Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-01-2019

Los cantos del fascismo

Jos Manuel Barreal San Martn
Rebelin


El 21 de febrero de 1848, "un fantasma recorre Europa, el fantasma del comunismo..." Frase, con la que Marx y Engels daban comienzo a su "Manifiesto Comunista". De aquella, todas las fuerzas de Europa se unieron para combatir, en santa cruzada, a tal fantasma: el Papa y el zar, Metternich y Guizot, los radicales franceses y los polizontes alemanes. Hoy, 171 aos despus, el comunismo ya no resulta peligroso, o eso se supone. Ha sido sustituido por el fantasma del "fascismo", pero con una diferencia: que ni el Papa ni el resto de los hoy "zares" de Europa le presentan "cruzada". Parece, que todo lo contrario: se asume benvolamente. Hay discusin, sin embargo, de si lo que ocurre en Europa, incluyendo a Espaa, es ascenso del fascismo o de la extrema derecha o del desencanto con la izquierda; ms all de debates acadmicos y me temo que intiles y bizantinos, es obvio que estamos ante "algo" que no augura mejores tiempos. Este "algo", tal y como se presenta, obedece a premisas netamente fascistas lo que no quiere decir que sea un fascismo genuino, pero para el caso y en mi opinin tiene poca importancia que sea o se le parezca. Su base ideolgica no se debera de frivolizar.

Apliqumosle el sello o nombre de fascismo, extrema derecha, neofascismo el caso es que, por consideracin de la democracia, y as tiene que ser, llega a los parlamentos y a los gobiernos. Otra cosa es que se acepte su ideologa y sus consecuencias en la vida social y poltica. Es una realidad que ha llegado como movimiento poltico y de masas; que se le vota en las democracias europeas y que se asienta en los parlamentos. Espaa, ya en este nuevo ao, no es una excepcin. As pues, "no somos diferentes".

El intelectual holands Bob Riemen (febrero 1962), nos dice que "el fascismo es una expresin de los instintos y sentimientos ms oscuros del ser humano y siempre est larvado en el seno de la democracia, es un riesgo que nunca se extingue, por lo cual siempre hay que estar alertas, atentos a sus brotes, para remediarlos con la firmeza de los principios democrticos".

Espaa no escapa a los cantos de sirena que nos dicen que todo va mal. Nos cantan al sentimiento nacionalista, a la exaltacin de 'la patria', al estorbo del pobre, a los valores del hombre que es por s un valor superior y no admite cuestionamiento alguno, siendo la mujer la fiel compaera, no solo de cama, tambin de cocina. Se canta contra la libertad individual y la autodeterminacin de las personas y de los pueblos, buscando a toda costa eliminar a la oposicin poltica y social, a quienes se les menciona como "no espaoles". Todo lo que huela a variedad o a diferencia es demonizado y cuestionado.

No me parece que ante esos cantos del fascismo, nos tengamos que amarrar al palo mayor del barco, cual Ulises. Hay que salir a cubierta y con razones y polticas sociales, con justicia social y libertad, combatir el motn que pueda surgir y as negarles el timn de la nave. El fascismo de hoy es de corbata y camisa blanca, de sonrisa y buenos modales, es "democrtico", acepta, se supone, el juego de partidos polticos. Se camufla y se mimetiza en funcin del tiempo actual, por eso puede resultar no peligroso. Pero, lo es.

A mi juicio sostener, con la frivolidad que caracteriza a cierto academicismo que el fascismo no existe, es ridculo e incluso peligroso. El fascismo es lite y las lites nunca han querido al pueblo, nunca. No se nos olvide. Los cantos de sirena estn aqu. Solo con la dignidad de la democracia, se los puede y debe combatir.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter