Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-01-2019

Amos Oz, el mito imperecedero del sionismo liberal

Ben White
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


Marginada durante mucho tiempo en Israel por una derecha nacionalista ascendente, la llamada izquierda sionista ha mantenido una importante influencia moral e intelectual fuera de Israel. El escritor Amos Oz, fallecido a los 79 aos el pasado 28 de diciembre, fue quiz la encarnacin ms conocida de esta corriente poltica y fue ampliamente venerado internacionalmente como el padrino de los pacifistas israeles, como afirm The New Yorker en 2004.

Sin embargo, esta imagen del artista o profeta liberal (alimentada en gran parte por unos cambios polticos en Israel que significan que hasta los crticos ms moderados son ahora calificados de traidores) contrasta fuertemente con las opiniones de Oz acerca de acontecimientos pasados y presentes, y en particular acerca de lo que el sionismo ha significado para los palestinos.

Justificar la Nakba

La izquierda sionista de la que Oz form parte ha empleado mucha energa para justificar la limpieza tnica de Palestina. Una contribucin fundamental de Oz a ello es la siguiente metfora: La justificacin [del sionismo] en trminos de los rabes que habitan en esta tierra es la justicia de un hombre que se ahoga y se aferra a la nica tabla a la que puede aferrarse, escribi en su libro In the Land of Israel. Y segn todas las normas de la justicia natural, objetiva y universal, al hombre que se ahoga aferrado a esta tabla se le permite hacerse un hueco en la tabla aunque al hacerlo tenga que apartar un poco a otras personas. Aunque las dems personas, que estn sentadas en esa tabla, no le dejen alternativa a la fuerza.

Excepto que a los palestinos no se les pidi compartir la tabla: fueron expulsados en masa, sus pueblos fueron arrasados y sus centros urbanos despoblados, y siguen excluidos de su propia patria simplemente porque no son judos. Adems, quin sino un monstruo negara a un hombre que se ahoga un sitio en la tabla de salvamiento? De modo que la metfora de Oz cumple una doble funcin: hace desaparecer la Nakba y acusa a las vctimas de esta de ser unos brutos insensibles a los que hay que obligar a compartir una tabla.

Falsa simetra

Oz utiliz las metforas para promover una falsa simetra y eludir la responsabilidad poltica. Palestinos e israeles son vecinos que necesitan unas buenas vallas, un matrimonio que necesita un divorcio justo, un paciente que necesita una operacin dolorosa. En 2005, declar [al diario francs] Libration: Israel y Palestina [] son como el carcelero y su preso, esposados el uno al otro. Al cabo de tantos aos apenas hay diferencias entre ellos: el carcelero no es ms libre que su preso. Esta eliminacin de las estructuras de poder y la equiparacin de la realidad del ocupado con la subjetividad del ocupante eran tpicas.

La confrontacin entre los judos que retornan a Sion y los habitantes rabes del pas no es como una pelcula de vaqueros o una epopeya, sino que es ms una tragedia griega, escribi (la cursiva es ma). Repiti una y otra vez variaciones de esta formulacin: El choque entre un judo israel y un rabe palestino [] es un choque entre el derecho y el derecho [...] un conflicto entre vctimas.

Hablar de tragedia es desdibujar deliberadamente las lneas de causalidad, sustituir la responsabilidad por una desgracia lamentable y, es de suponer, considerar que el movimiento sionista (o incluso al propio Oz) es como el hroe trgico al que ennoblece su propia conciencia de s mismo, aunque de hecho sus actos tengan consecuencias nocivas para otras personas.

En efecto, como observ Saree Makdisi, no es del todo cierto que para Oz haya dos partes ms o menos igual de culpables en este conflicto. En ltima instancia, los verdaderos villanos en la versin de la historia de Oz son los palestinos, que deberan haber reconocido el sionismo como un movimiento de liberacin nacional [y] recibirlo con los brazos abiertos.

En un artculo escrito hace unos aos, Oz afirmaba que la existencia o destruccin de Israel nunca fue una cuestin de vida o muerte para pases como Siria, Libia, Egipto o Irn. Pero entonces aadi como de pasada una frase elocuente: Quiz lo ha sido para los palestinos pero, afortunadamente para nosotros, son demasiado pequeos para vencernos. El colonialismo siempre ha sido una cuestin de vida o muerte para el colonizado y Oz lo saba.

Proteger a Israel de las crticas en el extranjero

A pesar de su reputacin de ser crtico con las acciones del gobierno israel, en el mbito internacional Oz desempe un papel importante justificando sus crmenes de guerra. Como sealaba un obituario, durante la invasin de Lbano y el aplastamiento de las dos Intifadas palestinas por parte de Israel, Israel necesitaba voces que hablaran al mundo exterior ofreciendo un rostro ms humanitario que el de Ariel Sharon. A las tres semanas del inicio de la segunda Intifada, cuando ya haban muerto unos 90 palestinos, Oz utiliz un artculo de opinin en The Guardian para atacar al pueblo palestino del que afirmaba que estaba asfixiado y envenenado por un odio ciego.

Durante el devastador ataque israel a la Franja de Gaza en 2014, Oz comparti entusiasmado con los medios de comunicacin internacionales los argumentos de su gobierno: Qu hara usted si su vecino del otro lado de la calle se instala en la terraza, sentara a su hijo pequeo en el regazo y empezara a disparar con una ametralladora contra la habitacin de sus nios?.

Oz rechaz adems hasta unos modestos intentos de hacer que Israel asumiera sus responsabilidades: en 2010 escribi una carta oponindose a un intento por parte de estudiantes judos y palestinos de que la Universidad de Barkeley desinvirtiera de dos empresas de armas que suministran al ejrcito israel. Oz incluso difam esta resolucin de desinversin calificndola de antisemita.

Argumentos familiares

En ltima instancia, Oz crey y repiti muchos de los mismos argumentos antipalestinos esgrimidos por los sucesivos gobiernos israeles y nacionalistas de derecha. En un eplogo de 1993 a The Land of Israel, Oz denunci al movimiento nacional palestino [] como uno de los movimientos nacionales ms extremistas e intransigentes del mundo, que ha provocado miseria a su propio pueblo.

En ese mismo prlogo Oz rechaz la afirmacin palestina de que el sionismo era un fenmeno colonial al escribir con una involuntaria irona: Los primeros sionistas que llegaron a la tierra de Israel a principios de este siglo [XX] no tenan nada que colonizar ah. En 2013 Oz declar: Los kibbutzniks [habitantes de los kibbutz] no queran quitarle a nadie sus tierras. Se asentaron deliberadamente en espacios vacos del pas, en las marismas y en los desiertos en los que no haba poblacin en absoluto.

En un artculo de opinin de 2015 Oz expres su horror ante la idea de una mayora palestina en un nico Estado democrtico: Empecemos con una cuestin de vida o muerte. Si no hay dos Estados, habr uno. Si hay uno, ser rabe. Si es rabe, es imposible saber cul ser la suerte de nuestros hijos y los suyos.

Se ha hablado mucho acerca del viaje poltico de Oz a partir su educacin en una familia de sionista revisionistas, pero el rechazo de Oz de la solucin de un Estado recuerda a las palabras del lder revisionista Vladimir Jabotinsky cuando afirmaba que el nombre de la enfermedad es minora y el nombre de la cura es mayora.

Colonialismo de asentamiento

El perfil poltico de Oz en Occidente no se limita a la vida y obra de una persona. Tambin tiene que ver con el persistente romanticismo del kibbutz y las ilusiones respecto a la realidad de los Acuerdos de Oslo y el acuerdo de paz patrocinado por Estados Unidos. Por encima de todo quiz tiene que ver con el profundo apoyo al colonialismo de asentamiento en Palestina y la constante fuerza de la mitologa sionista.

Un artculo de The New York Times acerca de la vida de Oz afirmaba que Israel haba nacido de un sueo, de un anhelo y describa a Oz como en muchos sentidos el nuevo judo por excelencia que esperaba crear el sionismo. Cuando era adolescente dej Jerusaln por propia voluntad y [] se traslad a un kibbutz, una de las comunidades agrcolas socialistas donde los israeles vivieron sus fantasas ms autnticas de cultivarse a s mismos y la tierra para ser robustos y fuertes (la cursiva es ma).

El colonialismo de asentamiento siempre ha significado la elevacin de la subjetividad del colono y la eliminacin violenta del colonizado. La historia del movimiento sionista en Palestina no fue diferente. Palestina no era un lugar real en el tiempo, con su historia, costumbres, pueblo e historias propios sino ms bien un teln de fondo para que se cumpliera la visin de los colonos de una restitucin. Los palestinos no eran personas reales, vivas y que respiraban sino salvajes nobles, brbaros y fanticos religiosos. Como afirm el director de cine israelr Udi Aloni, la izquierda juda israel [] no ve a los palestinos como sujetos en una lucha, solo se ven a s mismos.

En una resea mordaz del libro de Oz publicado en 2017, Dear Zealots, el expresidente del Knesset [parlamento israel] Avraham Burg describi a Oz como un fantico defensor de la particin que pisotea todo en el camino a su expirada solucin [de los dos Estados]. Para Oz es inconcebible un solo Estado rabe; sus opiniones acerca de los rabes asoman aqu y all, y no son exactamente halagadoras. Como escribi Burg: Hay muchas preguntas y este pequeo libro de Amos Oz en absoluto ofrece soluciones.


Ben White es autor del libro Israeli Apartheid: A Beginner's Guide and Palestinians in Israel: Segregation, Discrimination and Democracy. Es colaborador de Middle East Monitor y Al Jazeera, al-Araby, Huffington Post, The Electronic Intifada, la seccin de The Guardian Comment is Free y otros medios publican sus artculos.

Fuente: https://www.middleeasteye.net/columns/amos-oz-enduring-myth-liberal-zionist-1345013384

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a la autora, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter