Portada :: Feminismos :: Machismos-Neomachismos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-01-2019

Machismo supremo & Partidos de derecha
Los hombres que odian a las mujeres

Cristina Fallars
www.publico.es

Sobre la estrategia de odio, es decir, de violencia hacia las mujeres y la lucha feminista, por parte del machismo supremo evidenciado en la accin poltica por parte de partidos de derecha y ultraderecha en distintos pases como Brasil, Espaa, Italia, EEUU...


Recuerdo cuando le la novela de Stieg Larsson Los hombres que no amaban a las mujeres. Me interes mucho cmo la violencia machista ms brutal cruzaba todo el relato. Y tambin recuerdo que pens que haba dos fallos, desde mi punto de vista. El primero estaba en el ttulo. No se trata de que no amaban sino que odiaban. El segundo, en la trama. Larsson necesita justificar el asesinato de mujeres y crea un argumento de nazis contra judas. No era en absoluto necesario. A las mujeres se las viola y se las mata porque se puede, y las violaciones contra la protagonista lo dejaban bien claro.

El ultra brasileo Jair Bolsonaro, en su primer discurso tras jurar el cargo, contra qu ha arremetido? Poda haber elegido muchas de sus bestias negras, y sin embargo lo ha hecho contra las mujeres. Lo primero que ha querido dejar claro es que se va a dedicar a combatir la ideologa de gnero. Lo que l llama as no es otra cosa que los avances de las sociedades para paliar la violencia que se ejerce contra las mujeres, una violencia que es familiar, social, econmica, estructural; una violencia que nos supone agresiones a diario, que supone asesinatos de mujeres a diario, violaciones de mujeres a diario.

El mismo da en el que nos enterbamos de las siniestras intenciones de Bolsonaro, el partido espaol de ultraderecha VOX ha dejado claro que ellos pueden ir ms all: Darn su apoyo a los gobiernos que lo necesiten siempre y cuando no se luche contra la violencia machista. Esos pactos que los suscriban con PSOE y PODEMOS. En poltica social todos siguen, con sumisin lanar, los mandamientos de la dictadura de gnero. Dnde [est] el cambio? Vox no aceptar los acuerdos firmados por PP y Cs para impulsar leyes de gnero en Andaluca, escriba Francisco Serrano, su portavoz en el Parlamento andaluz.

Imagen de Twitter de Vox:

Esos pactos que los suscriban con PSOE y PODEMOS.En poltica social todos siguen,con sumisin lanar,los mandamientos de la dictadura de gnero. Dnde el cambio?
Vox no aceptar los acuerdos firmados por PP y C's para impulsar leyes de gnero en Andaluca https://okdiario.com/espana/andalucia/2019/01/02/vox-no-aceptara-acuerdos-firmados-pp-cs-impulsar-leyes-genero-andalucia-3530877/amp

Imagen de una de las miles de mujeres que protestaron en el 8M REUTERS/Susana Vera

Estamos viviendo un paso sustancial, un cambio terrible en el discurso contra las mujeres. El que media entre el machismo y la misoginia.

Aqu, la RAE:

Machismo

De macho1 e -ismo.

  1. m. Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres.
  2. m. Forma de sexismo caracterizada por la prevalencia del varn.

Misoginia

Del gr. μισογυνία misogyna.

  1. f. Aversin a las mujeres.

El machismo se caracteriza por no hacer nada contra la desigualdad entre hombres y mujeres, contra la discriminacin que sufren stas en todos los mbitos, por aprovecharse de ellas y por lo tanto desamparar a las mujeres. Es una forma de actuacin pasiva. No es exactamente la prctica de la violencia, sino su justificacin. No es exactamente una accin sdica contra las mujeres, sino la inaccin ante las mltiples formas que el crimen adopta contra nosotras. O sea la tolerancia y por lo tanto la colaboracin.

Pero otra cosa es la violencia en s. O sea el odio contra las mujeres. Este es activo, dolorossismo, y se llama misoginia.

El machismo empapa toda poltica realizada hasta ahora, todos los partidos sin excepcin y todas las instituciones. As es y as queda demostrado tras cada crimen que conocemos, tras cada sentencia pblica, o por el simple hecho (fjate que poco) de que las mujeres cobremos menos que los hombres por el mismo trabajo, algo sencillsimo de solventar y cuya solucin nadie ha puesto en marcha.

Ah, pero lo que se avecina son palabras mayores. No ha existido hasta ahora, en esta democracia reciente espaola, un discurso abiertamente articulado, institucional y beligerante contra las mujeres y sus derechos. Pues bien, acaba de aparecer. Y no solo es el de VOX, sino el de todos aquellos que les han votado y les votarn, de la misma manera que han votado a Bolsonaro y a Trump.

Era de suponer que una nueva forma de machismo sucedera a los ltimos movimientos feministas. Era de suponer que una parte de la sociedad se revolvera contra el avance de un feminismo poderoso que pone en cuestin una masculinidad ligada a la idea de virilidad, basada en la violencia, la jerarqua, la idea tradicional de familia y las innumerables ventajas ligadas al hecho de ser varn.

Era de suponer, pero se nos escapaban tres factores: su rapidez, su universalidad y su virulencia. Y un cuarto, a mi modo de ver el ms peligroso: el odio contra las mujeres. O sea misoginia.

Que lo primero que enarbolen Bolsonaro o VOX, por encima del nacionalismo paleto, por encima de cualquier consideracin econmica, sea revertir los derechos (magros derechos) que hemos alcanzado las mujeres, dice mucho de la potencia poltica del movimiento feminista. Pero sobre todo dice mucho de la confianza que tienen en que gran parte de la poblacin est de su lado. Podra detenerme en argumentar hasta qu punto popularizan la criminalizacin de la lucha contra la violencia machista, pero eso ya es lo de menos. Llega un tiempo en el que van a retratar los matices como debilidades de una socialdemocracia temblorosa.

Han llegado el odio y la violencia contra las mujeres. Esto no ha hecho ms que empezar y, como ya escrib en mi Carta a los hombres, no creo que contemos con los apoyos necesarios para enfrentarlos.

Lo siento mucho. Muchsimo. Y ms nos vale no olvidarnos de algo: la misoginia es aversin, odio, o sea violencia sin paliativos.


Fuente: https://m.publico.es/columnas/110599767662/otras-miradas-los-hombres-que-odian-a-las-mujeres



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter