Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-01-2019

La muerte de Jakeln

Alyssa Milano
The Guardian / El diario

Desde 2010 han muerto 74 personas en centros de detencin de migrantes en Estados Unidos. El sistema de inmigracin impide la entrada legal y hace mortal la entrada irregular de las personas que huyen de la violencia.


Un familiar de Jakelin una nia de 7 aos quien muri la semana pasada en la frontera de EE.UU. muestra una fotografa de la nia en San Antonio Secortez, municipio de Raxruh en Guatemala. Refundida en un camino de tierra y lodo al norte de Guatemala, en un casero llamado San Antonio Secortez, la familia Caal Maqun lamenta con una profunda tristeza la muerte de Jakelin Amei Rosmery, la nia de 7 aos que muri en la custodia de la Patrulla Fronteriza de EEUU.

 

Un familiar de Jakelin, una nia de 7 aos quien muri la semana pasada en la frontera de EE.UU., muestra una fotografa de la nia EFE/ESTEBAN BIBA.

 

Jakeln Caal Maqun viaj ms de 3.000 kilmetros desde Guatemala antes de conseguir alcanzar la frontera. Se fue con su padre de Raxruh, una ciudad maya remota y pobre. Su familia sobreviva con 5 dlares al da y viva en una casa de paja con suelo de tierra. El da que su padre le dijo que iban a hacer una especie de caminata hasta EEUU, ella salt de alegra.

Cruz Mxico con un coyote, al que su familia debe dinero, probablemente enfrentndose a muchos peligros: violencia, intimidacin, duras condiciones y miedo constante. Tambin hay que decir que era una nia y que durante esta ruta entre el 60% y el 80% de las mujeres y las nias son violadas o agredidas sexualmente.

Cumpli siete aos en medio del viaje.

Aun con todo, sobrevivi. Cruz la frontera de Nuevo Mxico con un grupo de 163 personas y fue detenida por agentes fronterizos el pasado 6 de diciembre. Muri 48 horas despus. Alcanz la temperatura de 40 centgrados. Sufri dos infartos, vomit y dej de respirar. Su cerebro se hinch y su hgado fall. Muri en un hospital de El Paso.

La Oficina de Aduanas y Proteccin Fronteriza de EEUU tard una semana en dar a conocer los detalles de su muerte. La culpa cay inmediatamente sobre su padre, Nery Gilberto Caal Cruz. La jefa del Departamento de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen dijo que la pareja no debera haber cruzado la frontera. Esta familia eligi cruzar ilegalmente, dijo. No puedo dejar de recalcar lo peligroso que es este viaje cuando los migrantes eligen venir de manera ilegal.

La Casa Blanca tampoco asumi ninguna responsabilidad, sino que culp a Cruz por la muerte de su hija.

Estos son los arquitectos de un sistema que sistemticamente no deja a los migrantes ms opcin que cruzar el desierto. La alternativa? Un punto de entrada taponado como el de Tijuana, donde hay ms de 5.000 personas esperando para empezar el proceso de asilo, atrapadas en una ciudad de altos ndices de criminalidad, especialmente peligrosa para las mujeres y los nios.

Da igual el punto de entrada, todos suponen una larga espera. En Nogales, Santa Teresa, El Paso, Laredo...

Son los arquitectos de un sistema que pone a los migrantes en hieleras fras celdas de la guardia fronteriza donde a menudo se separa a las familias y se les obliga a dormir en el suelo de hormign. Una manta isotrmica es su nica fuente de calor. Hace poco visit el centro de detencin de Karnes en Texas, cuando un padre migrante me dijo con lgrimas en los ojos que la hielera haba sido lo que ms le haba angustiado de su viaje. l pensaba en ello constantemente, con miedo y conmocin.

Hace un par de das, una nia de cinco meses fue hospitalizada con neumona despus de estar en una de estas hieleras. Haba estado detenida durante cinco das en estas salas, sin medicamentos, y comenz a vomitar tras ser liberada. Haba alcanzado una temperatura de mortal para un beb.

Son los arquitectos de un sistema en el que los agentes fronterizos patrullan en el desierto y destrozan las garrafas de agua, los alimentos y las mantas que otros han dejado para que lo puedan utilizar aquellas personas sedientas, hambrientas y amenazadas. No hay muchos registros de todo esto, pero Naciones Unidas estima que 412 migrantes murieron en el desierto en 2017, lo que significa ms muertes que el ao anterior.

La muerte dentro de un sistema as no es un accidente. Un sistema de migracin que restrinja la entrada legal y que lo que s garantiza es la deshidratacin y la detencin de los que cruzan de otra manera, naturalmente va a tener resultados fatales. De hecho, el sistema tiene la intencin de aumentar estos peligros y luego hacrselo saber a los que los siguen. Las muertes en s mismas funcionan como factor disuasorio.

Y esto no se esconde. Al da siguiente de la noticia de su muerte, el excongresista Jason Chaffetz dijo que Jakeln no debera haber intentado migrar y que otros debera tener cuidado con su destino. Ese debera ser el mensaje, dijo. No hagas ese viaje, te matar.

Sin embargo, autoridades como Chaffetz han ideado nuestro complejo y contradictorio sistema. Un sistema que obliga a hacer una terrible eleccin: esperar los meses que tardar en ser procesada la peticin de asilo, sin ningn tipo de garanta, o sufrir los peligros del desierto y cruzar la lnea. Nadie elige feliz la segunda opcin.

El resultado previsible y que pudo prevenirse fue la muerte de Jakeln. Todo esto se ha traducido tambin en la muerte de 74 personas en centros de detencin de migrantes desde 2010. Probablemente tambin significar la muerte de muchos ms en los prximos aos.

Deberan rodar cabezas por esta situacin. El Congreso tiene que iniciar una investigacin por la muerte de Jakeln como ya se ha exigido. Hay que preguntarle al comisario de la Oficina de Aduanas y Proteccin Fronteriza de EEUU Kevin McAleenan que por qu ocult la noticia de la muerte de la nia cuando testific ante el Congreso a comienzos de semana. Debe recibir un informe completo de los ltimos momentos antes de la muerte de Jakeln y los servicios que recibi, especialmente porque sabemos que hay un patrn de atencin mdica deficiente en los centros de inmigracin.

Y lo ms importante de todo: debemos revisar por completo nuestro proceso de admisin. No podemos bloquear los puntos de entrada, negar arbitrariamente las audiencias de asilo que deben ser otorgadas, empujar a la gente a que cruce el desierto y luego tratarles mal cuando lo logra. Hay que abolir las hieleras, acabar con las colas kilomtricas, hay que acabar con la destruccin de suministros.

Nuestro sistema est diseado para que se produzcan esas muertes, pero no tiene por qu ser as. Un sistema ideado de otra manera tratara a los migrantes con dignidad y garantizara su trnsito seguro, evitando muertes como la de Jakeln. En lugar de eso, se ha configurado para que todos los peligros se amplifiquen como herramienta disuasoria contra cualquiera que suee con venir a nuestro pas.

Alyssa Milano: Activista y actriz

Fuente: http://www.eldiario.es/theguardian/muerte-Jakelin_0_848665401.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter