes millonarios del imperio, Roco Monasterio saca de nuevo el mismo adjetivo, totalitario, y sigue el discurso de la mafia de Miami contra Cuba: cunto odia las sociedades con derechos para las mujeres!, el Parlamento en Cuba es el segundo en el mundo con mayor nmero de mujeres, 322 mujeres de 605 miembros, el 53,2%, un pas en el que las mujeres disponen de los mismos derechos que los hombres, de la misma manera que los y las homosexuales, los mismos derechos que la clase obrera. Cunto odia la solidaridad y el humanismo! Vende la lata de mierda de artista que comparte con los terroristas de Miami, reprobados por los cubanos emigrantes que los han dejado sin apenas votos en las elecciones de ese Estado estadounidense, pero protegidos por la ultraderecha en el senado entre la que destaca Marco Rubio, su representante para Amrica Latina y el Caribe, el promotor de los golpes militares y la intervencin mercenaria, el vendedor de armas en su propio pas, en el que su negocio causa tantos miles de muertos y heridos civiles cada ao que se ha llegado a mostrar como el equivalente de una guerra interna de EEUU. A esa mierda de lata se apunta la seora.

Qu sabe del mundo? Sabr la tal Rocio Monasterio que Cuba es respaldada en el escenario mundial, que es la ONU, por todos los pases cuando se ve atacada por el imperialismo? Desea, apretando los dientes y con ojos encendidos, que la vieja Posicin Comn, colocada por el ultraderechista Aznar en Europa, se reponga con la mayor dureza: es el ataque de la minora que perdi con la Revolucin contra la mayora que cambio su vida de explotada por una vida de educacin, bien comn y solidaridad, eso es lo que tanto odia. Sabr que Cuba acab con el analfabetismo y dispone ahora del nivel ms alto educacional, que tiene el mejor sistema sanitario del mundo -les invito a ver el documental de Michael Moore, vean un pequeo adelanto: https://www.youtube.com/watch?v=aU7PT-SHCE0 , y aqu tienen el documental completo: https://www.youtube.com/watch?v=dVdaosweLF8 ; en este otro documental titulado Tu fuiste la semilla, del cineasta y escritor Alejandro Pedregal, tienen un magnfico ejemplo, vean el trailer: https://www.youtube.com/watch?v=oiX_Zyvx4fU , y aqu el documental referido: https://www.youtube.com/watch?v=jY8tD6YVkFY . Es sto lo que odia la ultraderecha. A los terroristas de Miami no les gusta nada que Cuba tenga la sociedad ms pacfica. Sabr la seora de la vida de glamour que la enseanza en Cuba es pblica, que es considerada como una de las primeras del mundo en todos los organismos internacionales, que es gratuita y ha formado y forma en sus universidades a gentes pobres de todo el mundo, con la nica condicin de que trabajen para beneficio de sus respectivos pueblos? Sabr que hay creyentes religiosos y no creyentes y conviven? A ella, a la del glamour, slo le interesa que la crcel de Guantnamo se reproduzca en todos los pases para encerrar a gentes antifascistas en cualquier parte. Lectora, lector, sabe ya algo de lo que tiene el bote de mierda de artista que Roco quiere vender?.

Ahora comparmoslo con lo qu hace Cuba por los pueblos ms humildes, traigo aqu una muestra del trabajo de los mdicos cubanos constatada en el documento correspondiente como respuesta al fascista Bolsonaro tras su amenaza y sus insultos a la solidaridad internacionalista cubana:

Sobre este aspecto reitero que los valores fundamentales que guan la cooperacin mdica cubana son el humanismo, el altruismo, la solidaridad. Esos son los valores que acompaan a los 34 mil profesionales cubanos de la salud que hoy laboran en 67 pases y son los valores que han acompaado, en 55 aos, las 600 mil misiones internacionalistas en 164 naciones, en las que han participado ms de 400 mil trabajadores cubanos de la salud.

No hay dinero en el mundo que pague lo que hacen nuestros profesionales.

Sobran los ejemplos, hazaas como la de la lucha contra el bola en frica, la ceguera en Amrica Latina y el Caribe, el clera en Hait y la participacin de 26 brigadas del Contingente Internacional de Mdicos Especializados en Desastres y Grandes Epidemias Henry Reeve en distintos pases, dicen mucho de la entrega y la capacidad de nuestros profesionales y evidencian la esencia humanista de la cooperacin mdica cubana.

Cuba sigue trabajando bajo el precepto de lo expresado por el lder de la Revolucin Fidel Castro, de compartir lo que se tiene y no lo que sobra.

Cuando el compromiso de la cobertura sanitaria universal es un asunto pendiente para muchos, 407 mil profesionales cubanos han estado presentes en 164 pases de todos los continentes, a los que se suman ms de 35 mil jvenes de 126 naciones que han cursado estudios mdicos en nuestra Patria.

Cuba entiende que la responsabilidad de los sistemas de salud va ms all de curar, e incluye alertar y proteger, lo cual requiere su inclusin en polticas de gobierno y multisectoriales. De ah nuestro compromiso con los valores de la Agenda 2030 para lograr los objetivos de desarrollo sostenible como reto y oportunidad para alcanzar mejores sistemas de salud y proporcionar bienestar a la poblacin.

En cualquier caso, siempre habr lugares y pases donde nuestros mdicos sean necesarios. Y siempre habr gobiernos que los respeten y los traten con dignidad.

http://www.cubadebate.cu/noticias/2018/12/05/tuit-del-dia-brasilenos-en-procesion-despiden-a-un-medico-cubano/#.XAo1ittKgqN

Hay que conocer los principios de cada parte, el fascismo Roco Monasterio, Marco Rubio y los suyos, y el antifascismo solidario cubano. Debemos recordar el pasado para trabajar en la transformacin del presente y proyectar las soluciones para el futuro. La Revolucin cubana dispone de fuerza popular. Mientras, la ultraderecha de aqu y de europea-estadounidense y su servicio, emplea un lenguaje provocativo para vender la lata de mierda de artista.

Ramn Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 das, Palestina. Crnicas de vida y Resistencia, Dietario de Crisis, Belver Yin en la perspectiva de gnero y Jess Ferrero, y Siete Novelas de la Memoria Histrica. Posfacios. Presidente de la Asociacin Europea de Cooperacin Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisin Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter