Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-12-2018

Aydeme compaero: una gota con ser poco, con otra se hace aguacero

Alberto Kornblihtt
CLAE / Rebelin


Muri Viglietti. Muri Mercedes Sosa. Murieron Galeano y Fidel, y hace tiempo haba muerto el Che. Murieron 30.000. Muri Santiago Maldonado.

Vctor Jara, Violeta Parra, Salvador Allende y Neruda estn muertos en Chile. Murieron Hugo Chvez y Kirchner. Las madres y abuelas se irn muriendo de viejitas.

Serrat y Les Luthiers se reciclaron. Muchos, quizs la mayora, se reciclaron. Yo no me reciclo, t no te reciclas, l, ella y ellos se reciclan.

Vivimos tiempos de negacin; tiempos de empresarios y de cnicos, de emprendedores exitosos. Tiempos de democracia dolorosa.

No son tiempos de generales como los de antes, villanos fcilmente identificables. Vienen a escarmentarnos, a quitarnos la pica. No slo la contempornea sino tambin la ms lejana, la de los hroes escolares que habran tenido culpa de ser revolucionarios. Tiempos de desgrasar de militancia, de campaas del desierto educativas. Tiempos de delacin y de afirmaciones incomprobables emitidas con igual fuerza que las comprobadas. De invocaciones impdicas a cadveres congelados, de desfiles descarados de carapintadas.

Tiempos de banalidad televisiva, de discursos presidenciales epidrmicos que degradan la poltica. De detenciones ilegales, de linchamientos mediticos, de simulacin de disturbios para justificar represiones. Tiempos en que muchos nos miran como a bichos raros que aoramos un pasado que no debe volver o que procuramos un futuro que, por rescatar ese pasado, no puede tener lugar. Tiempos de gatopardismo explcito, en que conservadores se renen en un partido con nombre de cambio, para no cambiar nada que no sea retroceder. Tiempos que buscan monocordia.

El voto popular ha elegido una Argentina atendida por sus dueos, un pas-empresa donde los patrones prometen gobernarnos en equipo, con piedad y condescendencia festiva, siempre que aumenten sus enormes privilegios. Y quien no acepte la conciliacin de clases es culpable de ahondar una grieta que daa el entusiasmo y el optimismo necesarios para adormecer conciencias.

En estos tiempos sucios, no nos queda otra cosa que hacer lo que nos ense la historia y nos cant el uruguayo Daniel: aydeme compaero; aydeme, no demore, que una gota con ser poco con otra se hace aguacero.

 

Alberto Kornblihtt: Bilogo molecular argentino, Dr. en Ciencias Qumicas, Lic. en Ciencias Biolgicas. Investigador superior del Conicet, Docente en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA. Director del Instituto CONICET-UBA.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter