Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-12-2018

Mximo Jimnez y Julin Conrado, un encuentro pendiente desde hace cuarenta aos

Juancarlos Gamboa Martnez
Agencia Prensa Rural


No se conocan personalmente pese a haber coincidido en tarima durante el Festival Bolivarense del Acorden celebrado en Arjona en 1978. Ese da hicieron lo posible por saludarse pero no pudieron hacerlo. Mximo Jimnez (n. 1949) fue sacado en hombros por una exultante multitud que palpitaba con el mensaje de sus canciones mientras Julin Conrado (n. 1954) reciba el ensordecedor aplauso de un pblico que intua que estaba frente a un cantor que hara historia.

Es muy probable que se volvieron a cruzar en el Caribe en otros festivales de msica de acorden pero tampoco lograron encontrarse porque casi siempre su participacin culminaba con el mismo eplogo: la muchedumbre se los arrebataba a los jurados como una muestra de desacuerdo con su veredicto en el que, por una u otra razn, terminaban siendo descalificados.

Eso ocurri en el X Festival de la Leyenda Vallenata celebrado en 1977 en Valledupar en donde en la gran final Mximo Jimnez se luci con una magistral presentacin en la que, entre otras canciones, interpret los paseos Recolectores de algodn, Usted, seor presidente y El burro leero, cautivando el corazn del pblico presente en la Plaza Alfonso Lpez, el cual protest airadamente, llegando incluso a lanzar piedras y sillas contra el jurado, cuando se conoci que no haba sido coronado rey. Algo similar sucedi en 1985 en el XVIII Festival de la Leyenda Vallenata cuando Julin Conrado interpret, en el marco del concurso de cancin indita, Mensaje fariano, una cancin que al recoger asertivamente el anhelo de paz de la gente se convirti en un himno que ha trascendido el tiempo y las fronteras, hasta el punto que hoy ya nadie se acuerda cul fue la cancin ganadora pero la presentacin de Julin Conrado permanece intacta en la memoria colectiva de quienes esa vez tuvieron la ocasin de escucharlo.

Con el paso de los aos las posibilidades de un encuentro entre Mximo Jimnez y Julin Conrado se diluyeron rpidamente. En 1984 Julin Conrado, quien ya tena una importante trayectoria como cantautor prximo a las ideas comunistas, en un contexto de asesinatos de militantes de la Unin Patritica (UP) y como camino para salvar su vida, opta por ingresar al Frente 19: Jos Prudencio Padilla de las FARC-EP que para ese entonces operaba en la Sierra Nevada de Santa Marta. De otro lado, en 1990 Mximo Jimnez, artfice de la banda sonora de las movilizaciones agrarias y campesinas de las dcadas de los setenta y ochenta del siglo XX y referente indiscutido de la cancin protesta, tuvo que exiliarse en Viena, Austria, para hacerle el quite a la ofensiva paramilitar que ya le haba puesto precio a su cabeza estigmatizndolo como perteneciente al EPL.

Mximo Jimnez y Julin Conrado no se conocan personalmente pero gracias a su msica y a sus respectivas historias de vida como cantautores imbricados profunda y honestamente con las luchas y resistencias populares, lograron forjar una slida y estrecha amistad a lo largo de varias dcadas. Si en alguna reunin o fiesta se escuchaba la msica de Mximo Jimnez inexorablemente se terminaba escuchando tambin la msica de Julin Conrado y, a su vez, si se oan las canciones de Julin Conrado con toda seguridad las que luego vendran a continuacin seran las de Mximo Jimnez. Las canciones de uno y del otro siempre sonaban como si fueran las caras A y B de un disco larga duracin que contiene las obras cumbres de la cancin social colombiana. Justamente esa opcin preferencial por una msica preada de mensajes sobre la realidad del pas que convoca a la reflexin y a la toma de conciencia, propici las bases para que se conocieran sin conocerse y se encontraran sin encontrarse.

Los esfuerzos por encontrarse siempre se fueron al traste. Cuando Mximo Jimnez estuvo en el ao 2011 en Venezuela hizo todo lo posible por visitar en la crcel a Julin Conrado que para ese entonces estaba privado de la libertad; en ese contexto quiso hablar con el presidente Hugo Chvez, con quien se haba encontrado tiempo atrs en Bruselas, para que le facilitara el acceso a la crcel, pero con tan mala suerte que justo para esa fecha l se encontraba en el exterior y las trabas burocrticas fueron insalvables; no obstante Mximo Jimnez entr en contacto con la campaa internacional que demandaba su liberacin. Por su parte Julin Conrado siempre indagaba entre sus amigos y conocidos que venan de Europa sobre el paradero de Mximo Jimnez, sobre todo despus que se enter que haba tenido serios quebrantos de salud.

Muchas veces estuvieron a punto de encontrarse pero terminaban cruzndose en el camino o recogiendo las huellas del otro. En el contexto de los dilogos de paz promovidos por el recientemente fallecido expresidente Belisario Betancur Cuartas, Mximo Jimnez estuvo en el mtico campamento de las FARC-EP, en Casa Verde, a dnde llev no slo sus canciones sino tambin su voluntad y disposicin de contribuir al logro de la paz desde su labor como artista y cultor de la msica de acorden. A su regreso y dadas las enormes dificultades topogrficas que entraaba regresar con los instrumentos, Mximo Jimnez tuvo que dejar all la tumbadora y la caja, con las cuales, mucho tiempo despus, se encontrara Julin Conrado, a quien se las entregaron mientras le decan, ah le dej Mximo Jimnez.

Todo pareca indicar que el tantas veces pospuesto encuentro finalmente se llevara a cabo en septiembre de 2016 en el marco de la Dcima Conferencia de las FARC-EP, que tuvo lugar en los Llanos del Yar, Meta, evento en el que se esperaba que a la jornada cultural y artstica programada llegaran Mximo Jimnez y Julin Conrado con lo mejor de sus repertorios. Sin embargo el encuentro no se pudo dar. Mximo Jimnez tuvo graves quebrantos de salud que en diciembre de ese ao lo llevaron a permanecer un UCI durante varios das y Julin Conrado no alcanz a llegar a tiempo por problemas con los tiquetes.

Pero el encuentro finalmente se iba a dar y ste empez a fraguarse entre julio y agosto de 2018 mientras se filmaba el documental Los pueblos cuentan conmigo: Mximo Jimnez, el juglar del ro Sin, cuando en sendas entrevistas realizadas a Mximo Jimnez y a Julin Conrado, cada uno con su impronta propia manifestaba su profunda admiracin por el otro a la vez que enfatizaba en su deseo de encontrarse, otra vez.

Los gestos de sorpresa y alegra en el rostro de Mximo Jimnez al recibir como obsequio de Julin Conrado su ltimo trabajo discogrfico Alzado en canto (2018) y escuchar de su voz un mensaje de audio con un saludo en el que lo compara con Vctor Jara y Al Primera, quedaron capturados en el referido documental, constituyndose en una de las escenas ms emotivas. As mismo, las palabras de reconocimiento y aprecio hacia Julin Conrado dichas por Mximo Jimnez en medio de sus dificultades para hablar debido al derrame cerebral que sufri recientemente, son una evidencia de dos amigos que desde hace varias dcadas no se han visto y deban verse lo antes posible.

Hacia las 09:00 a.m. del viernes 7 de diciembre de 2018 en el barrio P 5 de Montera, por fin se vieron cara a cara, fundindose en un largo abrazo, Mximo Jimnez y Julin Conrado. Nunca antes se haban visto pero daban la impresin que se conocan de toda la vida. Cada uno estaba bien enterado de lo que haba acontecido con la vida del otro. Pese a la distancia y a las vicisitudes de sus trayectorias vitales haban tenido la ocasin de conocerse genuinamente a travs de sus canciones. Su msica hablaba por ellos, por lo que eran y por lo que haban hecho hasta el momento.

Mximo Jimnez le regal a Julin Conrado sus dos ltimos trabajos discogrficos, realizados precisamente cuando le sobrevino el accidente cerebro-vascular, El amor no tiene edad (2016) y Soy de donde nace la cumbia (2017), y le solicit autorizacin para incorporar en su prximo disco compacto las canciones La voz de la flora y La economa de Jess, a lo que sin dudar Julin Conrado respondi inmediatamente: esas canciones son suyas tambin, usted fue un referente para componerlas. Adicionalmente Julin Conrado comenta que El burro leero, La campana descompuesta y El indio sinuano siempre han hecho parte del repertorio que ha interpretado en sus presentaciones antes y ahora y, a manera de homenaje, le da una breve serenata donde canta fragmentos de La campana descompuesta y El indio sinuano y remata con dos de sus composiciones La voz de la flora y El cantor.

Mientras ojeaban algunos documentos del archivo personal de Mximo Jimnez y miraban las cartulas de dos de sus discos acetatos ms emblemticos, intercambiaron reflexiones e impresiones acerca de su papel como cantautores del pueblo y refirieron, cada uno a su manera, que nunca se arrepentirn de haber escogido el sendero musical que transitaron y que si bien muy probablemente les hubiera sido mucho ms rentable econmicamente someterse al imperio de la industria discogrfica, no tendran las satisfacciones personales que hasta hoy han tenido y no estaran sus canciones grabadas en el imaginario de un pueblo que los considera como los juglares que le han cantado a sus luchas y resistencias.

Fue un encuentro histrico e irrepetible que propici el flujo de una multiplicidad de sentipensamientos llenos de reminiscencias, nostalgias, alegras, optimismo y esperanza. No siempre se tiene la fortuna de estar ante dos gigantes. Quienes fuimos testigos de excepcin de la visita que Julin Conrado le hiciera a Mximo Jimnez tenamos plena conciencia que lo que estaba sucediendo haca parte de la historia vital de estos dos msicos ejemplares que merecen toda nuestra admiracin y reconocimiento por narrar en sus canciones la historia no contada del pas y la memoria enterrada de los sectores populares.


Fuente original: https://prensarural.org/spip/spip.php?article23778



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter