Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-12-2018

TeleSur, a callar!

Jaime Galarza
Rebelin




Diariamente, la verborrea demaggica del rgimen morenista se va por las alcantarillas. As ocurre con los pauprrimos discursos sobre el amor y la ternura, el dilogo y la reconciliacin, endebles biombos para esconder el odio, el revanchismo y la persecucin. Igual sucede con la cacareada campaa anticorrupcin, que sirvi para desplazar al vicepresidente Jorge Glas en nombre de la moral pblica, reemplazndolo por Mara Alexandra Vicua, quien fue entronizada en el cargo con ms aureolas que la Virgen del Quinche, todo para rodar por las escaleras de Carondelet envuelta en un saco maloliente de acusaciones sobre corrupcin.

Ahora ser reemplazada por algn bufn del rey de Guayaquil, esto sin ningn dilogo con nadie, salvo con la embajada de siempre, los grandes empresaurios, la banca chulquera y la aplanadora meditica.

A propsito de esta ltima, los amos de los grandes medios, como Fidel Egas (Banco Pichincha, Canal 4 y ms), deben estar bailando en chulla pata de puro contento, al ver que Telesur sali del aire por mandato de Donald Trump, con la complicidad de tantos ovejunos y michelenas que, en el caso del Ecuador, manejan la aplanadora.
Desde que fue fundada por iniciativa del Comandante Hugo Chvez, Telesur se convirti en la voz de los pueblos latinoamericanos y caribeos para denunciar las atrocidades que el Imperio comete contra ellos, el saqueo del que son vctimas por sus grandes recursos naturales, la brutalidad sanguinaria impuesta por el Pentgono y la CIA en casi todos ellos , como fuera el caso de las dictaduras militares que los asolaron en dcadas recientes, con celebridades como Pinochet, Videla y un sinfn de bolsonaros. A la vez, Telesur se convirti en el vocero de la humanidad que condena las guerras desatadas por los imperialistas en todas partes, bajo el desbocado afn de convertir al planeta Tierra en miserable comprador de armas, chatarra y atades.

Ms no son estas las nicas razones que mueven a los guerreristas y sus sicarios de tinta y de pantallas en el repudio a la libertad de informacin que representa Telesur. El afn de silenciarlo tiene sobre todo la finalidad de cobijar los planes de intervencin militar en Venezuela, para lo cual, en el caso de Ecuador y Colombia, se juega con la figura terrorista del tal Guacho, que resulta ms todopoderoso que el Superman de la mitologa norteamericana, pues batallones enteros no han logrado dar con l, que se rio a carcajadas cuando Lenn Moreno les dio diez das a tres de sus ministros para meterlo en prisin.

De all que la OTAN, asentada ya en Colombia, y el Grupo Militar yanqui, asentado en su embajada de Quito, trabajan por unificar los mandos y los planes de los dos pases para la agresin directa, toda vez que hasta hoy han fracasado sus criminales maquinaciones para derrocar al gobierno de Nicols Maduro y acabar con l mediante una descarga de drones y de bombas.

Pero los genocidas universales (que por cierto han superado a Hitler) estn torpemente equivocados: pueden silenciar ahora a Telesur, pero nunca podrn acallar la voz rebelde de Venezuela y de todo un continente. Esa voz que nos viene de Bolvar, Eloy Alfaro, Jos Mart y tantos otros nuncios de nuestra Segunda y Definitiva Independencia.

E-mail: [email protected] Twitter: @jaigal34

Blog del autor: http://galarzajaime.blogspot.com/2018/12/telesur-callar.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter