Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-12-2018

Palestina-Israel
Por qu 1967 no y 1948 s?

Luis E. Sabini Fernndez
Rebelin


Una vez ms Gideon Levy [1] aborda una cuestin lacerante: la crueldad, el despojo a despojables amparados en la impunidad (de hecho y de derecho), en este caso por colonos implantados en Cisjordania o Samaria y Judea, segn sea denominacin palestina y moderna o juda y bblica.

Una mujer de una de tales colonias, embarazada, result herida de bala y como resultado su beb muri. Y Levy nos habla de oleadas de apoyo a la vctima.

Levy rechaza esa actitud: No tengo compasin alguna por los colonos, ni siquiera cuando los golpea una tragedia. [] Ellos son culpables, no yo, del hecho de que no pueda sentir el ms humano sentido de solidaridad y dolor. No es slo porque son colonos, violadores del derecho internacional y de la justicia universal; no es slo por la violencia de algunos de ellos, y el asentamiento colonial de todos ellos; es tambin el chantaje con el que responden a cada tragedia [].

Levy se despacha con una serie de apreciaciones condenatorias de los llamados colonos que han ido ensanchando el mapa israel: de la apropiacin de las tierras con abuso, violencia y bajo proteccin armada que estamos viendo y viviendo en el ltimo medio siglo. Refirindose a esos abusos: No les alcanza con el castigo colectivo impuesto por el ejrcito y el servicio de seguridad Shin Bet, ejercido con crueldad y a menudo criminalmente. La sed de venganza de los colonos nunca se satisface. Cmo es posible identificarse con el dolor de personas que se comportan as? Concede con lo dicho una continuidad entre el Estado de Israel y el comportamiento de estos colonos que con sus propias milicias salvajes atacan a la poblacin palestina, lanzan piedras a sus vehculos, prenden fuego sus campos y aterrorizan sus aldeas.

Y surge la pregunta: qu diferencia el comportamiento de estos colonos, pos-67 a los que se implantaran en Palestina y fundaran el Estado de Israel mediante el robo, el abuso, las violaciones y matanzas colectivas en 1948?

El puo de hierro que nos seala Levy, hoy, en 2018, que debe estar siempre apretado para torturarlos an ms, no es acaso del mismo hierro que el muro que blanda Zeev Jabotinski en las dcadas del 30 y 40? Jabotinski y su secretario y asociado ms directo, Benzion Netanyahu, al frente del sionismo fascista (apoyados clidamente por Benito Mussolini, quien les cedi campos de entrenamiento cerca de Roma) fueron los que organizaron cantidad de actos irrefutablemente terroristas, como volar el Hotel David en 1946 con decenas de muertos, o asesinar a ciertos obstculos a la vorgine sionista como el conde Folke Bernadotte, mediador designado por la ONU en Palestina, que pretenda que existan derechos para judos y para palestinos Benzion Netanyahu es el padre del actual primer ministro que ha constituido un gabinete de asesinos confesos de natives. [2]

Levy se niega radicalmente a sentir simpata por esa mujer y por los colonos en general, deslindando: Debajo del velo de la unidad santurrona e hipcrita, y la falsa muestra de dolor nacional por parte de los medios para avanzar en sus propios objetivos comerciales, hay que decir la verdad: su tragedia no es nuestra.

Sin embargo, a rengln seguido empieza a reconocer el entresijo entre esos colonos, precisamente, y el Estado de Israel: Es cierto que la culpa principal es de los gobiernos que cedieron ante ellos, ya sea con entusiasmo o por debilidad; pero los colonos tampoco pueden ser absueltos de culpa.

Ese entresijo es muchsimo mayor que el que Levy apunta al decir que el gobierno cediera, haya cedido ante el empuje colonialista. Es un verbo escamoteador: cundo, dnde, actuaron los colonos al margen del EdI? A lo sumo, como tbanos, aguijoneando al experimento sionista que a lo sumo, los fue llevando a rienda corta en un pas de deux de dcadas. La direccin militar del EdI los tuvo cada vez ms como aliados; fuerzas de choque.

Levy los califica en un pasaje como generaciones nacidas en tierras robadas, nias y nios criados en una existencia de apartheid. Cree acaso que habla exclusivamente de los colonos y sus hijos? Dnde se asientan los ciudadanos israeles, es cierto que bajo bendicin de la ONU (pero una bendicin a medias, porque el sionismo se asent en 1948 sobre el 78% de las tierras palestinas, aunque la ONU haba concedido un 53%, de algo que por lo dems no le corresponda conceder) si no en tierras robadas? [3] Acaso hoy los nios israeles no viven prcticamente en apartheid con los natives sobrevivientes en el EdI?

El planteo de Levy escotomiza la historia. Claro que hay diferencias entre lo sobrevenido con la Nakba, en 1948, y la colonizacin de los territorios en 1967. As lo resume el periodista cataln Joan Caete Bayle: [4] Israel se declara al mismo tiempo la nica democracia de Oriente Medio y un Estado judo pese a que ms de un milln de sus ciudadanos no lo son y no tienen plenos derechos de ciudadana, pese a que se basa en una ideologa que da superioridad al judo sobre la poblacin nativa que no lo es, pese a que naci con un acto de desposesin y expulsin que ha continuado a lo largo de las dcadas. Desde la guerra de 1967, Israel gestiona la vida de millones de palestinos que no son ni judos ni ciudadanos, es un Estado ocupante que ha construido un sistema democrtico slo para los judos. Y lo de gestiona es un verbo excesivamente suave; sigue el puo de hierro.

Mientras los judos israeles o los israeles judos nieguen esto, seguiremos en problemas trgicos, que expan, sobre todo, los palestinos.


Notas

[1] No siento compasin por los colonos, www.rebelion.org , 19/12/2018; original ingls, Haaretz, 16/12/2018.

[2] Vase mi nota Sensibilidad repentina o cmo esquivar responsabilidad ante lo indefendible, donde repaso currculos sangrientos, 4 ago 2015, en diversos sitios-e; rebelin, alai, futuros, etctera.

[3] Y de qu modo! Qu decir acerca de los relatos sobre tiro al blanco que soldados sionistas ensayaban sobre los cuerpos de los incautos palestinos que venan en la noche, desarmados, con palas o cardillos, a procurar seguir labrando la tierra, su tierra?

[4] Lieberman, el puo de hierro sin guante, ctxt, Revista Contexto, Madrid, 25/5/2016.

Blog del autor: http://revistafuturos.noblogs.org

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter