Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-12-2018

Dos hiptesis sobre la revuelta en Francia

Emilio Cafassi
Rebelin


El movimiento gillets jaunes viene conmoviendo a Francia y al mundo no slo por la extensin temporal y la profundidad de su dinmica, sino adems por las consecuencias polticas hasta cierto punto -an- imprevisibles. En el acotado espacio de una pgina intentar sintetizar en dos esferas (econmica y sociolgica) un documento de trabajo mucho ms desagregado y extenso de conjeturas en stos mismos planos y otros como el poltico. La secuencia que inicio aqu a nivel econmico, no debera entenderse necesariamente como de un orden de determinacin mecnico o absoluto sobre el resto. Antes bien sospecho una imbricacin realimentada de todos ellos.

La hiptesis ms estrictamente econmica se remite al lugar que ocupan los combustibles en el conjunto de las economas domsticas, afectando el poder adquisitivo en general. El anuncio de su aumento ha actuado como disparador de las movilizaciones y piquetes, aunque la razn es ms amplia. El paulatino deterioro del transporte pblico, la privatizacin capilar del mismo a travs del automvil particular (que retomar en la hiptesis sociolgica) hace que los gastos en combustible resulten determinantes en el conjunto del presupuesto familiar. Sufri aumentos continuos en el transcurso de los ltimos meses, siguiendo el precio del petrleo en el mercado mundial y el anuncio de su prximo aumento a partir del 1 de enero, incrementando ms an al gasoil que a la nafta a travs de la elevacin del impuesto que se suma al deterioro constante de las condiciones de vida de la gran mayora popular. Las clases populares fueron forzadas al uso de automviles diesel, al punto que el 60% o ms de los coches individuales poseen este tipo de motor. Del litro de gasoil a 1,45 , el 60% corresponde a impuestos. El gobierno de Macron tambin prev incrementos para los aos 2020 y 2021. En total, el consumo del gasoil representa el 80% del consumo de todo carburante que en lo que va del ao sufri un incremento del 23%. Justamente como el costo del transporte en coche, y sobre todo el diesel, ha explotado estos ltimos aos y se sita en un contexto en el que el ndice de inflacin oficial se ha utilizado como pretexto para no incrementar los salarios comprimiendo, abate el poder adquisitivo. La ltima fase de reformas fiscales del gobierno, con la supresin del impuesto sobre las fortunas, la reduccin del impuesto sobre las rentas del capital, producirn el resultado econmico inverso al de la gran mayora social. El 1% de la poblacin, ver incrementar sus fortunas en un 6% en 2019. Al mismo tiempo, el 20% de los ms pobres, con las reformas de los subsidios para vivienda y la reduccin de las pensiones, vern reducirse sus ingresos sin ver incrementadas las prestaciones sociales al mismo tiempo que los precios siguen incrementndose. No debe interpretarse como una debacle al estilo actual argentino, brasileo o venezolano, de carcter abrupto y demoledor. Ni siquiera es comparable a otras crisis europeas como la espaola o griega. Es antes bien, un deterioro paulatino, por goteo, que se remonta a las ltimas 3 dcadas. El estallido actual responde a la totalidad descendente.

En un plano ms directamente sociolgico las protestas resultan la expresin de un movimiento profundo de las clases populares, aunque no exclusivamente. Se caracteriza por la heterogeneidad en trminos de estratificacin social. Reconoce un carcter multiclasista, integrado esencialmente por proletarios (obreros y empleados, asalariados o no) a los que se aaden miembros de las capas inferiores de cierta tecnocracia o de oficios complejos cuentaporopistas tanto como de empleos domsticos y de cuidado, inclusive de la pequea burguesa (esencialmente artesanos, trabajadores autnomos, pero tambin chacreros e intelectuales. Puede llegar inclusive hasta pequeos empresarios. En Francia, todos los das, son 17 millones las personas que van a trabajar fuera de sus municipios de residencia. Se trata de las dos terceras partes de la poblacin econmicamente activa de la que una amplia mayora utiliza su medio de transporte personal. Tanto en la regin parisina (donde solo el 50% de las personas asalariadas utiliza el transporte pblico para ir al trabajo) como en el resto de regiones. La masa asalariada mayoritaria, se ve obligada a vivir cada vez ms lejos de los centros urbanos, lo que acenta, precarizando, el alejamiento del lugar del trabajo. El costo del transporte en coche, y sobre todo el diesel, incide decisivamente en un contexto en el que el ndice de inflacin oficial ha crecido aritmticamente, siendo utilizado por todos los gobiernos como pretexto para no incrementar los salarios. No es casual ante esto que el smbolo de identidad sea un chaleco obligatorio en el automvil.

Es reconocible una ponderacin a nivel de gnero y tambin etaria. La diversidad etaria refleja simultneamente el lugar que ocupan las mujeres en las relaciones sociales de produccin. Muchas de ellas son amas de casa, madres trabajadoras o jubiladas y en consecuencia abarcan un espectro desde los 30 a los 60 aos o ms. La principal demanda es el insuficiente poder adquisitivo y el deterioro de las condiciones de vida. Obviamente la combinatoria conlleva a la vez lmites en virtud de que parte importante de poblacin movilizada no ha tenido hasta hoy, mayoritariamente, ninguna experiencia ni formacin poltica y participa de su primera movilizacin reivindicativa.

Aunque slo pueda enunciarlo, un contexto previo de crisis poltica del gobierno, plagada de renuncias de ministros y escndalos personales, sumado a la salvaje represin, slo puede contener momentneamente el crecimiento de la magnitud de participantes. Pero en ningn caso contener la furia que sigue incubndose en las entraas de la vida social.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter