Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-01-2019

Una resolucin de la ONU defiende los beneficios de la agricultura familiar
Por la produccin campesina

Daro Aranda
Pgina 12

Una declaracin de 28 artculos, emitida por la Asamblea General de la ONU, apoya la actividad de los cultivos campesinos y recuerda que el 70 por ciento de los alimentos del planeta son producidos por agricultores familiares.


La declaracin de la ONU avanza sobre la concentracin de tierras en pocas manos.

La declaracin de la ONU avanza sobre la concentracin de tierras en pocas manos.

Histrica victoria. Naciones Unidas aprob la Declaracin sobre Derechos Campesinos, celebr la organizacin internacional Va Campesina (que rene a movimientos rurales de todo el mundo). La ONU, el mximo organismo de diplomacia internacional, tom una medida sin precedentes y reconoci una serie de derechos para los sectores populares del campo, revindic el rol fundamental de la agricultura familiar para combatir el hambre, defendi el derecho a proteger las semillas (frente a los intentos de privatizacin), remarc la necesidad de la soberana alimentaria e incluso seal la necesidad de realizar reformas agrarias. Los campesinos producen en 70 por ciento de los alimentos del mundo.

Semillas en manos de campesinos e indgenas (y no como propiedad de las grandes empresas), control sobre los territorios, derecho a volver a las tierras usurpadas por privados o estados, soberana alimentaria (derecho a los que pueblos decidan qu producir y cmo alimentarse), participacin campesina en todos los asuntos que afecten sus territorios, cuestionamiento a los agroqumicos y promocin de la agroecologa son algunos de los aspectos de la Declaracin de Derechos Campesinas, aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas.

 

Con 28 artculos, la Resolucin final aborda todos los beneficios de la agricultura campesina, la necesidad de un modelo agropecuario sin agrotxicos ni transgnicos, y reafirma la ntima vinculacin entre la vida campesina y los derechos humanos.

 

Los campesinos tienen derecho a acceder a los recursos naturales presentes en su comunidad que sean necesarios para gozar de condiciones de vida adecuadas, y a utilizarlos de manera sostenible. Tambin tienen derecho a participar en la gestin de esos recursos, establece el artculo 5. El artculo 17 aborda uno de los principales problemas rurales: Los Estados protegern la tenencia legtima y velarn por que los campesinos no sean desalojados.

 

La declaracin de la ONU, que se aplica tambin a los pueblos indgenas, fue aprobada con 121 votos por la positiva, 54 abstenciones y ocho negativas (Estados Unidos, Australia, Guatemala, Hungra, Israel, Nueva Zelanda, Reino Unido y Suecia).

 

Argentina se abstuvo. Al igual que Brasil, Canad, Colombia, Honduras, Francia, Rumania, Rusia y Espaa, entre otros.

 

La FAO (mximo organismo internacional del agro y la alimentacin, tambin de la ONU) celebr: La FAO aplaude una resolucin histrica de la ONU que consagra los derechos de los campesinos y los trabajadores rurales. La resolucin tambin reconoce la contribucin de las poblaciones rurales y los pueblos indgenas al desarrollo sostenible y la biodiversidad, destac el comunicado y record que los agricultores familiares producen ms del 70 por ciento de los alimentos del planeta.

 

La declaracin avanza a una de las causas principales de la injusticia rural: la concentracin de tierras en pocas manos. Y hace propias palabras que el poder poltico no utiliza hace dcadas pero s los movimientos campesinos e indgenas: Los Estados adoptarn medidas apropiadas para llevar a cabo reformas agrarias a fin de facilitar un acceso amplio y equitativo a la tierra, y para limitar la concentracin y el control excesivos de la tierra, teniendo en cuenta su funcin social.

 

Diego Montn, de la Coordinadora Latinoamericana del Campo (CLOC-Va Campesina) y del Movimiento Nacional Campesino Indgena, afirm que la Declaracin es un horizonte, un compendio de polticas pblicas agrarias hacia donde debiera caminar cualquier Estado que se quiera identificar como respetuoso de los derechos humanos. Explic que no slo reconoce derechos sino que tambin planeta obligaciones a los estados y que reafirma el rol estratgico de la agricultura campesina en la lucha contra el hambre, la mitigacin del cambio climtico y destaca la importancia de la soberana alimentaria como poltica y horizonte a seguir por los pueblos.

 

Montn destac el papel positivo jugado por Bolivia (uno de los impulsores de los derechos campesinos junto a la Va Campesina) y lament el rol del gobierno de Argentina, que se abstuvo en la votacin y que en sus polticas pblicas muestra una clara inclinacin hacia el agronegocio y se encuentra en las antpodas de la Declaracin de Naciones Unidas. El dirigente rural record que desde 2014 est vigente la llamada ley de reparacin histrica para la agricultura familiar (con muchos puntos en comn con la flamante declaracin) y an no fue reglamentada por el Presidente.

 

En el marco de una avanzada empresaria (encabezada por Monsanto-Bayer, Syngenta-ChemChina, Dow-DuPont y BASF) para leyes de privatizacin de semillas, Naciones Unidas fij posicin en el artculo 17: Los campesinos tienen derecho a conservar, utilizar, intercambiar y vender las semillas o el material de multiplicacin que hayan conservado despus de la cosecha. Tienen derecho a mantener, controlar, proteger y desarrollar sus propias semillas y conocimientos tradicionales. Los Estados adoptarn medidas para respetar, proteger y hacer efectivo el derecho a las semillas de los campesinos.

 

La ONU tambin cuestion el uso de agrotxicos (clave del modelo transgnico) y remarc la necesidad de un cambio de modelo (artculo 16), basado en al soberana alimentaria: Los Estados favorecern la produccin sostenible, en particular la agroecolgica y facilitarn la venta directa del agricultor al consumidor.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/166768-por-la-produccion-campesina

 

 

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter