Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-12-2018

El jueves a las 21 horas de Iraq, aviones de guerra turcos bombardearon el campo de Maxmur, en el Kurdistan Iraqi, a unos 300 kilometros de la frontera de Turquia
Turquia bombardea el campo de refugiados kurdos de Maxmur, en el Norte de Iraq

rsola Casagrande
Rebelin


La madrugada de este jueves, tras el vuelo de aviones espas turcos, sus cazas de combate (de fabricacin occidental, al igual que todas sus armas) bombardearon el permetro del campo de refugiados kurdos de Maxmur.

Va telefnica confirmamos los hechos: Sadiq nos dice que por el humo han bombardeado los puestos de vigilancia y control de las unidades de auto-defensa, cuyos integrantes son los propios refugiados que protegen por turnos el campo, ya que han sido atacado en varias ocasiones por tierra por el ISIS.

Sadiq nos confirma que hubo al menos cuatro muertos, las cuatro personas asesinadas son tres mujeres de una misma familia, de 73, 26 y 23 aos respectivamente, y una adolescente de 14 aos, quienes regresaban al campo coon sus animales. Los oficios fnebres fueron realizados el pasado viernes con la participacin de miles de personas.

Al poco tiempo miles de residentes del campo se concentraron frente a la sede del Consejo del Pueblo para rechazar el ataque turco, el silencio del Gobierno del Iraq y de la comunidad internacional, dado que este viejo campo de refugiados esta bajo proteccion y responsabilidad de la ONU.

El bombardeo a Maxmur ha sido ejecutado casi al mismo tiempo que otro ataque areo a la aldea de Shilo en la zona de Shengal, tristemente conocida por la masacre de la minora kurda yazidi llevada a cabo por el Estado Islamico en el 2014.

El pasado mircoles el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, habia anunciado estar preparando ataques a las zonas liberadas de Rojava, Norte de Siria, amenazando adems con que su prximo objetivo ser Serekaniye, importante ciudad kurdo-siria fronteriza con Turqua.

El campo de desplazados de Maxmur, a ms de 300 kms de la frontera entre Turqua e Iraq, es de alguna manera un laboratorio muy especial del sistema de Autonoma Democrtica propuesta por el encarcelado lider kurdo Abdullah calan. En ese campo de refugiados ms de 13 mil desplazados del Kurdistn Norte (Turqua) se han organizado a partir de las propuestas polticas, sociales y culturales de ese carismtico dirigente kurdo.

La mayor parte de los residentes en Maxmur son refugiados procedentes de las aldeas de la regin de Sirnak, que se vieron obligados a abandonar sus hogares a principios de los aos 90 del siglo pasado, cuando el Ejrcito turco puso en prctica la poltica de "exterminio masivo directo". Ms de 4.000 aldeas fueron incendiadas y sus campos arrasados por lo cual la mayora de la poblacin civil se vio obligada a refugiarse y buscar refugio en otras ciudades o bien atravesar la frontera y asentarse en el Kurdistn iraqu.

Cuando los kurdos desplazados llegaron a Maxmur el territorio era un desierto inhabitable pero como aun recuerdan muchos de los primeros refugiados Saddam Hussein les ofreci aquel lugar como refugio . Sadiq dice: "Yo estoy en el campamento desde el inicio. No s si debemos agradecer a Saddam permitirnos asentarnos literalmente en el infierno".

En Maxmur no haba agua, ni rboles, lo nico que haba era un sol abrasador. Este pedazo perdido de tierra esta bastante lejos de Erbil, la capital del Kurdistn iraqu, y conseguir comida o cualquier otro producto necesario era realmente dificil.

Sin embargo los refugiados kurdos estaban decididos a convertir este desierto en un lugar habitable. "Por supuesto, creamos que esto iba a ser temporal",-dice Sadiq- y que podramos volver pronto a nuestras aldeas, pero desafortunadamente llevamos aqu ms de 20 aos .

Este trozo del desierto ahora cuenta con abastecimeinto de agua, zonas verdes, escuelas, bibliotecas, invernaderos para cultivar hortalizas, rboles frutales ... Y Sadiq subraya que al inicio "los nios coman tierra, ya que no haba nada para darles, pero esos tiempos han pasado".

Por supuesto, todos en Maxmur estn deseando regresar a sus hogares pero de mientras se han organizado a partir de los criterios de la Autonoma Democrtica y sus estructuras de gobierno colectivo.

El Consejo Popular cuenta con 131 miembros, 31 forman un comit que representa a cada una de las secciones en que esta divido el campo. Maxmur era un campamento de desplazados provisional pero a prtir de la guerra en Siria en realidad no hecho ms que y acoger a ms refugiados.

Hay tambin un Consejo de Mujeres, integrado por 81 mujereses, que es parte de la Administracin autnoma, que se renueva bianualmente, con dos mandatos mximos.

Una de las principales tareas del Consejo de Mujeres es abordar y tratar de resolver los problemas derivados de la mentalidad patriarcal y ancestral, y sus resultados no son para nada pequeos por ejemplo: han conseguido que enel campo el divorcio sea "legal", la difusin de los mtodos anticonceptivos, que la homosexualidad sea aceptada. El campo de refugiados fue adems uno de los primeros territorios de la regin en abolir la poligamia, una prctica tradicional relacionada a una interpretacin de la religin musulmana, tradicional en la zona.

El campo cuenta tambin con un pequeo hospital que funciona bajo administracin de la agencia de la ONU para los refugiados, la ACNUR. Dos mdicos y varias enfermeras, todos voluntarios que solo reciben un pequeo salario para su subsistencia, trabajan en las nuevas edificaciones.

El hospital est bastante bien equipado dadas las circunstancias, realmente por su tamao parece un hospital de muecas, todo es mini, desde la farmacia, la sala de ciruga, la de maternidad o el breve espacio de radiografa. Pero todo funciona.

Los mdicos que trabajan en este centro de salud sealan que la electricidad es un problema ya que solo les permite estar disponibles 12 horas al da, porque el generador instalado no es suficiente, igualmente se quejan de la falta de una ambulancia equipada. Pero aun as siguen trabajando cotidianamente atendiendo a esta poblacin tan necesitada.

Aun con estas carencias el hospital ha cogido fama en la zona y personas procedentes de otros lugares cercanos y no tan cercanos van a atenderse al hospital de Maxmur.

La poblacin cuenta adems con un sisterma popular de autodefensa. "Nos defendimos -dice Sadiq- y organizamos nuestra unidad de defensa para proteger a las personas y al campamento". Maxmur tiene sus mrtires, y tiene un espacio especial para rendirles homenaje.

El lugar de culto a los que han muerto defendiendo la vida de su comunidad es un espacio sencillo pero impresionante. Una habitacin donde uno camina en medio de docenas de rostros sonrientes. Es difcil describirlo con palabras, uno siente compromiso, amor, y altruismo de todos esas personas que decidieron defender su derecho a la libertad y la existencia.

La gente de Maxmur no se queda en el pasado pero si, en nombre de los que perdieron su vida en defender la libertad, siguen adelante con las razones que defendieron sus muertos. Por eso, adems de su administracin democrtica, su organizacin de mujeres y su hospital tambin cuidan de que sus nios y jvenes puedan hacer sus estudios primarios y secundarios en el mismo campo, para que puedan ir a la universidad si quieren.

Hay 250 nios y nias en cinco guarderas, 23 aulas de primaria y secundaria (con 33 profesores y ms de 700 jvenes de ambos sexos): la gente de Maxmur cree y apuesta por el futuro, a pesar de la guerra, del desierto, de los bombardeos y de los daos colaterales de una geopoltica grosera y vulgar.

Qu es lo que pretende Erdogan? : Matar las ideas y aspiraciones de autonoma democrticas de los kurdos? Generar una reactivacin del conflicto regional, ahora que sus ahijados del ISIS y sus derivados estn de retirada?, Propiciar una nueva ola migratoria para negociar y cobrarle a Europa por hacer de gendarme de la zona? Tapar con un dedo la profunda crisis econmica de Turqua?

La respuesta a todas y cada una de estas interrogantes es claramente afirmativa.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter