Portada :: Cultura :: Msica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-12-2018

Aida de la Fuente, revolucionaria y antifascista

Rafael Calero
Rebelin


Hace unas semanas, el cantautor asturiano Nacho Vegas (Gijn, 1974), public el sptimo disco de su carrera, titulado Violtica, editado por Marxophone. El lbum, que se ha publicado en el formato de doble CD y en el de triple vinilo, contiene dieciocho canciones, que cubren un amplio rango temtico: el amor, las vivencias personales, las rupturas sentimentales, los temas sociopolticos (hay un tema impactante, titulado Crmenes cantados que denuncia las condiciones de vida en los CIE, ya sabis, esos lugares que se hacen llamar Centros de Internamiento de Extranjeros, pero que en la brutal realidad de los que tienen la desgracia de ser encerrados all no son otra cosa que crceles para personas pobres que vienen a este pas a buscarse la vida, y que no han cometido ningn delito). Tambin hay espacio en este lbum para la recuperacin de la Memoria Histrica, un tema que hasta el momento Nacho Vegas no haba tratado de manera tan directa en ninguno de sus discos anteriores. En concreto, hay dos canciones que echan la vista atrs para hacer un ejercicio consciente de recuperacin y reivindicacin del pasado histrico: El corazn helado, una cancin en la que Nacho Vegas pone msica a un texto de los hermanos Manolo y Aurelio Caxigal, dos maquis asturianos que estuvieron luchando en la montaa hasta ser asesinados en 1948 y 1950, respectivamente y Aida, una cancin semi-popular que habla sobre una mujer muy famosa en Asturias pero que no lo es tanto en el resto del pas: Aida de la Fuente, tambin conocida como Nin de la Fuente o La Libertaria.

Tengo que confesar que la primera vez que tuve ocasin de escuchar la cancin de Nacho Vegas me sobrecogi. Y es que no es para menos la historia de Aida de la Fuente Penaos. En los apuntes que Nacho Vegas nos ofrece en las breves notas que acompaan a los versos de la cancin se puede leer:

Aida de la fuente (1915-1934) fue una joven guerrillera que combati en la revolucin de octubre del 34 en Asturies hasta ser asesinada por los fascistas en Uviu y arrojada a una fosa comn junto a otros compaeros. Tena 19 aos y haba demostrado un coraje desbocado. Ada se ha convertido en un smbolo de la lucha revolucionaria y del empoderamiento feminista y su historia ha sido cantada en numerosas ocasiones. Nuestra cancin est basada en la versin recogida por el grupo Xana.

Veamos algunos detalles sobre la vida de esta joven comunista y libertaria que muri de manera tan brutal y al mismo tiempo tan valiente. Aida de la Fuente haba nacido en la ciudad de Len, como Buenaventura Durruti, como ngel Pestaa, el da 25 de febrero de 1915. En los aos veinte, cuando an era una nia, emigr a la vecina Asturias junto a su padre, Gustavo de la Fuente Gonzlez, su madre, Jesusa Penaos del Barrio, y sus cinco hermanas y sus dos hermanos. Se establecieron en la ciudad de Oviedo, donde su padre, que era pintor y se dedicaba bsicamente a la creacin de carteles y a la de decorados, que en la poca era toda una manifestacin artstica que daba de comer a muchos pintores, consigui un empleo en el Teatro Campoamor (s, ese en el que cada ao se entregan los premios Princesa de Asturias).

El padre de Aida, a pesar de que haba nacido en el seno de una familia burguesa vallisoletana, desarroll unas profundas ideas marxistas y siempre haba estado del lado de los obreros y los mineros, defendiendo a los ms necesitados y abogando por la revolucin social. No en vano, l haba sido uno de los fundadores del Partido Comunista en la ciudad de Oviedo (en las elecciones de febrero de 1936 se convertira en concejal del ayuntamiento ovetense por el PCE) as que a Aida, como dice el dicho popular, le vena de casta, como al galgo. Una de sus hermanas mayores, Maruja, tambin fue una figura destacada del comunismo asturiano, y como seala el profesor Brian D. Bunk, en su artculo Revolutionay Warrior and Gendered Icon, ya en una fecha tan temprana como agosto de 1932, particip como oradora en un mitin en la ciudad de Oviedo. Pero volvamos a nuestra protagonista. Cuando la nia ya no es tan nia, entra de lleno en el mundo del asociacionismo juvenil, a travs de la organizacin de tendencia comunista Socorro Rojo, y acaba por convertirse en una de las primeras mujeres comunistas, -no olvidemos que en esos primeros aos de la dcada de los treinta el comunismo no era muy importante desde un punto de vista cuantitativo ni en Asturias ni en el resto de Espaa ms activas de la ciudad. No era infrecuente verla haciendo cuestaciones en las calles de Oviedo en favor de los presos polticos o simplemente para ayudar a gente necesitada.

En el otoo de 1934, justo en el momento en que la Repblica acaba de girar peligrosamente hacia la derecha, Aida es una joven de diecinueve aos, delgada y atractiva, como se puede apreciar en la nica foto que se conserva de ella y que, con toda seguridad, fue tomada ms o menos por aquellas fechas. Tiene unos ojos grandes y expresivos, oscuros y profundos, que denotan una gran inteligencia y una risa que llama poderosamente la atencin. En esos das iniciales de otoo se va a producir el primer conato revolucionario que tiene lugar en Europa occidental desde los das de la Comuna de Pars. Pero este intento no ha sido algo que haya surgido de manera espontnea. Muy al contrario, lleva varios meses de gestacin. Lo explican F. Garca de Cortzar y J. M. Gonzlez Vesga, en su obra Breve historia de Espaa:

El ascenso del nazismo en Alemania y el aplastamiento de los socialistas en Austria aumentan los temores. En las continuas manifestaciones autoritarias y antiparlamentarias de algunos dirigentes de la CEDA, los socialistas creen ver una amenaza fascista, anloga a la austraca. Y as, desde la primavera de 1934, la directiva del PSOE se manifiesta a tomar el poder por la fuerza, rompiendo la legalidad republicana, y a reemplazar la poltica moderada practicada hasta entonces por otra abiertamente revolucionaria. El primero de octubre, la CEDA retira su apoyo a Samper y Gil Robles exige participar en el gobierno, colocando tres ministros en el gabinete de Lerroux; las ejecutivas socialistas y ugetista no esperan ms y cursan a Espaa entera la orden de huelga general revolucionaria, que es secundada con distinto mpetu segn los lugares. () El nico lugar donde los trabajadores estaban preparados para la lucha es Asturias () Las organizaciones proletarias, unificadas en la Alianza Obrera y henchidas de una mstica solidaria, asaltan las casas-cuartel de la Guardia Civil, toman la cuenca minera, ocupan las fbricas de armas y se apoderan de Oviedo. En diversas localidades los sublevados constituyen comunas obreras, repblicas utpicas en las que se decret el comunismo y funcion una administracin rudimentaria.

El levantamiento obrero la sorprende a punto de cumplir veinte aos estudiando para convertirse en aparejadora. Durante aquellas revolucionarias jornadas, Aida participa activamente organizando comedores y hospitales de campaa, ayudando a los combatientes en todo lo que puede, sobre todo en asuntos relacionados con la informacin y la logstica. El da trece de octubre de 1934 ser un da fatdico para la joven. Por toda Asturias se lucha sin cuartel contra los soldados de la Legin y los Regulares que han sido enviados desde Marruecos por el gobierno filo-fascista formado por miembros del Partido Republicano Radical y de la CEDA para sofocar el levantamiento revolucionario obrero, y que estn comandados desde Madrid por el general Franco. Ahora, todos sabemos cmo era este personaje: un ser absolutamente despreciable que odiaba con todas sus fuerzas todo lo que tuviese que ver con los obreros y sus anhelos de libertad, y que no dudaba en ordenar la muerte de cualquier persona, sin importar que fuese hombre, mujer, nio o anciano. Uno de los mayores asesinos en serie que ha dado la historia de la humanidad.

No est demasiado claro cmo ocurri la muerte de Aida de la Fuente, pues la censura gubernamental fue extraordinariamente frrea aquellos das. Existen distintas versiones, pero la ms verosmil es la que cuenta que muri luchando heroicamente en las inmediaciones de la iglesia de san Pedro de los Arcos, parapetada tras una ametralladora y haciendo frente a los legionarios y a los regulares, que no eran precisamente hermanitas de la caridad, ms bien despiadados asesinos capaces de llevar a cabo las barbaridades ms extremas en las que se pueda pensar. Parece ser que fue capaz de resistir en su posicin durante varias horas y que, antes de morir, mand al otro barrio a varios fascistas. Otras versiones cuentan que fue detenida con vida y fusilada all mismo y que antes de recibir los disparos, le preguntaron cmo se llamaba y su respuesta fue, simplemente comunista libertaria. Fue enterrada con nocturnidad y alevosa en una fosa comn que se abri en las inmediaciones de la iglesia. A da de hoy, su cuerpo an no ha aparecido y, con toda seguridad, a estas alturas, nunca lo har.

Sea como fuere, Aida de la Fuente termin por convertirse en todo un smbolo de la lucha revolucionaria, de los principios feministas y del comunismo. Muy pronto lleg a ser en un personaje mtico al que cantaron poetas como Rafael Alberti, Ral Gonzles Tun, Arturo Serrano Plaja, Alejandro Valds, Matilde de la Torre o Ignacio Nez, entre otros.

Mara Teresa Len escribi un relato titulado Liberacin de octubre, incluido en su libro Cuentos de la Espaa actual, publicado en 1934, en el cual la protagonista, Rosa, estaba claramente inspirada en la joven comunista asturleonesa.

En la edicin del da cinco de octubre de 1936 del peridico comunista Mundo Obrero, cuando se conmemoraban dos aos del intento revolucionario en la cuenca minera asturiana y otros lugares del pas, se public este texto recordando su figura:

Asesinada por las bestias fascistas en Oviedo en octubre de 1934. Una vida llena de juventud, de entusiasmo, de abnegacin y de lucha. Comunista. De la Juventud Comunista. Con una ametralladora, al lado de los mineros, defendi en las calles de Oviedo la libertad y la justicia. Legionarios y moros la acribillaron a tiros. Aida de la Fuente es una bandera de afirmacin para toda la juventud antifascista de nuestro pueblo. Muri como haba vivido: en lucha contra los opresores y los tiranos; en contienda por una vida ms humana y mejor. Las muchachas que siguen y alientan con su presencia y su esfuerzo combativo nuestra contienda, sabrn que t caste por el triunfo de hoy.

As mismo, existen varias canciones que recuerdan y conmemoran a la joven combatiente comunista. Desde Vctor Manuel a Nuberu, pasando por Xana, y llegando a Nacho Vegas, el folklore asturiano siempre ha tenido muy presente la figura de la joven revolucionaria.

En Oviedo, la ciudad donde vivi la mayor parte de su vida y donde muri luchando heroicamente, hay una estatua que fue levantada con donaciones privadas en un parque cercano al lugar donde aquel trece de octubre, la joven Aida de la Fuente encontr la muerte cuando le faltaban cuatro meses para cumplir los veinte aos, parapetada tras una ametralladora, luchando por conseguir aquello que haba anhelado durante la mayor parte de su vida: la revolucin social.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter