Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-01-2019

La sugestin

Jaime Richart
Rebelin


En una pelcula de Woody Allen, una serie de personas en un tiempo de futuro, se renen en el saln de la casa de una de ellas. Sentadas y formando un semicrculo, se pasan de mano en mano una bola de un material imaginario que acarician unos segundos para conseguir un raro placer individual y colectivo de extraa naturaleza parecido a un orgasmo: la escenificacin perfecta de la sugestin y de la autosugestin...

Como sabemos, la sugestin es la influencia que algo o alguien provoca sobre la manera de pensar o de actuar de una persona. Algo o alguien que debilita hasta anularle su voluntad y la lleva a pensar o a actuar de una forma determinada. Buena parte de lo que pensamos no es ms que un conjunto de creencias inducidas por va de sugestin, sin mayor fundamento que la inercia. Pensamos y hacemos muchas cosas porque hemos visto que otros las hacen o por simple costumbre, pero no nos detenemos a indagar su por qu. Tenemos ideas y convicciones sobre nosotros mismos y sobre todo en general, pero no aguantaran un anlisis riguroso. Creemos que son nuestras pero son fruto de la costumbre que a su vez no es ms que el producto de la sugestin. La ropa que vestimos, las maneras, e incluso la comida que comemos, son todos resultado de la sugestin...

Si esto aadimos que lo que llamamos realidad, y no slo la cotidiana de la noticia sino prcticamente todo: el saber acadmico, los cnones de belleza, lo polticamente correcto, las verdades cientficas o mdicas, las religiosas, etc, no son ms que el resultado del consenso de minoras de cada poca, llegamos al humanista Erasmo de Rotterdam que en su obra Elogio de la locura dice que el ser humano se autoengaa constantemente, para evitar ver la vida demasiado descarnada. A eso le llama locura...

En la poltica, los polticos, ms all del postulado ms falso que cierto en Espaa de que son personas al servicio de la colectividad, son individuos dotados de una alta capacidad de sugestin. De similar naturaleza a la que tiene el comerciante. La demagogia no es ms que una tcnica que consiste en halagar los sentimientos de las masas, para hacerlas instrumento de dominio. Y los polticos, todos, no hacen otra cosa. Aspiran a sugestionar a las personas, eventualmente votantes, en las materias que ellos saben son objeto de su atencin gracias hoy da al potente foco de los medios de comunicacin. Estar a favor o en contra, sin matices de ningn gnero, en inmigracin, en violencia de gnero, en patriotismo, son actualmente los asuntos en el candelero que han desplazado en importancia a los de abuso, nepotismo, deshonestidad y delito en el ejercicio del poder. La migracin, la patria y la violencia sufrida por la mujer son los tres pilares sobre los que descansan los mtines de los polticos en la refriega -la oratoria brilla por su ausencia- que ventilan entre s. Los abusos, la deshonestidad, el nepotismo y el delito ya no cuentan. La patria tiene dos enemigos: quienes tienen ideas independentistas y los inmigrantes... africanos. La mujer tiene un enemigo: el hombre, y por antonomasia el hombre machista. Basta un micrfono y una acstica y unos escenarios adecuados para, desde los recintos hasta los plats de televisin, enardecer, es decir, sugestionar, a quienes les presten atencin...

A esto le llaman populismo, antes demagogia. Un concepto tan ambiguo y tan villano que se permite practicarlo el mitinero, al mismo tiempo que con los mismos ingredientes ataca a los adversarios a quienes convierte en enemigos, suyos y de la patria. La patria, el ltimo (yo dira el primero en Espaa) refugio de los canallas, en palabras de Samuel Johnson. Y todo a travs de la sugestin y del ensordecimiento que hacen muy difcil que el ciudadano piense serenamente por su cuenta, se forme su criterio, que no es ni ms ni menos que la idea personal de lo que est viviendo y, sobre todo, acerca de lo que, razonablemente combinado, le conviene a l, a los dems y a su sociedad...


Jaime Richart, Antroplogo y jurista.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter