Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Turqua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-12-2018

En 2019 la nueva presa turca de Ilisu inundar pueblos y emplazamientos antiguos
Antes de la inundacin: la nueva presa de Turqua arrasa el pasado a pesar de su incierto futuro

Kieran Cooke
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


En Iraq, adems, puede empeorar la crisis del agua  

Nota del editor: Estn a punto de terminar dos de los principales proyectos de construccin de presas del mundo, uno en Turqua y otro en Etiopa. Es probable que ambas presas afecten profundamente a las vidas de millones de personas en Oriente Prximo y provoquen ms tensiones en regiones que ya sufren un grave estrs hdrico*.

En el primero de dos reportajes el periodista medioambiental Kieran Cooke investiga la gigantesca presa de Ilisu en el ro Tigris al sudeste de Turqua.

Miles de personas sern desplazadas y vern amenazados sus medios de vida. Algunos de los tesoros arqueolgicos ms preciosos del mundo se perdern para siempre. En Iraq es probable que empeoren an ms los ya graves problemas de escasez de agua.

Despus de aos de retrasos y de rumores de un gran sobrecoste en los prximos meses los ingenieros acabarn las obras de la presa de Ilisu en el sudeste de Turqua, cerca de la frontera con Iraq y Siria, y empezarn a llenar el embalse de 400 kilmetros a lo largo del ro Tigris. Tanto los residentes locales (sobre todo ciudadanos kurdos de Turqua) como quienes viven al otro lado de la frontera, particularmente en Iraq, observan y esperan ansiosos.

La presa de Ilisu de 1.200 megavatios de potencia, casi dos kilmetros de ancho y 130 metros de alto es el elemento fundamental de lo que en Turqua se conoce como Geneydogu Anadolu Projesi (GAP) o Proyecto del Sudeste de Anatolia.

Ankara afirma que la presa es fundamental para desarrollar una de las regiones ms pobres de Turqua, proporcionar electricidad a los hogares, a la agricultura y a la industria, y crear miles de muy necesarios puestos de trabajo. El ministro de Asuntos Exteriores turco afirma adems en un comunicado que tambin supondr beneficios medioambientales al aumentar el suministro de energa limpia y detener una cantidad importante de emisiones de gas de efecto invernadero.

Grfico uno: en amarillo, zona en riesgo de inundacin.

Y afirma que quienes est en contra de la presa han exagerado la cantidad de pueblos y de personas que se vern afectados por el proyecto.

Las autoridades turcas tambin han tratado de responder a la preocupacin por el impacto que la presa tendr en el suministro de agua a Iraq. En junio y octubre de este ao afirmaron que en respuesta a la preocupacin iraqu se haban aplazado los planes para llenar el embalse.

Pero muchas personas todava tiene motivos ms importantes de preocupacin. Todo el proyecto es un tremendo desastre, es terrible, declar a Middle East Eye Ulrich Eichelmann, director de Riverwatch, una ONG cuya sede est en Viena y que durante muchos aos ha participado en la campaa internacional contra el proyecto de Ilisu. En el sudeste de Turqua sumergir miles de aos de historia y en Iraq amenaza a zonas como las marismas del sur del pas, uno de los principales emplazamientos culturales y ecolgicos del mundo. Resulta increble pensar que esto est ocurriendo en el siglo XXI.

Antiguos emplazamientos bajo el agua

La ciudad de Hasankeyf, a unos 80 kilmetros ro arriba de la presa de Ilisu y con 12.000 aos de antigedad, es uno de los lugares habitados de forma continua ms antiguos del mundo y en su da fue una escala de la famosa Ruta de la Seda. Cuando se llene el embalse gran parte de Hasankeyf, junto con algunos de sus monumentos antiguos y las cuevas neolticas excavadas a las orillas del Tigris, quedarn sumergidas bajo ms de 30 metros de agua. Es probable que tambin desaparezcan otros pueblos y asentamientos a orillas del ro.

Vista general de la antigua ciudad de Hasankeyf a orillas del ro Tigris (Reuters)

Se ha pedido a los 3.000 habitantes de Hasankeyf que se trasladen a las viviendas que se estn construyendo sobre la actual ciudad, pero muchos se oponen y afirman que es probable que no solo desaparezcan sus casas sino tambin sus ingresos que dependen del turismo. Quien no tiene un pasado no puede decidir su futuro, declar el ao pasado a la emisora alemana a local DW un miembro de Save Hasankeyf Initiative [Iniciativa para Salvar Hasankeyf]. No solo destruyen nuestro pasado sino tambin nuestro futuro al quitarnos nuestra fuente de ingresos y nuestro patrimonio.

Las autoridades turcas discrepan y afirman que el embalse atraer a nuevos turistas a la zona, entre otros a buceadores deseosos de explorar las ruinas sumergidas. Tambin han trasladado varios edificios y monumentos histricos. A principios de este mes empezaron a trasladar la seccin final de la mezquita de Eyyubi, de 600 aos de antigedad, al nuevo parque cultural de Hasankeyf situado sobre el embalse.

John MacGinnis, un arquelogo del Mueso Britnico de Londres, form parte durante aos de equipo internacional que trabaj en las excavaciones arqueolgicas en Ziyaret Tepe, a unos 160 kilmetros aguas arriba de la presa de Ilisu. Cuando se llene el embalse quedar sumergida la mayor parte del emplazamiento de Ziyaret Tepe, antiguamente conocido como Tushan. En la antigedad (hace 2.800 aos) este emplazamiento era una capital de provincia del Imperio asirio, un reino centrado en el llamado Creciente Frtil situado entre los ros Tigris y ufrates y que en su da fue el mayor imperio que haba conocido el mundo. Toda esta zona forma parte de una regin en la que se estableci la civilizacin por primera vez y hay muchos emplazamientos por investigar y mucho material por analizar y desenterrar, afirma MacGinnis. El problema es que como la mayora de las construcciones asirias eran de arcilla y barro no sobrevivirn bajo el agua y se perdern para siempre. Lo que est ocurriendo es un desastre desde el punto de vista arqueolgico.

Crisis monetaria

Toda la zona en torno a la presa de Ilisu y su embalse est cada vez ms militarizada y se acusa al gobierno turco de tratar de utilizarla para controlar an ms a la poblacin local, en su mayora kurda. El presidente turco Recep Tayyip Erdogan acus en el pasado a quienes se oponan al proyecto de la presa de apoyar al ilegal Partido de los Trabajadores del Kurdistn (PKK, por sus siglas en ingls), partido considerado organizacin terrorista en Turqua.

Desde que las obras empezaron en 2006 han estado acompaadas de controversia y de retrasos considerables.

Grfico dos: Escasez de agua en la regin MENA (siglas en ingls de Oriente Prximo y Norte de frica) [las lneas rojas indican, respectivamente, escasez absoluta y escasez de agua en metros cbicos per capita al ao, 2014].

Los gobiernos extranjeros denegaron crditos a la exportacin; en 2009 las empresas extranjeras se retiraron del proyecto debido a que Turqua no cumpla con varios criterios medioambientales y contractuales, y a la presin de las ONG locales e internacionales. Como los bancos extranjeros no apoyaron el plan, el gobierno presion a los bancos turcos para que lo financiaran. Una crisis en el mercado financiero turco a principios de este ao en la que se desplom el valor de la lira provoc retrasos y sobrecostes a varios de los proyectos gigantes y prestigiosos emprendidos por el gobierno de Erdogan.

Oficialmente el coste de la presa de Ilisu es de 1.500 millones de dlares, aunque segn los observadores el coste final ser sustancialmente mayor. Quienes critican el proyecto, por su parte, consideran que tanto su financiacin como la forma de adjudicar los deferentes contratos no ha sido transparentes.

Hidrohegemona

A principios de este ao, en medio de la peor sequa sufrida por Iraq en 80 aos, el nivel del agua del Tigris a su paso por Iraq, aguas abajo de la presa de Ilisu, descendi a un nivel mnimo sin precedentes. Por primera vez desde que se recuerda los habitantes de Bagdad se encontraron con que podan vadear el ro. El caudal del ro ufrates tambin descendi drsticamente. Una grave escasez de agua afect a la agricultura, especialmente en el sur de Iraq.

Los ros Tigris y ufrates suministran ms del 90 % del agua de Iraq. Ambos ros estn cada vez ms contaminados debido a que los pesticidas y fertilizantes utilizados en proyectos de irrigacin tanto en Turqu como en Iraq acaban en ambos ros. Iraq acus rpidamente a Turqua del problema de sequa que padeci este verano.

Entre tanto, quienes estudian los conflictos transfronterizos provocados por el agua han puesto a Turqua como ejemplo de "hidrohegemona" y citan el proyecto GAP como ejemplo excelente de una infraestructura enorme que permite apropiarse de recursos y alterar significativamente la naturaleza de la competencia por el agua a beneficio del constructor.

Sin embargo, las autoridades turcas insisten en que su objetivo es garantizar que el agua se reparta de forma equitativa, razonable y ptima. Tambin afirman que la presa permitir gestionar y controlar el caudal de agua de modo que beneficie tanto a Turqua como a sus vecinos.

El pasado verano las autoridades turcas afirmaron que en respuesta a las preocupaciones iraques el gobierno haba accedido a aplazar el llenado de la presa de Ilisu. Fatih Yildiz, embajador de Ankara en Bagdad, afirm que haba sido el propio Erdogan quien haba tomado la decisin. A partir de este momento las aguas del Tigris se estn trasfiriendo a Iraq sin tocar una gota en Ilisu escribi Yildiz en Twitter. Pero los hidrlogos sealan que en muchos sentidos se trataba de un gesto vaco: en los meses de verano, cuando se hizo el anuncio, se dispone de poca agua para llenar el embalse. Es probable que Turqua no empiece sus operaciones en Ilisu hasta que se derrita la nieve en las cabeceras del Tigris en primavera, en los primeros meses del ao.

No se puede atribuir a la presa de Ilisu toda la culpa de la sequa en Iraq y de los niveles catastrficamente bajos del caudal del ro Tigris. Irn tambin ha construido varias presas en los afluentes de Tigris para desviar el agua a sus propios proyectos agrcolas. A Iraq le preocupa especialmente enorme presa de Daryan que est construyendo Irn.

Durante los ltimos 30 aos Iraq ha estado en guerra o bajo unas sanciones econmicas de consecuencias catastrficas. Todava se est recuperando de la invasin en 2014 de aproximadamente una tercera parte de su territorio, incluida la presa de Mosul, por grupos del Estado Islmico, en retirada desde el ao pasado aunque siguen suponiendo una amenaza para la seguridad. Gran parte de sus infraestructuras, incluido el sistema de abastecimiento de agua, est destruido. La corrupcin y una mala gestin crnica tambin contribuyen a la escasez de agua.

El cambio climtico podra hacer que las presas fueran intiles

Como teln de fondo est la perspectiva del cambio climtico. Toda la regin se enfrenta a un futuro en el que es probable que aumenten las temperaturas y disminuyan las lluvias, lo que provocar una disminucin an mayor del caudal de los ros.

Se considera que Iraq es el pas de Oriente Prximo ms vulnerable al cambio climtico. Ya se est secando gran parte del sur del pas, incluidas las famosas marisma en torno a Basora, que albergan una civilizacin nica declarada por la UNESCO Patrimonio Mundial de la Humanidad. El aumento de la salinidad estn envenenado los sistemas fluviales y la tierra.

El cambio climtico tambin podra tener un grave impacto en la presa de Ilisu y todo el proyecto GAP de Turqua. Las presas se construyen en base a determinadas proyecciones acerca del caudal de agua y de las precipitaciones en sus zonas de captacin, afirm un climatlogo que pidi permanecer en el anonimato dadas las susceptibilidades hacia las investigaciones en la zona. Qu ocurre si disminuyen las nevadas en las montaas Taurus y Zagros de Turqua que alimentan el caudal del Tigris y ufrates? Qu ocurre si siguen aumentando las temperaturas y se acelera la evaporacin en los embalses? Entonces gran parte de la construccin de la presa, la inundacin de tierras, el desplazamiento de las personas y la desaparicin bajo las aguas de civilizaciones antiguas habrn sido en vano.

* Segn el glosario de agua de la Agencia Europea de Medio Ambiente, el estrs hdrico se produce cuando la demanda de agua excede la cantidad disponible durante un perodo de tiempo determinado o cuando su mala calidad restringe su uso. El estrs hdrico provoca el deterioro de los recursos de agua dulce en trminos de cantidad (sobreexplotacin de acuferos, ros secos, etc.) y calidad (eutrofizacin, contaminacin por materia orgnica, intrusin salina, etc.). (N. de la t.)

Kieran Cooke fue corresponsal extranjero de BBC y Financial Times, y actualmente sigue colaborando con BBC y varios peridicos y radios internacionales.

Fuente: http://www.middleeasteye.net/news/turkey-ilisu-dam-water-environment-1719363083

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter