Portada :: Mundo :: Relevo en el Vaticano
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-12-2018

El Papa afirma que no se encubrirn abusos y que los abusadores sern entregados

Agencias


En el discurso ante la Curia para la tradicional felicitacin de las fiestas navideas, reconoci que en un mundo turbulento, la barca de la Iglesia ha vivido y vive momentos de dificultad.

El papa Francisco asegur hoy en un duro discurso que la Iglesia nunca ms encubrir o subestimar los casos de abusos sexuales a menores por parte del clero y que no se cansar de llevar a los abusadores a la Justicia.

En este discurso ante la Curia para la tradicional felicitacin de las fiestas navideas, en el que el papa suele hacer un repaso del ao, reconoci que en un mundo turbulento, la barca de la Iglesia ha vivido y vive momentos de dificultad y est embestida por tormentas y huracanes.

Esta vez habl con dureza de los crmenes de los abusos por parte del clero, que describi como los que a menudo, detrs de su gran amabilidad, su labor impecable y su rostro angelical, ocultan descaradamente a un lobo atroz listo para devorar a las almas inocentes.

Ante ello, el papa prometi que la Iglesia no se cansar de hacer todo lo necesario para llevar ante la justicia a cualquiera que haya cometido tales crmenes.

Francisco, que ha anunciado desde el inicio de su pontificado tolerancia cero contra los abusos de menores por parte del clero, pero que tambin ha sido criticado por no haber tomado acciones concretas, aadi que la Iglesia nunca intentar encubrir o subestimar ningn caso.

Y lanz un mensaje directo todos los que abusan de menores: Convertos y entregaos a la justicia humana, y preparaos para la justicia divina.

Ante la mxima jerarqua de la Iglesia catlica, reconoci que en el pasado, por ligereza, por incredulidad, por falta de preparacin, por inexperiencia o por superficialidad espiritual y humana, han tratado muchos casos sin la debida seriedad y rapidez. Nunca debe volver a suceder. Esta es la eleccin y la decisin de toda la Iglesia, asegur.

Francisco denunci que hombres consagrados, que abusan de los dbiles, valindose de su poder moral y de la persuasin cometen estas abominaciones y siguen ejerciendo su ministerio como si nada hubiera sucedido; no temen a Dios ni a su juicio, solo temen ser descubiertos y desenmascarados.

El pontfice argentino record que en la reunin que se celebrar en febrero en el Vaticano con las conferencias episcopales de todo el mundo se buscar transformar los errores cometidos en oportunidades para erradicar este flagelo, no solo del cuerpo de la Iglesia, sino tambin de la sociedad.

Asimismo, critic a quienes dentro de la Iglesia se alzan contra ciertos agentes de la comunicacin, acusndolos de ignorar la gran mayora de los casos de abusos, que no son cometidos por ministros de la Iglesia, y de querer dar de forma intencional una imagen falsa, como si este mal golpeara solo a la Iglesia Catlica.

Y agradeci a todos los medios que han sido honestos y objetivos y que han tratado de desenmascarar a estos lobos y de dar voz a las vctimas.

Incluso si se tratase solo de un caso de abuso -que ya es una monstruosidad por s mismo- la Iglesia pide que no se guarde silencio y salga a la luz de forma objetiva, porque el mayor escndalo en esta materia es encubrir la verdad, dijo.

Adems de los casos de abusos, Francisco quiso recordar que en la Iglesia tambin existe la traicin y que muchas veces detrs est el inters econmico.

Habl de quienes siembran divisin y el desconcierto; personas que siempre encuentran justificaciones, incluso lgicas y espirituales, para seguir recorriendo sin obstculos el camino de la perdicin.

Desde que inici su pontificado, Francisco ha tenido la oposicin del ala ms conservadora de la Iglesia y hace unos meses el ex nuncio de Washington Carlo Mara Vigano escribi un manifiesto de acusaciones contra el papa en el que le peda su renuncia por haber ocultado que saba de los abusos del cardenal estadounidense Theodore McCarrick.

En realidad, las treinta monedas de plata estn casi siempre detrs de estos sembradores de cizaa, acus Francisco al aludir a Judas el Iscariote, otro elegido por el Seor que vende y entrega a su maestro a la muerte.

Francisco concluy mostrando la certeza de que la Iglesia saldr de estas tribulaciones an ms bella, purificada y esplndida. Porque, todos los pecados, las cadas y el mal cometido por algunos hijos de la Iglesia nunca pueden oscurecer la belleza de su rostro.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter