Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-12-2018

Unas ltimas notas sobre el proyecto de constitucin
Socialismo del siglo XX o del siglo XXI

Miguel Alejandro Hayes
La trinchera


Habra que empezar diciendo que los socialismos, es decir, los autodenominados de esa manera y las identidades construidas que poseen ese nombre son demasiadas. Al punto que creo que tanta resemantizacin del trmino ha generado la casi absurda des-semantizacin de lo que se entiende por socialismo. Sin embargo, para los cubanos esta es una palabra que sintetiza un proyecto de vida, por lo que no se puede abandonar el nfasis en ella.

De entre tantas concepciones, haciendo seleccin con pinzas, a mi juicio destacan el utpico (1), el burgus (2), la social-democracia (3), el nacional socialismo, el socialismo real y el del siglo XXI (4). Muchos de estos, han devenido y devienen en proyectos polticos, unos puestos en prctica y otros que se han quedado en el intento. De ellos, los ms cercanos a la realidad cubana, a nuestras coyunturas y luchas, que sirven de modelos relativamente viables al socialismo cubano, han sido el socialismo real y el del siglo XXI. El primero, por las alianzas y necesidad en un proyecto de desarrollo nacional (5), que nos acercaron a este esquema impulsado desde Mosc y que queda evidenciado en una serie de estructuras y prcticas polticas que asumimos de estos y que an tenemos. El segundo, por ser esa propuesta socialista a ese No hay alternativa, al neoliberalismo, a la posmodernidad y al fin de la historia. Era y es- una opcin generada desde nuestra regin, frente al imperialismo; propuesta con la cual se estrech el vnculo en el contexto del ascenso de la izquierda en el continente y especialmente con Hugo Chvez, quien se declar defensor de esa lnea socialista, e incluso, muchos le atribuyeron el trmino.

Estos dos tipos de socialismos, tienen serias diferencias entre s. El primero, es el caracterstico del siglo XX, su representante es el campo socialista de manual sovitico (6). Eran sociedades altamente centralizadas, con frreas estructuras verticales del ejercicio del poder y en actividades como la econmica, la prensa y la ciencia social. A ello se le suma un papel protagnico -formalmente- del partido en la direccin de la sociedad y el estado, que se expresaba como distanciamiento masas-dirigentes y una alta burocratizacin improductiva(7).

Por otro lado, se levanta el socialismo del siglo XXI. Vale destacar que este an, no adquiere una ponderacin en el ejercicio poltico, salvo ejemplos aislados de Amrica Latina y el caso de Kerala en la India. Este modelo, me gustara sealar que nace como crtica constructiva, desde una militancia poltica identificada con el ideal socialista, que vio desmoronarse el modelo real y que lleg a advertir cmo sus errores conduciran a su declive. De ah que el socialismo del siglo XXI sea ese intento de rescatar el socialismo, no partiendo de cero o desde la cercana con corrientes burguesas, sino de comprender y proponer la solucin a todos esos defectos estructurales que condujeron inevitablemente- a su desaparicin.

Es por eso que lo primero que rescata el proyecto del siglo XXI, es la promesa incumplida de todo el poder para los soviets (8), porque el papel del partido en la Rusia revolucionaria fren el ejercicio de su poder. En la medida que estos soviets entregaban prerrogativas al partido como su representante, este se iba convirtiendo en el representante de los intereses de los miembros de la propia organizacin partidista.

Para ello, la alternativa del siglo XXI apunta a restar a la representatividad para optar por la participacin ciudadana. En funcin de esto, lo primero es la eliminacin -paulatina- de la descentralizacin y verticalidad, que vaya desplazando su centro del poder hacia las bases, donde el papel de la mxima direccin sea el de coordinar y articular cada uno de los espacios territoriales dentro de un proyecto nacin.

Como parte de esto, la localidad adquiere mayor peso y el pueblo participa de las decisiones, no solo del presupuesto (9), sino de todas las dems, para hacer una verdadera democracia sobre la gestin, donde esa nueva conceptualizacin de los gobernantes como los encargados de gestionar las decisiones del pueblo y no de gobernar en un sentido clsico, apuesta por un ejercicio real del poder popular.

Todo ello lleva implcito la desarticulacin de un centro fuera de la estructura (10) que condicione el correcto funcionamiento de la misma, pero que a su vez no est regulada por esta, dgase un partido supra-sociedad.

Se busca tambin aplicar 3ra tesis sobre Feuerbach (11) a favor de la prctica socialista, para eliminar la lgica del conductor y el conducido (12) y hacer de la sociedad ese todo en auto-movimiento, donde no dependa su destino de lo que desee reproducir una lite dominante-en ocasiones vanguardia- sino porque los miembros de esta lo vayan constituyendo; es decir, que el socialismo no dependa de que una vanguardia lo quiera construir y gue a la sociedad a ello, sino porque toda la sociedad va implicada en ese proceso, y el papel de la dirigencia es solo servir a ello.

Estas pequeas propuestas, son el ncleo de todo lo que plantea el socialismo del siglo XXI respecto al real, y que la de ese contenido progresista (13) al proyecto socialista que antes-el del siglo XX- no supo llevar adelante.

Quiz esas ideas, que se muestran como ansiosas de ser aplicarlas no sean precisamente el punto de partida de un proyecto socialista. Sin embargo, la necesidad del empoderamiento del ciudadano en la toma de decisiones, como constructor consciente de su realidad y de s mismo, no como conducido sino como protagonista del socialismo, es el paso necesario del socialismo real al del siglo XXI para no padecer de un colapso. Para que el poder de reproducir el socialismo no dependa de actas o documentos que firme la direccin, sino que sea una decisin colectiva.

Por su parte, hoy en la Cuba en proceso constituyente, es necesario reflexionar sobre ello, sobre la necesidad del empoderamiento ciudadano y de un poder popular real. Ver en el proyecto de constitucin los aspectos que van a favor o en contra de ese gobierno popular, con un salto favorable para las facultades a los municipios por un lado y por el otro el papel del partido y el gobernador, y con los complementos jurdicos que deriven de la carta magna que refuerzan la centralizacin y la verticalidad. El peso de estas caractersticas nos pueden acercar o alejar ms a un socialismo del siglo XX o al del siglo XXI. Sabemos cmo termin uno, y qu busca el otro. Es nuestra decisin, escoger hacia dnde ir.

Bibliografa

Acanda, J. L. (2002). "Qu significa ser progresista en materia de pensamiento?" (en M. Cruz, Hacia dnde va el pasado. El provenir de la memoria en el mundo contemporneo. Barcelona: Paids).

Acanda, J. L. (1998). La confluencia que se frustr: Psicoanlisis y Bolchevismo. (14).

Lebowitz, M. (2015). Las contradicciones del socialismo real: el dirigente y los dirigidos. Panam: Ruth Casa Editorial.

Marx, K. (1976). Tesis sobre Feuerbach. En K. Marx, & F. Engels, Obras escogidas. Mosc: Progreso.

Marx, K., & Engels, F. (1976). El manifiesto comunista. En K. arx, & F. Engels, Obras escogidas I (pgs. 110-306). Mosc: Progreso.

Notas

(1) Llamado as, por ser un ideal planteado por sus fundadores, sin proponer desde las condiciones reales cmo construirlo.

(2) El descrito por Marx y Engels en el Manifiesto Comunista, tanto como pequeo burgus como burgus. Ver Marx, K., & Engels, F. (1976). El manifiesto comunista. En K. Marx, & F. Engels, Obras escogidas I (pgs. 110-306). Mosc: Progreso. pgs 132 y 135.

(3) Esta puede considerarse como un proyecto socialista por el carcter social de sus propuestas. Tambin, por su escisin del movimiento obrero, ms adaptado a las condiciones de la lucha de estos en pases avanzados.

(4) No hago distincin de si es en o el siglo XXI.

(5) Entre comillas porque segn he podido apreciar, la insercin de Cuba en el CAME, lejos de desarrollar al pas, foment la dependencia econmica y altos ndices de consumo en l pas. Por lo que creo que ser parte de esa divisin internacional socialista del trabajo, nos alejaba de un proyecto de desarrollo.

(6) Al estilo manual sovitico, porque es muy conocido en Cuba, esos manuales de Economa Poltica que recetaban cmo hacer el socialismo, en frmulas casi indiscutibles.

(7) Hago distincin de la burocracia necesaria, surgida del proceso natural de concentracin del capital y la produccin, y que responde a una eficiencia; de la burocracia improductiva.

(8) En su tesis de Abril Lenin declar: todo el poder para los soviets. Todo el poder para los soviets, en la lectura original de Lenin, significaba reconocer a los distintos grupos sociales participantes en la revolucin no como elementos pasivos, como entes a ser conducidos o ilustrados, sino como fuerzas activas, como verdaderos sujetos de la revolucin. Ver Acanda, J. L. (1998). La confluencia que se frustr: Psicoanlisis y Bolchevismo. (14).

(9) Existe el presupuesto participativo, donde los ciudadanos deciden en que gastarlo. Pero esa frmula no genera conciencia del proceso social socialista, ni genera al hombre necesario para ello. (10) La crtica hecha por el filsofo J. Derrida al estructuralismo, en la cual una estructura-segn la doctrina- encuentra su estabilidad por algo externo que se la proporciona. En este caso, para la estructura sociedad, el partido.

(11) Plantea la idea de cmo el hombre cambia las circunstancias a la par que se cambia a s mismo. Ver Marx, K. (1976). Tesis sobre Feuerbach. En K. Marx, & F. Engels, Obras escogidas. Mosc: Progreso.

(12) Forma de explicar la lgica de la vanguardia por el marxista Michael Lebowitz, donde las masas son conducida por la vanguardia, y que a su juicio es la base de todas las contradicciones del socialismo (real). Ver Lebowitz, M. (2015). Las contradicciones del socialismo real: el dirigente y los dirigidos. Panam: Ruth Casa Editorial.

(13) Una de las cuestiones del pensamiento progresista y la prctica tambin- es el cuestionamiento que se hace a la relacin, a las dinmicas de poder. Ver Acanda, J. L. (2002). "Qu significa ser progresista en materia de pensamiento?" (en M. Cruz, Hacia dnde va el pasado. El provenir de la memoria en el mundo contemporneo. Barcelona: Paids).

Fuente: http://www.desdetutrinchera.com/teoria/socialismo-del-siglo-xx-o-xxi/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter