Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-12-2018

2018 en los juzgados: Altsasu, presos polticos y libertad de expresin

Ter Garca
El Salto

El juicio y condena a los ocho jvenes de Altsasu por una pelea de bar con dos guardias civiles ha marcado un ao judicial en el que, por fin, se ha puesto freno desde Europa a las causas por enaltecimiento del terrorismo


2018 ha sido el ao en el que el trmino presos polticos ha vuelto a ser objeto de debate y se ha retorcido el discurso sobre la legalidad de la autodeterminacin al ms puro estilo qu fue antes, el huevo o la gallina?. Ha sido el ao en el que se ha visto cmo torcer un tobillo a un guardia civil se presentaba a la opinin pblica y a los tribunales como un acto terrorista -no ha sido siempre atentado contra la autoridad?- y se ha castigado con una condena ejemplarizante, mayor que la impuesta a La Manada. Ha sido el ao en el que el surrealismo al ms estilo Monty Python ha inundado los tribunales con causas penales por hacer algo que es mucho, mucho espaol, como es cagarse en dios.

Pero tambin ha sido el ao en el que la justicia europea ha recriminado a Espaa por su falta de respeto a la libertad de expresin, en el que hemos visto entrar en prisin a Iaki Urdangarin -condenado en junio de 2018 a cinco aos de crcel por el caso Nos, mientras su mujer, la Infanta Cristina, se haca la tonta- y en el que ha comenzado, aunque brevemente, el juicio por uno de los mayores y ms sangrantes desfalcos de la ltima dcada: la salida a bolsa de Bankia con las cuentas falsificadas, mientras el Estado espaol rescataba a la entidad financiera con 14.000 millones de euros y continuaban los desahucios de miles de familias.

Cuando pelearse con un guardia civil se convierte en terrorismo

En mayo de 2018 comenz el juicio de los ocho jvenes de Altsasu, acusados de lesiones y amenazas terroristas por la pelea que haba tenido lugar el 15 de octubre en este municipio, coincidiendo con las fiestas en esta localidad de navarra. Antes, cuatro de ellos ya haban pasado dos meses en prisin preventiva y otros tres ms de ao y medio en crceles, adems, a ms de 400 kilmetros de su hogar.

Durante el juicio, un vdeo expuesto por la defensa mostraba cmo el guardia civil agredido no reconoci a los jvenes como sus agresores. Tambin una imagen indicaba que la ropa que el agredido afirmaba que portaba uno de los principales responsables de la agresin no coincida con la que llevaba ese da uno de los acusados. Aun as, el proceso acab con una de las condenas ms altas que se haya puesto nunca por una pelea: penas de entre dos y 13 aos de crcel para los ocho acusados sumando 79 aos de crcel entre todos.Las penas mximas para cada uno de los delitos por los que fueron finalmente condenados, de los que se descart el de amenazas terroristas. La sentencia fue hecha pblica el 1 de junio, y el 5 del mismo mes, antes de que fuera firme, la Guardia Civil se apresur en noviembre a detener a los jvenes que faltaban por entrar en prisin.

En noviembre, Altsasu se convirti en el escenario elegido por los partidos de derecha y extrema derecha -Ciudadanos, PP y Vox- para un acto de Espaa Ciudadana, una plataforma para reivindicar el espaolismo y el apoyo a las fuerzas de seguridad del Estado.

Enaltecimiento: y Europa dijo ya est bien

2017 fue el ao de los juicios por enaltecimiento del terrorismo, con el primer tuitero que entr en prisin condenado por este tipo de delitos o con la condena a los doce raperos de La Insurgencia, Cassandra y otra veintena de sentencias ms. Tambin lo fue 2016 -con el juicio de Strawberry y otra treintena ms-, al igual que 2015 -con el caso Titiriteros, con otras 25 sentencias, 21 de ellas condenas- o 2014 -con las operaciones Araa que dieron inicio a la persecucin de las publicaciones en redes sociales como objeto de delito de enaltecimiento del terrorismo-.

Y lleg 2018, y la dinmica cambi. En marzo de 2018, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos conden a Espaa con indemnizar con 9.000 euros y revocar la condena a 15 meses de crcel a Enric Stern Taulats y Jaume Roura Capellera por quemar una imagen del rey en un acto independentista en Girona en 2007. Esta sentencia ha sido citada en el ltimo mes de abril por la propia Audiencia Nacional -y por algunos de los jueces que han impuesto condenas ms duras por enaltecimiento del terrorismo- para absolver a un joven que fue detenido durante la operacin Araa en 2014.

Ya en marzo, una circular de la Fiscala de la Audiencia Nacional ordenaba a Guardia Civil y Polica Nacional a poner freno a las causas por enaltecimiento del terrorismo. No vena de gratis. La Fiscala segua con esto la doctrina que comenzaba a dictar el Tribunal Supremo, que a su vez obedeca una nueva directiva europea aprobada en 2017 y que dictaba que, para castigar el enaltecimiento se requiere ahora reiteracin y provocar una situacin de riesgo real de que se cometan actos terroristas.

Cuando cagarse en dios es un delito

La historia comenz en 2014: un coo gigante sacado en procesin por una decena de mujeres que protestaban por el entierro de los derechos sociales y laborales, y un grupo de abogados cristianos que se erigieron como templarios, querellndose contra toda mujer que muestre las tetas en un sitio poco adecuado o que entiendan que ofende al cristianismo con sus protestas.

La causa del Santo Coo Insumiso acab archivada, pero, cuatro aos ms tarde, llega el spin off: Los Abogados Cristianos cargan ahora contra el actor Willy Toledo por cagarse en dios, en la Virgen del Pilar y decir viva! al Santo Coo Insumiso en un tuit publicado en 2017. Tras meses de jugar al gato y al ratn -el juez cita a declarar, Toledo no va, se cambia la fecha la citacin, se pone orden de captura, le detienen y ponen en libertad-, el ltimo episodio de una de las causas penales ms chorras de la dcada fue en noviembre, con el anuncio por parte de la Fiscala de que investigarn si otro tuit del actor, esta vez por tachar de historieta de ficcin a la Inmaculada Concepcin, es tambin objeto de delito.

Fuente: http://www.elsaltodiario.com/justicia/2018-en-los-juzgados-altsasu-presos-politicos-y-libertad-de-expresion



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter