Portada :: Feminismos :: Violencias
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-01-2019

2018 & Violencia Machista (I)
Los nmeros de la violencia machista en Espaa

Marta Borraz / Ral Snchez / Hctor Figueroa
www.eldiario.es

El ao arranca con el reto de reconocer la violencia machista fuera de la pareja tras los 47 asesinatos contabilizados en 2018.


  • 2018 acaba con 47 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, el ms bajo desde que hay cifras oficiales, y con la vista puesta en un 2019 en el que se ample la estadstica para incorporar casos como el de Diana Quer o Laura Luelmo.
  • Jennifer H.S. se convirti en la primera vctima mortal del ao pasado el 19 de enero en Tenerife. En septiembre, un hombre asesin a sus dos hijas en Castelln despus de que la madre denunciara el maltrato que sufra.
  • "Falta todava ir ms all de la conducta personal de un hombre para poner el foco en el sistema de desigualdad que nos considera a las mujeres ciudadanas de segunda", explica la fiscala Ins Herreros.

975 mujeres asesinadas por violencia machista desde el 1 de enero de 2003 hasta el 31 de diciembre de 2018. Es el balance, en vctimas mortales, que ha dejado el maltrato contra las mujeres en los ltimos 15 aos. El que ahora queda atrs, el de la movilizacin feminista sin precedentes, ha contado 47 casos de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas y tres menores. Aunque es difcil establecer tendencias y la Delegacin del Gobierno contra la Violencia de Gnero mantiene un caso en investigacin, es el ao en el que menos vctimas mortales se han registrado desde que diera inicio en 2003 la serie histrica. El anterior hito fue 2016, que termin con 49 mujeres asesinadas. La punta del iceberg de una violencia que registra ms de 400 denuncias al da.

El pico se produjo en 2008, cuando 76 hombres mataron a sus parejas o exparejas. Durante aquellos aos, era difcil bajar de los 70 casos, pero en 2010 la cifra comenz a descender. Desde entonces, 62 ha sido el pico ms alto, en 2011. "El feminicidio se ha estabilizado a la baja porque la lucha contra la violencia machista tiene sus efectos.Pero en todo caso utilizar el asesinato como indicador del fenmeno no es correcto. Las muertes en s mismas tienen mucha importancia, pero no es un buen termmetro del maltrato", explicaAntonio Andrs Pueyo, catedrtico de Psicologa de la Universidad de Barcelona y consultor del Ministerio del Interior en este tipo de temas.

Jennifer H.S. tena 46 aos cuando se convirti en la primera mujer asesinada por violencia machista de 2018. El 19 de enero, su expareja acab con su vida en Tenerife en un momento en el que se encontraban en trmites de separacin. Jennifer haba denunciado das antes, pero fue calificada de riesgo bajo y un juez archiv la causa. Tampoco ella pidi orden de proteccin. 14 del total de vctimas mortales este ao, un 29,8%, haba denunciado a su agresor, un porcentaje ms o menos estable en los ltimos aos. De ellas, 11 solicitaron medidas de proteccin. A dos les fueron denegadas y, de las nueve concedidas, cinco estaban vigentes en el momento de los hechos.

Aunque el nmero de denuncias por violencia machista aumenta desde hace unos aos, segn datos del Consejo General del Poder Judicial, todava son muchas las mujeres que se encuentransin sentencia o con la absolucin del denunciado. En el tercer trimestre de este ao, ltimas cifras disponibles, el 40% de los procedimientos acabaron en sobreseimiento provisional y, de las sentencias dictadas, el 44% y el 10,6% en los Juzgados de lo Penal y en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer respectivamente estos ltimos solo ven casos leves y en los que hay conformidad entre las partes fueron absolutorias.Aunque el nmero de denuncias por violencia machista aumenta desde hace unos aos, segn datos del Consejo General del Poder Judicial, todava son muchas las mujeres que se encuentransin sentencia o con la absolucin del denunciado. En el tercer trimestre de este ao, ltimas cifras disponibles, el 40% de los procedimientos acabaron en sobreseimiento provisional y, de las sentencias dictadas, el 44% y el 10,6% en los Juzgados de lo Penal y en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer respectivamente estos ltimos solo ven casos leves y en los que hay conformidad entre las partes fueron absolutorias.

Le ocurri a Itziar Prats, la madre de las dos nias asesinadas en Castelln por su padre el 25 de septiembre. El caso de esta mujer, que un mes despus declar pblicamente que no haba encontrado amparo, ya estaba en el sistema judicial cuando el hombre mat a sus hijas. Itziar haba denunciado al agresor, pero los dos procedimientos fueron finalmente archivados. En medio del periplo judicial que tuvo que atravesar, decidi desistir despus de que el juez denegara la orden de alejamiento que solicitaba.Su caso, sin embargo, no es el ms frecuente. Segn los datos del Gobierno, en la mayora de ocasiones el asesino era la pareja de la mujer, vivan juntos y no haba denuncia.


"Sigue habiendo un volumen de sobreseimientos muy difcil de digerir. En la mayora de casos, no es que vean claro que no hay delito, es queconcluyen que no hay indicios suficientes", explica Mara Naredo, directora de prevencin y atencin frente a la violencia de gnero del Ayuntamiento de Madrid. Ante este fenmeno, la jurista apelaa la necesidad de que jueces y fiscales profundicenen la investigacin de este tipo de delito con el objetivo de proteger a las mujeres y evitar su revictimizacin, un elemento que ha estado en el centro del debate este ao, tambin en el caso de la violencia sexual.

En pleno proceso de separacin y tras tres dcadas de convivencia, Tomas R. mat el 18 de junio a su esposa, Magdalena M.A. en O Porrio (Pontevedra). Lo mismo le ocurri a Nuria A.M. tres meses despus alser asesinada por el hombre con el que se encontraba en fase de ruptura. Este es uno de los factores de riesgo que identifican las expertas: el momento en el que la mujer decide irse. "Los hombres las matan porque ellas les han planteado algn problema, en el sentido de que ven que ya no pueden ejercer el control. Les dicen que no aguantan ms o que se van a ir. Hay agresores impulsivos que lo hacen en el momento de la separacin, otros esperan meses, pero este es un elemento fundamental", analiza Miguel Lorente, mdico forense y exdelegado del Gobierno para la Violencia de Gnero.

El asesinato de Nuria se produjo en Maracena (Granada), provincia en la que ya se haban producido este ao cuatro asesinatos machistas. Andaluca, de hecho, es la comunidad con ms vctimas mortales y tambin la ms poblada, seguida de Catalunya y Madrid.


Todas las expertas consultadas para este reportaje coinciden en sealar que la conciencia social, sobre todo en las mujeres, respecto a la violencia machista est creciendo. El movimiento feminista llen las calles el pasado 8 de marzo y el Pacto de Estado contra la Violencia de Gnero, aprobado en septiembre de 2017, ha empezado a ponerse en marcha. Aun as, reivindican mayor compromiso y ms profundidad en las respuestas y las medidas polticas. En ese sentido se expresa la fiscala Ins Herreros, para la que las instituciones "no se han tomado lo suficientemente en serio el tema".

"Falta todava ir ms all de la conducta personal de un hombre para poner el foco en el sistema de desigualdad que nos considera a las mujeres ciudadanas de segunda", prosigue Herreros, para la que "la sociedad sigue siendo reticente a poner fin a los privilegios de los que disfrutan los hombres a costa de las mujeres". La fiscala, an as,identifica un mayor avance social que el que manifiestan las formaciones polticas y las instituciones y pone como ejemplo la consideracin de que la violencia de gnero va ms all de la pareja o expareja.

Los retos: ms all de la pareja

Este ao, la reivindicacin de que sean consideradas vctimas de violencia machista mujeres que son asesinadas por hombres por el hecho de serlo se ha visto amplificada por el asesinato de Laura Luelmo, la joven profesora asesinada por Bernardo Montoya en El Campillo (Huelva) y por el crimen de Diana Quer, cuyo cadver fue hallado en la Nochevieja de 2017. Aunque los datos oficiales del Gobierno solo contabilizan a las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, la Delegacin y el Consejo General del Poder Judicial han empezado este 2018 a dar los primeros pasos para ampliar la estadstica.

Pueyo celebra esta decisin y apunta a que es necesario agrandar el foco con el que vemos la violencia. "Este es un problema que tiene Espaa desde el principio, desde que se defini la violencia de gnero. Y es que quedaron fuera muchos asesinatos que tienen un origen machista y que tienen que ver con el gnero. Este va a ser uno de los temas del ao que viene", analiza el catedrtico, que tambin lamenta que ni social ni estadsticamente sea relevante qu ocurre con las mujeres fsicamente agredidas sin resultado de muerte. "Nadie sabe cuntas se han suicidado por violencia de gnero, cuntas han sufrido alguna discapacidad o han estado meses ingresadas".

La limitacin de las estadsticas se solvent en parte en 2013 con la incorporacin a la base de datos de los menores de edad que se quedan hurfanos tras ser asesinadas sus madres y de los que son asesinados por violencia machista. Es el caso de las dos hijas de Itziar Prats y tambin del nio de nueve aos al que mat su padre en El Ejido (Almera) el 20 de abril. El hombre se entreg a la Guardia Civil tras confesar el crimen y el Tribunal Superior de Justicia de Andaluca anunci que la causa sera tramitada como un caso de violencia machistaporque concluy que el asesinato tuvo la intencin de hacer dao a la madre.

Ms all de los datos, las expertas y organizaciones de infancia siguen reivindicando que el sistema tenga en cuenta de forma prioritaria el inters superior del menor cuando sus madres denuncian maltrato por parte de sus padres. En este sentido, apuntan a la urgencia de investigar y analizar con perspectiva de gnero y de infancia si los nios y nias pueden seguir viendo a sus progenitores. "Es una de las asignaturas pendientes de los juzgados. Pedimos que a las mujeres se les crea cuando denuncian, pero a los nios tambin se les tiene que creer cuando dicen que no quieren ver a su padre",zanja Naredo.

2019 comienza con la vista puesta en el prximo 8 de marzo, en el que el movimiento feminista pretende volver a ganar el pulso a la violencia machista en la calle y poner sobre la mesa el sistema de desigualdad que la hace posible. Tal y como concluye Lorente, "el pacto pendiente es el pacto contra el machismo", que es la causa de la violencia. "Las instituciones deben ser conscientes de que el foco no debe estar solo en el resultado de la violencia, sino en las causas que dan lugar a ella".

Informacin sobre los casos: Lee las historias de las 47 mujeres y de los tres menores asesinados en Espaa en 2018 por la violencia machista


Fuente: https://www.eldiario.es/sociedad/cierra-asesinatos-violencia-machista-oficiales_0_851115253.html#historias




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter