Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-12-2018

Entrevista a Gilberto Torres, Coordinador Nacional de la Asociacin Civil Latinoamericana de Migrantes en Venezuela
El Gobierno venezolano s respeta los DD.HH.

Mara Fernanda Barreto
Rebelin


Mientras Ivn Duque reafirma que romper relaciones con Venezuela el prximo 10 de enero del 2019, porque no reconoce el resultado de las elecciones democrticas en las que result reelecto el presidente venezolano Nicols Maduro, este jueves 13 de diciembre del 2018, la cancillera de la Repblica Bolivariana de Venezuela en compaa del representante de las Naciones Unidas y el Alto Comisionado de la ACNUR, entreg notificaciones de refugio a ms de un centenar de personas de cuatro nacionalidades, en el marco de la semana aniversario de la Declaracin Universal de los Derechos Humanos.

Una de esas personas quien adems fue orador del evento fue el colombiano Gilberto Torres, Coordinador Nacional de la Asociacin Civil Latinoamericana de Migrantes en Venezuela. Sobre el caso de este sindicalista colombiano, el investigador Vladimir Carrillo Rozo escribe y publica, hace ocho aos, el libro En el tiempo de la bala y la salamandra, que ya cuenta con su tercera edicin, donde narra los terribles hechos que llevaron a Gilberto fuera de Colombia y la batalla legal que an contina librando contra los paramilitares colombianos, la empresa Ecopetrol y la British Petroleum.

La imposibilidad de que sus derechos fundamentales sean garantizados por el Estado colombiano, es la razn por la que Gilberto Torres decidi solicitar refugio en la Repblica Bolivariana de Venezuela. Profundamente agradecido con este pas, ahora forma parte de la gran comunidad de colombianos y colombianas que an residen en Venezuela y que manifiestan su voluntad de defender la Revolucin bolivariana contra todo intento de agresin extranjera, an cuando esa accin pueda estar encabezada por las Fuerzas Militares del pas en el que naci y luch durante cinco dcadas.

Sabemos que ayer se te concedi refugio en Venezuela, quisiera que nos contaras brevemente la terrible experiencia que viviste y que te llev a salir de Colombia. Qu se relata en el libro que nos obsequiaste?

Efectivamente en el ao 2002, siendo trabajador de la empresa estatal Ecopetrol y Secretario General de la Unin Sindical Obrera de Colombia (USO), sindicato de la industria petrolera, fui vctima de un secuestro por parte de las Autodefensas Campesinas del Casanare, grupo paramilitar financiado por Ecopetrol y varias multinacionales petroleras, entre ellas British Petroleum, Total, Triton y TransCanad, quienes pagaron a estos grupos para que me asesinaran y desaparecieran. Durante cuarenta y dos das me secuestraron, me internaron en la selva. Diez de esos das los pas encadenado, amordazado y torturado. Esto gener un paro nacional petrolero de veinticuatro das, que llev a que las grandes ciudades del pas se fueran quedando sin combustible. Esas acciones de solidaridad nacional y la accin internacional obligaron al entonces presidente Andrs Pastrana a negociar con los paramilitares para que me entregaran pues de lo contrario la USO se negaba a abandonar el paro que ya le haba generado prdidas millonarias al Estado y a las empresas multinacionales.

Se comprobaron los vnculos entre las empresas multinacionales y esos grupos paramilitares que te secuestraron?

Efectivamente, a raz del proceso legal que emprend a partir del 2002 y que mi abogada Gloria Silva junto al Comit de Solidaridad con los Presos Polticos logran radicar en el 2010, se vincula a Ocensa Ecopetrol, en la planeacin de la accin. Luego los mismos paramilitares confiesan en su juicio que esas multinacionales les pagaron cien millones de pesos para mi asesinato y desaparicin.

Hubo algn indicio de que el Estado colombiano estaba de algn modo involucrado en esta accin?

S adems de Ecopetrol. El da que ellos me capturan, todo el Municipio de Monterrey y la carretera por la que me trasladan estaba militarizada por parte de la Brigada XVI de Yopal.

O sea que estos paramilitares te trasladaron por una carretera que estaba tomada por las Fuerzas Militares de Colombia sin ser detenidos?

As es, esto por el contrario, les facilit el traslado. En los juicios, los mismos autores materiales confesaron que actuaron en connivencia, no solamente con las FF.MM., sino tambin con las autoridades polticas locales y regionales. Esto no sorprende, ha pasado en todo el pas. Los paramilitares que se encuentran detenidos en Estados Unidos, por ejemplo, han confesado sus vnculos con el Gobierno colombiano, es lo que se llama ahora la parapoltica.

Todo esto ocurri al principio del Plan Colombia?

Ciertamente.

Cuntos lderes y lideresas sindicales de la USO han sido asesinados por paramilitares hasta el momento?

Han ocurrido 118 asesinatos de dirigentes de la USO. Este sindicato ha sido muy perseguido porque se ha convertido en un emblema de la lucha poltica e ideolgica contra las polticas de Gobierno y de las trasnacionales.

Luego de tu liberacin, cmo saliste de Colombia?

A travs de un Programa de Proteccin de la Central nica de Trabajadores de Colombia (CUT), en coordinacin con las Comisiones Obreras de Madrid y el Ministerio del Interior de Espaa, quienes me brindaron proteccin en ese pas, debido a que mi caso fue emblemtico porque en los 95 aos de historia del movimiento sindical soy el segundo dirigente obrero colombiano que logra salir vivo de un secuestro paramilitar. De hecho, la razn de mi secuestro fue que a raz del secuestro y desaparicin de Aury Sar Marrugo, el 5 de diciembre del 2001, yo coordin la paralizacin del bombeo en protesta, desafortunadamente luego nos lo entregan muerto y con seales de tortura junto a su escolta. El primer sindicalista que logr sobrevivir a una experiencia similar fue un compaero de Cementos de Antioquia, en la dcada del setenta.

Han pasado 16 casi 17 aos de tu secuestro, por qu tantos aos despus, cuando segn dice el Gobierno colombiano ha logrado la desmovilizacin de los grupos paramilitares y los ltimos tres presidentes de Colombia se han dedicado a denunciar las supuestas violaciones de DD.HH. en Venezuela, no regresas a Colombia?

Precisamente en el 2016 intent restablecerme en Colombia. Volv invitado por la Feria Internacional del libro y la USO a presentar la tercera edicin del libro que mencionaste junto a Vladimir Carrillo. De inmediato volv a enamorarme de mi pas como es lgico, toda mi familia, mis hijos estn all. Quise retribuir toda esa solidaridad que la USO y los movimientos sociales me dieron durante todos mis aos de exilio. Durante ese exilio me form como defensor de DD.HH. y formador de la OIT, entonces quise quedarme en Colombia trabajando en esas reas con la Escuela de Formacin Sindical de la USO, Corporacin Aury Sar Marrugo. Estuve un ao y cuatro meses en el pas, mientras tanto continuaban los juicios sobre mi caso, apresaron a otro paramilitar implicado y me convocaron a un careo con l. De inmediato comenzaron de nuevo las amenazas, los seguimientos, trataron de entrar a la Corporacin en la que trabajaba y finalmente atentaron contra la vida de mi hermano. Por lo que me vi obligado a salir de nuevo de Colombia.

Viniste de inmediato a Venezuela?

S, vine como coordinador de campaa para la eleccin del representante internacional a la Cmara del Congreso colombiano. As conoc Venezuela, vi de cerca el proceso social y me enamor de este pas.

Diras que has conocido muchos colombianos y colombianas que viven en Venezuela?

Muchsimos.

En algn momento te has sentido rechazado por el pueblo venezolano por ser inmigrante colombiano?

Nunca, por el contrario, yo dira que hasta sera justo que me rechazaran por el trato que en Colombia le estamos dando a la migracin venezolana, pero no ha sido as, yo me siento en mi casa. Salgo por las calles, las carreteras de Venezuela y siempre me siento bien recibido. Me siento en la Gran Colombia de Bolvar, la que esperamos que algn da reviva.

T que conoces tan de cerca a los paramilitares colombianos, diras que tienen razn esos titulares de la prensa colombiana que por estos das andan burlndose de la denuncia que hizo el presidente Maduro sobre los grupos de mercenarios que se estn entrenando en el norte de Santander para atacar a Venezuela?

Esas acusaciones del presidente Maduro realmente estn bien enfocadas porque el paramilitarismo y los grupos mercenarios son parte de la realidad colombiana. El Gobierno de Ivn Duque contina apoyando a estas prcticas guerreristas orientado por el ex presidente Uribe.

Recordemos que, por ejemplo, ya a finales de la dcada de los ochenta el militar israel Yair Klein y otros mercenarios israelitas, entrenaron grupos paramilitares en terrenos que les cedi la Texas Petroleum Company en Puerto Boyac. En Colombia se siguen violando los derechos humanos, slo este ao han asesinado casi 200 lderes y lideresas sociales y hay ms de 50 falsos positivos judiciales contra otros.

Entonces cuando la Cancillera colombiana responde al presidente Maduro diciendo que Colombia es un pas que respeta el derecho internacional y los DD.HH., miente?

Pues falta a la verdad. Lo que ms me duele es que se haga ese tipo de afirmaciones cuando ,por ejemplo, en Colombia tambin se han asesinado ms de 88 hombres migrantes venezolanos y se han cometido 14 femicidios contra migrantes venezolanas y eso no se investiga, no lo dicen los medios. Adems, esos supuestos refugios en Colombia son verdaderos campos de concentracin donde tienen hacinados a los hermanos venezolanos y venezolanas.

Despus de recibir tu refugio, t diras que en Venezuela se violan los DD.HH. o se respetan?

El Gobierno venezolano s respeta los derechos humanos, son el intervencionismo internacional y la derecha venezolana quienes violan los derechos humanos de la poblacin venezolana.

El presidente Ivn Duque ha anunciado el cierre de toda su representacin diplomtica a partir del 10 de enero, eso no violara los derechos constitucionales de los millones de colombianos y colombianas que vivimos en Venezuela?

Eso evidentemente sera violacin a nuestros derechos.

Duque y los dems presidentes del cartel de Lima, por rdenes de los Estados Unidos, han venido amenazando a Venezuela con una intervencin que incluso podra ser militar Qu haras t, como colombiano refugiado en Venezuela, en caso de que esa intervencin se concretara?

La guerra sucia del Estado colombiano me oblig a vivir fuera de mi pas. Yo me siento comprometido con Venezuela, no slo por este refugio que me ha dado, que me hace sentir ms venezolano que colombiano en este momento, sino por todo lo que este pueblo representa con su resistencia, su aguante, por todo lo que ha logrado hacer para no permitir que estas amenazas lo detengan. Y como parte del pueblo, aqu estar defendiendo a la Repblica Bolivariana de Venezuela.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter